Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Asier Arzelus denuncia ante la juez que le aplicaron la «bañera» y los electrodos.
08 nov 2004
No más torturas.
·Larrinaga, Urizar y Ribadella, en libertad, relataron también malos tratos; mientras, la Guardia Civil detuvo en Bilbo a Inma Basabe.

Asier Arzelus ingresó ayer en la prisión de Soto del Real tras relatar a la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios que en dependencias de la Guardia Civil le aplicaron la «bañera» ­introduciéndole la cabeza en el agua­, le hicieron la «bolsa», le aplicaron electrodos en los testículos, le golpearon en la pierna y le colocaron colchones de goma espuma con precinto para provocarle ahogo. Garikoitz Urizar, Gorka Ribadulla y Gaizka Larrinaga fueron liberados tras denunciar malos tratos. Asimismo, en Bilbo Inmakulada Basabe fue detenida por la Guardia Civil, mientras que Aner Gómez ingresó en la prisión de Fresnes.

Iker Arzelus, detenido el pasado martes en Bilbo por la Guardia Civil, ingresó ayer en la prisión de Soto del Real, donde ya se encontraba Oskar Pérez, tras comparecer incomunicado ante la juez de la Audiencia Nacional española Teresa Palacios. Durante la jornada de ayer también comparecieron ante Palacios Garikoitz Urizar, Gorka Ribadulla y Gaizka Larrinaga, quienes pudieron ser asistidos por un abogado de su confianza.
Tras serle levantada la incomunicación a Arzelus, su abogado pudo contactar con él en los calabozos de la Audiencia Nacional, y el detenido explicó que durante el periodo en el que estuvo en manos de la Guardia Civil fue sometido a torturas. Según su testimonio, difundido por Askatasuna, a Arzelus le hicieron el procedimiento conocido como la «bañera» ­introduciendo su cabeza en el agua­, le colocaron una bolsa para generar sensación de ahogo, le aplicaron electrodos en los testículos y le golpearon en repetidas ocasiones en la pierna izquierda, lo que hace que cojee visiblemente.
Asimismo, a Arzelus y a los otros detenidos les desnudaron y les colocaron colchones de goma espuma pegados con precinto para provocarles la sensación de ahogo.
Entre el colchón y el cuerpo desnudo les introdujeron bolsas de plástico para dificultar aún más la respiración, y, siempre según su denuncia, cuando trataban de coger aire les echaban agua por encima para impedírselo. Esta práctica, además, les provocaba intensos cambios de temperatura en el cuerpo, según destacaron los detenidos.

Negó las acusaciones
Askatasuna destacó que Arzelus negó ante Palacios la acusación de participar en la infraestructura de ETA en Bizkaia, resaltando que firmó todo lo que le puso delante la Guardia Civil para evitar las torturas.
Por lo que se refiere a Urizar, Ribadulla y Larrinaga, todos ellos negaron la acusación de haber facilitado información y haber colaborado con ETA, ante lo que el fiscal no solicitó ninguna medida, por lo que Palacios decretó su puesta en libertad.
Urizar, Ribadulla y Larrinaga también denunciaron ante Palacios que fueron sometidos a malos tratos, golpes, amenazas y vejaciones de carácter sexual y físico.
Con estos datos en la mano, y tras recordar que otro detenido en esta operación también ha relatado maltratos ­Oskar Pérez, que estuvo en este caso en manos de la Policía española­, Askatasuna mostró su preocupación por la situación que estén atravesando actualmente Sergio Regueiro y Asier Arriola, detenidos por la Guardia Civil el jueves en Bilbo y el viernes en Castro Urdiales respectivamente y que permanecen incomunicados en dependencias de la Guardia Civil.

Inma Basabe, nueva detenida en Bilbo.
La Guardia Civil detuvo el sábado a las 11.00 en Bilbo a Inma Basabe, dentro de la operación policial iniciada el pasado martes y que se salda ya con once detenciones hasta el momento. Por la noche, vecinos de Bilbao La Vieja informaron a este medio de que la Guardia Civil estaba registrando un piso en esa zona y que Basabe se encontraba en el lugar.
Agentes del instituto armado procedieron también a registrar el domicilio de los padres de Asier Arriola, detenido el viernes en Castro Urdiales, según informó el Ministerio español de Interior. Además del domicilio, el registro se extendió a un garaje anexo. Radio Euskadi añadió que la irrupción policial duró más de tres horas y que la Guardia Civil se incautó de un ordenador, una caja y una bolsa. Asier Arriola estuvo presente en este registro, y después fue devuelto a los calabozos por la Guardia Civil.

No apuestan por las soluciones. Editorial del diario GARA (7/11/04).

Efectivos de la Guardia Civil efectuaron en la mañana de ayer una nueva detención, en esta ocasión en la parte vieja de Bilbo, el mismo día en que cuatro ciudadanos vascos detenidos el pasado 2 de noviembre declaraban ante la juez Teresa Palacios de la Audiencia Nacional, que puso a tres de ellos en libertad. Desde el pasado 3 de octubre, fecha en que la Policía francesa detuvo a catorce personas en distintas localidades de Ipar Euskal Herria y Béarn y la Guardia Civil practicó otra detención en Burgos, han sido arrestados 36 ciudadanos y ciudadanas vascas. Hasta la actualidad, doce de ellos han quedado en libertad, algunos sin ni siquiera pasar ante un juez, después de permanecer horas e incluso días incomunicados, y al menos diez han relatado malos tratos, presiones psicológicas, amenazas y diversas prácticas de tortura contra ellos. A este panorama se une el gran número de registros practicados, tanto en los domicilios de las personas detenidas como en los de sus allegados, y la en ocasiones agobiante presencia policial en las localidades en las que residen los detenidos.
Este es el saldo de una especie de redada continua que se inició en el mes de octubre y aún continúa en marcha, en la que participan las distintas policías que actúan contra el independentismo vasco tanto bajo mandato del Estado francés como del español. A pesar de su gravedad, sin embargo, y salvo el gran alarde que siguió a las primeras detenciones en Ipar Euskal Herria y Béarn, gran parte de los medios de comunicación y de la clase política no le están concediendo importancia alguna. La situación de violencia que policías uniformados están imponiendo en gran número de localidades vascas, las detenciones con graves acusaciones que se caen a las pocas horas o tras largos días de incomunicación, la ­como mínimo­ sospecha de que se están practicando torturas y malos tratos... todo ello parece pasar inadvertido para quienes, sin embargo, en sus declaraciones no cesan de exigir diálogo y punto final a la confrontación violenta en Euskal Herria.
Distintos agentes en Euskal Herria están llevando a cabo esfuerzos para generar las condiciones políticas que puedan llevar a un escenario diferente, a una situación que permita la confrontación democrática de proyectos. Pero este acoso bañado de impunidad contra el independentismo vasco muestra, una vez más, que los estados español y francés, hoy por hoy, no comparten la apuesta de gran parte de la ciudadanía vasca en favor de las soluciones.

No más torturas. Raúl- Miembro de Santurtziko Torturaren Kontrako Taldea.

En el último mes, un día si y otro también nos sobresaltan al amanecer con la noticia de una nueva detención; ya van 35 personas detenidas desde el pasado 3 de octubre y en al menos una docena de casos se ha tenido constancia de que han existido torturas, todo ello amparado bajo el régimen de incomunicación decretado por un juez y ejecutado por cualquiera de las policías que operan en Euskal Herria, claro está dando un trato «exquisito» a los detenidos/as, que por no tener, durante el periodo de incomunicación, no tienen ni acceso a médicos ni abogados de confianza, ni siquiera contacto con su propia familia, ya ni decir de un trato correcto.
Todo esto es una infamia terrible en cualquier país en el que se den, aunque sea, unos mínimos democráticos, cosa que no ocurre en los estados español y francés, ya que carecen de esos mínimos exigidos en el ámbito internacional. Como ha constatado recientemente el Relator Especial de la Comisión de Derechos Humanos sobre la cuestión de la tortura de la ONU, Theo van Boven, donde ha vuelto a denunciar al Estado español como torturador y negador sistemático de los derechos más elementales que nos asisten como seres humanos.
Pero no son ellos los únicos responsables de que esta terrible lacra, que es la tortura, perdure aún en nuestros días. Todos aquellos que callan o miran hacia otro lado cuando se oyen voces desde los infiernos del tormento, como las de Peio Alcantarilla llevado al extremo de intentar suicidarse en comisaría para evitar que la Guardia Civil le siguiera machacando a golpes, o José Luis Beotegi que denuncia al igual que Haritz Totorika que les han practicado «la bolsa» entre constantes amenazas y golpes en dependencias policiales, o Amaia Urizar incomunicada durante 7 días, dos de ellos en prisión. Todos ellos lanzan un grito desesperado de denuncia de lo que les ha sucedido en dependencias policiales al trasladar su testimonio en primera persona a sus abogados y familiares, como miles de vascos a lo largo de la historia de este pueblo han tenido que realizar al sufrir el mismo tormento que estas personas; pero sus denuncias son papel mojado y caen en saco roto, ya que no existe una verdadera preocupación por solucionar el problema.
Y ¿dónde están entonces los defensores a ultranza de los derechos humanos para todos/as con sus grandilocuentes apariciones y declaraciones a favor de estos derechos? ¡Ah, claro! se me pasaba, esto no es noticia de primer orden y no necesitan de su presencia ante los medios de comunicación para lavar su conciencia, ya sacarán de la cárcel a otro Galindo o Roldán y ahí si exigiréis todo tipo de medidas de cara a la galería, pero sin que lleguen a nada, a ver si se van a enfadar en Madrid. Mientras tanto para Peio, Haritz o Amaia como para miles de vascos no existirá ningún derecho, ya que por vosotros están juzgados de antemano y ya tenéis vuestro veredicto: culpables, cuando lo único que son es víctimas creadas por vuestra cobardía.
Pero no olvidéis que seguirá habiendo voces que denuncien vuestro silencio y dedos que os señalen como cómplices de la tortura. Desde Torturaren Kontrako Taldea de Santurtzi lo tenemos claro, vamos a seguir como lo hemos venido haciendo hasta ahora, denunciando la tortura y dando pasitos en su erradicación. Por eso pedimos una vez más que sea levantada la incomunicación de todas las personas que se encuentren detenidas en estos momentos, ya que la incomunicación es en la mayoría de los casos sinónimo de tortura, por eso conminamos a toda la sociedad vasca a que aporte su granito de solidaridad para poner freno de una vez por todas a la incomunicación policial.

santurtzi-tkt ARROBA euskalerria.org
tkt_santurtzi ARROBA hotmail.com

TORTURAREN KONTRAKO TALDEA DE SANTURTZI vía GARA (www.euskalherria.com), Askatasuna.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Asier Arzelus denuncia ante la juez que le aplicaron la «bañera» y los electrodos.
08 nov 2004
Policies de la tortura, jutges de la tortura, politics de la tortura, sereu jutgats pels vostres actes!

SAlut REvolució i salut a Euskal Herria Lliure!
EUSKAL PRESOAK KAMARA DE GAS
08 nov 2004
KALE BORROKA PATADA EN LA BOKA¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Sindicat Terrassa