Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Historias de un cuervo enjaulado - 1
24 oct 2004
Reflexiones en voz alta de un compañero anarquista, desde una de las mazmorras del estado español
ACERCA DEL VIVIR
(Nazin Hikmet)

Sucede
Que estamos en la cárcel.
Sucede
que nos acercamos
a los cincuenta años,
y que faltan dieciocho más
para ver abrirse las puertas de hierro.
Sin embargo hemos de seguir viviendo con los de fuera
con los hombres, los animales, los conflictos y los vientos:
es decir, con todo el mundo exterior que se haya
tras el muro de nuestros sufrimientos;
es decir, estemos donde estemos
hemos de vivir
como si nunca hubiésemos de morir.
(...)
Es decir
has de tomar tan en serio el vivir
que a los setenta años por ejemplo,
si fuera necesario plantarías olivos
sin pensar que algún día serían para tus hijos;
debes hacerlo, amigo, debes hacerlo,
no porque, aunque la temas, no creas en la muerte,
sino porque vivir es tu tarea.
(...)
El vivir no admite bromas
has de vivir con toda seriedad,
como una ardilla, por ejemplo;
(...)
es decir, toda tu tarea se resume en una palabra: VIVIR
y además sabiendo que la cosa más real y bella es VIVIR.


30-7-04

... salí de celdas de aislamiento relatívamente bien librado..., y ahora estoy en el módulo 8.
...
Este módulo compa, pues poco más o menos, de 4 a 5 años las cárceles han entrado en una especie de uniformidad que no ofrecen grandes diferencias. Todo es bastante patético. Desde que el estado comenzó a repartir metadona a discrección en las cárceles para "combatir" la masificación (alrededor del 70% de los presos la toman), y dió barra libre de pastillitas de todos los colores que ingieren como los pavos, incluso algunos de los que escapan al científico e infalible "tratamiento" metadona, las cárceles se han convertido en una especie de lúbregos psiquiátrico-carcelarios de estragos hasta ahora desconocidos.
A quienes atrapan en esta dinámica de control a corto plazo y aniquilación a medio..., los sumen en un estado semivegetal que les incapacita para ofrecer la menor resistencia a la máquina y los convierte en seres por entero manipulables y desvalidos su "vida" se convierte en un mero mantener las constantes vitales para seguir figurando en las estadísticas de personas "vivas", a la par que es la misma vida la que ahora ya queda en posesión absoluta de la institución mazmorrera. No en vano, quienes toman esa mierda firman antes un contrato en el que eximen de toda responsabilidad a la cárcel incluso en caso de fallecimiento, gente de lo más fiable para otorgarles semejante patente de corso. Si todo esto no resultara bastante evidente, es sintomático que las dosis de metadona se suban sin solicitarlo la víctima y sin avisarlo, y no menos que cuandoalgunos, bien por propia lucidez o aconsejado, trata de dejarla, se encuentra con mil presiones y oposiciones por parte de los mismos "médicos" que la dispensan (también es usual la frase: "si dejas la metadona, no te damos permiso").
El efecto para quienes no tomamos estos venenos pues también es desolador. Te ves en patios rodeado de zombies, apatía, conformismo y donde ni siquiera tienes con quien conversar. Convives en celdas con despojos de personas balbuceantes a quienes tienes que tratar como a enfermos... Es un auténtico crimen contra la humanidad..., no me extraña que tengan que levantar muros tan altos para que los "felices ciudadanos" de la posmodernidad no tengan que ver esta barbarie en la más estricta tradición de los campos de exterminio (...).

This work is in the public domain
Sindicat