Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: especulació i okupació
Ser Bien de Interés Cultural no significa lograr salvarse del expolio y la desidia institucional y c
24 set 2004
penyacortada.jpg
Comunicado de Cercle Obert de Benicalap: Ser Bien de Interés Cultural no significa lograr salvarse del expolio y la desidia institucional y ciudadana.

El acueducto de Peña Cortada y la Alquería del Moro: dos monumentos abandonados, gracias a la desidia y demagogia de la administración


Benicalap - Valencia, a 20 de septiembre de 2004

Tel.: 96.323.43.53. 645.75.95.91

antoniod17 ARROBA ono.com



Entitat inscrita en el Registre d´ Associacions de la Generalitat Valenciana amb el número 1.047 de la Secció Primera del Registre Provincial de València


Hace poco la Generalitat Valenciana ha declarado Bien de Interés Cultural todo el trayecto que recorre el acueducto romano de Chelva, Tuejar, Calles, Domeño..., formado por diversos arcos y construcciones, cuya realización se remota al siglo I y II de nuestra era. Sin embargo, no vemos la adopción de medidas reales y tangibles tendentes a la recuperación, rehabilitación y cuidado de los diversos elementos que conforman el monumento, cuya extensión es de unos 20 kilómetros. El que causa mayor impresión y cuya conservación es admirable es el conocido popularmente como el de la Peña Cortada. Se encuentre sobre el sorprendente y abrupto barranco de la Cueva del Gato (término municipal de Calles), pero para acceder se debe entrar por Chelva. Es considerado por los expertos como uno de los elementos romanos más artísticos de la Península Ibérica.

La necesidad de conservar y proteger todo lo que conforma y supone la âCultura del Aguaâ? en la comarca de Los Serranos es un elemento esencial para nuestra autoestima y relación armónica con el entorno. Igualmente toda la actividad agrícola, artesanal, ganadera... merece una atención y cuidado especial. Sin embargo la ausencia de escuelas talleres y proyectos integrales que recuperen y regeneren los espacios rurales, las actividades económicas tradicionales, las viviendas rurales y los cauces y parajes que conforman los ríos Chelva, Turia⦠son una evidencia que podemos verificar en un recorrido por esas tierras de la Valencia del interior.

¿Para qué sirve declarar monumento al acueducto romano de Chelva, Tuejar. Calles, Domeño... si no se adoptan medidas de rehabilitación y protección reales, reservando partidas presupuestarias, redactando proyectos integrales, canalizando las iniciativas y propuestas cívicas�

Me recuerda todo lo que pasa en el Acueducto, a la situación de permanente abandono y expolio que padece otro destacado monumento gótico civil valenciano: la Alquería del Moro. Voy a ser breve: después de una gran presión e insistencia y gracias a la intervención del CVC, de ICOMOS-UNESCO, Universidad Politécnica, Cercle Obert de Benicalap⦠se expropia una de las edificaciones y se deja al resto de elementos (campos, huerta, jardines, caminos, lonja...) fuera de todo proyecto de salvación, evitando conservar y recuperar todo lo que es una alquería medieval que se ha conservado milagrosamente intacta a través de los tiempos en el barrio huertano de Benicalap, sito en la periferia de Valencia.

La falta de rigor técnico, la ausencia de capacidad y sensibilidad para elaborar proyectos integrales de rehabilitación y reutilización del variado y completo legado patrimonial valenciano es una evidencia que sufrimos y padecemos todos. Y si no sabemos ni queremos resguardar y mantener viva nuestra memoria económica, cultural, artística, natural⦠estamos condenándonos todos a no tener identidad ni sabor.

Señores políticos, señores representantes del pueblo: de nada sirve declarar monumento a una destacado y variopinto conjunto de acueductos, canalesâ¦. de la ruta del agua en la comarca de Los Serranos. Se han olvidado (como suele ser ya habitual) reservar las partidas presupuestarias pertinentes y suficientes que permitan la regeneración del cauce, orillas, montes, campos, construcciones rurales... que integran todo el Monumento (Bien de Interés Cultural), pues no es el acueducto de la Peña Cortada el único componente que tiene que ser protegido. Sacar de contexto y dar atención a un detalle, evita que tengamos una visión completa y fiel de lo que es una cultura del agua en una sociedad mediterránea. Igualmente es importante y fundamental recuperar completamente todos los elementos que conforman una alquería.

Por ello, insistimos que es una tarea prioritaria de las administraciones locales, autonómicas, provinciales, central... reservar las partidas presupuestarias preceptivas, recurrir al asesoramiento técnico de los expertos (Juan Miguel del Rey Aynat, Carmen Pérez García, Pedro Salvador Palomo...), y contar con las aportaciones e iniciativas que determinadas entidades cívicas hemos formulado, sin olvidarse de cumplir y aplicar las recomendaciones internacionales que ICOMOS-UNESCO han dirigido a las instituciones.

