Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: fòrum 2004
Article de El Mundo sobre la roda de premsa final contra el Fòrum
27 set 2004
BALANCE DE LA ASAMBLEA DE RESISTENCIAS AL FÓRUM
'El fracaso del Fórum se debe a su propia prepotencia'

Los 'antifórum' planean una 'acción sorpresa' para el domingo 26, día de clausura del evento barcelonés
HELENA FERNÃ?NDEZ
(E. Especial)
BARCELONA.- La Asamblea de Resistencias al Fórum, que engloba a unos 80 colectivos ciudadanos, en su mayoría barceloneses, ha presentado su balance del Fórum. Las conclusiones de la agrupación -que en el pasado mes de junio pidió la dimisión del director general del evento, Jordi Oliveras-, recogidas en un 'manifiesto' que se ha repartido a los medios de comunicación, apuntan que el Fórum "ha fracasado" por su "prepotencia", "por su concepción como espectáculo desde el inicio".

Primero con escepticismo y después con críticas directas. Así es como ha reaccionado la ciudadanía barcelonesa ante el evento que iba a mover el
mundo según los antifórum. "El Fórum es un proyecto que no se ha sabido vender", apunta Francisco López, de la Asamblea de Resistencias. Un proyecto que no ha logrado "ilusionar a los ciudadanos" pese a que "se han invertido 340 millones para elaborar todo el espectáculo".

Y es que una de las principales críticas que el colectivo barcelonés le achaca a los "políticos-tecnócratas" implicados en la organización del Fórum es precisamente esa: que se ha concebido desde el inicio como un espectáculo. "Sin duda el fracaso del Fórum no es por los movimientos críticos y de resistencia, pese a su papel. El fracaso es el resultado de la prepotencia, la propia concepción de espectáculo y los errores desde el inicio", dice el manifiesto elaborado por los antifórum.

'Prostitución de los valores del Fórum'


Condiciones para la paz, desarrollo sostenible y diversidad cultural son los valores-eje que han centrado el evento del verano barcelonés y que,
para los antifórum, han estado "prostituidos". "Los valores son positivos, pero se han utilizado para maquillar una operación urbanística y económica gestionada de forma mercenaria", denunció Albert Martínez, portavoz de la organización, en una rueda de prensa convocada en las puertas del recinto barcelonés, bajo el ala que da a la calle del futurístico templo de Herzog
& De Meuron.

La plataforma ha criticado la renovación urbanística de la zona porque "en la práctica, supone una sustitución social de los barrios en favor de las élites económicas" ya que, antes de comenzar el evento, "los precios de las viviendas de la zona ya habían subido un 50%".

Según la Asamblea, "se ha perdido una oportunidad para construir Barcelona desde los ciudadanos", se ha fomentado la especulación "que sólo beneficia
a inmobiliarias y constructoras" y "se han malgastado recursos para futuras acciones necesarias para la ciudad y los barrios".

'Acción sorpresa' el día 26


En la última parte de la campaña antifórum, que ha tenido un presupesto de 3.000 euros, "una de las más baratas teniendo en cuenta el tiempo que ha
durado", señaló el portavoz, han preparado un cartel en el que los representantes del tripartito barcelonés (incluido el alcalde Joan Clos)
se reparten el 'pastel' del Fórum, representando en el emblemático Edificio Azul. Además, para el día en el que el evento cierre sus puertas
definitivamente -el 26 de septiembre-, los antifórum han convocado una manifestación que, saliendo de la Torre Agbar recorrerá "las empresas que se enriquecen con el reparto del pastel del Fórum".

La concentración terminará en las puertas del recinto, donde habrá una "acción sorpresa", según han adelantado los miembros de la asamblea.

Además, han hecho una invitación abierta a todos los trabajadores que han formado parte del evento. "Hemos estado desde siempre en contacto con
ellos", señaló Martínez, "y sabemos que muchos eran ideológicamente contrarios al evento pero no han tenido más remedio que participar por
cuestión de supervivencia". La asamblea apunta además que el próximo domingo muchos de los empleados se "atreverán" por fin a hablar: "hasta el momento no lo han hecho por miedo a que se les tachase de antifórum".

'No se han cumplido ni uno de los 10 principios de la Agenda Fórum'

La relación de la Asamblea de resistencias -que se constituyó en 2003 y que ha protagonizado acciones sonadas como la del 'desembarco en el recinto'- con la organización del Fórum se remonta al verano del pasado año. "Desde ese momento nos intentan convencer para que participemos en el evento", explica Albert Martínez. Fue ahí cuando la asamblea comenzó a recordar el elenco de "contradicciones" que, en su opinión rodean al
Barcelona 2004: especulación, escasa vinculación con la vida real de la ciudad... pero sobre todo el hecho de que las empresas socias y patrocinadoras del acontecimiento no cumplan los principios del Fórum, recogidos en una Agenda de valores por evento. "En ese momento nos dijeron
que no podían actuar como polícias para ver si las multinacionales cumplían con eso o no".

Ahora el panorama cobra un nuevo matiz para los antifórum: "ni los mismos gestores del Fórum han cumplido con alguno de los 10 principios".

Los derechos individuales, el respeto a todas las etnias, el fomento del diálogo interreligioso, el desarrollo sostenible en territorio urbano, son
algunos de los 'mandamientos' Fórum que no se han respetado 'desde dentro'.

Los trabajadores son contratados a través de Etts y algunos cobran menos de 3 euros por hora; la policía ha desalojado el campamento gitano del
carrer de Taulat cercano al Fórum para hacer una "limpieza de imagen"; el Fórum no ha permitido la presencia del Dalai Lama por la amenaza del
gobierno chino de llevarse al muestra de los 'Guerreros de Xian'... el elenco de los antifórum para demostrar la "contradicción absoluta" del
evento también pasa por el ámbito medioambiental: las obras del recinto del Besòs han contribuido a convertir parte de la costa barcelonesa en un
"cementerio de peces" y han "desarticulado los caladeros", explican aludiendo a un informe del Centro Superior de Investigaciones Científicas
(CSIC).

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa