Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal
Para ser persona y ciudadano hay que volver a pasear sin rumbo...
22 oct 2004
Para ser persona y ciudadano hay que volver a pasear sin rumbo...

INTENTAR LEER Y PENSAR SIN MIEDOS, ABRAZARSE A UN Ã?RBOL, BESAR SERENA Y FEROZMENTE AL SER QUE AMAS...


http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=1843

Para ser persona y ciudadano no hace falta vivir atrapado de las últimas ofertas e innovadoras propuestas tecnológicas que la publicidad nos "ofrece" tan gentil y "desinteresadamente".

Empezar a cuestionar la eficacia y utilidad de todo lo que nos sugiere la publicidad, exigiendo a los responsables institucionales que se instalen nuevos espacios públicos destinados a la lectura, al diálogo, al arte, al teatro, al conocimiento directo de nuestros campos, montes, bosques... es el primer paso para dejar de ser esclavos de la volátil moda, de la turbadora publicidad.

Para ser persona y ciudadano hace falta volver a pasear sin rumbo, leer y pensar sin miedos, abrazarse a un árbol, besar serena y ferozmente al ser que amas...

Desde hace un tiempo se viene evidenciando la falta de ciertos "valores" esenciales que den sentido a nuestras existencias. Parece que la obsesión compulsiva por el consumo y por vivir volcado hacia lo aparente, acumulando todo tipo de novedades es el único "valor" que debemos cuidar y proteger.

Otros valores y asuntos han sido relegados por completo de nuestras vidas. Algunos exigen de forma urgente volver a una educación participativa que nos recuerde nuestra pertenencia a un entorno, a un medio ambiente que tiene unas reglas internas propias.

Tenemos muchos objetos que son capaces de hacer todo tipo de cosas absolutamente innecesarias, pero cada vez tenemos menos tiempo para leer, para vivir a ras de suelo.

Algunos sabemos que la única forma para podere volar y alcanzar todas las cimas es vital saber recorrer cualquier senda... Para conocer todo lo que es realmente importante es preciso pisar siempre la tierra con nuestros pies. Urge volver a sentir nuestra propia piel. Necesitamos con urgencia vivir dentro de nosotros, respetando y aceptando que los avances tecnológicos son herramientas a nuestro servicio, pero debemos ser conscientes de que no es recomendable sacralizar las nuevas tecnologías, obsesionándonos por poseer la última novedad.

Culpamos de nuestras irresponsabilidades a la propaganda o a ciertas publicidades, pero siempre tenemos la capacidad para intentar escapar de los efectos perversos que persiguen los que controlan la intoxicación y la manipulación seudo-informativa.

Simplemente hace falta la voluntad para ser dueños de nuestras propias vidas y ser conscientes de que nuestra vida la podemos ir modelando con nuestras propias iniciativas, lejos de las "imposiciones publicitarias", lejos de ciertas desproporcionadas expectativas".

Leer, pasear, reflexionar, conversar con todos aquellos que integran nuestro círculo de amistades es una medida saludable para evitar los efectos nocivos de una sociedad volcada en el consumo desaforado.

Educarnos y saber que somos parte indivisible e inseparable de nuestro entorno es un primer paso para conceder valor e importancia a todo lo que nos rodea, empezando por los elementos naturales que nos permiten la vida, la respiración, el sustento. Si no respetamos nuestro medio ambiente no podemos respetarnos a nosotros mismos.

Los árboles, los matorrales, los montes, los ríos, las aves... son actores tan importantes de nuestra propia existencia que merecen también un respeto y comprensión integral e incondicional. Garantizar ahora el futuro y pervivencia de todos los seres vivos de nuestro entorno inmediato es, sin duda alguna, la única seguridad para que todos nuestros sucesores puedan seguir viviendo con dignidad...

Todos los seres vivimos unidos y abrazados bajo invisibles lazos. Es posible que todos los sueños, nuestras almas y vidas formen parte de un mismo ser.

Para hacer agradable y dichosa nuestra diaria vida, conviene que aprendamos a adaptar nuestra existencia cotidiana a los ritmos de la naturaleza, modificando paulatina y sistematicamente aquellos hábitos nocivos y perniciosos que nos conducen a situaciones de aislamiento, hostilidad y desgaste físico y emocional.

