Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral
Los obreros quieren paralizar General Motors en toda Europa
17 oct 2004
La protesta que inició el jueves 16 de octubre pasado el turno de noche en la planta de Opel en la localidad alemana de Bochum, fue espontánea y puede provocar la primera revuelta laboral en Europa contra un monopolio americano.
Miles de trabajadores de Bochum decidieron paralizar completamente la fábrica. La acción fue imitada por los turnos siguientes y, si la amenaza de reducir la plantilla en 4.000 personas se mantiene, la factoría, que produce 1.200 coches al día así como los ejes que se utilizan en todas las plantas europeas de General Motors, dejará de funcionar y los trabajadores intentarán paralizar todas las instalaciones de General Motors en Europa.
La inédita decisión de bloquear la producción total en Bochum puede marcar un hito en la lucha obrera europea si se cumplen las amenazas que esgrimieron miles de obreros, que bloquearon completamente el acceso de la fábrica. La producción sólo se reanudará cuando la amenaza de despido desaparezca de la mesa y se asegure el futuro de la planta más allá de 2010, anuncio a la prensa un dirigente obrero de Bochum.

Una vez más el trasfondo es el mismo: la interminable crisis de superproducción capitalista, por un lado, y la rivalidad imperialista por otra. Al gigantesco monopolio estadounidense no le gusta Alemania y estudia la posibilidad de trasladar la producción a otro país con el que Bush tenga mejor sintonía.

Nosotros habíamos pronosticado sólo 3.000, pero finalmente el plan de reestructuración laboral anunciado el 16 de octubre de 2004 en un comunicado divulgado en Franckfort por la filial europea del grupo General Motors, supondrá nada menos que 12.000 despidos.

La industria automotriz, el orgullo de la tecnología alemana, va a sufrir un duro golpe de los estadounidenses. Una jarro de agua fría. Nada menos que 10.000 trabajadores del sector, un tercio del total en Alemania, irán a la calle. La marca alemana Opel, una de las estrellas de General Motors en Europa, queda seriamente debilitada, y lo mismo sucede con la sueca Saab, otra de las marcas del mismo grupo monopolista.

En toda Europa uno de cada cinco obreros será despedido. La plantilla de General Motors en sus once plantas europeas es de 62.000 obreros, además de la rusa en Togliatti, donde se monta el Chevrolet Niva.

Las medidas previstas por este programa de saneamiento afectarán especialmente a Alemania, sobre todo a la producción y el desarrollo de producción, así como a otros sectores. Una de las primeras fábricas que puede ser víctima del recorte de plantilla es la de Bochum (noroeste alemán), cuya plantilla de 7.600 trabajadores produce los modelos Astra y Zafira. Rüsselsheim, que fabrica los modelos Signum y Vectra cuenta con 5.600 empleados y resultará también afectada por las medidas.

Se comenta que una de la dos plantas, la de Rüsselsheim o la de Bochum, serán cerradas, por lo que los obreros de esta última se lanzaron a la calle el mismo día del anuncio por la tarde.

La reconversión significa la supresión de 600 puestos de trabajo en la planta de Figueruelas (Zaragoza) de Opel España, que cuenta con una plantilla de unos 7.500 trabajadores.

El monopolio estadounidense precisa que la eliminación del 90 por ciento de estos empleos deberá haberse completado en 2005 y renocen que las fábricas de Saab en Trollhaettan (Suecia) y de Opel en Ruesselsheim (Alemania) sufren una sobreproducción significativa.
Mira també:
http://www.antorcha.org

This work is in the public domain
Sindicato Sindicat