Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : immigració : guerra
Guerra contra la pobreza
01 oct 2004
LA POBREZA ES LA ÃNICA ARMA DE DESTRUCCIÃN MASIVA QUE EXISTE



Hambre cero mundial


LA POBREZA ES LA ÃNICA ARMA DE DESTRUCCIÃN MASIVA QUE EXISTE
Para los cínicos que nos gobiernan lo mejor es emprender guerras preventivas y ocultar los graves problemas y desigualdades que aquejan a la mayor parte de la Humanidad. Para los que somos calificados como ingenuos urge emprender una acción global a favor del diálogo, la convivencia, el desarrollo sostenible y la cooperación entre pueblos y culturas, donde impere el respeto a la diversidad y la serenidad ante los conflictos emergentes...

HAMBRE CERO MUNDIAL

Por: Frei Betto (EL SUCRE)*

22 de septiembre de 2004


El viejo Marx tenía razón: aún no salimos de la prehistoria de la humanidad. Somos 6.100 millones de habitantes en esta nave espacial llamada Tierra, de los cuales 4.000 millones viven debajo de la línea de pobreza. Viven con menos de U$S 30 por mes. De ellos, 1.200 millones están debajo de la línea de la miseria, de los cuales 841 millones están amenazados por la desnutrición crónica.



Cada 24 horas mueren de hambre en el mundo 100 mil personas, entre las cuales 30 mil son niños con menos de 5 años de edad. El día 11 de septiembre, el derrumbe de las torres gemelas de Nueva York cumplió tres años. Hubo una inmensa conmoción internacional. Cada día, el hambre hace desmoronarse a 10 torres gemelas repletas de niños. Nadie llora ni se conmueve. ¿Por qué?

En los días 20 y 21 de septiembre, en ocasión de la apertura de la Asamblea General de la ONU, el presidente Lula lanzará en Nueva York el Hambre Cero Mundial. Estará respaldado por cerca de 55 jefes de Estado, inclusive el papa Juan Pablo II°. Si el hambre es el principal factor de muerte precoz y vergüenza para la civilización del siglo XXI, ¿por qué no provoca movilización? Por una razón cínica: al contrario del terrorismo y de la guerra, del cáncer y de otras enfermedades, el hambre hace distinción de clase. Sólo alcanza a los miserables. Y en general, apoyamos campañas en beneficio propio. No siempre demostramos sensibilidad cuando se trata de derechos ajenos.

Lula aprendió, con la historia de la esclavitud en el Brasil, que un problema social sólo encuentra solución cuando se transforma en una cuestión política. Durante más de 300 años la esclavitud fue considerada legítima y legal. Pero poco antes de 1888, pasó a ser tratada como una cuestión política. Vino entonces su abolición oficial (pues todos sabemos que aún hay, en nuestro país, estancieros que mantienen trabajadores en un régimen de esclavitud).

El Hambre Cero beneficia hoy a millones de brasileros (as), entre los cuales hay 5 millones de familias que reciben renta mensual del programa Bolsa Familia. Por ser una política pública no-asistencialista y sí de inclusión social, atrae la atención de otros países. En función de este interés, estuve en Paraguay, Argentina, Perú, Guatemala, Italia, España y en la ONU. Hay iniciativas semejantes en Chile, en Argentina, en México y en Guatemala. Crece la conciencia de que el hambre es un flagelo a ser combatido inmediatamente. Debemos empeñarnos para que la pobreza, a semejanza de la esclavitud y de la tortura, sea considerada crimen hediondo, grave violación de los derechos humanos.

El presidente Lula quiere evitar en el exterior -como lo logró en Brasil-, que se pretenda combatir el hambre apenas con distribución de alimentos. Si un país rico envía toneladas de comida a las regiones más pobres del mundo, incurre en cuatro errores: justifica sus subsidios agrícolas; destruye las culturas locales; aumenta la dependencia de los beneficiarios; y favorece a los políticos corruptos que distribuirán los donativos. Ya bastan el fracaso de la Alianza para el Progreso en los años 60, y de la Revolución Verde en la década siguiente, para saber por donde no ir.

