Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : criminalització i repressió : xarxa i llibertat
Dos años de la LSSI
12 oct 2004
Estamos otra vez en la celebración de la Fiesta Nacional.
De nuevo vuelve la polémica sobre qué banderas desfilarán en Madrid,
quiénes estarán y quiénes faltarán. Los políticos saldrán en
televisión, harán declaraciones y se atacarán unos a otros. Y ninguno
nos recordará que hace ya dos años que la Ley de Servicios de la
Sociedad de la Información (LSSI) nos acompaña.

Dos años atrás entró en vigor una ley que el gobierno afirmaba
iba a otorgar confianza y seguridad en la Red. Cambió el gobierno, y
los que antes afirmaban que iban a derogar la ley se esconden tras el
silencio. El Ministerio de Ciencia y Tecnología, que esperaba brillar
con luz propia gracias a la "ley de Internet", ha desaparecido, sus
despojos repartidos entre ministerios y secretarías generales.

Yo, la verdad, sigo sin verle sus ventajas. Podría ser que este
que escribe, obcecado con su verdad, resultase ser un cabezón al que los
acontecimientos le han desbordado. Me encantaría que los hechos del año
pasado me pusiesen en ridículo, que realmente la LSSI hiciese de la
Internet española un lugar maravilloso donde los perros digitales
saliesen a pasear con longaniza. Pero en lugar de perros abundan los
troyanos, la gente sigue sin lanzarse a comprar masivamente por la red,
el spam nos amarga los buzones de entrada y la confianza y seguridad
siguen brillando ... por su ausencia.

Porque si la LSSI es tan maravillosa, ¿por qué los dominios .es
siguen siendo tan escasos como los políticos honrados? ¿Dónde está esa
tarifa plana asequible? De los últimos de Filipinas perdidos en
nuestros pueblos, sin una triste Internet que llevarse a la boca, mejor
ni hablamos. Si el comercio electrónico es noticia, es tan sólo por los
patéticos intentos de la SGAE y sus escuadrones diabólicos para
insertarnos un canon hasta en las pescaderías (que el fósforo es muy
bueno para la memoria). Y, como refuerzo a tanta seguridad y confianza,
el Código Penal, recientemente modificado, criminaliza desde el uso de
sistemas de intercambio P2P a cualquier información criptográfica que
pudiera molestar a los señores de Digital Plus.

Antes de la LSSI no parecía haber necesidad de una ley. Todo el
monte era orégano, y en una época en la que AOL se comía al conglomerado
Time-Warner crudo todo era posible. De repente, el mundo se viene abajo,
Terra pasa de valer en bolsa más que la propia Telefónica a convertirse
en botín de guerra, Jazztel pasa de un carroñero a otro, QuieroTV fue
autorizada a morirse ella solita... con semejante panorama, no es de
extrañar que los poderes de siempre reclamen una ley a su medida.

Dejen de tomarnos por idiotas, por favor. Ni la LSSI es la
panacea, ni sirve para nada. De hecho, no tiene ni un desarrollo
reglamentario, de forma que los propios proveedores de Internet ignoran
cómo aplicarla. Eso sí, la "autorregulación" funciona de maravilla, si
con semejante palabro se entiende la facultación a los proveedores para
que hagan lo que quieran con las páginas de sus alojados, todo bajo el
paraguas protector de la lucha contra contenidos ilegales. Pero, aparte
convertir a los ISP en fiscal, juez y verdugo, la LSSI sigue con las
mismas lagunas que antes: es una ley omnicomprensiva (Baudilio Tomé
dixit), que se aplica a todo bicho viviente que se mueva por la red
("Reitero que no hay ni páginas web ni comunicaciones personales ni
cualquier otro tipo de comunicación que, utilizando la red, no tenga
efecto económico." - Anna Birulés Beltrán, Ministra de Ciencia y
Tecnología, Septiembre de 2001), es una extralimitación de la directiva
comunitaria tras la que se esconde y pretende justificarse, impone un
fuerte dispositivo sancionador represivo, ha carecido de cualquier tipo
de debate parlamentario significativo, y a juzgar por lo que vemos hoy
día, no ha cumplido sus objetivos.

Sin embargo, ahí está. Ni las protestas de los internautas ni la
realidad de los hechos parece convencer a nuestros gobernantes. Así que
habrá que seguir protestando, hacer oír nuestra voz y recordar a todo
aquel que quiera oirnos que la LSSI es una ley indeseable, que no ha
cumplido su propósito de acallarnos, y que mal que le pese a muchos
vamos a seguir en la brecha.

Viva el 12 de Octubre, segundo aniversario de la LSSI. Pero por
favor, que no viva más.

Arturo Quirantes Sierra.


______

Manifiesto 12 de Octubre: no a la LSSI
http://www.ugr.es/~aquiran/cripto/tc-lssi/lssi_12o.htm
______________________________________________________

This work is in the public domain
Sindicat