Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : criminalització i repressió
La generacion de la independencia
26 set 2004
Miles de jóvenes participaron en los actos organizados en Durango con motivo del 25 aniversario del movimiento juvenil independentista.En el acto político se recordó a los miembros de Haika y Segi procesados y se hizo un llamamiento a seguir «trabajando y luchando».
Todos los accesos a Durango estuvieron controlados por la Guardia Civil ayer; un helicóptero sobrevoló la zona y numerosos efectivos mantuvieron controles en las entradas por la autopista, Urkiola y los pasos de montaña. Tal y como ha venido siendo constante durante los últimos veinticinco años, miles de vascos integrantes del movimiento juvenil abertzale fueron seguidos de cerca por las fuerzas policiales, también ayer. Los actos dieron comienzo con una alubiada en el edificio multiusos donde se celebra la Feria de Durango. Se dieron cita 2.000 jóvenes que, tras comer, se fueron concentrando en los aledaños para dar inicio a una manifestación.

Antes, varios escaladores desplegaron desde lo alto de la chimenea de la antigua ferrería allí ubicada una pancarta con el texto «25 urtez antolatzen eta borrokatzen». Paulatinamente se fue sumando gente que en su día también mantuvo su compromiso juvenil en organizaciones ahora ilegalizadas por la Justicia española y, a las 18.30, comenzó la manifestación.

La marcha iba encabezada por una pancarta en la que se podía leer «Atzoko borrokak gaurko errealitate, gaurko borrokak biharko garaipena». Se recorrieron las calles más céntricas de Durango, coreándose gritos como «euskal gazteria aurrera», «jo ta ke, irabazi arte», «independentzia, sozialismoa», «gazte bat, lanpostu bat» o «gaztetxeak aurrera», entre otros muchos.

Al llegar al pórtico de Santa María, se inició el acto político con la lectura de un comunicado del Movimiento Juvenil Bolivariano de Colombia, en el que se manifestaba la solidaridad con la juventud vasca y se enviaba apoyo «a la justa lucha del pueblo vasco». Los bertsos sirvieron posteriormente para trazar una breve historia de la lucha de la juventud vasca por la libertad, mientras dos jóvenes pintaron en directo, sobre el escenario, un graffiti conmemorativo de los 25 años del movimiento juvenil.


procesados de haika y segi
Uno de los procesados por militar en Haika tomó con posterioridad la palabra, mientras varios jóvenes aparecieron en el escenario, entre aplausos, con fotografías de todos los jóvenes militantes de esa misma organización, así como de Segi, que han sido procesados por ese motivo. Ya para entonces se habían desplegado en el escenario dos pancartas con el lema «Gaztea naiz eta harro nago».

A continuación, tomó la palabra el mahaikide Arnaldo Otegi, quien hizo un recorrido desde el franquismo y la posterior reforma que dio origen al Estatuto de Gernika, analizando el papel que han jugado diferentes generaciones de vascos durante este tiempo «en lucha por la autodeterminación». Otegi se dirigió entonces a los miles de jóvenes presentes, diciéndoles que éste es el momento de «dar la puntilla» al Estatuto, para manifestarles después que «a vuestra generación os toca la independencia, os toca trabajarla mediante la organización y la lucha».

Finalmente, Markel Ormazabal recordó el nacimiento de Jarrai hace 25 años y definió como «muestra de la estafa» ocurrida el hecho de que, tanto tiempo después, la juventud vasca actual «no ha conocido la democracia, ni la paz, sino la guerra sangrienta impuesta por los estados francés y español».

En ese contexto recordó, entre aplausos, a Arkaitz Otazua y a Oihane Errazkin, antes de hacer una defensa de la autogestión, la insumisión y el derecho a la vivienda y de señalar que «somos la generación que nació con el Estatuto y que, junto con el pueblo, lo ha enterrado». El acto político finalizó con un homenaje a la ikurriña.

A las 21.00 dio comienzo un concierto con Las Vulpes, La Kinky Beat y Su Ta Gar.


Diari Gara, 26 de setembre de 2004
www.euskalherria.com

This work is in the public domain
Sindicat