La propuesta es movilizar recursos mundiales, de los cuales Brasil no será beneficiario, para no levantar sospechas de promover una causa propia. Esos recursos, supervisados por la ONU, financiarían proyectos de emprendimientos, cooperativismo y desarrollo sustentable en las regiones más pobres. Pues el hambre no se combate con donativos, ni sólo con transferencia de renta. Precisa ser complementada por políticas efectivas de cambios estructurales, como las reformas agraria y tributaria, capaces de desconcentrar las rentas fundiaria y financiera. Todo esto amparado por una política audaz de insumos y créditos a las familias beneficiarias, que deben ser blanco de un intenso trabajo educativo en la línea de Paulo Freire, de modo de volverse protagonistas socioeconómicos y sujetos políticos e históricos.

''Yo tuve hambre y me diste de comer'', dijo Jesús encarnado en la figura del pobre. Combatir el hambre es una exigencia evangélica, un imperativo ético, un deber de ciudadanía y solidaridad, para que podamos sacar a la humanidad de esta prehistoria en que miles de millones de personas aún no tienen asegurado el derecho animal más elemental: comer.


* Frei Betto es escritor, autor y organizador, en compañía con otros autores, de ''Hambre Cero'' (Garamond), entre otros libros.








Guerra contra la miseria

Es tarea de los Gobiernos controlar las injusticias de los poderosos y formar a los ciudadanos en una conciencia social básica. Lo que no hagamos en justicia nos será arrebatado por la fuerza, o mediante el terror.

José Carlos García Fajardo*

http://www.nuncamas.net/



--------------------------------------------------------------------------------


Según Ernesto Sábato âNo se puede postergar la decisión de comprometernos ante la terrible crisis que atraviesa el mundo. El fundamento de una esperanza surgirá en medio de ese compromiso. Debemos penetrar en la noche y, como centinelas, permanecer en guardia por aquellos que están solos y sufren el horror ocasionado por este sistema mundial y perverso. Tenemos el deber de resistir y de ser cómplices de la vida aún en su suciedad y su miseria. Un gesto absoluto de confianza en la vida y de compromiso con el otro. Así lograremos trazar un puente sobre el abismo.â?



El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo publica cada año un Informe sobre la situación de los habitantes del planeta cuya lectura es apasionante. Se impone hablar menos de cooperación con âel tercer mundoâ? y preguntarnos por qué los pueblos del Sur pasan hambre de alimento, de salud y de educación. Es tarea de los Gobiernos controlar las injusticias de los poderosos y formar a los ciudadanos en una conciencia social básica. Lo que no hagamos en justicia nos será arrebatado por la fuerza, o mediante el terror.



En el Informe de 1998, ya denunciaba la ONU que el 18% de la población del planeta controla más del 80% de los recursos de la tierra mientras que el 20% más pobre sólo tiene acceso a un 1% de esos bienes.



Más de mil millones de habitantes del planeta sobreviven con menos de un dólar al día, y 20.000 personas mueren de hambre cada día. En la cumbre de la ONU celebrada en Nueva York el año 2000, los Estados miembros se comprometieron a reducir a la mitad el número de menesterosos en 2015, pero, a los cuatro años de esa cuenta atrás, poco se ha hecho para cumplirlo.



Hace unos días, Luis Inacio Lula da Silva, en la Cumbre de la Iniciativa contra el Hambre y la Pobreza, calificó el hambre como "la peor de las armas de destrucción masiva". El texto subraya que, con el avance tecnológico actual, la persistencia de esta plaga es "irracional, inaceptable y vergonzosa". Se calcula que para librar ese combate harán falta unos 50.000 millones de dólares anuales. No sólo la miseria, sino el ahondamiento de las diferencias entre clases, sociedades y hasta naciones del planeta constituyen una bomba de relojería que no precisa de ninguna ideología fundamentalista para explotar en el mundo desarrollado. Una minoría harta y una mayoría que la contempla a través de los medios de comunicación, no pueden convivir sin graves problemas.



El hambre del mundo son 900 millones de estómagos vacíos, la mayoría localizados en Asia y �frica, según el último informe de la ONU. El número de personas desnutridas crece cada año en cinco millones, lo que autoriza a la FAO a diagnosticar una clara "recesión en la guerra contra el hambre". Todavía es mayor la cifra de los que viven en situación de extrema pobreza, que supera los mil millones.



Ocho instrumentos fueron aprobados en Naciones Unidas para acabar con la miseria en 2015. De esas medidas depende la paz mundial en el siglo XXI. El esfuerzo que se precisa es pequeño si lo comparamos con los beneficios que puede reportar a todos los habitantes del planeta, pobres y no pobres: un mundo más justo, más humano, más próspero y más seguro.



Los instrumentos para facilitar la generación de los recursos necesarios son: Impuesto sobre los movimientos de capital. Impuesto sobre el comercio de armas. Emisión de deuda pública para financiar los incrementos futuros de la ayuda al desarrollo. Lucha contra la evasión fiscal y contra los paraísos fiscales que anulan la capacidad recaudatoria de los países en desarrollo. Mejora de las remesas de los inmigrantes, cifradas en unos 86.000 millones de dólares anuales, que superan el monto global de la ayuda y tiene un efecto directo en el crecimiento. Es preciso acelerarlas y abaratarlas. Donaciones por tarjeta de crédito asociada a los objetivos del Milenio que permita a los usuarios donar automáticamente una pequeña suma por cada transacción realizada. E incrementar la inversión en los fondos éticos, o inversiones socialmente responsables (ISR), vinculadas a objetivos de promoción de empleo, respeto ecológico y otros requisitos sociales. España y otros países están abiertos a condonar la deuda a los países que la apliquen estrictamente al desarrollo.


Si estos propósitos parecen difíciles, ya en el Informe del PNUD de 1998, se declaraba que el gasto anual para cubrir estas necesidades básicas suponía 40.000 millones de dólares anuales, durante diez años, en los países en vías de desarrollo. Enseñanza Básica para todos: 6.000 millones. Salud reproductiva para todas las mujeres:12.000 millones. Salud y nutrición básicas:13.000 millones. Agua y saneamiento para todos: 9.000 millones.


Para conseguir estas cifras, hoy elevadas a 50.000 millones al año, el Informe denunciaba que en un año se habían efectuado estos gastos: Cosméticos en Estados Unidos 8.000 millones. Helados en Europa 11.000 millones. Perfumes en Europa y EE.UU. 12.000 millones. Alimentos animales domésticos Europa y EE.UU. 17.000 millones. Cigarrillos en Europa 50.000 millones. Bebidas alcohólicas en Europa 105.000 millones. Drogas estupefacientes 400.000 millones. Gasto militar en el mundo 780.000 millones. Baste recordar que, sólo en EEUU, se ha duplicado el gasto militar desde esa fecha con los resultados que todos padecemos.


Al presentar a la opinión pública el Informe, la ONU lo calificó de âinformación subversivaâ?, que es preciso considerar para poder subvertir un orden social injusto.




* Profesor de Pensamiento Político (UCM) y Director del CCS





Neodesarrollismo: ¿Hacia dónde vamos?

Por: Theotonio dos Santos (ALAI)*
(Fecha publicación:29/09/2004) - ARGENPRESS

El debate sobre el desarrollo vuelve a ocupar una posición central en las ciencias sociales y en la política latinoamericana. El se ubica hoy día en el marco de la oposición entre las políticas de desarrollo y el dominio del capital financiero asentado en una 'ortodoxia' monetarista bastante discutible por los efectos negativos que ha producido en la región.




Es muy interesante constatar la preocupación creciente de la región sobre la cuestión del llamado 'desarrollo económico-social'. En realidad está en el orden del día la recuperación del crecimiento económico en una región que se caracterizó por un alto patrón de crecimiento en los años 30 a 70 del siglo XX. Al mismo tiempo, en las décadas del 80 y 90 y comienzos del siglo XXI, tenemos una caída colosal de nuestro nivel de crecimiento, muchas veces inferior al crecimiento de la población, configurando una rebaja del ingreso per capita.

Es evidente que la caída del crecimiento está conectada con el aumento de la deuda externa registrado al final de los 70s y comienzo de los 80s, como resultado de la renegociación de las deudas anteriores a altísimas tasas de interés internacionales. Durante la década del 80 hemos enviado centenares de miles de millones por concepto de pago de intereses. Para lograrlo, nos hemos sometido al llamado 'ajuste estructural' que consistía en el aumento de nuestro superávit comercial para pagar estos intereses.

Es evidente el contenido social negativo de esta política de contención de la demanda interna, particularmente de los salarios y de los gastos públicos. Para poner en práctica políticas tan impopulares, se necesitó de dictaduras militares o gobiernos de fuerza en general, se quebró el impulso de desarrollo del capital industrial naciente y de una clase media que apostara a la expansión de la economía y al desarrollo de nuevas actividades económicas. Se consolidaba así el cuadro de 'reacción' en contra de las formas más avanzadas de desarrollo socioeconómico, iniciado con el régimen militar en Brasil, en 1964, a través del cual se selló un compromiso de sangre entre el capital industrial naciente y los intereses del capital internacional en toda la región.

Las renegociaciones de la deuda externa iniciadas en los años 1986-90 permitieron desahogar, en parte, esta situación con la rebaja de la tasa de interés en Estados Unidos y las concesiones realizadas finalmente por los acreedores, apoyados por sus Estados nacionales, cada vez más sometidos a los intereses del capital financiero.




Desgracias

El llamado Consenso de Washington, que se diseñó en 1989, abrió el camino para una nueva aventura económica de la región. Cuando la tasa de interés mundial se rebajaba drásticamente, optábamos por una política de aumento de la tasa de interés interna para atraer capitales del resto del mundo con el objetivo de cubrir un déficit comercial que generamos con políticas económicas de sobrevalorización cambiaria.

Los capitales financieros de corto plazo vinieron rápidamente para expropiar nuestras reservas acumuladas con la suspensión del pago de intereses. No siendo suficiente tales facilidades, exigieron también la venta de nuestras empresas públicas para abrir camino a sectores económicos que implantaron nuevas tecnologías y por lo tanto, obtuvieron una alta rentabilidad pues tenían le monopolio tecnológico. La telefonía y las comunicaciones en general, la electricidad y las fuentes de energía en general, las materias primas fueron los principales áreas donde se operó la entrega de riquezas a cambio de nada. Los recursos incorporados a las arcas fiscales fueron rápidamente absorbidos por el pago de colosales tasas de interés internas a los capitales foráneos.

Estas desgracias fueron sentidas drásticamente por la población que, después de un período de ilusión provocado por la entrada de importaciones y capitales de corto plazo y por los efectos deflacionarios de la política económica en curso en todo el mundo, finalmente votaron masivamente en contra de las políticas del Consenso de Washington.

Con el tiempo, lo único que quedaron fueron las arcas vacías de nuestros gobiernos, las deudas externas crecientes cuando salieron masivamente los capitales que entraron momentáneamente, la caída drástica de la renta nacional. Pero lo más dramático es el forcejeo por mantener las altas tasas de interés cuando ya no hay reservas ni empresas que vender. Ellas no logran atraer capitales del exterior y alimentan un gigantesco sistema financiero creado en torno de la deuda pública, fuente de transferencia de recursos de la población hacia los especuladores, convertidos en señores de la nación a través de un mecanismo llamado de 'mercado'.

En el momento actual, el capital productivo lucha para sacarse de encima este sistema de succión de recursos. Pero estos sectores del capital productivo se comprometieron muy seriamente con esas políticas en sus fases virtuosas para los capitales en general. Ahora tienen dificultad para presentar una resistencia política a los epígonos del capital financiero que señalan ahora frente toda la nación como enemigos de todo el pueblo. A falta de líderes progresistas propios, tienen que buscar una alianza con las fuerzas populares organizadas y sus expresiones políticas para presentar un programa con alguna consistencia y apoyo popular.

Estas son las motivaciones del neodesarrollismo. Pero a su lado están también las motivaciones de la mayoría de la población. Cabe a las fuerzas populares -que sufrieron dolorosas experiencias en estos años de degeneración económica- aprovecharse de la oportunidad para ampliar sus objetivos tácticos y producir un programa de transformaciones sociales y económicas que abran paso a una etapa superior para la región.


* Theotonio dos Santos es profesor titular de la UFF. Coordinador de la Cátedra y Red de la UNESCO y la ONU sobre Economía Global y Desarrollo Sostenible.

