Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
El palacete millonario de los duques.
15 oct 2004
Los duques de Palma

Un palacete con jardín de 1.300 metros en Barcelona
CUANDO URDANGARIN dejó de jugar al balonmano hace cuatro años, no podía soñar que se compraría una casa de más de seis millones de euros, uno menos del presupuesto de la Casa Real. Él hace negocios; ella gana 1.800 euros al mes
1097487211_p.gif
PILAR EYRE MIQUI OTERO

La zona de Pedralbes donde está la nueva casa de la Infanta Cristina es una de las más exclusivas de Barcelona. Frente a la prestigiosa clínica de estética Planas y al lado del colegio Frederic Mistral, el elegante palacete de piedra blanca caliza situado en la esquina del paseo Reina Elisenda con Pedro Moncada luce una engañosa fachada algo descuidada. A pesar de que su aspecto impresiona, no es una vivienda aislada, sino dos casas pareadas con jardines colindantes. En Cataluña este tipo de viviendas se denominan «torres».


Fue construida en 1952 por el arquitecto Vilallonga, para uso propio, y en 1982 la vendió a María Ventós, casada en aquella época con el abogado Mario Herrera. Por un rocambolesco acuerdo de divorcio y varias sentencias judiciales, la casa terminó quedándosela Mario Herrera, quien ha vivido aquí hasta ahora con cuatro de sus siete hijos.

Según explica a CRONICA un allegado a la familia, Herrera estaba feliz con su «torre» y comentaba que sólo se la vendería a alguien que tuviera el capricho de comprarla y pagara en consecuencia.Al final, han sido la infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin los que se han enamorado de la vivienda en un autentico flechazo, nada extraño por otra parte, ya que está considerada una de las mejores viviendas del exquisito y caro barrio de Pedralbes. En estos momentos y ya de forma permanente, la entrada está custodiada por dos coches de la guardia urbana.

Los duques de Palma viven actualmente muy cerca de su nueva casa, en un piso al lado de la Cruz de Pedralbes, que le costó a Urdangarin en su momento 540.000 euros. Aunque es un piso amplio, ya que cuenta con 300 metros cuadrados, con tres hijos y los que vendrán y las frecuentes visitas de Su Majestad la Reina, que ve a su hija mucho más de lo que creemos, se les ha quedado pequeño.

Fue en el mes de febrero cuando el matrimonio se interesó por la casa de Reina Elisenda y después de un tira y afloja en cuanto al precio, la venta se cerró en el mes de junio. El precio, 6 millones de euros, que fueron pagando de forma escalonada, al parecer, hasta el 4 de octubre, fecha en que debía entregarse la llave. En estos meses los arquitectos han entrado en la casa para estudiar las reformas a realizar y los nuevos dueños han podido escoger los muebles que querían quedarse y que, lógicamente, no estaban incluidos en el precio. La pieza más importante es una cómoda, de estilo inglés, como el resto del mobiliario, y al parecer los duques de Palma han decidido comprar la mayoría de ellos, incluidos los dos pianos de cola. Se prevé que se colocarán amplias estanterías para exhibir los numerosos elefantes, siempre con la trompa hacia arriba, que colecciona el matrimonio.

La casa es luminosa, tiene unos interiores impactantes y unos espacios tan amplios que parecen más propios de un palacio real que de una casa particular. Pero necesita una reforma a fondo.Una reforma que podría cifrarse, como mínimo, en 600.000 euros, ya que en realidad, todo el interior debe hacerse de nuevo. Todas las ventanas que dan al jardín, por ejemplo, cierran mal y cuando llueve el agua se cuela en el interior; la calefacción, a base de aire, estaba estropeada casi todo el invierno y los habitantes tenían que calentarse con estufas, y el sistema de agua caliente fallaba por culpa de las cañerías, que deben cambiarse completamente.La apariencia de la casa es impresionante, pero lo cierto es que casi hubiera valido más la pena tirarla abajo y construirla de nuevo.


TRES PLANTAS


La casa, de más de 1.200 metros cuadrados, está distribuida en tres plantas. La primera es un semisótano con una gran cocina pintada de amarillo, un simpático comedor tapizado de cuadros escoceses, con chimenea, y la zona de servicio: la habitación y el lavabo y una sala de máquinas, con la lavadora, secadora y los aparatos de congelación de alimentos, así como bodega y despensa. Asímismo cuenta con un garaje para tres coches. También hay un office con una escalera, por la que se asciende a otro office situado en el piso superior.

En esta segunda planta hay también una cocina , un inmenso comedor salón «de cine» y el espectacular dormitorio principal, de casi cien metros cuadrados, con un sofisticado cuarto de baño recubierto de mármol negro, un vestidor y una terraza que da al jardín y tiene una romántica vista sobre los sauces de los jardines colindantes.En la misma planta se encuentran dos habitaciones medianas conectadas entre sí por un cuarto de baño y otra habitación suite con un cuarto de baño completo. Así, los duques de Palma disfrutarán de un espléndido dormitorio, y sus hijos dispondrán cada uno de su propia habitación.

Por una elegante escalera de madera en espiral se asciende al último piso. El más original de la casa, ya que está provisto de ocho ventanas exactamente iguales de estilo francés. Consta de una enorme sala-biblioteca, con una sonoridad inigualable para escuchar música. Aquí el arquitecto que diseñó la casa había construido una moderna sala de cine. También hay un dormitorio y un pequeño salón anexo. La casa no tiene tejado, sino azotea, a la que se asciende por una pequeña escalera exterior. Esta azotea es un atractivo más de la casa, ya que en días muy despejados se puede ver incluso la isla de Mallorca. Las tres plantas están conectadas entre sí por pequeños montacargas destinados a transportar los platos y las bebidas.

El jardín, de más de 1.300 metros cuadrados, es el típico de los años 50, su propia decadencia le presta un encanto peculiar.Hay pinos que crecen de forma descuidada, césped, un frontón en no muy buen estado, una piscina, un cenador para celebrar comidas y reuniones y una pista de baile de cemento. Un pabellón que en su origen se había diseñado para los porteros, ha tenido distintos usos, desde apartamento de invitados hasta consulta médica. En el futuro podría destinarse a albergar a los escoltas que custodian a la familia Urdangarin-Borbón.

Se duda mucho que los duques de Palma puedan trasladarse a su nueva casa antes del verano próximo. Todavía no han empezado las obras y en las ventanas cuelgan los visillos del anterior propietario.

Ajena a debates sobre burbuja inmobiliaria o pisos de alquiler, la pareja, que siempre ha querido proyectar una imagen de gente de la calle, ha decidido que la residencia que tenía frente a la escuela de negocios ESADE, donde Urdangarin se licenció y ahora imparte clases, se les ha quedado pequeña.

Pero, ¿de dónde sale el dinero para este cambio? Hace días se dio a conocer una subida del 3,5% en la partida general del Estado destinada a la Casa Real. Ahora, el Rey dispone libremente, así lo ampara el artículo 65 de la Constitución, de 7,78 millones de euros anuales. Casi el precio total de la casa de su hija pequeña. Los 1.800 euros al mes que gana la Infanta Cristina, por gestionar la ayuda al Tercer Mundo de la Fundación La Caixa, no parecen suficientes para permitirse esa nueva casa. Parece que Urdangarin, que tenía una ficha de 600.000 euros anuales en el Barça en sus años de jugador, ha tenido que echarse la mano a la cartera. Y no la tenía vacía: sus actividades en el sector de la consultoría deportiva, concretamente en la empresa Octagon Esedos, se traducen a final de año en 90.000 euros en su cuenta.

El ex jugador del Barça asumió en 2001 el cargo de director del Area de Planificación y Desarrollo de esta empresa de selectos clientes. Entre los más conocidos, el gobierno de Castilla y León, las diputaciones de Madrid y Barcelona, los ayuntamientos de Santander o Tarragona y organismos públicos, como TV3, Telemadrid o Turismo de Cataluña.

Además, y aquí viene la polémica, su empresa asesora a diferentes federaciones olímpicas, como la de fútbol o la de tenis, y también no olímpicas -automovilismo y motociclismo-. Polémica porque los estatutos del COE especifican una única incompatibilidad del vicepresidente primero: no puede combinar su puesto con el de miembro de las juntas de gobierno de cualquier federación deportiva. Urdangarin no es miembro de esas federaciones, pero combina su cargo en el COE con negocios que se lucran de los tratos con ellas.

Estas relaciones, aun dentro de la legalidad, han sido objeto de crítica, directa o velada, por parte de diversos popes del deporte español, que reclamaron una modificación urgente de los estatutos para convertir en incompatibles las dos vidas laborales de Urdangarin.

La primera de esas dos vidas es un cargo con prestigio y sin remuneración económica -si bien ya ha anunciado sus deseos de ser presidenciable del COE-, la segunda le reporta cifras millonarias.Uno de los sabrosos negocios a los que debería renunciar, de hacer caso a estas voces, sería a una consultoría que bautizó como Noos. Fundada por el duque de Palma y administrada por Diego Torres, con el que no ha sido posible conversar, la empresa es una sociedad limitada con más de 3.000 euros de capital social.Urdangarin abandonó su cargo principal en Octagon para arrancar Noos en el año 2003, a través de la que ya ha gestionado la entrada de 18 millones de euros de dinero público balear al equipo de ciclismo de José Miguel Echevarri.

Sin embargo, no ha abandonado del todo Octagon. El duque conserva, eso sí, su cargo en Motorpress, sociedad que representa el 70% del sector de revistas del motor y que está vinculada accionarialmente a Octagon -esta multinacional consiguió una cifra de negocios de casi nueve millones de euros en 2001-.

Se podrían citar más empresas en las que Urdangarin tiene acciones e intereses, pero una de ellas es muy interesante. En febrero de 2003, justo cuando debía empezar a buscar nuevo piso, creó una inmobiliaria: Aizoon S.L.

Una llamada a una de las inmobiliarias más populares aclara que un piso sencillo en esa zona de Pedralbes tiene un precio de hasta 1.014.000 euros.

La casa, si bien en mal estado, tiene un sótano, dos plantas, una piscina y una zona deportiva de 164 metros cuadrados. Todo ello por sólo seis millones. El duque ha vuelto a hacer un buen negocio.
Mira també:
http://www.elmundo.es/cronica/2004/469/1097487211.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El palacete millonario de los duques.
15 oct 2004
pero mira como sois.

Y luego que sin mas te sale un ....

VIVA LA REPUBLICA.

...pero sin acritud, sin ganas de molestar.

Tan culpables son ellos como los sociatas que quieren cambiar constitucion pero sin que esto sea una República o los catalanistas que les han bailado y hecho el ridículo hasta en sus bodas.
Re: El palacete millonario de los duques.
16 oct 2004
Para ver la historia completa:
http://www.gorkalimotxo.net
Sindicat Terrassa