Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Maig»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
Acto homenaje en recuerdo de Digna Ochoa y Plácido
15 oct 2004
Acto homenaje en recuerdo de Digna Ochoa y Plácido,
Monument a Francesc Lairet
Plaça Goya Sepúlveda/Rda Sant Antoni
diumenge dia 17 a les 12'30
Acto homenaje en recuerdo de Digna Ochoa y Plácido,
abogada mexicana defensora de los derechos humanos, asesinada en el Distrito Federal el 19 de octubre de 2001.
En memoria de Manuel Vázquez Montalbán, fallecido en Bangkok el 18 de octubre de 2003

El domingo, día 17 de octubre a las 12'30 horas, delante del monumento a Francesc Layret (abogado laboralista catalán asesinado por los pistoleros de la patronal en 1920). En el mismo acto, también se recordará a Manuel Vázquez Montalbán, fallecido el sábado 18 de octubre de 2003 en Bangkok, que compartía con Digna la lucha por los derechos humanos y por democracia, libertad y justicia para tod@s.

Consistirá en la lectura de unos textos, la entrega de un ramo de flores encendiendo unas velas y la colocación de unas pancartas reclamando justicia y reivindicando la memoria de lucha y resistencia de éstas dos personas.

Tres años de impunidad

El 19 de octubre de 2001, la abogada Digna Ochoa fue encontrada muerta en su despacho de la Ciudad de México.

La noticia conmocionó a la sociedad mexicana pues Digna no era una abogada cualquiera. Dedicada a la defensa de los derechos humanos, había aceptado casos que casi todos sus colegas rechazaban porque significaban enfrentarse a esas fuerzas poderosas y oscuras que en México siempre se han considerado intocables: el ejército, la policía, la propia administración de justicia.

Digna vivía permanentemente amenaza de muerte, incluso había sido secuestrada y torturada en dos ocasiones. En 2000 vive durante 7 meses en Estados Unidos desde donde acusa al gobierno mexicano de no ofrecer garantías para su seguridad personal. Cuando vuelve, la fiscalía archiva el caso de secuestro y levanta la protección que le venía prestando: ya no existen las razones que la originaron, dicen.

Al conocerse la noticia de su muerte, la idea de un crimen de estado no tarda en convertirse en un clamor. Amnistía internacional, la Unión Europea, la ONU, incluso el Departamento de Estado Norteamericano consideraron intolerable su asesinato y exigieron al gobierno mexicano un rápido esclarecimiento del crimen.

Tres años después, tras una investigación repleta de irregularidades y basándose en conjeturas insostenibles (según ha constatado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la misma Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal), la fiscalía, ha dictaminado que Digna Ochoa se suicidó.

Hasta el momento, los intentos de la familia para obtener una revisión del caso han sido rechazados por la Corte Suprema de Justicia.


Carta del Col.lectiu de Solidaritat amb la Rebel.lió Zapatista

Digna Ochoa: No les creemos porque nos sobran razones

    "A la memoria de Digna Ochoa y Plácido, abogada y activista por los derechos humanos de los más débiles, asesinada impunemente en México, Distrito Federal, por defender con su vida la justicia y la dignidad para todos"
    Dedicatoria del Informe final de la CCIODH (Comisión Civil Internacional de Observación por lo Derechos Humanos en Chiapas, México. junio de 2002.
    "Ciertamente el crimen cometido contra Digna ensombrece el andar de todos esos hombres y mujeres que han hecho de la defensa de los derechos humanos su camino y su meta" "Vale. Salud y larga vida a quien en el nombre lleva la vocación y el destino"
    Subcomandante Insurgente Marcos. México, octubre del 2001
    -
    Era una verdad anunciada. Tanto tiempo insistiendo en unos hechos, filtrando datos de la investigación a la prensa, entrevistándose con quién hiciera falta para convencerle de las pruebas irrefutables, preparaban el terreno para lo que ya ha ocurrido. Digna Ochoa y Plácido estaba loca y se suicidó. Y uno se resiste de rabia a ignorar todo lo que ya sabe a pesar de "las pruebas irrefutables". La justicia en México no es creíble y esta sentencia aumenta aún más la sospecha, era una oportunidad para avanzar en el camino y si tenemos que creerle a alguien, le seguimos creyendo a Digna y a su memoria. Y no lo decimos nosotros, solamente recogemos la voz de tantos y tantas afectadas por la impunidad de los poderes en México: los pueblos indígenas, los pobres, los movimientos sociales que luchan y se rebelan. Precisamente aquellos a los que Digna siempre defendió con su palabra y su presencia, aquellos que hoy estamos perplejos e indignados de que los juegos de poder estén por encima de la justicia y de la verdad.
    Haciendo memoria hemos revisado los documentos que atestiguan el impacto que tuvo "el asesinato" de Digna, las reacciones mundiales de protesta y la exigencia de una respuesta por parte de la justicia para acabar con la impunidad. Hemos repasado las amenazas a ella así como al resto de los defensores de los derechos humanos, todas ellas creíbles y documentadas en su momento. Hemos repasado la entrevista que tuvimos como CCIODH en el Centro Miguel Agustín Pro que aún nos impresiona al recordarla. Hemos repasado las intervenciones de las diferentes fiscalías, de los diferentes abogados, de la familia, de la CIDH y todo resulta menos irrefutable, demasiadas incertidumbres. Se han señalado tantas veces el cuestionamiento de las formas de la investigación, de algunas pruebas, que creíamos aún habría dudas, al menos eso deseábamos, pero no. La decisión final estaba tomada y no hay nada que decir, es irrefutable.
    Nos somos quien para juzgar, no tenemos los elementos y los medios pero no podemos olvidar por vergüenza y por dignidad hacia Digna y hacia todos aquellos a los que defendió. No podemos creernos la versión oficial y apoyaremos todos los recursos e iniciativas que respeten la memoria de Digna y que hagan justicia a unos hechos no suficientemente demostrados. ¿Cómo si en México no hubiera riesgo real para los defensores de los derechos humanos? Es necesario profundizar con humildad, con justicia y con paciencia para que las verdades sean creíbles y no den la sensación de estar fabricadas. Nosotros no tenemos nada que ganar en todo esto y si mucho que perder.
    Reivindicamos la memoria de Digna Ochoa como una mujer valiente y justa. Reivindicamos su compromiso con los más débiles y exigimos respuestas a tantas dudas como la actual investigación no responde y reivindicamos nuestro compromiso y nuestra lucha por hacer que esto sea así. Desconfiamos de estas conclusiones porque hay motivos suficientes para hacerlo y porque están en juego razones más allá de las del Estado. Razones que nos importan y por las que vale la pena luchar.

    Colectivo de Solidaridad con la Rebelión Zapatista de Barcelona
   

Col.lectiu de Solidaritat amb la Rebel.lio Zapatista
C/ de la Cera, 1 bis. 08001 Barcelona
tel: 34-93-4422101 y 3290643
fax: 34-93-3290858
email: ellokal ARROBA pangea.org
http://chiapas.pangea.org

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more