Educarnos en la participación y en la observación reflexiva es el primer paso para que podamos apreciar las cosas sencillas, esas que nunca se pueden vender en un centro comercial, esas que nunca pueden ser anunciadas en un teléfono móvil de última generación.

Realmente los besos, los abrazos, las miradas, las sonrisas... nunca van a poder ser encerradas en un móvil. Siempre necesitamos que nuestra piel sienta el calor, el fuego presente de otra piel.

Para ser persona y ciudadano no hace falta vivir atrapado de las últimas ofertas e innovadoras propuestas tecnológicas que la publicidad nos "ofrece" tan gentil y "desinteresadamente".

Empezar a cuestionar la eficacia y utilidad de todo lo que nos sugiere la publicidad, exigiendo a los responsables institucionales que se instalen nuevos espacios públicos destinados a la lectura, al diálogo, al arte, al teatro, al conocimiento directo de nuestros campos, montes, bosques... es el primer paso para dejar de ser esclavos de la volátil moda, de la turbadora publicidad.

Debemos decir no a esa enorme obsesión por saturar nuestras vidas de objetos y de adornos. Para nacer no nos hace falta tener un móvil o adquirir el último modelo de vehículo con tecnología alemana. Simplemente necesitamos un padre y una madre dispuestos a quererse, a querernos integramente y sin fecha de caducidad.

Dedicar un poco de nuestro tiempo a mirarnos, a observar todo aquello que nos rodea, a cuestionar la utilidad y eficacia de lo que vemos, hacemos o somos es el primer paso para crear unos nuevos "valores" alejados de todo aquello que nos "impone" sibilina y astutamente una sociedad que es pura propaganda, pura mentira envuelta en oropoles y falso encanto...


Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap
Para ser persona y ciudadano hay que volver a pasear sin rumbo...

INTENTAR LEER Y PENSAR SIN MIEDOS, ABRAZARSE A UN Ã?RBOL, BESAR SERENA Y FEROZMENTE AL SER QUE AMAS...


http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=1843

Para ser persona y ciudadano no hace falta vivir atrapado de las últimas ofertas e innovadoras propuestas tecnológicas que la publicidad nos "ofrece" tan gentil y "desinteresadamente".

Empezar a cuestionar la eficacia y utilidad de todo lo que nos sugiere la publicidad, exigiendo a los responsables institucionales que se instalen nuevos espacios públicos destinados a la lectura, al diálogo, al arte, al teatro, al conocimiento directo de nuestros campos, montes, bosques... es el primer paso para dejar de ser esclavos de la volátil moda, de la turbadora publicidad.

Para ser persona y ciudadano hace falta volver a pasear sin rumbo, leer y pensar sin miedos, abrazarse a un árbol, besar serena y ferozmente al ser que amas...

Desde hace un tiempo se viene evidenciando la falta de ciertos "valores" esenciales que den sentido a nuestras existencias. Parece que la obsesión compulsiva por el consumo y por vivir volcado hacia lo aparente, acumulando todo tipo de novedades es el único "valor" que debemos cuidar y proteger.

Otros valores y asuntos han sido relegados por completo de nuestras vidas. Algunos exigen de forma urgente volver a una educación participativa que nos recuerde nuestra pertenencia a un entorno, a un medio ambiente que tiene unas reglas internas propias.

Tenemos muchos objetos que son capaces de hacer todo tipo de cosas absolutamente innecesarias, pero cada vez tenemos menos tiempo para leer, para vivir a ras de suelo.

Algunos sabemos que la única forma para podere volar y alcanzar todas las cimas es vital saber recorrer cualquier senda... Para conocer todo lo que es realmente importante es preciso pisar siempre la tierra con nuestros pies. Urge volver a sentir nuestra propia piel. Necesitamos con urgencia vivir dentro de nosotros, respetando y aceptando que los avances tecnológicos son herramientas a nuestro servicio, pero debemos ser conscientes de que no es recomendable sacralizar las nuevas tecnologías, obsesionándonos por poseer la última novedad.

Culpamos de nuestras irresponsabilidades a la propaganda o a ciertas publicidades, pero siempre tenemos la capacidad para intentar escapar de los efectos perversos que persiguen los que controlan la intoxicación y la manipulación seudo-informativa.

Simplemente hace falta la voluntad para ser dueños de nuestras propias vidas y ser conscientes de que nuestra vida la podemos ir modelando con nuestras propias iniciativas, lejos de las "imposiciones publicitarias", lejos de ciertas desproporcionadas expectativas".

Leer, pasear, reflexionar, conversar con todos aquellos que integran nuestro círculo de amistades es una medida saludable para evitar los efectos nocivos de una sociedad volcada en el consumo desaforado.

Educarnos y saber que somos parte indivisible e inseparable de nuestro entorno es un primer paso para conceder valor e importancia a todo lo que nos rodea, empezando por los elementos naturales que nos permiten la vida, la respiración, el sustento. Si no respetamos nuestro medio ambiente no podemos respetarnos a nosotros mismos.

Los árboles, los matorrales, los montes, los ríos, las aves... son actores tan importantes de nuestra propia existencia que merecen también un respeto y comprensión integral e incondicional. Garantizar ahora el futuro y pervivencia de todos los seres vivos de nuestro entorno inmediato es, sin duda alguna, la única seguridad para que todos nuestros sucesores puedan seguir viviendo con dignidad...

Todos los seres vivimos unidos y abrazados bajo invisibles lazos. Es posible que todos los sueños, nuestras almas y vidas formen parte de un mismo ser.

Para hacer agradable y dichosa nuestra diaria vida, conviene que aprendamos a adaptar nuestra existencia cotidiana a los ritmos de la naturaleza, modificando paulatina y sistematicamente aquellos hábitos nocivos y perniciosos que nos conducen a situaciones de aislamiento, hostilidad y desgaste físico y emocional.

Educarnos en la participación y en la observación reflexiva es el primer paso para que podamos apreciar las cosas sencillas, esas que nunca se pueden vender en un centro comercial, esas que nunca pueden ser anunciadas en un teléfono móvil de última generación.

Realmente los besos, los abrazos, las miradas, las sonrisas... nunca van a poder ser encerradas en un móvil. Siempre necesitamos que nuestra piel sienta el calor, el fuego presente de otra piel.

Para ser persona y ciudadano no hace falta vivir atrapado de las últimas ofertas e innovadoras propuestas tecnológicas que la publicidad nos "ofrece" tan gentil y "desinteresadamente".

Empezar a cuestionar la eficacia y utilidad de todo lo que nos sugiere la publicidad, exigiendo a los responsables institucionales que se instalen nuevos espacios públicos destinados a la lectura, al diálogo, al arte, al teatro, al conocimiento directo de nuestros campos, montes, bosques... es el primer paso para dejar de ser esclavos de la volátil moda, de la turbadora publicidad.

Debemos decir no a esa enorme obsesión por saturar nuestras vidas de objetos y de adornos. Para nacer no nos hace falta tener un móvil o adquirir el último modelo de vehículo con tecnología alemana. Simplemente necesitamos un padre y una madre dispuestos a quererse, a querernos integramente y sin fecha de caducidad.

Dedicar un poco de nuestro tiempo a mirarnos, a observar todo aquello que nos rodea, a cuestionar la utilidad y eficacia de lo que vemos, hacemos o somos es el primer paso para crear unos nuevos "valores" alejados de todo aquello que nos "impone" sibilina y astutamente una sociedad que es pura propaganda, pura mentira envuelta en oropoles y falso encanto...


Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap






En búsqueda de una educación ambiental

Cristian Frers

http://www.dsostenible.com.ar/index.html

La preocupación por el ambiente posee una larga historia relacionada con la ciencia ecológica, ya que fueron los ecólogos los que primero dieron la voz de alerta con relación a un industrialismo contaminante y destructivo del planeta.

Frente a un panorama que se encuentra desolador ¿Quiénes comienzan a tomar al toro por las astas?... Un rol fundamental les cupo a las Naciones Unidas, quienes realizaron en 1972 la Primera Conferencia sobre el Ambiente, en el cual se creó PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente), y se identificó a la educación ambiental como una de las armas más importantes para la preservación de la Tierra.

Por otro lado se financiaban estudios como los del Club de Roma, quien les decía a los banqueros y economistas que la naturaleza posee claramente un límite. La UNESCO y el PNUMA organizaron en 1977 la Conferencia Intergubernamental en Educación Ambiental, en Tbilisi (Rusia), y aquí nació formalmente la educación ambiental como una disciplina cuyos objetivos son: "Generar una conciencia clara de la independencia económica, social y ambiental y proveer a cada ser humano con las oportunidades para adquirir conocimientos, valores y actitudes que les permitan modificar sus patrones de comportamiento para proteger y mejorar su ambiente".

De acuerdo a la propia definición de la Organización de las Naciones Unidas para la educación ambiental: Esta educación permite reconocer valores y conceptos para crear habilidades y actitudes necesarias para comprender y apreciar la relación natural y social entre el hombre y su medio biofísico circundante, al tiempo que le da posibilidades de crear normas y códigos de comportamiento para lograr el mejoramiento de la calidad ambiental.

Para lograr esto, es necesario seguir los siguientes pasos: Dar a conocer a un público cada vez más amplio las causas principales del problema y lograr en él la comprensión y concientización hacia éste, conocer, comprender, tomar conciencia y actuar, esa debe ser la dinámica y finalmente, formar una Asociación no gubernamental que congregue a todos los participantes activos en el proceso, con el objeto de organizar a profesores y estudiantes del sistema educativo nacional desde los niveles elementales hasta los posgrados, a todas las asociaciones civiles no gubernamentales y en fin a toda persona que responsable y organizadamente, basada en su propia experiencia o en la de los demás, desee actuar para ofrecer un proyecto alternativo y fundamentado que pueda dotar a los gobiernos de mecanismos de acción cuya propuesta emane de la sociedad civil organizada.

Esta asociación debe ser de cobertura nacional y debe contemplar redes de intercomunicación regional, de cooperación, capacitación e intercambio, para lograr trabajar en modificaciones y reforzamientos de la educación ambiental escolar (curricular y no curricular).

Hoy por hoy, mucho de los que se llama educación ambiental no tiene nada de educación ni de ambiental. Simplemente se la puede considerar propaganda verde, debido a la banalización de los conceptos ambientales en muchos ámbitos educativos.

A todos los que salimos a buscar una escuela o un jardín de infantes para nuestros hijos nos han ofrecido servicios como: "Minihuerto Ecológico", "Clases de Reciclado" y "Salas de Ecología". Al entrar, el minihuerto era una maceta con un tomate y una jaula con cotorritas al lado... Nadie niega lo emocionante que puede ser ver crecer una planta de tomate, pero la ecología y la educación ambiental son otra cosa, no necesariamente serias y aburridas, pero requiere una cierta metodología y especialmente un cierto cúmulo de información ecológica básica, y que si se considera a la educación ambiental como algo descolgado, automáticamente pasa a convertirse en un opción, que compite con las áreas de mayor importancia: matemática, lengua y ciencias, lo cual termina siendo contraproducente.

La clave está en la inserción en el sistema formal de educación oficial complementándose con la educación informal.

Las organizaciones ambientalistas no deben establecer programas o actividades alternativas de ningún tipo, porque en general los conservacionistas originan el peor material educativo del mundo, simplemente porque no son docentes. Además aun en los países donde la educación no es prioritaria y recibe magros fondos, el sistema oficial siempre cuenta con más posibilidades y recursos que las entidades de bien público.

De otra forma, se están generando chicos con angustia sobre el futuro de la naturaleza que asusta, chicos que le dicen a su padre que es un asesino porque fuma, chicos que cambian lamparitas de su casa a una de menor voltaje y no soportan la paradoja de los carteles luminosos de las calles; se generan chicos que consumen "antiecológicamente" latas de gaseosas, porque en la escuela, en las clases de ecología, éstas se reciclan. Cuando el mensaje correcto sería el siguiente: La naturaleza es como un enfermo; las generaciones precedentes lo enfermaron voluntariamente y a este enfermo terminal ellos deben cuidar para que mejore y no se muera. Este enfermo todavía está vivo y vale la pena ayudarlo a mejorar. La naturaleza, ante todo, nos da la oportunidad de disfrutar y de ser más felices de una manera generosa.