COPYRIGHT ARGENPRESS.INFO © 2002 - 2004

http://www.argenpress.info/nota.asp?num=014626

SEGUN EL DIARIO THE WASHINGTON POST: AUMENTA LA POBREZA EN ESTADOS UNIDOS Y DISMINUYE LA ASISTENCIA SOCIAL


26 de septiembre de 2004


Mientras la pobreza se incrementa en Estados Unidos, en especial entre las mujeres y los niños, los programas de seguridad social se reducen, afirma hoy el diario The Washington Post.

Cifras oficiales revelan que el número de personas que recibieron ese beneficio cayó el pasado año en 149.000 con respecto a 2002, subraya el rotativo.

Entretanto, agrega, los pobres aumentaron en un 1.300.000, lo cual demuestra el fracaso de la reforma en la asistencia social, realizada hace ocho años.

El Post destaca que en 2001 menos de la mitad de las familias norteamericanas elegibles para entrar en esos programas fueron aceptadas, contra un 80% admitidas en 1996.

Los cambios en el sistema, que incluyó su descentralización, limitaron el tiempo en que las personas podrían recibir los beneficios.

Si en 1986 12,2 millones de estadounidenses recibieron esa ayuda, siete años después la cifra cayó hasta los 4,9 millones, comenta el periódico.

En contraste, indica, la pobreza en la Unión subió en un 12,5% en el último año y afecta a casi 36 millones de personas, de los cuales 12,9 millones son niños.

El número de familias en la pobreza absoluta subió en ese lapso en un 10%, a 3,2 millones, concluye.


ARGENPRESS.INFO © 2002 - 2004


Nota: También se ha incrementado la pobreza severa en la ciudad de Valencia, afectando a un 2% de la población censada. Igualmente se percibe un incremento de pobreza entre la población censada que ronda el 20%, cuya renta no supera los 350 euros al mes, careciéndose de programas asistenciales públicos, dedicados al cuidado y rehabilitación de la población que padece exclusión social, cultural, laboral, emocional.
Otro tema grave que no parece preocupar a las autoridades locales y autonómicas es la extrema precariedad laboral que padecen tanto la población nativa como los emigrantes.

Se pueden leer las noticias publicadas al respecto en los diarios locales de Valencia (Las Provincias - Levante), en aras a la ampliación de la grave situación que padece un elevado número de población.

Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap


Un total de 138.500 vecinos de Valencia viven por debajo del umbral de la pobreza

Rubio acusa a Barberá de no dar soluciones


P. Varea, Valencia - LEVANTE - EMV - 28 de noviembre de 2004

Un 20% de la población residente en Valencia, 138.500 personas, viven por debajo del llamado umbral de la pobreza y cobran menos de 350 euros mensuales. Estos datos figuran en un estudio que ha hecho la empresa EDIS sobre la situación actual de la ciudad para la delegación de Progreso Humano, según reveló el portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Rafael Rubio, en una entrevista concedida a la Cadena SER.

«El ayuntamiento fue quien contrató ese estudio para conocer la realidad de la ciudad. Los datos son muy alarmantes pero hasta ahora el consistorio no articula soluciones aparte de la Copa del América», comentó el portavoz.

Otro de los problemas actuales,según Rubio, es el retraso en ejecutar programas urbanísticos, como los de los barrios de Patraix y Las Moreras. «Hace cinco años que se adjudicó y no se ha tocado ni un matojo. Ha faltado planificación», dijo.

Rubio respondió a las acusaciones de la alcaldesa, quien achacó a los socialistas supuestas mentiras, y le recordó que ha subido los impuestos pese a las promesas de Barberá en su programa electoral de congelar los tributos. También le reprochó que no haya creado una comisión municipal sobre la Copa del América ni haya esclarecido la polémica del solar de Mosén Sorell.

El portavoz del PSPV acusó a la alcaldesa de fomentar ataques personales contra él. «Barberá ha fomentado ataques personales contra mí y algunos concejales populares han vertido comentarios sobre mi propia familia. Nosotros nunca hemos mentido. Es muy diferente la Rita Barberá de la campaña electoral de aquella a quien le llevamos la contraria en los plenos o muestra su contrariedad y opinamos de forma distinta a ella», explicó. El socialista calificó la situación financiera del ayuntamiento de «inaguantable» y acusó al equipo de gobierno de Barberá de «degradar el Cabanyal».

