Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: indymedia
El secuestro de los servidores se considera una amenaza a la libertad de expresión
28 oct 2004
Articulo publicado en The Independent y reproducido en muchos medios de comunicación de lengua inglesa
(original inglés en http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/131521/index.php)
Devin Theriot-Orr, miembro de un combativo grupo de activistas-reporteros llamado Indymedia, se surprendió cuando dos agentes del FBI se presentaron en su oficina legal de Seattle, diciendo que la visita era una "llamada de cortesía" en beneficio de las autoridades suizas. Theriot-Orr se surprendió aún más la semana siguiente, cuando más de 20 sitios web de Indymedia cayeron al secuestrarse en Inglaterra los servidores que los alojaban.

El Independent Media Center, más conocido como Indymedia, dice que el secuestro es equivalente a la censura, y los defensores de los derechos civiles estan de acuerdo. Internet es un medio de publicación así como un periodico en papel, defienden, y los gobiernos no tienen ningún derecho de secuestrar páginas web.

El caso, que implica una compañía de internet con sede en Texas, fotos de policías secretos suizas y una demanda por parte de un juez italiano investigando sobre anarquistas, levanta preguntas sobre en qué circunstancias se puede pedir a compañías de Internet de quitar datos.

"Las implicaciones son profundas" dijo Barry Steinhardt de la American Civil Liberties Union, llamando los activistas de Indymedia "opositores clásicos" y comparando el caso al "secuestro de una publicación de prensa o el silenciamento de una emisora radio".

"It smells to high heaven," dijo.

Los proveedores de internet en los EEUU normalmente se quedan callados cuando las autoridades piden de quitar datos, pero el secuestro físico de servidores es una práctica muy rara.

El secuestro del 7 de octubre afectó a un grupo especialmente comunicativo -- los activistas de Indymedia trabajan en 140 países del mundo desde República Checa a Uruguay a Massachusetts occidental y sus sitios registran alrededor de 18 visitas por mes -- y generó un intenso interés en Europa, llegando a cuestionar el mismo Parlamento de Gran Bretaña.

Los dos ordenadores fueron secuestrados de la oficina de Londres de la empresa Rackspace Managed Hosting, con base en Texas, y aunque se devolvieron el 12 de octubre y ahora todos los sitios estan de nuevo en la red, faltan noticias y fotos de algunos que no tenían backup de datos.
Los gobiernos implicados no ofrecieron a The Associated Press una explicación clara de qué se estaba buscando ni de qué país empezó la acción judicial.

El liberaldemócrata Richard Allad la semana pasada pidió al Parlamento británico si a ordenar el secuestro había sido el Ministerio de Asuntos Interiores, responsable de la seguredad interna.

Pero la vocal de Asuntos Interiores Caroline Flint dijo "Puedo confirmar que ningun cuerpo de policía ni de investigación británico fue implicado en el asunto en cuestión".
El viernes se presentó una demanda en el tribunal federal de San Antonio (Texas) para pedir que se quitara el sello reservado sobre la orden original del caso.

"La importancia de todo esto es que aparentemente un gobierno extranjero, basándose en un juicio secreto, puede hacer que el gobierno de EEUU silencie fuentes de noticias independientes sin ni tener que responder delante del pueblo americano sobre qué tipo de mesura se puede aplicar" dijo Kevin Bankston, un abogado de la Electronic Frontier Foundation, que pusieron la demanda. "Todos los medios de prensa tendrían que preguntarse 'seré el próximo?'"

El FBI hizo una declaración en que afirmaba que "bajo la petición de una entidad de investigación extranjera" entregaron a Rackspace la petición de los registros de Indymedia. "Rackspace localizó los registros en servidores que tiene en Gran Bretaña. Se produjo na breve interrupción del servicio internet de Indymedia cuando Rackspace copió los registros pedidos de los servidores. No hay ninguna investigación ni del FBI ni de los EEUU sobre Indymedia".

Una fuente del FBI que habló bajo condición de quedar anónimo dijo "Había dos peticiones diferentes de dos países diferentes que no estan relacionadas de ninguna manera, a parte el hecho que las dos pertenecen a Indymedia". La petición de intervención vino de las embajadas de estos países, luego al Departamento de Justicia, y luego al FBI, añadió.
"El FBI no tiene nada que ver con esta batalla" concluyó el empleado.

La juez boloñesa Marina Plazzi dijo a Associated Press que ella había pedido información sobre material enviado a Indymedia desde los EEUU. Subrayó que su petición no era "el secuestro de servidores o de discos duros". Plazzi está investigando sobre un grupo anarquista que hizo amenazas bomba contra el presidente de la comisión europea Romano Prodi.

Los jueces de Boloña dijeron en un comunicado que hicieron una petición a autoridades estadounidenses por "información específica y directa sobre el proveedor de Indymedia. Esta petición no tenía que ver ni con la gestión ni con los contenidos de la página web".
"No hubo respuesta a la petición" decía el comunicado. "Cualquier otra información está bajo secreto".

Las autoridades federales suizas enviaron demandas a los gobiernos estatales en Ginebra pero estas autoridades no contestaron.
Parece que al centro del caso suizo hay unas fotos publicadas en un sitio francés de Indymedia, de dos policías vestidos de paisanos y disfrazados de manifestantes durante un encuentro anti-globalización. Los comentarios publicados debajo de las fotos decían que las fotos se hicieron porqué la policía fotografió a los manifestantes en las manifestaciones pasadas. La policía suiza también publicó fotos de manifestantes en páginas web de la policía, llamandolos "agitatores" y pidiendo públicamente informaciones sobre ellos.

A finales de septiembre, Rackspace envió a Indymedia una nota del FBI sobre las fotos, que se encontraban en un sitio de Indymedia operativo en Nantes, Francia.

Rackspace envió la nota a un voluntario de Indymedia, que entregó la petición al colectivo Indymedia de Nantes. El colectivo de Nantes entonces borró las caras de los dos policías suizos, cubriéndolos con fotos de Mulder y Scully, personajes de "Espediente X", dijo.
Theriot-Orr dijo que los agentes del FBI que le visitaron ultimamente pidieron información sobre la operación que llevó a la publicación de las fotos de los policías suizos en Indymedia Nantes.

Una declaración en los sitios de Indymedia, atribuida a Rackspace, dice que la compañía cumplió con una "orden judicial bajo el Tratado de Asistencia Legal Mútua" que permite a diferentes países de asistirse recíprocamente "en investigaciones como terrorismo internacional, secuestros y lavado de dinero".

"Rackspace actuó como una empresa civica" añadía la declaración. "El tribunal prohibe a Rackspace comentar nada más sobre el asunto". La vocal de Rackspace Annalie Drusch se negó a comentar más.
"Si el problema eran esas fotos, todo lo que han obtenido es el efecto opuesto" dijo el voluntario de Indymedia David Meieran de Pittsburgh refiriéndose a las autoridades. "Ahora estan reproducidas en 300 servidores en todo el mundo".

"Es como intentar agarrar el agua" dijo Meieran. "Internet está en todas partes. No puedes tender una mano para intentar agarrar una foto, y esperarte que no saldrá otra vez por otro lado".
Mira també:
http://www.newsday.com/technology/business/wire/sns-ap-web-server-seizure,0,3441785.story
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/131521/index.php

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona