Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sense clasificar
El primero de "Los días hábiles"
01 oct 2004
Reseña del contenido del número uno de Los Días hábiles , y denuncia internacional de que a su aparición hoy ha sido bloqueada con un falso requerimiento de contraseña, presumiblemente a obra del Gobierno Mexicano
Por fin, después de superar escollos técnicos, políticos y financieros, está a partir del día de hoy en nuestro sitio en la red el primer número de âLos días hábilesâ?, publicación virtual de Las Flores de Uxmal. El esfuerzo y sus vicisitudes humanas valió con mucho la pena.

Reseño sin más preámbulos su contenido. El número va

EN DEFENSA DE LA POESÃ?A CATALANA DEL SIGLO XX
Y POR LA VIGENCIA DE LOS DERECHOS HUMANOS
EN MÃXICO

Debajo de la bola terráquea del logo de âLos días hábilesâ?, inmediatamente después del texto que antecede y de un epígrafe de humildad frente a la muerte, aparece la foto de Louise Arbour, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. A ella dirige Orlando Guillén este texto: âPongo a su disposición mi carta al presidente mexicano y los contenidos generales de esta página para documentar ante la instancia que usted titula un caso de persecución por motivos de opinión hasta la desaparición del escritor que soy, que es añeja y sigue viva, y que se expresa actualmente en la actitud hostil del Fondo de Cultura Económica de México tendiente a obstaculizar, desvanecer, ocultar e impedir la salida de mi libro âDoce poetas catalanes del siglo XXâ, e igualmente por la retención de otros títulos míos por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes puestos bajo llave por administraciones anteriores y así mantenidos por esta, y por el veto de Estado a publicar en la prensa de mi propio país con el sostén activo de quienes se ostentan âdemócratasâ e âindependientesâ paladines de esa libertad. Le demando públicamente actúe en consecuencia en este caso. Los asuntos de lesa humanidad no prescriben y se persiguen de oficioâ?.

Debajo de este texto, aparece la carta del poeta al presidente Fox, documento literario y político que constituye entre otras cosas una radiografía, digámoslo así, del cuerpo corrupto de la intelectualidad mexicana en el poder y de sus modos de ser y operar sin detenerse ni ante el crimen.

Sigue la foto de Sara Bermúdez, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. A ella dirige Guillén estas irritadas palabras verdaderas: âEn comisión de secuestro de obra mantienes retenidos, a pesar de haber llegado en su momento a un acuerdo para su salida escalonada, el volumen que recoge mi teatro y la âObra Completaâ del poeta valenciano Francisco Seguí (edición y prólogo míos). Sácalos ya, contra la opinión de tu asesor Felipe Garrido. Yo te doy asesoría gratuita: no pongas en riesgo el negocio de la industria de la construcción en Buenavistaâ?.

A Consuelo Sáizar, directora del Fondo de Cultura Económica el poeta le dice: âEste lunes 13 (día de niños héroes en México; añádete a esa lista), sabré si te atreves (acto por el cual tendrás que atenerte a todas sus consecuencias jurídicas y políticas), a intentar desconfigurar y así desfigurar, contra lo contractual estipulado y en comisión de varios tipos penales, y responsabilidades civiles y públicas, mi libro de libros de traducciones âDoce poetas catalanes del siglo XXâ. No lo conseguirás mientras yo esté vivo, y no impedirás que sea punto referencial de la inminente Feria Internacional del Libro de Guadalajara dedicada a la cultura catalana: la poesía es la expresión de su espíritu. Te recomiendo que releas mi texto âMosca de cagaderoâ y el âAtento Recadoâ que recientemente te dirigí. Finalmente: están pendientes las presentaciones, la difusión y el itinerario de este libro por los países del habla española donde el FCE tiene presencia; y tampoco, recurras a las vilezas que recurras, podrás impedirloâ?.
Inmediatamente después el poeta despliega su demanda penal contra esta y otros funcionarios del Fondo de Cultura Económica por mutilación, desfiguración del original y la comisión de otros tipos delictivos, y requiere al Procurador General de la República para que dé curso a esta querella en uso de sus derechos constitucionales a una justicia pronta y expedita.

Inmediatamente, Orlando Guillén manifiesta a Pasqual Maragall, president de la Generalitat de Catalunya, lo que sigue: âEl Fondo de Cultura Económica de México me amenazó con la mutilación y ahora con la desfiguración interna del texto de âDoce poetas catalanes del siglo XXâ y retiene en perjuicio de su inminencia pública las pruebas finales y los archivos electrónicos de ese libro, y me avisa que ya tiene en su poder la autorización del Llull para pagarme (pero negándose a hacérmela efectiva). Folch no me envió copia de este trámite, y no asoma la cabeza en momentos políticos que le atañen. Está igualmente en juego el asunto de los libros de Enric Casasses y Dolors Miquel en el Instituto Mexiquense de Cultura, del Estado de México, cuyos tiempos están venciéndose sin sus señales. Y del mismo modo, la cuestión de la presentación, difusión e itinerario por los países del habla castellana donde el FCE tiene presencia (anunciado este oficialmente por el Llull y Cultura de la Generalitat en acto en que presentamos el libro con Enric Casasses, epiloguista y consultor en catalán, en octubre de 2003 en Barcelona, como puede comprobarlo por la prensa). Alex Susanna involucró al Llull en un asunto mexicano de lesa humanidad en mi contra, y Folch no lo desmiente con hechos. Envié a usted una carta privada como última gestión. Otro tanto hice ante C. Sáizar, directora del FCE. Por razones de poesía he hecho todo lo que he podido para despolitizar este libro antes de su aparición, y para desinvolucrar al Llull de una infamia mexicana que ya lleva mucho tiempo, y que también ya basta. He dedicado alrededor de un cuarto de siglo para que este bien del espíritu catalán exista en mi lengua y sea recibido con la enriquecedora dignidad que merece, y he defendido la poesía catalana del siglo XX con mi vida desde que presenté el libro en 2000 al FCE, con apoyo institucional y de prensa catalanes que no tenían entonces ni tienen por qué ahora embijarse de la mierda mexicana. Los acontecimientos en el FCE determinan que ha llegado la hora, y la afronto sin más públicamente. Espero que Barcelona empuñe la palma del recto juicio: el seny catalán que como quiere Guerau de Liost es inmortalâ?.

Finalmente a Xavier Folch, director del Institut Ramon Llull de Barcelona, el poeta se dirige en estos claros términos: âNo me has pagado, no has cerrado el asunto de los libros de Casasses y Dolors Miquel con el Instituto Mexiquense de Cultura del Estado de México, nada haces para que tengan lugar las presentaciones en Barcelona, Madrid y México, y el itinerario por los países del habla castellana donde el FCE tiene presencia, anunciados desde octubre del año pasado por el Llull y Cultura de la Generalitat de Cataluña en Barcelona (comprobable por la prensa catalana) de mi libro de libros de traducciones de la poesía catalana del siglo XX. Contra la razón de ser jurídica y política de la institución a tu cargo, estos son los muertos que te jalarán las patas y a quienes nunca vas a dar sepultura:

DOCE POETAS CATALANES DEL SIGLO XX

(Aquí van las fotos, con sus incitantes âmanitasâ llevando desde cada una de ellas a la parte que le corresponda a cada cual en la muestra 1, y con los nombres de cada poeta)â?.

Sigue este texto debajo:

Con Tres Añadiduras

(Aquí, las fotos de las mujeres, con sus nombres y la correspondiente manita vehicular a sus poemas).

