Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: altres temes
El Parque de Benicalap: necesidad de su ampliación y mejora
02 oct 2004
P A R Q U E D E B E N I C A L A P

http://www.iberica2000.org/Es/



Este parque público se encuentra alejado del centro histórico de la ciudad de Valencia. Para llegar a él debemos situarnos en el Puente de San José y desde allí tomar la Avenida de Burjassot. Siguiendo esta avenida hacia las afueras de la ciudad nos encontramos esta área verde comprendida entre las calles Luis Braille, Francisco Morote Greus, Alquería del Moro y la citada Avenida de Burjassot. En este caso sí recomendamos el uso del vehículo particular para llegar a él, y como paso previo para después conocer el parque de Polifilo.



Pero antes de comenzar a describir este parque vamos a remontarnos a varios siglos atrás para comprender su nacimiento. En este caso vamos a recurrir al estudio que aporta Francisco Gamero Lluna, secretario de la asociación de vecinos y cultural âCercle Obertâ? de Benicalap â Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro, con el título de âBenicalap, el pueblo perdidoâ?.



En cuanto al topónimo Beni-calap, ya sabemos que la partícula Beni suele traducirse como âhijo de...â?, sin embargo no está claro el significado de la partícula calap. Sea como fuere Benicalap tuvo su origen en una alquería musulmana del mismo nombre y junto a la Alquería del Moro, aparte de un grupo de casa de agricultores dispersos por la zona de l´Horta. Se estructuraba alrededor del desaparecido camino viejo de Burjassot, que discurría desde el puente de San José, la actual calle Josep Grollo y adaptándose a las márgenes y las acequias, llegaba hasta la Alquería del Moro y al pueblo de Burjassot. Esta vía era de vital importancia, pues comunicaba la parte occidental de l´Horta con la capital del reino, para el transporte de los productos agrícolas que abastecía a los habitantes de la ciudad, así como ser la entrada y salida de viajeros hacia el interior.



Benicalap era en estos momentos un señorío rural (más bien dos, las alquerías de Benicalap y del Moro) de l´Horta. Así era pues a pesar de su cercanía a la ciudad de Valencia, que pertenecía a la realeza, en realidad estaba vinculada a l´Horta y al señorío, pues no se trataba de un término urbano estrictamente dicho.



Por lo tanto estamos ante un típico señorío feudal, donde el señor era el amor y disponía como le viniera en gana de los bienes y personas que estaban dentro de su propiedad, a pesar de la conexión fiscal y eclesiástica existente con Valencia. Afortunadamente esta organización feudal llegó a su fin con la abolición del sistema señorial en 1811, año en que ya podemos considerar la existencia de Benicalap como un núcleo de población ya consolidado.
ALQUERIADELATORRE.gif
ENTRADA A LA CERAMO.jpg
parteluz.jpg
P A R Q U E D E B E N I C A L A P





Este parque público se encuentra alejado del centro histórico de la ciudad de Valencia. Para llegar a él debemos situarnos en el Puente de San José y desde allí tomar la Avenida de Burjassot. Siguiendo esta avenida hacia las afueras de la ciudad nos encontramos esta área verde comprendida entre las calles Luis Braille, Francisco Morote Greus, Alquería del Moro y la citada Avenida de Burjassot. En este caso sí recomendamos el uso del vehículo particular para llegar a él, y como paso previo para después conocer el parque de Polifilo.



Pero antes de comenzar a describir este parque vamos a remontarnos a varios siglos atrás para comprender su nacimiento. En este caso vamos a recurrir al estudio que aporta Francisco Gamero Lluna, secretario de la asociación de vecinos y cultural âCercle Obertâ? de Benicalap â Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro, con el título de âBenicalap, el pueblo perdidoâ?.



En cuanto al topónimo Beni-calap, ya sabemos que la partícula Beni suele traducirse como âhijo de...â?, sin embargo no está claro el significado de la partícula calap. Sea como fuere Benicalap tuvo su origen en una alquería musulmana del mismo nombre y junto a la Alquería del Moro, aparte de un grupo de casa de agricultores dispersos por la zona de l´Horta. Se estructuraba alrededor del desaparecido camino viejo de Burjassot, que discurría desde el puente de San José, la actual calle Josep Grollo y adaptándose a las márgenes y las acequias, llegaba hasta la Alquería del Moro y al pueblo de Burjassot. Esta vía era de vital importancia, pues comunicaba la parte occidental de l´Horta con la capital del reino, para el transporte de los productos agrícolas que abastecía a los habitantes de la ciudad, así como ser la entrada y salida de viajeros hacia el interior.



Benicalap era en estos momentos un señorío rural (más bien dos, las alquerías de Benicalap y del Moro) de l´Horta. Así era pues a pesar de su cercanía a la ciudad de Valencia, que pertenecía a la realeza, en realidad estaba vinculada a l´Horta y al señorío, pues no se trataba de un término urbano estrictamente dicho.



Por lo tanto estamos ante un típico señorío feudal, donde el señor era el amor y disponía como le viniera en gana de los bienes y personas que estaban dentro de su propiedad, a pesar de la conexión fiscal y eclesiástica existente con Valencia. Afortunadamente esta organización feudal llegó a su fin con la abolición del sistema señorial en 1811, año en que ya podemos considerar la existencia de Benicalap como un núcleo de población ya consolidado.



Ya en el s. XX, Benicalap se ve, por un lado, cerca de dos poblaciones de entidad como son Burjassot y Valencia, pero, por otra parte, ligado a ésta administrativamente y casi engullida por ella pues su desarrollo urbanístico la conectó físicamente la capital con este pequeño núcleo de población. Así es como Benicalap, a pesar de tener una parroquia propia desde 1902, se vincula a la ciudad de Valencia, considerándose entonces como una pedanía de Valencia, una entidad menor que no determina al lugar ni como un pueblo con autonomía propia, ni como barrio del pueblo más cercano o de mayor entidad, ni tampoco de una ciudad.



Así pues tendremos un alcalde pedáneo nombrado por Valencia hasta que, por fin, Benicalap es absorbido totalmente en 1979, convirtiéndose en un barrio más, sin distinción entre otros que ya formaban parte integrante de la ciudad del Turia. Esto no significó, paralelamente, que el Ayuntamiento de la capital se volcara para dotar de los equipamientos básicos a unos habitantes siempre vinculados a la huerta. Construcciones tan significativas e importantes como la alquería de Benicalapech, la casa de Salelles, el arco de Portalet, la ermita de Benicalap, la estación de tren de Benicalap, y un largo etcétera han desaparecido por completo o solo quedan restos irreconocibles. Frente a éstos, ya imperceptibles, sobreviven otras edificaciones que deberían ser restauradas y devueltas para uso de carácter social como son la fábrica de cerámica tradicional âLa Ceramoâ? y al Alquería del Moro, fundamentalmente, así como otras de indudable interés histórico.



Esta falta de atención hace que la población de Benicalap (integrada mayoritariamente por personas nacidas en otras localidades de la España del interior que venían a trabajar y vivir en el litoral mediterráneo atraídos por la incipiente industria y el crecimiento urbanístico promovido en la época del desarrollismo franquista) se levantara en constantes protestas populares reivindicando, entre otras cosas, la realización de un parque. En 1970 este emergente y combativo movimiento vecinal arranca del entonces alcalde franquista, Rincón de Arellano, un compromiso firme para su realización, pero no fue hasta trece años más tarde, el 13 de abril de 1983, cuando fuera abierto al público el muy conocido y popular parque de Benicalap, siendo inaugurado por el entonces alcalde socialista Ricard Pérez Casado.



Los terrenos y el edificio que actualmente ocupa el parque de Benicalap se desarrolla en lo que antes fuera estación de Horticultura de Benicalap, que junto con otras estaciones dieron lugar a la creación del CRIDA 07, y posteriormente en 1984, al actual Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, lugar pues siempre vinculado con todo aquello que signifique huerta y cultivo.



Si entramos al parque por la calle Lluis Braille nos encontramos a nuestra derecha el edificio que sirviera de sede para la estación de Horticultura. Su uso como investigación en temas agrícolas ha sido sustituido por el Patronato de la Universidad Popular y adaptado para la realización de talleres y actividades lúdicas.



A nuestra izquierda una amplia pradera de césped alberga numerosas y diversas especies de árboles entre los que destacamos los ejemplares autóctonos y propios del clima mediterráneo como son cipreses, pino, algarrobos y encinas.



Una alineación de tilos, que queda dibujada entre el edificio y la pradera, enmarca la amplia avenida de acceso realizada en hormigón estampado, como si de adoquines se tratara.



Seguimos andando y nos encontramos a nuestra derecha una gran montaña artificial. Ascendiendo a ella nos encontramos, en primer lugar, una cascada que es salvada por un puente recto de madera. Hay una zona dedicada a plantas crasas de las que destacamos un ejemplar de Euphorbia candelabrum. Podemos en nuestra ascensión captar amplias perspectivas del conjunto de extraordinaria belleza



Retornamos al eje principal hasta llegar a una rotonda que enlaza con el acceso existente por la Avenida de Burjassot. Dejamos atrás una pequeña pieza circular adornada con un hermoso ejemplar de Chamaerops con varios pies, la tierra se ve tapizada con una aptenia de bella floración roja.



Lindando con la calle Alquería de los Moros descubrimos un fuerte contraste con lo visto hasta ahora pues frente al diseño relajado y abierto nos encontramos con una zona de trazado recto y geométrico. En ella hay tres áreas bien definidas: la pérgola, jardines geométricos y la fuente hispano-árabe.



La pérgola es una construcción circular realizada con pilares de ladrillos sobre las que descansan vigas de maderas que sostienen plantas trepadoras. Los jardines geométricos son piezas regulares trazadas con setos bajos de mirto y en su interior existen árboles y algunos ejemplares de pitosporo recortados laboriosamente. La fuente de inspiración hispano-árabe es el elemento central de una plaza abierta con acequias y con cuatro bancos de asiento de ladrillo y respaldar de azulejos.



Tanto los materiales de construcción (en este caso ladrillo) como las especies ornamentales seleccionadas (mirto y palmeras) son acordes con el estilo jardinero que expresan, entroncado directamente con los jardines hispanoárabes.



Seguimos caminando y llegamos a la otra vertiente de la montaña artificial donde hay una vegetación exuberante, compuesta por una infinidad de especies en perfecta conjunción: numerosas coníferas, arbustos de tonalidades moradas en su follaje así como unas impresionantes yuccas. Pero uno de los elementos que más nos llaman la atención es la existencia de una cascada de realización singular pues podemos pasar bajo ella gracias a una estructura metálica que soporta una larga y ancha plancha de metacrilato que impide, a modo de paraguas, que el viandante se moje. Este pasadizo conecta las dos vertientes de la montaña artificial.