La educación ambiental en la Argentina está poco más que en pañales, pese a los esfuerzos y los planes oficiales que se están tratando de implementar, tanto en el Ministerio de Educación de la Nación como en los organismos equivalentes de las provincias, debido a: La falta de conexión entre las medidas individuales que se implementan y la problemática social, el carácter temporal de las acciones propuestas (no conducen a la formación de hábitos), no se permite desarrollar la creatividad de los sujetos, ya que no hay continuidad entre el contenido que se transmite y las concepciones y representaciones de los sujetos y para finalizar, la falta de la información sobre los problemas locales en conjunción con la problemática nacional. La asistencia oficial es escasa o prácticamente nula. Esto se debe, principalmente, a la precaria importancia que frecuentemente se da a la educación, tanto desde el estado como otros sectores de la sociedad, se traduce como una contracción del sistema educativo público, como efecto de un presupuesto bajo y la ausencia de un debate acerca de la calidad y beneficios de la educación impartida.

La mayoría de los problemas de conservación siguen siendo los mismos que a fines de la década del 60 y principios del 70: la contaminación, la deforestación, la desaparición de especies. Estos problemas no sólo continúan sino que se han agravado. Este hecho contrasta con la creciente preocupación del público, que peticiona por una mayor regulación por parte de los gobiernos, que presiona para promulgar nuevas leyes y que ha motivado la creación de organismos específicos que atiendan estas cuestiones. Si gran parte de estos problemas son antiguos, entonces se puede inferir que los éxitos de la educación tradicional en materia ambiental deben ser muy pocos.

A la buena predisposición de los docentes, que roban horas de sueño a su descanso para capacitarse en los a menudos espinosos temas ambientales, hay que sumarle que muchas de las direcciones educativas existen, pero no funcionan.

Los fascículos "Nueva Escuela" no llegan, los recursos económicos no alcanzan o sencillamente no existen y para terminar las instituciones terciarias no ofrecen carreras o posgrados para todas las especialidades que se necesitan cubrir.

Para conservar nuestros ambientes, necesitamos un sistema educativo dinámico, que tenga una clara relación con la realidad y con las necesidades de la sociedad. Dentro de dicho sistema hay tres aspectos críticos, íntimamente relacionados: el currículum vitae, la capacitación docente y los recursos didácticos. Ninguno de estos aspectos se están desarrollando adecuadamente.

Para subsanar estos problemas, la idea es proponer, con base a un conocimiento científico real, a través de una sociedad promotora del cambio ambiental autónoma, libre de presiones políticas, un plan de acción que el gobierno federal impulse en el país conjuntamente con la sociedad civil, a través de la consulta sistemática y abierta, para implementar en la práctica un proyecto alternativo comunitario, que tendrá auspiciado su propio éxito, por haber surgido en forma conjunta, después de escuchar los planteamientos organizados de una sociedad civil cada vez más capacitada, conciente y dispuesta a actuar.

Para encontrar una vida en armonía con el ambiente, lo primero que debe realizarse es obtener una población consciente de su pertenencia al todo que lo rodea. Se debe educar a las personas desde la infancia para que aprendan el cuidado necesario para no malgastar los recursos del planeta, para no ensuciar su entorno y para convivir con su vecino.

http://www.dsostenible.com.ar/opiniones/educambfr.html




Sobre la lectura y la red de bibliotecas. (Cercle Obert de Benicalap)

Cercle Obert solicita un programa municipal y autonómico que favorezca la lectura e incremente y mejore la red de bibliotecas públicas



Entitat inscrita en el Registre dâAssociacions de la Generalitat Valenciana, amb el número 10.047 de la Secció Primera del Registre Provincial de València



Es conocido por todos que en la ciudad de Valencia no existen unas infraestructuras culturales, educativas, recreativas... adecuadas y acorde con los tiempos y las demandas emergentes, infraestructuras y servicios destinadas al uso inmediato del usuario, ubicadas en su propio barrio, pedanía. Por ello, consideramos que el Ayuntamiento de Valencia, la Diputación Provincial de Valencia, el Ministerio de Cultura y la Generalitat Valenciana deben valorar la posibilidad real de ampliar físicamente, así como se procede a la mejora y al incremento de los recursos técnicos y humanos de que dispone la actual Biblioteca Pública Valenciana, sita en la C/. Hospital. También estimo fundamental la creación de un programa de coordinación con las precarias Bibliotecas Municipales de Valencia ciudad, para así ofrecer un servicio de calidad a los sufridos y habituales usuarios y amigos de la lectura...

Es cierto que en los últimos años se han creado -siempre gracias a la fuerte y sistemática presión ciudadana-, diversos espacios destinados a la lectura, pero esos puntos culturales son claramente insuficientes, pues los fondos, los servicios y los medios de que disponen esas pequeñas bibliotecas, repartidas en diversos barrios de Valencia, son realmente sumamente escasos, por no decir precarios.