âLos días hábilesâ?, órgano de Las Flores de Uxmal Arte y Cultura A C., mantiene abierta su convocatoria a escritores, intelectuales, académicos, críticos y periodistas especializados (que soliciten al efecto los archivos correspondientes a http:www.floresdeuxmal.com) en los ámbitos catalán e hispanoamericano para valorar por su mérito e importancia reales el libro de libros de traducciones, panorámico, monumental y de vida para el poeta (enriquecido con la consultoría en catalán y un âEpílogoâ? de Enric Casasses), âDoce poetas catalanes del siglo XXâ?. Por ello, y para concluir en su parte medular esta primera entrega, entra el texto de Gordon Ross, primera respuesta, y de un escritor mexicano, a nuestra convocatoria. Allí se lee:

âEntre los instrumentos del Rey Ubú destaca el Palito de fynanzas, que es un bodoque de madera que se inserta en las orejas para producir sordera y someter al fuero hacendario a quien reniegue de pagar al Estado. Todos los padres ubús llevan uno en su bolsón de instrumentos. Cualquier voz que suene extraña (en su acepción de extranjera), debe ser acallada, o por lo menos ensordecida, pues así lo exigen las fynanzas realesâ?.
âEso lo sabemos muy bien los mexicanos (o mejor diríamos, mesoamericanos). En nuestro país se hablan aún hoy decenas de lenguas originales, que el ser totalitario del español, en su papel de lengua de Estado, quisiera mandar al panteónâ?.

âUn ejemplo proveniente del mundo editorial: entre los escasísimos libros que sobrevivieron a la conquista europea está el Pop wuj. Un sabio maya redactó en quiché un extraordinario texto donde se narra la creación del mundo y de la cultura, sólo comparable con el Canto de Gilgamesh o el Génesis mosaico. De la fuente cronista del cura Jiménez un buen samaritano francés se dio a la tarea de verterlo a su lengua y otro no menos de Samaria de este al español. Mas ahora sabemos por el trabajo posterior del maestro quiché Adrián I. Chávez, quien hizo la traducción desde su idioma, que el texto que conocíamos resultaba ser no sólo corto y chato, sino esencialmente falso. Desde el título, el Popol vuh mostraba la mano del que no sabe. Popol es una palabra que no existe en el maya quiché. Y así lo demás. Cualquiera pensaría que hecha la aclaración se habría de corregir el error. Mas no es así: el propio FCE prosigue imprimiendo masivamente el texto equivocado, mientras la versión del gran poeta quiché I. Chávez se ignora de plano o se conoce apenas referencialmente. Conciente o inconcientemente, por señalamiento o inercia, el Estado (esto es: sus operadores, que lo hacen real), no se interesan por que se conozca en su verdadera valía el texto original, y ningunean así una cultura clásica y un libro mayorâ?.

âLo mismo pasa con la poesía catalana. Queriendo y no queriendo, lo mejor ha sido someterla al Palito de fynanzas. Para empezar es poesía; o sea: voz primera que hace nacer la cultura y crea el mundo; o sea: lo contrario que el Estado: improvisación en estado de pureza, flexibilidad, caos, desnudez, y sobre todo: verdad. Y para acabar, está escrita en un idioma âextrañoâ que pareciera ser que ni patria tiene. Igual que los mayas, cuyo sino de Estado es el turismo como mejor forma de olvidoâ?.

âEl catalán como el quiché son anomalías que ensucian la tersura hegemónica del español de la real academia del Padre Ubú, que por supuesto no es el míoâ?.

âEste libro busca resarcir de un golpe la deuda; en lo que hace a la poesía de otro modo lo alcanza, y por ello el dolor de su partoâ?.

âArranca con una introducción de Orlado que es a la vez un tratado de la poesía y un repaso crítico a cada uno de los autores publicados. Orlando aprovecha este foro magnífico para develar su conocer y sentir sobre el ejercicio de la palabra, en un texto complejo, profundo, de rara belleza, que nos recuerda y alerta sobre lo que vamos a leer. Es el manifiesto de un poeta maduro que ha remado rayo abajo y que reflexiona desde el margen de dos idiomas hermanos, desde el puente entre dos tensiones. Es una visión crítica desde la poesía; la más difícil, y cuando se logra, como es el caso, la más valiosaâ?.




Roberto Godínez es actor del grupo de teatro Las Flores de Uxmal y miembro fundador de la Asociación Civil homónima.

This work is in the public domain
Sindicat