De aquí descendemos para conocer otro de los atractivos de este parque: sus instalaciones deportivas. Este polideportivo ofrece al ciudadano dos piscinas, campo de fútbol, pistas de petanca, pistas de tenis y frontón, y otras áreas de uso diverso.



En cuanto a especies ornamentales tenemos que citar la gran diversidad que existe y que hemos descrito, al menos brevemente, en nuestro itinerario.



No es de extrañar pues que en nuestra visita a este parque nos lo encontramos abarrotado de vecinos que abrumados por el discurrir del día a día, opten por expansionarse en su praderas de césped, gozar de los caminos arbolados o simplemente acompañar a los menores para que se diviertan en las áreas de juegos infantiles, o descansar en los numerosos bancos de asientos dispuestos para tal fin.



El parque de Benicalap queda pues como testimonio del logro alcanzado por una población que aún se resiste a integrarse en la gran metrópolis si ello significa perder su historia, siempre vinculada con su pasado hortícola.








La sistemática y constante presión, las luchas vecinales fueron claves y determinantes para lograr la creación del parque de Benicalap. Sin el trabajo anónimo de numerosos ciudadanos, sin las propuestas y campañas vecinales el parque no sería hoy una realidad.



Ahora, el nuevo reto es lograr que el Plan General de Ordenación Urbana se cumpla, procediéndose a la inmediata ampliación del Parque, incorporando los excelentes y extraordinarios conjuntos rurales existentes en su entorno inmediato: Casino del Americá, Alquería de la Torre, Alquería del Moro...



Una ocasión única, pues los huertos, huertas, jardines y edificios que conforman esos conjuntos son de un alto valor ambiental, histórico, artístico.












CERCLE OBERT DE BENICALAP
INICIATIVAS SOCIALES Y CULTURALES DE FUTURO

Antonio Marín Segovia

antoniod17 ARROBA ono.com

Valencia 2003



CATÃLEG DEL PATRIMONI HISTÃRIC DE BENICALAP







A DESAPAREGUTS:



1)- ALQUERIA DE BENICALAPECH (anterior al S-XIII, âLlibre del Repartimentâ?)

Assolada en els anys 60-70

2)- CASA DE SALELLES (almenys des de 1612, segurament anterior) (Casa del Rull)

Assolada en el anys 60-70

3)- ARC DEL PORTALET (S-XIII?)

Assolat en els anys 60-70.

4)- ERMITA DE BENICALAP

Adossada a la nova Esglesia en lâany de la seua construcció (19 ), amb motiu de la seua erecció com a parròquia independent de Sant Bertomeu de València.

5)- ESTACIÃ DE BENICALAP (18 )

La línia de tramvia València-Paterna inagurada el 1888 començà tenint amb una caseta en Benicalap i després una estació. En aquells temps no existien totes les finques que nâhi han entre Benicalap i el Pont de Fusta, Benicalap era un poblet en mig del camí a Burjassot, una pedania de València.

En els anys 60 el gran creixement de València engolí Benicalap i aquest deixà de ser una pedania. Però el trenet continuava passant i portant viatgers de la Malvarosa a lâestació rotulada com Benicalap

El Trenet feu el seu útim viatge en la dècada dels 80, lâestació fou derribada, per a desgràcia nostra, i el nou Tramvia dugué noves parades, però la que havia de substituir a lâestació principal de Benicalap a més de no situar-se en el mateix lloc rebé el nom, del carrer, Montduver, i deixà en lâoblit que sâentra en Benicalap.







6)- BARRAQUES DEL GALL

Junt a lâAlqueria de la Conilla (on ara hi ha el âGrupo de Viviendas Ramiro Ledesmaâ?), hi havia un grup de barraques, una de les quals sâanomenava del Gall. Varen desaparèixer amb la urbanització de la zona. Comptaven amb un pou i un forn. El Grup âRamiro Ledesma, és un exemple típic dâun grup de vivendes de Protecció oficial que lâestat franquista construí a la postguerra per tal dâallotjar als primers inmigrants. Porta el nom dâun líder del moviment. El solar està situat al final de lâAvinguda. de Burjassot fent cantó amb Louis Braille i al costat del parc (Alqueria de la Conilla) i del Grup de Santa Rosa (una altra construcció semblant).

7)- ALQUERIA DE LA CONILLA (CA LA CONILLA)

Esta alqueria ja no existeix. Va desaparèixer en els anys 50 quan construiren el parc de Benicalap on es trobava. Lâantic âtrenetâ? tenia una parada ací, anomenat âCruce de la Conillaâ?

8)- ALQUERIES DE BELLVER

Han donat nom a un carrer i a una vella parada de lâantic trenet. No sabem res dâelles, sols que estaven a la partida de Benicalap anomenada âEl Canyaretâ?

9)- MOLÃ? DE PALLÃS

Actualment assolat, només en queden algunes restes. Estava darrere de lâHort de Burriel, molt prop del terme de Burjassot.



B EXISTENTS:



1)- â LA CERAMOâ? (1855)




















1.- HISTÃRIA



âLa Ceramoâ?, âfábrica de mayólicasâ?, fou construida en 1855 per Josep Ros i Furió, un artista apassionat per la ceràmica tradicional valenciana, en concret per la realitzada amb la tècnica de reflex metàlic, que tingué el seu esplendor a les terres valencianes als segles XIV-XV-XVI, es-pecialment a Manises. Aquesta tècnica de cocció dâorigen musulmà (també anomenada âporcel·lana dauradaâ?) havia quasi desaparegut a principis del S-XIX, però Josep Ros es dedicà intensament a la seua recuperació, a la vegada que investigava i recollia noves tècniques i models ceràmics. Segons conta la seua bésneta, va trobar la fòrmula de la tècnica del reflex metàlic (que tradicionalment es transmitia oralment ja que els seus cultivadors antigament eren els moriscos valencians) dins un moble antic que va adquirir per a la seua restauració, perquè també era un bon ebanista.



La passió de Josep Ros i Furió pel seu treball el portà a pràcticament viure a lâinmoble de la seua fàbrica de forns moruns, a viatjar per tota Europa buscant els models clàssics i a encarregar a prestigiosos artistes dissenys per a la seua producció, malgrat comptar amb pocs mitjans econòmics.Peces produides a âLa Ceramoâ? decoren alguns dels edificis valencians més emblemàtics del segle passat i principis dâaquest: Estació del Nord, Mercat de Colom, Mercat Central, l´Ajuntament de València...



âLa Ceramoâ?, edifici dâestil neomudèixar, a Josep Ros li encisava la cultura oriental, va encaixar molt bé tant per la seua arquitectura morisca com pel seu caràcter artesanal, en aquell xicotet poblet rural situat a la vora del camí de de Burjassot que encara conservava nombrosos vestigis medievals i musulmans que era el Benicalap a finals del S-XIX (lâarc del Portalet, lâalqueria de Benicalapech, lâAlqueria del Moro). âLa Ceramoâ? amb més de 150 anys de història, va esdevindre un monument emblemàtic i característic de Benicalap, i ha assistit sense ser alterada a totes les transformacions que ha patit el poble: el trenet, el Tramvia, lâassolament de lâestació de Benica-lap, la construcció de lâesglésia de Sant Roc i el seu campanar, la urbanització desaforada dels anys 60 i 70, etc...



Dos generacions de la familía Ros continuran amb la tradició ceràmica i compatibilitzar els seus treballs en altres camps de les Belles Arts amb la direcció de âLa Ceramoâ?: Josep Ros i Ferrer, fill del fundador es va interesar per la ceràmica de Paterna, anterior en el temps a la de Manises (S-XIII-XIV i XV), i va realitzar importants obres dâaquest estil (encara que Mª Pilar Ros diu que no li agradava molt la ceràmica) i Josep Ros i Ferrandis (sembla que aquest és el titolar del carrer Ceramista Ros, situat a la zona de Tres Forques), net del fundador dedicat a la pintura i fou catedràtic de Procediments Pictòrics en lâEscola de Sant Carles (i després acadèmic). Però aquesta ocupació no li va impedir dâincorporar-se a âLa Ceramoâ? des de menut.

Finalment, Mª Pilar Ros , filla de Josep Ros i Ferrandis i llicenciada en arquitectura ven âLa Ceramoâ? a Alfons Pastor de Rocafort en 1990, malgrat haver-li promés a son pare que mai ho faria.

Alfons Pastor, va necessitar lâajut econòmic de la seua familia, de manera que ell adquiria els béns i nom comercial de lâempresa, mentre la seua familia adquiria lâinmoble i liâl llogava. Però en 1992 les despesses superen a Alfons Pastor i ha de tancar.



2.- DESCRIPCIÃ I ESTAT DE CONSERVACIÃ



âLa Ceramoâ? es troba al Carrer del Montdúver cantonada amb el Camí Nou de Burjassot (Avinguda de Burjassot), en front de la desapareguda estació de Benicalap del trenet i al costat de lâactual parada âBenicalapâ? del Tramvia (anteriorment coneguda com âMontduverâ?); i té 2.800 m2 de superficie.

La seua entrada principal és pel Carrer del Montdúver, i està prou més baixa que el paviment dâasfalt (per la seua antiguitat) per la qual cosa hi ha una rampa. Lâentorn està enpedrat amb els adoquins de les estacions del Tramvia i rodegen els pins que nâhi han.

La façana encara que en allò principal és recuperable, ha patit prou deteriorament i lâexpoli dâalgunes de les rajoles que la decoraven. La porta també és troba en un estat lamentable. Destaquen sobretot les finestres i el marc de la porta que utilitzen arcs típics de lâarquitectura musulmana clàssica decorats amb entrecreuats. Dalt de la porta hi ha una inscripció un poc despintada que diu: âLa Ceramo, fábrica de mayólicas. 1885. José Rosâ?, baix dâuns caràcters que semblen àrabs el sentit del qual desconeguem i un escut municipal de València, amb les dues âLâ? de Pere el Ceremoniós mig amagades darrere lâescut reial del casal dâAragó-Catalunya.

Els murs i la porta de darrere (que donen al Camí Vell de Burjassot, ara Josep Grollo) estan en un estat de runa prou avançat i requereixen dâun reafermament urgent. En els últims mesos (1999), la degradació ha augmentat, les portes estan destrossades i nâhi ha alguna escletxa important, lâinterior que es veu des de fóra ofereix un aspecte lamentable.









3.- SITUACIÃ ACTUAL



Una de les reivindicacions tradicionals del moviment veïnal i de les distintes associacions i entitats cíviques existents en Benicalap ha sigut la protecció i rehabilitació de la històrica fàbrica per a garantir la seua conservació, ja que és un monument emblemàtic per a Benicalap i amb prou importància històrica, i per a dedicar-lo a centre cultural i biblioteca que compense la mancança de serveis culturals existents a la nostra població. A més, per la seua cèntrica situació al barri i pel seu valor artístic és un lloc ideal per a allotjar aquest centre cívic.



Alfons Pastor, en la denúncia que va fer a la premsa, advertia de les intencions de la seua familia de vendre lâinmoble com un simple solar per a la construcció de vivendes, contribuint així a massificar més la zona i a la desaparició del nostre patrimoni històric (com va passar amb lâArc del Portalet, lâalqueria de Benicalapech, lâestació de Benicalap i altres alqueries...). Segons ell, lâedifici hauria de dedicar-se a una escola de ceràmica, però açò no és possible perquè dubte que la legislació industrial actual permetera una activitat que produiria fum dins el casc urbà. Sembla que la protecció institucional de âLa Ceramoâ? és inexistent perquè no està declarada Bé dâInterés Cultural (B.I.C.) ni cap figura jurídica semblant i ni tampoc seria contrari al P.G.O.U. el seu assolament. Lâany passat va còrrer el rumor que havia eixit a la venda per 100 milions. A conseqüència dâalgunes queixes veïnals els grups del PSOE i Esquerra Unida varen presentar una moció a lâAjuntament instant la seua conservació sense que haja produït cap efecte.

âLa Ceramoâ? ha de passar a titolaritat pública i rebre lâoportuna protecció jurídica i rehabilitació física urgentment de manera integral.



4.- DOCUMENTACIÃ:



Acompanyen a aquest informe algunes fotocòpies que donen alguna informació sobre què és âLa Ceramoâ? i la seua importància, però nâhi han més i de més científics a diferents obres i treballs sobre la ceràmica valenciana donada la importància de âLa Ceramoâ? en la seua història.

- Un article aparegut al Llibre de Festes de Sant Roc de 1995 (festes patronals de Benicalap), del qual desconeguem la seua font, que explica breument la seua història i tècniques de treball.

- Unes pàgines tretes del llibre âArtesanos de Valenciaâ? de Mª Angeles Arazo i Francesc Jarque, editat per lâAjuntament de València, on es situa âLa Ceramoâ? dins el seu lloc a la història de la nostra ceràmica, i sâentrevista a Mª Pilar Ros, bésneta del fundador, i última propietària de la familia Ros.

- Diversos articles de premsa sobre les denúncies ciutadanes.

- Arxiu de âCercle Obertâ? de Benicalap i del seu President Antoni Marín i Segòvia.





2)- ALQUERIA DEL MORO I DEL TORRO (S-XIV-XVIII)



Tot just darrere el Parc de Benicalap, a la dreta del camí vell de Burjassot en sentit Benicalap-Burjassot, trobem el conjunt dâedificacions de diferents segles (S-XIV-XVIII) anomenat Alqueria del Moro, âlâultim vestigi de senyoriu rural del terme municipal de Valènciaâ?, com la definí el Levante EMV el 21 de Desembre de 1996. El seu valor històric és incalculable com afirma Miguel del Rey, cap dâun grup dâestudi dâarquitectura rural de la Universitat Politècnica de València.





Què és lâAlqueria del Moro?


LâAlqueria del Moro i les altres edificacions formen una classe dâassentament poblacional típic del S-XIV. El rei En Jaume I en âLlibre del Repartimentâ? donà terrenys i inmobles entre els nobles i altres persones que li ajudaren en la conquesta, entre els quals figuraven les alqueries. Una alqueria era una casa rural musulmana on vivia una familia o clan sarraí, en arribar els cristians les alqueries es transformaren en cases senyorials dels nobles propietaris de les terres que lâenvolten que eren treballades per colons a canvi dâuna renda. Les cases dâaquestos colons, construides prop de lâalqueria senyorial, en la majoria de casos donaren lloc a tots els pobles de lâHorta que coneguem: Alboraia, Xirivella, Mislata, Alaquàs, Campanar, Beniferri...i la mateixa alqueria de Benicalapech, el nucli originari del poble de Benicalap. Però, algunes vegades aquest nucli no arribà a consolidar-se com a població, i mantingué la seua estructura feudal originària, com és el cas de lâAlqueria del Moro.



En els S-XVIII-XIX, la paraula alqueria passa a denominar un concepte de vivenda diferent al musulmà i al cristiano-medieval de lâalqueria del Moro. Per alqueria sâentendrà una casa de camp aïllada, fóra dâun nucli de població, sentit que ha perdurat fins lâactualitat (com per exemple les altres alqueries de lâHorta de Benicalap, com la veïna âAlqueria de la Torreâ?, que també requereix una actuació inmediata per a la seua cosnervació). Dâentre les persones que reberen terres a Benicalap, en el Repartiment, a part de
















Ramon de Tellet, propietari de lâalqueria de Benicalapec, personalment crec que el possible constructor seria Miquel Peris de Vinyals, ja que va rebre tantes terres com Tellet, era cavaller (al llibre, âmilesâ?) i a més català (de Vinyals), la qual cosa explicaria la seua vinculació amb les cases senyorials rurals catalanes. Però tot açò, és simplement una teoria.



Com és lâAlqueria del Moro?

El conjunt està dividit en dos parts per un camí que sâendinsa cap a lâhorta. A lâesquerra tenim la vivenda del senyor, lâAlqueria del Moro (S-XIV-XVI) propiament dita, de la qual diu Miguel del Rey que:



âés tracta dâun dels millors exemples dâarquitectura senyorial que ha arribat a nosaltres en bones condicions, sense transformacions importantsâ?. I a la dreta el grup de cases on es realitzaven transaccions comercials i vivien els colons més destacats (S-XIV-XVI) i una altra casa posterior (S-XVIII). En concret, és la casa que té els arcs vora el camí interior (ara cegats), la que sâutilitzava com a llotja per a vendre els productes del camp. A més, està Alqueria coneguda com âdel Torroâ? o âde Llunaâ?, té unes arcades a la seua façana al Camí Vell de Burjassot molt interessants. La resta de colons vivien a prop dels camps, en vivendes de pitjor qualitat, i per tant menys perdurables, per la qual cosa no ens han arribat.



Lâobra de Francesc Almela i Vives, â Alquerías de la Huerta Valencianaâ?, 1932, ens proporciona fotos i una descripció de les Alqueries dels Moros, en els seus bons temps:



âLa alquería del Moro constituye otro ejemplo del núcleo de población que antiguamente se llamó alquería; pero a diferencia de la alquería de Benicalap (lâantiga de Benicalapech, la el Portalet), de donde dista muy poco trecho, no ha llegado a convertirse en poblado (com ja hem dit abans). Se encuentra en el Camino de Burjassot los números 108, 110, 112 y 118 (...).



Los vecinos dan a la alquería el nombre del Moro. Seguramente, trae su origen de alguna leyenda concreta. Pero en la huerta valenciana hay otras alquerías relacionadas por el vulgo con los moros, a quienes en general, se atribuye toda obra vetusta. La primera alquería -de cara al camino muestra una parra sobre tres blanquísimos pilares, portón de medio punto con pequeñas rejas laterales, fachada con dos filas de ventanas, tres en cada fila. En la segunda alqueria, que da al callejón, lo más digno de señalamiento son las hiladas de grandes sillares. La tercera a espaldas de la primera, hállase en un grato rincón. La puerta es también de medio punto, con jambas de piedra, poyetes a los lados... A la derecha tiene, correspondiente al primer piso, una pequeña reja salediza. Pero el edificio principal, el aislado, constituye uno de los más bellos y considerables ejemplares, no sólo en su exterior, sinó en su parte interna ya que, a pesar de los años, conserva su carácter gótico (...)â?.



Segons Miguel del Rey, la casa del senyor (lâAlqueria del Moro, propiament dit) és un dels millors exemples dâarquitectura senyorial de lâèpoca que ens ha arribat en bones condicions sense haver patit transformacions impotants. Presenta un esquema de 3 cossos perpendicul·lars a façana més un quart transversal als anteriors (idea pròxima a la planta basilical i cos transversal a manera dâabsis uqe trobem en les arquitectures rurals catalanes). Del Rey diu que és tracta dâun model dâorigen català, que per la seua perfecció durarà fins al Renaixement. El cos central és el més gran, i segurament va ser ideat com a únic, per a després ser dividit segons les necessitats del barroc.

Lâentrada de lâedifici és particular, perquè és troba formant un agle recte i té forma quadrangular i es conforma amb la façana de la casa, la tàpia amb la porta del carrer, els corrals en un costat i les cavalleries en front de la porta de la casa.



Però la part més interessant i bella, qüestió en la que estan dâacord tant Almela i Vives, del Rey, Martínez Aloy és la que dóna lâantic Camí Vell de Burjassot (hui totalment desfigurat, però que subsistix en part com a Josep Grollo, i que arribava fins a Burjassot passant per davant lâAlqueria del Moro), en front del Parc de Benicalap. Aquesta façana té dos finestres llaurades amb partellum (un dels quals han sigut recentment furtats) en la part alta i tres finestres amb reixes de metall (amb angulars zoomòrfics)



Almela i Vives diu â...la fachada que da al camino no contiene la puerta, pero es la más interesante desde el punto de vista artístico. A la planta baja correspondes tres rejas saledizas, la menor de ellas gótica, con elegantes forjas en cada uno de sus cuatro angulos (amb formes dâanimal diu del Rey). Al piso alto corresponden dos grandes ventanales con sendos parteluces. Los capiteles de ambos estan muy finamente tallados la en piedra, y el perfil es graciosamente lobulado. â



Tant Almela i Vives com Miguel del Rey coincidixen també en què la pedra està molt ben treballada. També volem destacar que conserva la vigueria original de fusta, que segons diu la tradició i Almela i Vives, procedix del Pinar de Campanar, en concret de la mateixa plaça, que existia molts segles enrrere.



La casa dels colons (alqueria del Torro o de Lluna), dâantiguitat igual a lâAlqueria del Moro, es desenvolupa sobre una antiga estructura linial possiblemnet una llotja dâarcs apuntats (els tapats) i oberts cap al camí que creua el conjunt. Té alguns elements arquitectònics semblants a lâedifici senyorial però amb una solució arquitectònica diferent. Un únic cos de construcció (una crugia) amb murs portants paral·lels a la façana on una sèrie dâestàncies subdivideixen lâespai i creen servituts de pas dâunes a altres. Lâentrada o estància principal, allotja lâescala i es prellonga espacialment en el seu cos posterior construït per a un ús de corrals i matatzems. La casa del S-XVIII (possiblement de la segona meitat), és una casa molt acadèmica amb una clàssica planta simètrica respecte lâeix central, amb un esuqema tripartit i construida amb dos crugies i murs paral·lels a la façana. Ãs lâesquema bàsic de la casa rural valenciana de la Ilustració.





BIBLIOGRAFIA:



- â Llibre del Repartiment â, Vicent Garcia Editors

- âAlquerías de la huerta valencianaâ?, Francesc Almela i Vives. 1932.

- âGeografia del Reino de Valenciaâ?, José Martínez Aloy.

-âTemes dâEtnografia valencianaâ?, dirigit per Joan Francesc Mira

- âAlqueries de lâHortaâ?, Josep Vicent Frechina, âLa Roda del Tempsâ? nº 4

- Levante EMV 21-12-1996 i Las Provincias 16-2-1997

- âAlquerias de Burjassot y su area inmediataâ?, Sebastián López Garcia.

- Però sobretot, PAISAR i el professor dâarquitectura de la UPV, Miguel del Rey.





Un ric patrimoni que cal conservar



Per la seua singularitat (única en el seu gènere, i única en el terme de València) i pel seu valor històric per als valencians i sentimental per als veïns de Benicalap, lâAlqueria del Moro és un patrimoni que cal que les autoritats conserven. PAISAR i Miguel del Rey proposen la seua rehabilitació inmediata per tal de convertir-lo en un museu dâetnografia, proposta a la qual ens adherim. Cal una actuació inmediata per a què els continus expolis que ha patit i el seu ús com abocador il·legal no accelere el seu avançat estat de deteriorament.





3)- ALQUERIA DE LA TORRE (1760) (O DE LA GARROFERA)



Segons Martinez Aloy, va ser reedificada en 1760 pel Comte de Castellar, de cognom Castellví (el seu escut que estava en un cantó de la façana ha desaparegut no fa molt)





4)- CASINO DE LâAMERICà (S-XIX?) (També âHort de Burrielâ? i ara âSaudi Parkâ?)

Mostra de mansió dâestiu dels burgesos acomodats de València que es construiren a finals del segle passat (XIX) i començaments del present a les poblacions més pròximes a la capital com Benicalap, Burjassot, Godella... seguint la línia ferroviària, mitjà de comunicació que afovorí les segones residències. La seua finalitat era la de proporcionar tranquilitat als âsenyoretsâ? que buscaven lâaire pur i la natura de lâHorta. Estes segones residències adoptaren diverses morfologies segons el seu emplaçament o riquesa dels propietaris. Tenim el model de xalet (com els existents al costat de la desapareguda estació de Benicalap a lâAvinguda de Burjassot), més o menys integrats dins el poble, però sempre pròxims a les estacions, el model de gran casa urbana de varies alutres amb jardí o patí (en Burjassot-Godella hi han un fum) i per últim, el model palauet o mansió, com és el cas del Casino de lâAmericà o lâHort dâAznar (Burjassot), lâHort de Trenor (Torrent), Xalet del âRosalâ? (carretera Burjassot-València) entre altres; que consistien en una gran casa dâesplai rodejada per una gran parcel·la dedicada a jardí i protegida per una tanca. Solien estar un miqueta separades dels nuclis de la població (encara que el creixement urbà les ha absorvides). La diferència entre els últims dos tipus podria desdibuixar-se en alguns casos però no en el cas de lâHort de Burriel, que presenta una morfologia típica de palau.

Tenim molt poques notícies sobre esta construcció. Els més vells de Benicalap (nascuts a principis dels anys 20) no recorden més que a alguna família dâestrangers (que vivien a una casa a banda), però no saben res dels propietaris. Potser alguna tràgica història familiar hi haja per darrere. A les guies de València, se li coneix com lâHort de Burriel, tot i que els veïns més antics lâanomenen el Casino de lâAmericà (perquè fou construida per un "indiano"), i la majoria la coneixen com el âSaudi Parkâ?, que era el nom dâuna discoteca que sâinstalà allí als anys 80.





5)- BARRAQUES DE LLUNA (?)



Grup dâalqueries, situades en el camí del mateix nom (ara no hi han barraques), antigament dit camí o senda dels bandejats, desconeguem perquè. Tampoc sabem perquè és diuen de Lluna si en tres o quatre generacions dâesta familía de Benicalap enrrerre, no consta que visqueren allí, sinó a lâalqueria del Torro o de Lluna i més tard a una casa al Camí Vell de Burjassot.



6)- CASES DELS CAMINS VELL I NOU DE BURJASSOT (S-XIX-XX?)

Casa Luna. Casa Branca (1892)



7)- ALTRES: Xalets de lâEstació (actualment 3 rehabilitats i 1 sense rehabilitat), Palauet del Carrer Alqueries de Bellver, alqueria Nova de Sant Josep, etc...










Francesc Gamero i Lluna



Secretari de âCERCLE OBERTâ? DE BENICALAP


Antoni Marín i Segòvia
President de âCERCLE OBERTâ? DE BENICALAP


BENICALAP â 1999



VALÃNCIA â PAÃ?S VALENCIÃ

antoniod17 ARROBA ono.com







¿Qué es el progreso y para qué sirve la cultura? (1797)

NECESIDAD URGENTE DE CONSERVAR Y PROTEGER LOS TRADICIONALES ESPACIOS...
Es hora de exigir que se puede y se debe compatibilizar un progreso sostenible y equilibrado con el respeto integral a nuestro entorno, a todo lo que conforma e integra nuestro territorio y paisaje, pues los seres humanos también formamos parte relevante de esa naturaleza, de ese ambiente...

En ciertos momentos de crisis y nervios, la clase política y el tejido empresarial utilizan la palabra "progreso" para justificar todo tipo de barbaridades y atentados contra nuestro legado natural, cultural, artístico.

Cultura, memoria y libertad en una sociedad veloz y sin referentes estables y sentidos personal y colectivamente.

En una sociedad actual, donde todo son eventos festivos grandiosos e interminables, donde todo son construcciones gigantes, en una sociedad que construye sin parar núcleos comerciales majestuosos, desproporcionados y realmente innecesarios, llenos de lujo y de oropeles propios de un cuento de las âMil y una nochesâ?... resulta algo extraño, paradójico y fuera de lugar que algunos dediquemos tanto tiempo y energía a reclamar la necesidad urgente de conservar y proteger los tradicionales espacios artísticos, ambientales, culturales... que pervivien milagrosamente en nuestro entorno, en nuestro territorio...

No goza de prestigio y reconocimiento denunciar el caos urbanístico y la falta de medidas públicas para atajar los desmanes contra la naturaleza rural, urbana, marítima⦠No es bueno ni conveniente denunciar con insistencia y lógica los atentados que se cometen impunemente contra nuestro paisaje.

Algunos olvidan que nosotros, seres humanos de carne y hueso, también formamos parte de ese ecosistema, de ese paisaje⦠Algunos seguro que piensan que los hombres somos un elemento ajeno a la naturaleza, alejados de las reglas que rigen la vida de animales y plantasâ¦

Sabemos que nuestras peticiones e iniciativas no son nada bien vistas por los actuales gestores y responsables políticos y económicos, pues entorpecen sus objetivos de crecimiento imparable.

Pero esa impopularidad y esa falta de atención institucional, es un síntoma magnífico de la bondad y oportunidad que tienen nuestras iniciativas y denuncias en unos tiempos muy poco proclives a la solidaridad, en unos tiempos donde no es bien visto el compromiso real y cotidiano con los asuntos elementales que conforman nuestro devenir como ciudadanos, como seres humanosâ¦

Por eso es importante resaltar la necesidad de mantener y rehabilitar, con esmero y rigor, todos aquellos vestigios y ecos de nuestro pasado, de nuestro legado ambiental, cultural, histórico-artístico⦠evitando caer en las trampas que cierta modernidad consumista e impía quiere imponer a toda costa, enarbolando la bandera pirata del "progreso".

Valencia tiene unos de los legados naturales e históricos más variados y completos; sin embargo la visible falta de coordinación y el nulo respeto de la administración pública por desarrollar políticas activas destinadas a la total regeneración, recuperación y rehabilitación de los numerosos espacios naturales, rurales, urbanísticos y litorales que merecen cuidado y protección es una realidad que podemos constatar y verificar in situ.

Las graves situaciones de abandono, degradación, expolio y desidia que sufren lagos como la Albufera, nuestros ríos (Turia, Mijares, Xuquer; Magro, Seguraâ¦), nuestros montes, sin olvidar los ya escasos bosques autóctonos, las saturadas y exhaustas playas, los moribundos centros históricos, los saqueados yacimientos arqueológicos, los abandonados núcleos rurales del interior... nos mueve a reclamar una efectiva coordinación institucional y la creación de cauces participativos cívicos para consensuar y activar programas destinados a la integral conservación y recuperación de todo nuestro legado natural e histórico-artístico.

Es hora de que los diversos colectivos cívicos mantengan posiciones solidarias y procedan a organizar una ofensiva sistemática y permanente contra las innumerables arbitrariedades de la administración actual, en aras a evitar y detener la degradación y expolio que padecen numerosos espacios urbanos, rurales, litorales en nuestro territorio.

Sin una unidad de acción en torno a unos objetivos específicos y concretos, es imposible hacer frente a la voracidad obscena e insaciable de una administración entregada a los intereses de ciertos grupos inmobiliarios, de ciertos grupos empresariales que carecen de la visión respetuosa por mantener las raíces culturales, ambientales e históricas.

En nuestras manos tenemos la posibilidad de intentar detener el deterioro y la degradación que algunos cometen en nombre de un "progreso" que pretende pintar unas manchas oscuras y malolientes encima de un Sorolla luminoso y singular. Un "progreso" que coloca en primer lugar la obtención inmediata y urgente de beneficios económicos para unos pocos, condenando a la uniformidad a la gran mayoría que conforma el tejido social de nuestra dinámica y convulsionada sociedad.

No olvidemos que en nombre del progreso se han realizado numerosos genocidios, exterminios de pueblos enteros, guerras mundiales, saqueos históricos... Los grandes demagogos suelen emplear la mágica y aturdidora palabra de "progreso" para encandilar y engatusar a los ingenuos.

No olvidemos nunca nuestro espíritu crítico y cuestionemos siempre si ese supuesto "progreso" indiscriminado y voraz que nos vende algunos, realmente nos va a proporcionar bienestar y estabilidad en todos nuestros aspectos como seres humanos y ciudadanos.

Para mantener nuestra existencia necesitamos mantener, conservar y cuidar con mimo y entrega apasionada todo aquello que conforma nuestro entorno ambiental. Sin un espacio natural limpio y completo no es posible la vida y el desarrollo humano.

Antonio Marín Segovia.
Cercle Obert de Benicalap.
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro.

Telf. 645.75.95.91
antoniod17 ARROBA ono.com

Benicalap - Valencia, a 1 de octubre de 2004


¿Para qué tanto crecimiento urbanístico? (1782)

¿QUà BENEFICIOS Y VENTAJAS NOS APORTA LA DESTRUCCIÃN DE NUESTRO PATRIMONIO AMBIENTAL, CULTURAL, HISTÃRICO?
En los tiempos actuales todos asistimos impasibles ante la permanente y visible degradación de nuestro entorno urbano y rural. Es una triste realidad la modificación vertiginosa e innecesaria del litoral en aras a favorecer y estimular un crecimiento urbanístico que permite mantener el mercado laboral.

Ha llegado la hora de ofrecer alternativas y exigir que el desarrollo obedezca y atienda a normas que permitan y hagan compatible la existencia de nuestro legado natural e histórico, así como permite las innovaciones urbanísticas no lesivas para nuestro futuro.

¿Para que sirve el desarrollo urbanístico actual si no puede lograr el bienestar ciudadano?

¿Para qué tanto crecimiento urbanístico?


La ausencia de un estable tejido industrial, así como la histórica incapacidad o desidia de las instituciones públicas para incentivar y estimular unos cultivos agrarios y ganaderos sostenibles, desarrollados en espacios y territorios singulares como son aquellos que constituyen la ya desaparecida huerta valenciana, ha supuesto y permitido el crecimiento vertiginoso y feroz de nuevas formas de especulación. Esos nuevos espacios urbanísticos han crecido (y crecen) a costa de la destrucción despiadada de los paisajes naturales más singulares y distinguidos que tiene la Comunidad Valenciana, logrando degradar la irrepetible belleza natural de nuestra tierra, a cambio de ofrecer segundas residencias y equipamientos deportivos para el uso y disfrute de ciertas élites. Otra cosa es el elevado coste de mantenimiento que esos nuevos núcleos residenciales necesitan, sin olvidarnos del consumo de agua y las violaciones del paisaje que se cometen, pues se ocupan y construyen en barrancos, ramblas...

Mientras tanto, la crisis económica va evidenciando la ausencia de un verdadero tejido industrial fuerte y capaz de hacer frente a los retos mundiales, aflorando la debilidad que tiene nuestro sector turístico, incapaz de ofrecer una calidad real, respetando y conservando intactos los paisajes y los valores culturales y artísticos peculiares de nuestra Comunidad.

Valencia, sin duda alguna, ha crecido de manera vertiginosa en las últimas décadas, sin que las instituciones y el empresariado tengan la voluntad de respetar una normativa y seguir unas pautas coordinadas en aras a evitar los efectos secundarios de tanta velocidad, de tanta ansiedad por llenar todo de nuevas residencias, hoteles, parques temáticos, campos de golf...

También debemos resaltar y reconocer la ausencia de una participación cívica rigurosa y sistemática, así como la falta de perspectivas y compromisos institucionales a la hora de planificar urbanísticamente, siguiendo unas pautas respetuosas en función de nuestro legado cultural, ambiental e histórico. Es una realidad incuestionable la falta de una red de presión ciudadana estable e independiente, que ofrezca alternativas y respuestas a las situaciones conflictivas que todo desarrollo económico, cultural plantea.

Es hora de ser realistas y aceptar que poco se puede hacer ahora, pues la voracidad y falta de compromisos políticos y empresariales para activar una verdadera planificación urbanística, ajustada e integrada a unos parámetros de respeto ambiental, cultural, histórico... es algo real y cercano que todos padecemos a diario...

De nada sirven las actuales leyes y normativas, pues los ayuntamientos y los autoridades autonómicas carecen de verdadera vocación e interés en lograr que esos cuerpos legislativos tengan una verdadera vida y aplicación... La necesidad de obtener ingresos que tienen los municipios precisa la aceptación de las imposiciones que los grupos inmobiliarios desarrollan. Por eso urge la intervención del gobierno central para ayudar a dibujar y consolidar nuevas fuentes de financiación municipal con el objetivo de evitar la intervención de ciertos sectores empresariales sin escrúpulos.

Ahora el ciudadano consciente y sensible puede y debe contemplar la destrucción inexorable e implacable de todo un singular y extraordinario paisaje rural y litoral, todo ello para que unos pocos puedan lograr unos beneficios rápidos y otros muchos puedan disfrutar de una segunda vivienda residencial en tiempos estivales...

Mientras tanto, los cambios climáticos, la precariedad laboral y la falta de otros equipamientos, culturales, asistenciales, educativos... se perciben de forma secundaria y con extrema frivolidad, gracias al tratamiento secundario que los medios de comunicación y la clase política dispensan a esos "problemas" demasiado humanos y terrenales.

Sin duda alguna es una verdad afirmar que todos somos responsables, de una forma u otra, de las realidades y problemas que ahora emergen de forma dolorosa y tangible. Las violentas protestas laborales en Elche, la falta de redes asistenciales para nuestros mayores, la carencia de espacios destinados a la rehabilitación y recuperación de los enfermos mentales, indigentes, emigrantes... la ausencia de una red de instituciones educativas públicas para atender adecuada e integralmente a la población en edad escolar... son "realidades" cercanas y próximas a todos nosotros...

Sin embargo, los problemas que aparecen en los medios de comunicación son otros. Las necesidades que son tratadas en los diarios y comentadas por nuestros representantes políticos son otras...

¿Qué podemos hacer los ciudadanos ante la incapacidad y falta de interés que manifiestan los medios de comunicación, los empresarios y políticos en torno a tantas situaciones conflictivas?

Simplemente debemos una y otra vez repetir que existen otras necesidades sin atender, otras cuestiones esenciales que analizar, conocer y abordar de manera integral, con hondura, serenidad y calma. Tratar con perspectiva y frialdad la enorme serie de retos que el neoliberalismo imperante nos plantea a todos, pues el expolio urbanístico y ambiental es uno de los síntomas de esa voracidad que manifiesta la fase superior del capitalismo salvaje que sufrimos y que se denomina neoliberalismoâ¦

Seamos pragmáticos. Verdaderamente, en la actual situación, pocas cosas podemos hacer los ciudadanos con cierto grado de compromiso y sensibilidad, pues la realidad es una e implacable. En aras a un crecimiento y desarrollo único, se sacrifica íntegramente el paisaje y el legado natural, cultural, histórico de todo un territorio, de toda una cultura... sin que se acepte la posibilidad de establecer unas reglas de juego que permitan la conservación y el crecimiento armónico, con el fin de que convivan y compartan protagonismo tanto el vivo pasado como el feroz futuro...

Pero todos debemos aceptar y asumir que sin la existencia de unas redes participativas y reivindicativas independientes y estables, capaces de influir en la toma y puesta en practica de decisiones, poco podemos esperar de las instituciones públicas y del tejido empresarial, pues el grado de expolio y degradación ambiental de nuestro patrimonio natural e histórico es realmente alarmante, así como es evidente el nacimiento de una crisis económica en los sectores productivas valencianos: calzados, juguetes, muebles...

Al menos algunos debemos seguir en nuestra labor cotidiana: continuar denunciando y cuestionando el actual comportamiento urbanístico, ofreciendo la posibilidad de dirigir los esfuerzos inversores en las áreas de la rehabilitación y conservación de nuestros espacios tradicionales, estimulando nuevas formas laborales acordes con una nueva cultura ecológica, lejos de las prisas y las modas...

Recuperar los núcleos rurales del interior de Valencia, estimulando el cultivo de sus campos no es ninguna utopía ni un disparate. Puede y debe servir para repartir la actual densidad demográfica que padece el litoral, creando así nuevas estructuras y espacios productivos y de servicios en un área que padece un abandono inaceptable...

Entre todos podemos lograr equilibrar y hacer agradable la convivencia presente, logrando paliar los efectos secundarios que el desaforado crecimiento urbanístico nos infringe a todos...

Y creo que para terminar debemos dejar en el aire una pregunta esencial: ¿Para qué tanto crecimiento urbanístico?
* ¿Realmente nos beneficia de forma duradera y real construir tantos nuevos edificios?
* ¿Es posible compatibilizar respeto por nuestro legado paisajístico, cultural⦠y desarrollo económico, urbanístico�
* ¿Qué mecanismos y normas debemos aceptar y asumir todos para permitir un desarrollo equilibrado, sostenible, plural y no lesivo para nuestro futuro?

Benicalap â Valencia, a 27 de septiembre de 2004.


Fuente/Autor: Antonio Marín Segovia - Cercle Obert de Benicalap - Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro
Mira també:
http://www.iberica2000.org/Es/
http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=1782

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Parque de Benicalap: necesidad de su ampliación y mejora
02 oct 2004
Valencia: Los "olvidos" de Rita y la complacencia de la "oposición".


El nivel máximo de protección de las alquerías de Valencia prohíbe construir en su entorno, según establece la legislación vigente.

Antonio Marín Segovia (Cercle Obert de Benicalap)



Quiero formular una pregunta a los grupos municipales que dicen ser la oposición: ¿a qué esperan para hacer propuestas y seguimientos detallados en aras a denunciar con firmeza y rotundidad los reiterados y numerosos incumplimientos y "olvidos" del gobierno "Popular" de la muy oronda y risueña Rita, a la sazón alcaldesa de Valencia, capital del Turia.

Hay tantos "olvidos" y tantos motivos para recordar a nuestra alcaldesa, que resulta indignante que seamos los ciudadanos anónimos, los simples ciudadanos de a pie los que tengamos que recordar, con insistencia y argumentos sólidos, la necesidad de que se cumplan las promesas y los programas electorales.

La oposición debe aprender de una vez a denunciar sin miedo los evidentes "olvidos" del actual gobierno municipal popular, evitando apoyar y respaldar aquellas iniciativas y propuestas que nos hipotecan y evitan un desarrollo sostenible y armónico para todos, incluso para los que no somos dueños de grandes fortunas y empresas de renombre.

Resulta absurdo y miserable el apoyo concedido por el PSOE e Izquierda Unida a ese evento de lujo, conocido como la Copa de América, un evento que es todo menos deportivo y que, sin duda, va a producir una destrucción de la fachada litoral del Mediterráneo valenciano totalmente desproporcionada, por no hablar de las consecuencias negativas a nivel urbano, ambiental, laboral, social...

Resulta indignante la falta de respeto que manifiestan todos: oposición y gobierno hacia nuestros jóvenes y deportistas, dado que se respalda la destrucción de varios espacios públicos, destinados al uso y disfrute ciudadano, en aras a beneficiar a diversos grupos empresariales dedicados a la construcción desaforada. Tanto la Copa de América y la futura construcción de un estadio de fútbol en Benicalap, son dos elementos destinados al enriquecimiento de unos pocos en detrimento de las inmensas mayorías silenciosas... ¿Por qué tanto silencio y tanta palmadita y abrazo entre unos y otros? Espero que algún día los pusilanimes dirigentes de la oposición puedan responder ante las dudas que muchos ciudadanos mantenemos hacia sus nada transparentes y éticas gestiones políticas.

Insisto en que evitar que Benicalap disponga de un espacio digno, destinado al uso deportivo público, me parece un nuevo disparate, pero mucho peor me parece la obscena complicidad, el silencio ignominioso e inexplicable, la brutal complacencia de la oposición municipal, incapaz de tener una filosofía coherente, combativa y adecuada a las necesidades y carencias ciudadanas... Realmente la oposición no tiene ni quiere formular propuestas diferentes, iniciativas que defiendan al ciudadano de a pie, al ciudadano que no tiene la suerte de pertenecer o dirigir un grupo empresarial.

En Valencia estamos faltos de una verdadera e inteligente oposición, una oposición que aprenda a escuchar y atienda las históricas peticiones que muchos colectivos y ciudadanos llevamos años formulando. Sabemos que predicamos en el desierto, pero ya no nos importa; al menos intentamos ser coherentes y evitar caer en la indolencia propia de la que hacen gala los siervos, los indiferentes y los hastiados...

Y un último apunte y advertencia para los que dicen ser nuestros representantes en la oposición municipal: no se trata de pedir en el aciago periodo estival la construcción de nuevos tramos de carril bici; sin embargo, sí urge mantener y cuidar el actual trazado de carril bici, así como crear un verdadero programa combinado que favorezca el uso de los transportes públicos y alternativos. Pero el verdadero objetivo que debe asumir e interiorizar la clase política valenciana es que deben lograr que los ciudadanos aprendamos a cambiar nuestos hábitos, impregnados de tópicos individualistas y consumistas, cambiándolos por otros mucho más solidarios. Necesitamos vivir desarrollando hábitos participativos y reflexivos, algo que parece complicado, casi imposible en los tiempos actuales de frivolidad, individualismo exacerbado y apariencias...

Pero lo que sí es evidente es que para empezar a proponer cambios, la oposición, la izquierda tradicional debe aprender a predicar con el ejemplo, algo que no quiere ni sabe hacer. A las pruebas me remito.


Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro
Re: El Parque de Benicalap: necesidad de su ampliación y mejora
02 oct 2004
El BLOC demana a Barberà que complisca el PGOU i amplie el Parc de Benicalap amb els terrenys adjacents

26-08-2002

El PGOU de 1988 preveu lâampliació del Parc de Benicalap, un dels més visitats de la ciutat, amb uns terrenys adjacents actualment degradats, i la rehabilitació dels tres conjunts patrimonials pròxims de gran interés: lâAlqueria del Moro (S.XIV-XVII), lâAlqueria de la Torre (S.XVIII) i el Casino de lâAmericà (S.XIX).





Vicent Flor, secretari comarcal del Bloc de València ha demanat a Rita Barberà que complisca el Pla General dâOrdenació Urbana de València en la seua totalitat i no només en allò relatiu a urbanitzar terrenys i construir finques, sinó també en la part de dotacions públiques i serveis.



En concret, Flor demana que: âSâincloga en els Pressupostos de lâAjuntament per a lâany 2003 una partida per començar lâampliació del Parc de Benicalap amb els terrenys que lâenvolten, que estan plens de fem i degradats, tal i com va preveure el PGOU fa 14 anysâ?.



En este sentit, el dirigent valencianista ha declarat que: âNo és cert que Barberà haja complit el 85 % del seu programa electoral, ja que com que el PGOU de 1988 continua vigent, les dotacions públiques previstes, com ara lâampliació del Parc de Benicalap, formen part del seu programa de al mateix nivell que les grans actuacions urbanístiques de lâAvinguda de les Corts Valencianes, el Pouet de Campanar, lâAvinguda de França, Benicalap Nord i Sud, Orriols, etc. Barberà ha anteposat sempre en la seua acció de govern els interessos dels grans constructors a la qualitat de vida dels veïns com ho ha demostrat que lâactivitat urbanitzadora ha tingut sempre preferència a la creació de dotacions públiques en els barris existentsâ?



A més, ha afegit que: âEsta ampliació també ha dâincloure la rehabilitació i destinació a un ús públic dels tres edificis històrics que es troben en la zona reservada pel PGOU per a lâampliació, i que els veïns han reclamat insistentment de lâAjuntament la seua conservacióâ?.



Estos tres edificis històrics són els següents:



- LâAlqueria del Moro, un conjunt de tres vivendes que van des del Segle XIV al S-XVIII i que inclou una casa senyorial gòtica. Segons el catedràtic dâarquitectura de la UPV, Miguel del Rey, és una de les alqueries més importants de lâHorta. La Conselleria de Cultura incoà procediment de declaració de Bé dâInterés Cultural junt a lâAlqueria de la Torre (DOGV de 5 de maig de 199) a instància de lâAssociació de Veïns i Cultural âCercle Obertâ? de Benicalap, sense que lâhaja resolt a data de hui.

- LâAlqueria de la Torre, una mostra representativa dâalqueria senyorial del Segle XVIII construïda pel comte de Castellar, de llinatge dels Castellví. Marta Torrado, regidora de Serveis Socials va anunciar fa un parell dâanys la seua voluntat de convertir-la en un Centre dâAtenció a la Tercera Edat, projecte que no sâha concretat en res.

- El Casino de lâAmericà, un palauet de finals del S.XIX construït per un âindianoâ? enriquit, que compta amb un jardí amb plantes americanes. En els anys 80 va ser una terrassa-discoteca conegut com âSaudi Parkâ? i a mitjans dels 90 fou objecte dâuna âokupacióâ?. Ja és de propietat municipal.





El secretari comarcal del BLOC de València ha recordat que: âLâAlqueria del Moro, lâAlqueria de la Torre i el Casino de lâAmericà formen un recorregut històric complet de lâevolució de les cases senyorials en lâHorta i del concepte mateix dâalqueria en la nostra ciutat i comarcaâ?, de manera que: âel BLOC demana la creació dâun gran espai museístic sobre la vida en les cases senyorials en diferents èpoques (Edat Mitjana, Moderna i Contemporània) que completara amb el futur museu de lâAigua del Parc de Capçalera, una ruta turística i didàctica sobre la vida en lâHorta de Valènciaâ?.


LâALQUERIA DEL MORO, LA PRÃXIMA VÃ?CTIMA DE BARBERÃ
Si fa algunes setmanes des dâeste mateix diari denunciàvem lâimminent perill de destrucció que corria la històrica fàbrica de ceràmica âLa Ceramoâ? (1885), ara, a la llista del patrimoni de Benicalap greument amenaçat per Rita Barberà i el govern municipal del âPartido Popularâ?, sâha dâafegir el conjunt de lâAlqueria del Moro (S-XIV-XVIII). A lâigual que en el cas de âLa Ceramoâ?, és la indiferència i la desídia, lâincompliment de la legalitat i la nul·la estima per la història i la cultura valencianes que manifesten els âpopularsâ? allò que ha portat a incloure lâAlqueria del Moro dins el grup de béns històrico-artístics valencians en perill de desaparició.

El conjunt de construccions rurals que genèricament reben el nom dâAlqueria del Moro han sigut magníficament estudiades pel professor dâarquitectura de la Universitat Politècnica de València, Miquel del Rey Aynat, a qui lâAjuntament de València hauria de fer més cas en política urbanística i no a a les empreses immobiliàries, com ens té acostumats.

Tot just darrere del Parc de Benicalap, a la dreta del Camí Vell de Burjassot, trobem el conjunt dâedificacions que formen lâAlqueria del Moro, âlâultim vestigi de senyoriu rural del terme municipal de Valènciaâ? (Miquel del Rei, Levante EMV 21-12-1996). LâAlqueria del Moro respon al model dâalqueria medieval pròpia dels assentaments inicials dels repobladors cristians, que a diferència dâaltres llocs, com la mateixa alqueria de Benicalap (assolada als anys 70), sâha mantingut amb la mateixa estructura feudal sense convertir-se en un poble. Aquesta singularitat fa que tinga un valor històric i artístic incalculable que trascendeix lâàmbit de Benicalap, com així ho ha reconegut la Conselleria de Cultura, que a instància dâun veí anònim, Antoni Marín Segòvia la declarà Bé dâInterés Cultural (BIC) en una resolució dâ1 de febrer de 1999.

El conjunt està dividit en dos parts separades per un camí que sâendinsa cap a lâhorta (el camí del Torro). A lâesquerra tenim la vivenda del senyor, lâAlqueria del Moro (S-XVI) propiament dita, de la qual diu Miquel del Rey que és un dels millors exemples dâarquitectura senyorial de lâèpo-ca que ens ha arribat en bones condicions sense haver patit transformacions importants. Ãs un impresionant palau gòtic amb dos finestres lobulades al seu primer pis i tres finestres amb reixes treballades a la planta baixa, i que al seu interior encara conserva la vigueria de fusta original procedent segons la tradició del pinar de Campanar. I a la dreta, un grup de 3 de cases on vivien els colons més destacats, una de les quals és del S-XIV. A més, a la casa que dóna al Camí Vell, lâAlqueria del Torro o de Lluna (S-XVIII) encara es poden observar uns arcs vora el camí interior que definien un espai de llotja on es realitzaven les transaccions agrícoles.

El Pla General dâOrdenació Urbana reserva lâAlqueria del Moro per a dotacions públiques i pre-veu la seua inclusió dins la futura i tan esperada ampliació del Parc de Benicalap junt a les també importants Alqueria de la Torre (1750) i Casino de lâAmericà-Saudi Park (S-XIX). Però els anys han passat i lâAjuntament de València (PSOE, IU, PP i UV) no ha fet res per a garantir la seua conservació: ha permés que per davant i entre mig dels edifics (per un camí molt estret) circulen cotxes i camions amb el conseqüent risc per a la seua integritat (accidents i vibracions); no ha fet res per evitar els atacs que pateix a mans de vàndals (un dels partellums gòtics ha sigut furtat, les reixes del S-XVIII han estat forçades, lâinterior ha sigut totalment expoliat...); ha admés lâexistència dâun abocador de fem incontrolat davant mateixa i contempla impassible com els seus murs comencen a afeblir-se i cedir.

Alguns veïns han denunciat en repetides ocasions davant la premsa i lâAdministració la situació de deteriorament i abandó que pateix la joia arquitectònica que és lâAlqueria del Moro, sense obtindre cap actuació real més que bones paraules. Una volta més, Rita Barberà no fa res per protegir les alqueries històriques (mentre les obres faraòniques reben tots els diners i tota lâatenció municipal), incompleix la normativa vigent sobre patrimoni històric (el PGOU i la declaració de BIC li obliguen a garantir la seua conservació) i demostra sense cap vergonya la seua nul·la estima per la cultura valenciana

Francesc Gamero i Lluna. Membre de la candidatura Bloc-Els Verds per a la ciutat de València.


Las ciudades son los núcleos esenciales donde se desarrolla la vida de gran parte de la humanidad. El campo es un elemento que va desapareciendo, así como las poblaciones rurales constituyen ya vestigios del pasado o referentes meramente turísticos en los paises que conforman el denominado Primer Mundo...
Conocer y analizar las problemáticas que afectan a las ciudades y exigir una verdadera participación activa y directa de los ciudadanos es una necesidad que todos debemos asumir y defender.


Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro






Sentir la ciudad como parte de nuestro cuerpo, de nuestra vida....



El actual desarrollo que experimentan todas las ciudades del litoral es una evidencia visible a simple vista, a pesar del estancamiento demográfico que padece la sociedad española. La modificación vertiginosa de los paisajes urbanos, en aras a satisfacer ciertas presiones especulativas de grupos inmobiliarios es, incuestionablemente, una realidad. Ese desmesurado resurgir de la construcción, evita un crecimiento mesurado que procure adaptarse y respeter las necesidades ciudadanas, culturales, ambientales....

Hoy en día se planifica y se crean espacios arquitectónicos lejos de las necesidades inmediatas de los ciudadanos, lejos de la necesidad de respetar y conservar ciertas herencias ambientales, artísticas, emocionales... Pero todos, empresarios, políticos e, incluso ciudadanos aceptamos "complacidos" y "resignados" esas innovaciones urbanísticas en nombre del futuro, un futuro que se vende como extraordinario y grandioso...

La regla de oro de nuestro sistema neoliberal es que el motor económico español lo encabeza el pujante sector inmobiliario, debiendo permanecer en marcha pase lo que pase. En mi humilde opinión, sería positivo intentar reconducir ciertos esfuerzos financieros al campo de la rehabilitación y de la recuperación de nuestros vestigios históricos y naturales. También pueden y deben dar beneficios de todo tipo, incluso económicos, pues diversifican y crean nuevos caminos, recuperando profesiones y ofreciendo una imagen de mayor calidad y respeto por nuestras numerosas raices históricas. El turismo de sol y playa padece una recesión real, siendo imprescindible resucitar otras iniciativas.

A pesar de la proliferación de construcciones, equipamientos gigantescos, diseminación de mobiliario urbano y trazado de gran cantidad de vías para la circulación de vehículos... las ciudades han experimentado una evidente y lamentable perdida de espacios para el encuentro sereno, para el ocio y la relajación. Las plazas tradicionales, ubicadas en los diversos y variados centros históricos y tradicionales de nuestras ciudades, han sucumbido ante los nuevos usos y abusos del consumismo imperante, transformándose en núcleos propicios para el urgente entretenimiento nocturno, con todos los problemas añadidos que producen.

A la vez, gracias al aumento de la circulación privada y al deterioro y abandono de políticas de transporte público eficaces y combinadas, han emergido con fuerza los siempre presentes fenómenos de contaminación y degradación en la convivencia diaria: ruidos, luces excesivas, incremento de los humos, detritus y residuos urbanos... Es ya una imagen normal asistir al incendio de numerosos vehículos abandonados en las calles de las ciudades. Ya forma parte de nuestro paisaje cotidiano el incendio y la rotura de cabinas, marquesinas, bolardos, papeleras, contenedores...

El ciudadano, independientemente de las instituciones públicas, debe ser consciente de que también forma parte fundamental del paisaje urbano. En consecuencia, todos debemos lograr que la participación y el control de futuros desarrollos e iniciativas urbanísticas, ambientales, culturales, asistenciales... cuenten con el visto bueno de los principales afectados y destinatarios.

No es una ingenuidad exigir y demandar una participación activa y directa en todos los procesos que puedan evitar lesiones en el paisaje urbano. Nuestra salud emocional y afectiva viene determinada y definida gracias a la existencia de cuerpos urbanos saludables, donde todas las partes que integran ese paisaje tienen una función determinada en aras a lograr el bienestar y la convivencia armónica de todos los que formamos parte de ese tejido vivo, dinámico que es una ciudad.

Para obtener y mantener salud y bienestar en todo tiempo y lugar, el ciudadano debe pasar de ser un mero espectador -que asiste sumiso a ciertos rituales electorales en fechas determinadas-, a tener consciencia y asumir plenamente que es un creador de opinión, un impulsor de propuestas, un denunciante activo de todo aquello que pueda ocasionar nuevos y lacerantes problemas y perjuicios a la convivencia personal y colectiva.

¿Pueden nuestros representantes y empresarios financieros e inmobiliarios entender que todos tenemos arte y parte en la gestación, nacimiento y cuidado de nuestros espacios urbanos?

¿Pueden comprender que incluso los espacios privados deben cumplir y acatar ciertas normas públicas para lograr que el conjunto de la morfología urbana pueda ser saludable y aporte bienestar al conjunto del tejido social?

Pasar de las declaraciones, principios y de las buenas intenciones electorales a impulsar unos cauces participativos plurales, abiertos y sistemáticos en temas tan transcendentales y costosos como son el diseño de nuestras ciudades, la conservación y recuperación de nuestros espacios naturales y artísticos, es una tarea ineludible e inaplazable.

No hay que tener miedo a la hora de que los ciudadanos podamos conocer (e influir) en las propuestas de los arquitectos, empresarios, promotores y políticos. También nosotros somos una parte vital del paisaje y del futuro de nuestra gran casa que es una ciudad. Todas las partes de esa gran morada, precisan una atención y un cuidado común. La ciudad es nuestro cuerpo y debemos mantenerlo en buen estado, en forma, libre de epidemias y conflictos que puedan trastornar nuestro futuro inminente.

Nuestra reflexión aquí esbozada es una sugerencia que esperamos pueda ser analizada y complementada con otras aportaciones e iniciativas.


Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro
antoniod17 (at) ono.com

Móvil.: 645.75.95.91


Valencia, a 11 de septiembre de 2004

http://www.iberica2000.org/


¿Arquitecturas contra las ciudades?

El siglo XXI Arquitectura, Urbanismo y poder

La ciudad es arquitectura, pero no siempre la arquitectura construye ciudad. Muchas veces las arquitecturas están concebidas como un instrumento para posicionar la ciudad y su imagen en los mercados globales de producción y consumo. Frente a esta ciudad se revaloriza el urbanismo ciudadano, el proyecto urbano complejo, el marcaje simbólico del territorio, el espacio público polivalente, la mixtura social y la arquitectura que confiere sentido a la vida en la ciudad.



Nunca como hoy la arquitectura se ha dividido en diversos estratos o clases no comunicadas entre sí.


Si NO pensamos en los cambios que se están produciendo en la base social y técnica en la que opera la arquitectura NO entenderemos los desafíos que las ciudades y el territorio viven y a los que deben responder, aunque hoy por hoy en muchos casos no sepan o no puedan hacerlo.

¿Es posible dar forma a un paisaje urbano coherente que supere las posiciones contradictorias entre investigadores, operadores y colectivos locales?

Despilfarro de suelo y desarrollo poco sostenible, en eso somos líderes aquí. Atomización individual o comunitaria y gobernabilidad confusa e ineficiente por la fragmentación y la debilidad de los gobiernos locales, el caso del cabanyal o el botanic son buen ejemplo, pero desgraciadamente no el único. Urbanización sin atributos ciudadanos, múltiples ejemplos a los ojos de todos en la ciudad de Valencia en la última década. No encontarmos, sin embargo, ninguna teoría ni iniciativa integradora de espacios de confrontación de las múltiples experiencias que esto supone.

Y, sin embargo, de la ciudad se espera una respuesta. Porque la ciudad es el lugar de la acción colectiva, del cambio visible, del horizonte próximo. La arquitectura se convierte ineludiblemente en el refugio más inmediato de la política democrática, la simetría del conflicto social, la expresión de los valores contradictorios o cohesionadores, la accesibilidad y la materialidad de las formas, el espacio de la innovación cultural, la manifestación de las diferencias, la confrontación y la cooperación con «el otro».


La ciudad conquistada

El urbanismo puede contribuir a reforzar dinámicas disgregadoras o integradoras. En este sentido, resulta oportuno debatir el rol de los intelectualesâprofesionales del urbanismo, sus relaciones con el poder político, económico y cultural, sus propuestas frente a los nuevos problemas, y su aceptación o su crítica respecto a los modelos del desarrollo urbano vigente. No se puede permitir que un profesional de la Historia del Arte se permita el lujo de hundir en la miseria una infraestructura cultural pública como el IVAM e intente cosificarla por medio de una arquitectura espectacular en un empeño de tapar su mala gestión y su ineficacia. Esto, y no otra cosa, es lo que nos produce, sin lugar a duda, el máximo desprecio hacia lo que ha sido su gestión y una total censura a su mala administración. Sin poner en duda la calidad o la profesionalidad de los mediadores encargados de la operación de maquillaje.



Miedos y deseos en la ciudad

El espacio colectivo no ha sido únicamente el producto de la intervención pública, excepto en las décadas de «socialismo real» en el Este. Debido a la combinación actual de procesos de regulación pública e inversión privada, algunos espacios pertenecientes a instituciones públicas son utilizados para los negocios o la publicidad institucional, mientras que otros de carácter privado se están convirtiendo en los espacios colectivos más populares de algunas ciudades. La visión empresarial del espacio público y urbano se comparará con el punto de vista de representantes políticos y grupos críticos. ¿Los gobiernos democráticos locales se ocupan de forma eficiente de estas cuestiones?

La variedad de modelos de propiedad y de gestión de los espacios de vida colectiva es una cuestión ineludible. Los espacios colectivos de la ciudad contemporánea pueden considerarse como un «fenómeno social total», según el concepto introducido por el etnólogo Marcel Mauss, en el que el intercambio es el principio fundador. Estos espacios acogen a la vez formas de interacción institucionalizadas, y de relaciones libres entre los ciudadanos.
Re: El Parque de Benicalap: necesidad de su ampliación y mejora
02 oct 2004
MOCIÃN


QUE PRESENTA EL CONCEJAL D. JUAN SOTO RAMÃ?REZ, EN SU NOMBRE Y EN EL DEL GRUPO SOCIALISTA MUNICIPAL



A LA COMISIÃN DE CULTURA Y EDUCACIÃN







Asunto: Actuaciones en torno a los Bienes de Interés Cultural (BIC)




La ley 4/1998, de 11 de junio, de la Generalitat Valenciana, del Patrimonio Cultural Valenciano, dedica el capítulo III a los Bienes de Interés Cultural (BIC) y a las diferentes maneras en que pueden incoarse, aprobarse o intervenir sobre ellos. Así tenemos susceptibles de ser declarados BIC (artículo 26) los bienes inmuebles (monumentos, conjuntos históricos, sitios históricos, zonas arqueológicas, zonas paleontológicas, o parques culturales, los bienes muebles (declarados individualmente, como colección o como fondos de museos y colecciones museográficas ), los documentos y obras bibliográficas, cinematográficas, etc y los bienes inmateriales (actividades, usos y técnicas representativas de la cultura tradicional valenciana)



La declaración se realiza mediante Decreto del Gobierno Valenciano, previa incoación y tramitación del correspondiente expediente por la Conselleria de Cultura, de oficio o a instancia de cualquier persona.