EL PSPV SEÃALA AL PP QUE LAS MÃ?S DE 138 MIL PERSONAS QUE VIVEN CON MENOS DE 350 EUROS MENSUALES NO SON INVISIBLES




http://www.eltorrenti.com/

Orias: âInstrumentalizar la inmigración con fines políticos es una estrategia peligrosaâ?

El PSPV ha señalado a la alcaldesa Rita Barberá que las 138.500 personas que viven con menos de 350 euros mensuales, es decir consideradas pobres, no son invisibles. Los socialistas le han recordado que las cifras de la pobreza en la ciudad no son un invento y que se basan en el propio estudio encargado por el Ayuntamiento.

âSe trata de personas de todas las edades y no sólo de pensionistas, lo que en cualquier caso no minimiza el problemaâ?, aseguró la concejal Consuelo Orias.

Los socialistas han acusado al PP del Ayuntamiento de frivolizar con la política social y le ha conminado ha arbitrar medidas reales en vez de vender humo.

En relación a las declaraciones de la concejal del PP Marta Torrado sobre las pensiones de las personas mayores, los socialistas le recuerdan que una de las primeras medidas tomadas por el Gobierno de Zapatero ha sido aumentar entre un 6 y un 6,5% las pensiones mínimas aunque el compromiso del Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, es que el incremento sea de hasta un 27% al final de la legislatura.

âLa edil Torrado debería de abandonar el púlpito de la propaganda y empezar a pisar la calle para darse cuenta de los problemas de los ciudadanosâ?, señala la concejal socialista Consuelo Orias.

Orias considera que la política del PP en materia social se ha limitado a los gestos y a los grandes anuncios. âEs una ironía que Torrado se ponga al frente de las reivindicaciones de los mayores cuando en Valencia sólo existen 171 plazas públicas en residencias para mayores frente a las 1.685 que recomendaba el Plan Nacional Gerontológico para el año 2003 que aprobó el PPâ?, aseguró. En Valencia de hecho viven más de 135 mil personas mayores de 65 años, lo que supone un 17% de la población total de la ciudad. âEl año pasadoâ?, prosigue la edil, âsólo se aumentó el número de plazas para mayores en centros de día en 55, cifra que sólo cubre el 0â14% de lo que prometió el PPâ?.

Los socialistas han recriminado también a Torrado que instrumentalice y frivolice con un problema tan serio como la inmigración. âEl agravio comparativo y las alertas confusas sobre el incremento de la inmigración para obtener réditos políticos son estrategias muy peligrosasâ?, afirma. âLa inmigraciónâ?, asegura Orias, âes un problema de todos que hay que resolver con medidas sociales eficaces y desde la serenidad institucional si no se quiere encender la pólvora del racismoâ?. Orias ha pedido a Torrado que sea prudente y deje de crispar a la sociedad pensando sólo en su futuro político e intentando ocultar su mala gestión.

La edil socialista ha señalado que es muy legítimo que el Ayuntamiento exija recursos al Gobierno para las políticas sociales pero que la edil Torrado también podría pedir a la alcaldesa que el Palau de la Música no se gaste más de 50 mil euros en cócteles y agua mineral o que las obras no tripliquen su precio para así poder destinar más dinero a las políticas de Bienestar Social.

Orias ha preguntado también a Torrado si ya sabe cuánto dinero de la subida de los impuestos (15% del IBI y del 20% del IAE) piensa destinar la alcaldesa Rita Barberá a los mayores o los más jóvenes. âCon lo que van a recaudar, y una vez cubiertos los despilfarros, podría quedar una magnífica partida para aumentar las plazas de mayores en centros de día o prestar más ayudas a las familias necesitadasâ?, aseguró.

âHasta la fecha, Torrado, no se ha opuesto a que la Generalitat no pagara todas las solicitudes de Prestaciones Económicas Regladas (PER); ha exagerado deliberadamente las prestaciones dadas a las mujeres maltratadas⦠circunstancias, entre otras, que no han sido óbice para salir públicamente a poner verde a la oposición cada vez que se le ha lanzado una critica y sin rectificar ni un ápice su pésima gestiónâ?, añadió Orias.

âLa política de bienestar social no es ni caridad ni propagandaâ?, afirmó.
Mira també:
http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=1772
http://www.nuncamas.net/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Guerra contra la pobreza
01 oct 2004
k palo leer algo tan largo puf....k os den por sako
Sindicat