Se impone una coordinación eficaz entre todas las diversas instituciones con competencias en cultura, educación... Para ello, urge que el CONSELL VALENCIA DE CULTURA desarrolle un Mapa de espacios y puntos de lectura públicos existentes en Valencia ciudad y en el resto de la Comunidad Valenciana, invitando a las autoridades que dirigen los destinos ciudadanos de la capital del Turia que inviertan más en crear, mantener y mejorar la red municipal de bibliotecas, salas de exposiciones, auditorios... creando esos equipamientos en los diversos barrios periféricos que llevan años reclamando abandonar el âtercer mundoâ?. Cercle Obert de Benicalap â Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro lleva años solicitando, formal y oficialmente, la creación de espacios públicos destinados al fomento de la lectura, la desarrollo de eventos artísticos, musicales...

Una sociedad plural, adulta, tolerante y solidaria es aquella que concede prioridad a mejorar, mantener y ampliar la red de servicios públicos destinados al uso cultural, educativo, formativo. Perfeccionar, mejorar y mantener con un alto nivel de calidad la red de bibliotecas públicas y los servicios que se prestan es una necesidad que debe ser atendida de manera sistemática y coordinada por los responsables de la Generalitat Valenciana, en colaboración con el Ministerio de Cultura, los Ayuntamientos y la Diputación Provincial. Las diversas administraciones que tienen competencias en materia patrimonial, cultural, educativa, tienen la obligación ineludible de incrementar, en función de la imparable y emergente demanda, los servicios públicos destinados al ejercicio de la lectura, al disfrute de actividades musicales, pictóricas... generando los espacios en los diversos barrios, y evitando la creación de âgrandiosos y emblemáticos contenedores en espacios singularesâ?, en aras a ofrecer un servicio directo, adecuado y digno a los numerosos usuarios y ciudadanos.

Es fundamental promover estructuras básicas culturales, educativas, formativas, lúdicas en todos y cada uno de los barrios de Valencia ciudad, así como insistimos en que la Biblioteca Pública de Valencia reciba una mayor y mejor atención, procediéndose a una ampliación y mejora de sus actuales instalaciones, en aras a que los usuarios habituales podamos disfrutar de un servicio digno .

Nuestra entidad considera que no es ético ni necesario invertir en proyectos faraónicos y en construcción de banales contenedores culturales, marginando y condenando al ostracismo espacios dedicados a la lectura, a la reflexión. Valencia es algo más que Bienales o Encuentros Internacionales. Resulta triste y lamentable que en numerosos barrios no existan ni bibliotecas ni escuelas públicas ni centros cívicos ni culturales... Igual que nos parece fundamental invertir en rehabilitar nuestro abundante y peculiar patrimonio rural, único en el mundo y que desaparece por la desidia y el desinterés de nuestras autoridades, excesivamente preocupadas de crear ânuevas imágenes y referentes turísticosâ? con edificios realmente impactantes, pero que no tienen el sabor de la memoria, el sabor de ser parte de la herencia de todo un pueblo. La Ciudad de las Artes y las Ciencias no deben constituir el único foco interés de la Generalitat ni del Ayuntamiento. Valencia. La Comunidad Valenciana es mucho más que un cauce del río Turia repleto de extraordinarias muestras de arquitectura contemporánea, con un coste de mantenimiento desmesurado y unos rendimientos reales nulos.

La proyección cultural de la Comunidad Valenciana debe centrarse, también, en la recuperación y rehabilitación de elementos singulares como las diversas alquerías y conjuntos rurales (ALQUER�A DEL MORO, ALQUER�A DE LA TORRE, CASINO DEL AMERICA, LA antigua fábrica de tejas y mayólicas conocida como LA CERAMO, ALQUER�A NOVA DE SANT JOSEP...) existentes en las pequeñas islas de huerta que todavía podemos contemplar milagrosamente en algunos barrios periféricos, como es el caso de Benicalap.

