Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: un altre món és aquí : educació i societat : dones
Como Enfrentar el Acoso y las Agresiones Sexuales en Espacios Alternativos:una Propuesta de Proceso
26 set 2004
fuente: Piento Verde, numero especializado en genero
Este documento fue desarrollado por un grupo de trabajo durante un
seminario sobre género que tuvo lugar en Escanda en septiembre de 2003.
Much@s participantes habían estado anteriormente en situaciones en las
que hubiera sido muy útil disponer de un marco colectivo de este tipo.
Por este motivo, desarrollamos este conjunto de recomendaciones a partir
de las experiencias de lo que había y no había funcionado en casos
pasados a la hora de enfrentarse de forma constructiva a situaciones de
agresión sexual en nuestros espacios. La propuesta está basada en la
sugerencia de plan de acción anti-agresiones desarrollado por gente de
Acción Anti-Fascista de Estocolmo, quienes realizaron gran parte del
trabajo, por lo que les hacemos llegar nuestro respeto y reconocimiento.

Nunca trabajaríamos con un racista, así que ¿por qué trabajar con un
acosador o un violador? La lucha contra el sexismo no es menos
importante que la lucha contra el racismo u otras formas de agresión
discriminatoria. Pero el sexismo y los comportamientos sexistas se
aceptan demasiado fácilmente, también en "nuestros" espacios, y la lucha
antisexista a menudo no es una prioridad política real. Esto tiene que
cambiar. La responsabilidad de crear espacios no sexistas tiene que ser
compartida por todo el colectivo. Queremos crear un ambiente donde
quienes sufran comportamientos sexistas o agresiones sexuales se sientan
con la capacidad y fuerza de denunciarlo, y tengan la certeza de que
siempre se les tomará en serio.

Este procedimiento contra las agresiones puede ser parte de un esfuerzo
más amplio para dar prioridad a la creación de ambientes antisexistas.
La incorporación explícita y central de principios y procedimientos
claramente antisexistas en las formas en que organizamos nuestros
eventos y espacios mostraría que nos tomamos en serio la lucha contra
comportamientos sexistas y agresiones sexuales. También permitiría
continuar con otras tareas importantes mientras nos enfrentamos a estos
incidentes, y reduciría en gran medida la confusión, los miedos y la
rabia que siempre se dan cuando se hacen públicos los casos de agresión
sexual o violación. Esto haría nuestros espacios más abiertos y seguros.

Hemos decidido utilizar casi siempre un lenguaje neutral en cuanto a
género en esta propuesta, pues cualquiera puede ser víctima de una
agresión sexual. Sin embargo, también somos plenamente conscientes de
que la inmensa mayoría de las víctimas de estas agresiones son mujeres,
y que una mayoría aún mayor de agresores son hombres.

Nuestor objetivo con esta propuesta es encontrar modos de enfrentarse al
acoso o la agresión sexual y a la violación en todos nuestros espacios.
No obstante, las condiciones para llevar a cabo el proceso serán
diferentes si se trata de un caso local, donde la gente se conoce y hay
tiempo para afrontar los problemas sin prisas, o cuando ocurre en un
evento multitudinario que dura apenas algunos días. Por tanto, es
necesario adaptar esta propuesta a las distintas circunstancias.

En grandes reuniones o encuentros, es buena idea que se designe desde el
principio a una persona o grupo al que cualquiera pueda acudir si siente
comportamientos sexistas o es víctima de una agresión sexual o
violación. La responsabilidad de ésta persona o grupo sería poner el
proceso en marcha lo antes posible y mantener informado al plenario,
para reducir los cotilleos y malentendidos (algo especialmente
importante debido a la vulnerabilidad emocional generada por estas
situaciones). Reconocemos la importancia de tener un proceso abierto y
transparente para que los conflictos relacionados con el género no se
resuelvan a puerta cerrada, como se ha hecho tantas veces. No obtante,
también debemos respetar la privacidad y la confidencialidad de la
víctima, por lo que es importante encontrar un equilibrio entre estos
dos objetivos.

Esta propuesta es una colección de herramientas, no un dogma, hay muchas
formas de enfrentarse a las agresiones sexuales y las violaciones que
deberían ser exploradas, también fuera de nuestros espacios. No hay un
proceso perfecto para enfrentarse a estos temas: cada manera de hacerlo
será una negociación entre ideas importantes como es la justicia, la
autonomía, o la confianza. Este es el equilibrio que proponemos, basado
en los siguientes principios:
a) La víctima siempre define qué cuenta para ella o él como acoso o
agresión sexual o como violación, y el grupo siempre le debe creer.
b) La mayoría de la gente puede cambiar sus actitudes y comportamientos
sexistas, por lo que la exclusión inmediata y final no es la solución
perfecta. El objetivo debería ser la reintegración y la rehabilitación
del agresor en nuestros espacios.
c) Poc@s de nosotr@s tenemos las capacidades necesarias para dar las
atenciones que precisa una víctima de violación ni para rehabilitar a un
violador. En estos casos es mejor acudir a profesionales. Por tanto, las
recomendaciones que siguen no se refieren a situaciones en que se ha
utilizado violencia extrema, sino a casos menos traumáticos de acoso o
agresión sexual, que son desafortunadamente una realidad casi cotidiana
también en nuestros espacios.

Sobre esta base, estos son los pasos que podemos dar sin implicar a las
autoridades estatales:
1) Cuando alguien dé a conocer una agresión o una situación de acoso, o
cuando comienza a haber rumores sobre algún caso, deberían formarse lo
antes posible dos grupo para tratar el caso: el grupo de apoyo a la
víctima, y el grupo de contacto con el/la agresor/a. Mientras estos
grupos no se hayan formado, el/la agresor/a no será bienvenido a las
actividades o espacios donde se haya producido el incidente.

2) Si la víctima está de acuerdo, se debería convocar lo antes posible
una asamblea, para informar sobre la situación y formar los grupos. Si
no hay asamblea, se deben formar los grupos de manera informal.

3) La función de uno de los grupos será hablar con la víctima. Este
grupo debería estar formado por gente de confianza de la víctima confía,
que le sean cercanas. Los objetivos serán:
a) escuchar todo lo que quiera expresar,
b) darle apoyo, y
c) ver qué opinión tiene sobre la forma de llevar a cabo el proceso, y
si tiene alguna sugerencia al respecto.

4) La función del otro grupo será hablar con el/la agresor/a. Sería
positivo que las personas de dicho grupo le conozcan y tengan su
confianza, pero que sean capaces de criticarle y enfrentarse a sus
actos. Los objetivos de este grupo serían:
a) escuchar su versión,
b) hacer llegar esta versión a la víctima, y
c) pedir al agresor una reflexión, que intente ponerse en el lugar de
la víctima para comprender cómo se siente y por qué.
Es importante recordar que es difícil admitir públicamente un acto de
agresión o acoso sexual, por lo que es necesario un cierto grado de
confidencialidad para que el/la agresor/a pueda confrontar sus actos.
No obstante, para limitar los rumores es importante que posteriormente
haya un flujo de información hacia el grupo, una vez que el caso se haya
resuelto.

5) El grupo de apoyo a la víctima y el grupo de contacto con el/la
agresor/a (y la víctima si quiere participar) desarrollarán una línea de
trabajo a seguir con el agresor, decidiendo sobre cuestiones como:
¿Debería el/la agresor/a ser excluido/a totalmente? ¿Podría seguir
presente en contextos y espacios donde la víctima no tenga ningún
contacto con él/ella? ¿Podría el/la agresor/a ser readmitido/a si está
dispuesto/a a admitir su problema y trabajar en su resolución? El motivo
de todo esto es crear una base para que el agresor entienda qué ha
ocurrido - a menos que se trate de un caso de violación o de sexismo
agresivo y consciente, en cuyo caso no hay nada que entender - y el
objetivo es que no repita nunca ese tipo de comportamientos. Durante el
proceso, el grupo de apoyo debe estar en contacto permanente con la
víctima para contarle qué ocurre y ver cómo se siente. Cuando el
problema se saca a la luz, el dolor puede regresar, y tal vez la víctima
necesite aún más apoyo que al principio. El objetivo es ayudar a la
víctima a expresar en palabras lo ocurrido y reforzar su autoestima.

============================================

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Como Enfrentar el Acoso y las Agresiones Sexuales en Espacios Alternativos:una Propuesta de Proceso
27 set 2004
precisament algunes organitzacions tenen "eines de control" semblants a les descrites precisament per a tot el contrari, per tapar els abusos i que no es difonguin fora de la organització
Re: Como Enfrentar el Acoso y las Agresiones Sexuales en Espacios Alternativos:una Propuesta de Proceso
27 set 2004
Em posa molt content que algú enfoqui en aquest tema, ja era hora. Això és un bon exemple de la funció que n'ha de fer, una revista del moviment (deixeu-me dir-ho així, que acabo abans). Dit això, tinc alguns comentaris a fer.

Tot i valorar molt positivament que un grup de gent de diverses mogudes es reuneixi per parlar d'això, haig de dir que les conclusions pequen una mica de bonisme.

La majoria d'accions que es proposen ja s'han fet i, el que s'ha demostrat, es que tot això no funciona si no hi ha un clima determinat. El cas es que, segons el meu parer, el text va en una línea molt bona, és per aquí per on hem d'anar. Però una cosa és dir-ho i l'altra trobar-s'hi. Jo, quan m'hi he trobat, he defensat (amb altra gent) fer-ho així, com dieu vosaltres al text, però... NO FUNCIONA.

Per què? Home, tinc la meva explicació personal. Penso que és un error enfocar-ho només com un problema metodològic, buscar receptes de com actuar i quins espais crear. És clar que és important la metodologia, però més imortant encara és l'actitud política respecte a aquests temes dels companys i les companyes que els hi toca el cas a prop.

El patriarcat ens l'han posat a dintre molt profundament i és difícil, ja no desempellegar-s'hi, sino ser conscient que el portem incorporat. En general, els companys i companyes, ens pensem que, justament pel fet de ser company o companya, estem salvats. I que ni nosaltres ni el nostre voltant podem ser acusats de maltractament, assetjament o res per l'estil. És més, quantes més pegates anti-patriarcals y cartellets d'aquells de "en aquí no es permeten actituds bla bla bla..." hi hagi al nostre local o cafeta, més salvats ens pensem que estem. Com si fossin alls per foragitar vampirs. Aquesta és una realitat que he vist unes quantes vegades i algun cop quan, en un lloc així, ha aparegut un cas d'assetjament i s'ha plantejat en els termes que dèieu, la reacció ha estat patètica. Fins el punt de fer pinya amb l'acusat de manera vehement i decidida (amb afectacions d'esperit tipus "culebrón" incloses), argumentant que aquests son temes privats i no es pot "tirar merda" sobre la imatge d'aquesta persona.

Influeix de manera clara "qui" és l'agressor. Proveu una cosa quan us hi trobeu: Quan parleu amb un company del tema per explicar-li la situació, expliqueu-li sense noms. Després, quan us hagi dit que si, que s'ha de fer alguna cosa, i estigui tot indignat i esvalotat, aleshores li doneu els noms de les persones implicades. Observareu que la variació de la seva disposició a implicar-se és inversament proporcional a la posició jeràrquica que ocupa l'agressor dins el grup. Quan més líder sigui, més oratòria tingui, més carisma se li reconegui, més l'hagin detingut, més lligui, més... més... més...
Quan més de tot això hi hagi, més probabilitats tindrem de que el company revolucionari amb el que estem parlant es raji.

És així de trist: un tio de la penyiki ÉS INTOCABLE. I quan més enrollat sigui, més intocable. Tindrà fins i tot grups de recolçament i aconseguirà fer-se passar ell per víctima davant dels seus fans.

Trobo que un text com aquest que publiqueu està molt bé per a començar a parlar obertament d'aquests temes, que són força tabu, però s'assembla massa a una resolució de l'ONU (no ho dic amb mala llet). Això ha d'anar acompanyat d'una feina política de fons i de molta, molta formació en aquestes qüestions.

Salut.
Re: Como Enfrentar el Acoso y las Agresiones Sexuales en Espacios Alternativos:una Propuesta de Proceso
27 set 2004
Seguir utilizando conceptos como "agresor y víctima" y adecuar a éllos las respuestas "apoyo o contacto" no ayuda a solucionar estas SITUACIONES. Totalmente de acuerdo en que agresión es cuando me siento agredida, pero esto no conduce a que haya un agresor.

La violencia como fuerza no compartida que actúa de forma opuesta en dos sentires es inherente a este tipo de pasiones. Vamos, que la más dulce proposición puede (y suele) ser recibida violentamente. . Quizás afrontando comúnmente esta divergencias, como quienes se refugian en un mismo paraguas bajo la tormenta. .. empieze por solucionarse algo. El concepto de responsabilidad ya de por si es poco sostenible y mucho más en el terreno de las pasiones "sexuales". Desembarzarse de esta responsabilidad y saber compartir el "no querer compartir" ayudaría a que este tipo de sentimientos fluyeran más espontánemente y que pudiéramos reírnos de ello, en vez de reprimirlos hasta que salieran de forma ambigua "conta-minando" una relación o estallaran violentamente.

No saber manejar ciertos sentimientos suele ser fruto de el miedo al rechazo claro y en la cara. Añadirle al miedo culpabilidad sólo empeora las cosas.
Re: Como Enfrentar el Acoso y las Agresiones Sexuales en Espacios Alternativos:una Propuesta de Proceso
27 set 2004
A dub:

La agresió no és un ens metafísic. Per descomptat que hi ha un agresor. I sí s'ha de contactar amb ell, no hi ha altra manera de comunicar-se... De la mateixa manera que ha d'existir recolçament a la víctima (sí, també hi ha víctimes).

Una agresió no és principalment un problema de comunicació. Una agresió sexual és quan una persona exerceix el domini sobre una altra. Això no té res a veure amb "sentires" "divergencias"...

No li veig cap sentit a eliminar el concepte de responsabilitat. La responsabilitat existeix des del moment que existeix el fet de decidir.

"saber compartir el no querer compartir" em sembla un joc de paraules que de fons amaga una concepció reaccionària de les relacions. Potser no ho he entès bé.

No hi ha cap problema "manejando sentimientos", el tema és quan algú vol "manejar" algú altre.

Tot plegat em sembla un despropòsit...
Re: Como Enfrentar el Acoso y las Agresiones Sexuales en Espacios Alternativos:una Propuesta de Proceso
05 oct 2005
yo sufri el la violacion cuando era muy joven y nunca he tenido ayuda en que pueden ustedes ahora ayudarme alina
Sindicat