Una buena medida que puede y debe ser adoptada en un futuro, es el mantenimiento y uso productivo y lúdico de las huertas, campos y jardines que rodean a la Alquería del Moro, manteniendo los cultivos tradicionales y ofreciendo la posibilidad a los ciudadanos para que puedan cultivar parcelas a cambio de un alquiler anual simbólico.

También es hora de acometer la prometida y anunciada ampliación del Parque de Benicalap, integrando todos los elementos rurales (Alquería de la Torre, Casino del Americà, Alquería del Moro...) en el perímetro del espacio verde que precisa disponer Benicalap, dado el enorme crecimiento urbanístico y demográfico que ha experimentado en los últimos 20 años. Necesitamos contar con un pulmón verde, donde se respete y valore la huerta y las peculiares construcciones rurales valencianas. Tenemos la oportunidad histórica y única de lograrlo, exigiendo el cumplimiento de lo establecido en el Plan General de Ordenación Urbana.

Desde luego, reutilizar y mantener vivas ciertos conjuntos naturales e históricos es una prioridad esencial que deben asumir y desarrollar las instituciones, evitando las absurdas recuperaciones parciales y fuera de contexto, dado que suponen una verdadera agresión y un insulto a la memoria de todos, seamos o no valencianos.

Es el momento de insistir en que la simple declaración de Bien de Interés Cultural no significa que existan medidas reales de protección, recuperación, rehabilitación y reutilización acordes con los intereses generales de los ciudadanos presentes y futuros.









El acueducto de Chelva estrena imagen


El monumento ha sido restaurado tras sufrir un derrumbe parcial en 2001

El puente del barranco del Convento de Chelva, que forma parte del acueducto romano de la Peña Cortada, luce ya totalmente restaurado, tres años después de su derrumbe. El estado ruinoso motivado por el paso de los años junto al efecto de la erosión del agua y la proliferación de cubierta vegetal sobre la estructura, provocó la caída de la bóveda del arco del puente el 7 de marzo del 2001.

Levante EMV
02 Ago 2004
R.R./P.V., Valencia



Cerca de tres años después, la construcción, de origen romano aunque con abundantes añadidos posteriores, vuelve a tener la misión para la que fue construida, y sirve de nuevo como paso de agua para los agricultores de Chelva. De hecho, el suministro no se interrumpió ni siquiera cuando el monumento estaba derruido, ya que se instalaron unas estructuras metálicas para soportar los tubos de conducción. Según el alcalde de la localidad de Los Serranos, José Cervera, «la intención es eliminar estos hierros para no afear el conjunto».

Una vez eliminadas estas estructuras el acueducto estará listo para su reinauguración, a la que está previsto que asista el presidente de la Generalitat, Francisco Camps. El acto podría celebrarse en septiembre «cuando se limpie y prepare el entorno» y dependiendo de la agenda del jefe del Consell. Pese a no haber sido bendecido oficialmente, el monumento ya se encuentra totalmente restaurado, gracias a diversas intervenciones que han durado varios años y que han dejado al acueducto con un aspecto muy diferente al que tenía antes de su derrumbe, como se puede observar en las fotografías.

Este puente formaba parte en su origen del conocido como acueducto de Peña Cortada, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en mayo de 1998 y considerado un importante vestigio arquitectónico de época romana, datado a finales del siglo I y comienzos del siglo II. Los restos del acueducto romano se hallan en los términos de Tuéjar, Chelva y Calles, y servía, según los expertos, para llevar agua del río Chelva hasta Edeta, aunque hay autores que defienden que llegaba hasta Sagunto. No obstante, para José Luis Jiménez, profesor de arqueología de la Universitat de València y autor de uno de los estudios más detallados del monumento romano, el destino del acueducto es una incógnita porque se pierde su trazado en el término de Domeño.

Un desplome anunciado

Los técnicos de la Conselleria de Cultura consideraron que la caída de la bóveda del arco se produjo, además del desgaste por el lógico paso del tiempo, por la erosión del agua que afectó de lleno al puente y que propició el crecimiento de arbustos que contribuyeron a la rotura a causa de las raíces.

El derrumbe del puente del barranco del Convento provocó una gran polémica porque evidenció el lamentable estado de este monumento histórico. Incluso se habían publicado estudios arqueológicos habían alertado de su delicada situación.

El acueducto, de más de veinte kilómetros de extensión, había sido utilizado, hasta su rotura, por los agricultores de Chelva para regar sus campos, actividad para la que la construcción se ha venido utilizando desde hace siglos. Esta actividad ininterrumpida ha propiciado que, a lo largo de los años, el monumento haya venido sufriendo diferentes transformaciones que, en opinión de los expertos, han desvirtuado en parte su origen romano, al mismo tiempo que propiciaban su conservación por su propia utilidad para abastecer las fértiles vegas de Chelva. Sin embargo, la acumulación de humedad y vegetación fue actuando como erosionador hasta que en marzo de 2001 todo el conjunto se desmoronó, propiciando una urgente reconstrucción.
Mira també:
http://www.nuncamas.net/
http://www.iberica2000.org/

This work is in the public domain
Sindicat