El artículo 27.2 establece que la solicitud de incoación habrá de ser resuelta en el plazo de tres meses y la denegación deberá ser en todo caso motivada, debiéndose incluir los informes favorables de dos de las instituciones consultivas reguladas en el artículo 7. La simple incoación determinará la aplicación inmediata al bien afectado del régimen de protección previsto para los bienes ya declarados (artículo 27.4).



En cuanto a los plazos, establece el artículo 27.7 que âdeberá resolverse en el plazo de un año si se refiere a un bien mueble, de dos años en el caso de bienes inmateriales del patrimonio etnológico y de quince meses si se trata de inmuebles, a contar desde la fecha de su incoación. Si el expediente se refiere a declaración de Conjuntos Históricos o Zonas Arqueológicas o Paleontológicas o de inmuebles que exijan un estudio complementario el plazo será de veinte meses. En el caso de procedimientos iniciados de oficio se entenderá caducado el expediente si no hubiere recaído resolución dentro de los treinta días siguientes a la terminación del plazo para dictarla. Una vez caducado el expediente no podrá volver a iniciarse en los tres años siguientes, salvo a instancia del propietarioâ?.



El artículo 32 se refiere al régimen de visitas y dice que âpara hacer posible el adecuado conocimiento y difusión pública de los bienes del patrimonio cultural valenciano los propietarios y poseedores por cualquier título de bienes inmuebles declarados de interés cultural deberán facilitar la visita pública de éstos, al menos, durante cuatro días al mes... El régimen de visitas que se establezca deberá garantizar debidamente el respeto al derecho a la intimidad personal y familiarâ?. En el artículo 92, se regulan las ayudas públicas a los propietarios por el citado régimen de visitas.



La declaración de un BIC tiene lógicamente consecuencias urbanísticas. De esta manera, la declaración de un inmueble como BIC determinará para el ayuntamiento correspondiente la obligación de aprobar provisionalmente un Plan Especial de protección del bien, y en el caso de monumentos del entorno del mismo, (artículo 34.4) remitirlo a la Conselleria de Cultura para su aprobación definitiva, en el plazo de un año desde la publicación de la declaración, pero como se decía anteriormente desde el momento que se decide iniciar el procedimiento, los BIC disponen de las medidas de protección del artículo 27.4.



A la vista de los contenidos normativos de la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano, es conveniente resaltar algunas cuestiones relacionadas con los BIC en nuestra ciudad.



A.- En cuanto a los bienes incoados, tal como manifestó recientemente Vicent �lvarez , miembro del Consell Valencià de Cultura, existen en nuestra ciudad, al menos, 15 procedimientos incoados con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano, para su declaración como BIC, sin que nos conste que hasta ahora se hayan resuelto:



Alquería de Julià (1978), Iglesia-Cárcel de Sant Vicent (1990), Iglesia del Salvador (1982), Iglesia de Santa Catalina (1980) Jardín Botánico (1982), Mercado Central (1983), Mercado de Colón (1983), Jardín de Ayora (1982), Palau Bou dâArenós (1977), Palau Català-Valeriola (1972), Palau dels Cervelló (1976), Banco de Urquijo (1972), Torre de San Bartolomé (1981), San Miguel de los Reyes (1981) e Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Misericordia de Campanar (1992).



Sería, por tanto, interesante conocer en que momento del procedimiento se encuentra cada uno de los expedientes mencionados.



B.- En cuanto a los Planes Especiales de los monumentos declarados BIC y su entorno, cabe destacar que tras más de cinco años de vigencia de la ley, el Ayuntamiento de Valencia no ha aprobado ninguno de estos planes, manifestando un notable desinterés por uno de los instrumentos más potentes para la protección de nuestro patrimonio.



Hay que recordar que tras la denuncia efectuada por las asociaciones del Centro Histórico y el Grupo Municipal Socialista, el Ayuntamiento decidió encargar la redacción de estos Planes Especiales del entorno de los BIC que exige el artículo 34.4. Así, en la comisión de Gobierno del 18 de octubre de 2002 se aprobó âelaborar los Planes Especiales de Protección que resulten precisos para garantizar la conservación del patrimonio histórico, cultural y artístico de los monumentos que hayan sido declarados como BICâ?.



A fecha de hoy, no sólo ha transcurrido sobradamente el año desde la entrada en vigor de la ley, que es el límite establecido para la aprobación de los planes especiales, sino que ha pasado un año desde que se tomó el citado acuerdo sin que se haya presentado ni uno solo de los Planes Especiales.



Hay que recordar que cualquier monumento declarado histórico artístico por el Gobierno central pasa a gozar automáticamente de la condición de BIC. Tal es el caso de la Iglesia de San Miguel y San Sebastián ( BOE de 23 de mayo de 1983) situada junto al jardín Botánico y cuyo Plan Especial de Protección del entorno fue encargado por la comisión de Urbanismo de 21-10-02 tras la denuncia de la Coordinadora Salvem el Botànic. Igualmente ha transcurrido un año y no se ha presentado el plan en comisión para su aprobación.



C.- En cuanto al régimen de visitas a los monumentos declarados BIC que regulan los artículos 32 y 92 de la ley, hay que recordar que el Real Monasterio de la Trinitat , que goza de declaración de BIC al haber sido declarado monumento histórico artístico en 1983, no puede ser visitado por los ciudadanos, ya que no dispone de ningún régimen de visitas, a pesar de la ley obliga a la propiedad a este régimen durante al menos cuatro días al mes.



En numerosas ocasiones, el Grupo Municipal Socialista ha planteado que se realice un convenio con el Arzobispado para que los ciudadanos puedan visitarlo, garantizando la intimidad de las religiosas que lo habitan. En la comisión de Cultura se acordó el pasado año realizar estas gestiones, pero nunca se han llevado a cabo. Parece que ha transcurrido un plazo razonable para pasar de las palabras a los hechos y exigir el cumplimiento de la ley con carácter inmediato, para que los ciudadanos puedan disfrutar de este importante monumento del gótico del siglo XV.



Por todo lo expuesto, el concejal abajo firmante realiza las siguientes





PROPUESTAS DE ACUERDO


1.- Que se solicite a la Conselleria de Cultura información sobre los BIC declarados en la ciudad de Valencia, indicando características, fecha de declaración y otros extremos de interés relacionados con los mismos. Distinguiendo entre los declarados con expediente de incoación propio como el Conjunto Histórico de Valencia (1993) o el Yacimiento Romano de la plaza de la Almoina (1988) y aquellos que son BIC por el hecho de estar declarados monumentos histórico-artísticos.



2.- Que se solicite a la Conselleria de Cultura información sobre la fase de tramitación en que se encuentran, los quince expedientes incoados y pendientes de resolución citados anteriormente, así como de cualquier otro que se haya podido incoar.



3.- Que se solicite a la delegación de Urbanismo información sobre la elaboración de los Planes Especiales de Protección del entorno de los BIC de la ciudad, cuyos encargos se realizaron en la comisión de Gobierno de 18-10-02 y comisión de Urbanismo de 21-10-02.



4.- Que se solicite a la Conselleria de Cultura, que de acuerdo con los artículos 32 y 92 de la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano, establezca con carácter inmediato el régimen de visitas para el Real Monasterio de la Trinitat y realice un convenio con el Arzobispado de Valencia que establezca las compensaciones económicas que procedan.



Valencia a 3 de diciembre de 2003.











Fdo. Juan Soto Ramírez.
Re: El Parque de Benicalap: necesidad de su ampliación y mejora
02 oct 2004
COMUNIDAD AUTÓNOMA VALENCIANA RESOLUCIÓN

RESOLUCIÓN de 1 febrero de 1999, de la Dirección Generalde Patrimonio
Artístico de la Consejería de Cultura, Educación y Ciencia, por la que se
incoa expediente de declaración de bien de interés cultural, con categoría
de monumento, a favor de la Alquería del Moro de Valencia.Vista la
solicitud formulada por don Antonio Marín Segovia y los informes emitido
por el Servicio del Patrimonio Arquitectónico y Medioam-biental favorable a
la incoación del expediente de declaración de biende interés cultural, con
categoría de monumento, a favor de la Alqueríadel Moro de Valencia;




http://www.boe.es/boe/dias/1999-03-01/pdfs/A08352-08355.pdf

Documento completo y de gran interés para conocer la incoación de Bien de Interés Cultural a un conjunto singular, que combina una peculiar y destacada arquitectura rural con unos espacios agrarios extraordinarios(huertas, jardines, huertos, acequías, hornos, muros, caminos...).

Recomiendo la lectura de la Incoación de BIC a favor del conjunto denominado popularmente como Alquería del Moro.
Re: El Parque de Benicalap: necesidad de su ampliación y mejora
02 oct 2004
La partícula "Calap",me dijeron que era el nombre de un moro,pero de todas formas no está muy confirmado,aunque quien me lo dijo sabe mucho del barrio y tiene gran tradición familiar en éste.

Y hablando de cosas mas serias que nos joden nuestra existencia en Benicalap.
Benicalap es una mierda por culpa de los falleros,los pijos y los bakalas de mierda.
A los primeros ya los conocemos,son garrulos sin cerebro que se dejan llevar por la chusma y le suelen lamer bastante el culo a Rita Barberá.
Los pijos otra escoria social sin solución.
Los bakalas unos traficantes,unos gamberros y delincuentes.

Mejor ni hablar del "colectivo maruja" y otras porquerías.

Por cierto,el ultrafascista director del colegio concertado SAN ROQUE,el desfasdo JOSE RAMON NAVARRO PAREJA,ha escrito un artículo para el diario nacional catolicista LA RAZON,defendiendo a la Iglesia Católica...y así nos va.

Cuando Benicalap se limpie de mierda tendrá solución,mientras tanto,el barrio degenera más y más,y no precisamente por la inmigración,sino por los españoles y las españolitas.

Por cierto,no hace falta que os vayais de putas por Valencia y dejaros un dineral,en Benicalap hay cantidad de putas que os satisfarán gratuitamente,sus principales zonas son La Ciudad Fallera,la calle Garbí y la calle Gil Sumbiela;que disfruteis.
Sindicat