Estimamos que es hora ya de invertir en servicios e infraestructuras básicas, que procuren satisfacción al ciudadano de a pie, evitando el despilfarro obsceno en espectáculos seudo-culturales y ocurrencias políticas egocéntricas y perversas. En Valencia hay excesivos contenedores y cementerios culturales que no despiertan ningún interés y que impiden que los ciudadanos podamos tener escuelas dignas, bibliotecas cercanas, talleres ocupacionales adecuados al mercado de trabajo, centros de salud, guarderías... La administración pública no puede dedicarse a jugar con el dinero público, sufragando los caprichos y ocurrencias de diversos personajes.... También nos parece un disparate, un insulto derrochar en una nueva piel para el I V A M, así como en Encuentros Internacionales que únicamente sirven para constatar la brutal carencia de una política de promoción, defensa y divulgación cultural, educativa, formativa real y cercana al sufrido ciudadano de Valencia. Las organizaciones internacionales como la UNESCO, ICOMOS... conocen bien la ausencia total de políticas coordinadas, sistemáticas y ajustadas a las normativas legales vigentes que padece la Comunidad Valenciana.

El CONSELL VALENCIA DE CULTURA, a nuestro entender, tiene que elaborar unas líneas de actuación para evitar la proliferación de contenedores culturales sin objetivos rigurosos, participativos, sin proyección ciudadana y de futuro. Igualmente, Cercle Obert de Benicalap â Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro, estima que el CONSELL VALENCIA DE CULTURA, debe insistir y recomendar a las diversas administraciones con responsabilidades culturales, educativas, formativas... la necesidad de crear infraestructuras básicas y cercanas a las necesidades potenciales y emergentes de los ciudadanos, evitando el despilfarro en la creación y promoción de mausoleos científico-culturales, cementerios artísticos, encuentros y bienales.

Las acciones culturales que emprendan todas las administraciones (Generalitat Valenciana, Diputación Provincial de Valencia, Ayuntamiento de Valencia...) tienen que estar impregnadas de una filosofía global que atienda las necesidades esenciales y básicas de la población en su conjunto, otorgándose prioridad a la creación de escuelas públicas, bibliotecas, guarderías, talleres ocupacionales, auditorios, centros cívicos y culturales en todos y cada uno de los barrios de Valencia ciudad, en todos y cada uno de los pueblos de la Comunidad Valenciana.

Conceder prioridad a la creación de espacios culturales, lúdicos, participativos, educativos, asistenciales... debe ser una labor esencial y sistemática que acometan y emprendan los actuales responsables municipales de Valencia ciudad, estimulando la cooperación y la participación de todos los ciudadanos, a la par que se logra la implicación de otras instituciones públicas y entidades privadas para elevar el nivel cultural, formativo, cívico.

Espero y deseo que la Generalitat Valenciana, el CONSELL VALENCIA DE CULTURA, el Ayuntamiento de Valencia, la Diputación Provincial de Valencia, el Ministerio de Cultura, el Síndic de Greuges... concedan prioridad a la creación de estructuras básicas y programas destinados a favorecer la lectura, el pensamiento reflexivo, la educación pública... destinando las partidas presupuestarias suficientes para atender adecuadamente los espacios existentes, así como se crean nuevos y eficaces infraestructuras culturales, educativas, formativas, en función de las necesidades emergentes que los ciudadanos demandan.

Benicalap â Valencia, a 15 de octubre de 2004
CERCLE OBERT DE BENICALAP


Antonio Marín Segovia
Presidente



EXCMA. SRA. ALCALDESA-PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO

con copia:
CONSELL VALENCIÃ DE CULTURA
MOLT HONORABLE SR. PRESIDENT DE LA GENERALITAT VALENCIANA

SÃ?NDIC DE GREUGES DE LA COMUNITAT VALENCIANA
C/. Pasqual Blasco, 1 - 03001 ALICANTE

MINISTERIO DE CULTURA
Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales
Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico
Plaza del Rey, 1 - 28071 Madrid - Teléfono.: 91.701.70.00 - Fax.: 91.701.73.81
Mira també:
http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=1843

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Para ser persona y ciudadano hay que volver a la edad de piedra...
22 oct 2004
Es ke yo no soy persona soy 1 animal a la mierda los ciudadanos
Re: Para ser persona y ciudadano hay que volver a pasear sin rumbo...
22 oct 2004
Gracias por el texto, es algo que está dentro, siempre he actuado asi y ahora al leerlo me he sentido identifikao.

bueno me voy a abrazar un arbol
Sindicat Terrassa