Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sexualitats
LA JUSTICIA FRANCESA RECONOCE LEGALMENTE LA FAMILIA FORMADA POR LESBIANAS
23 set 2004
23/09/04


Por primera vez en la historia de Francia, una pareja formada por dos personas del mismo sexo, en este caso dos mujeres, obtuvo la custodia conjunta de sus tres hijas, nacidas gracias a una inseminación artificial.


Según informa el vespertino francés Le Monde este miércoles, un juez de asuntos familiares de un tribunal de París dio a una francesa la posibilidad de adoptar a los tres hijos de su compañera sentimental, engendrados gracias a una inseminación artificial y posteriormente concedió la custodia compartida de lastres niñas a las dos integrantes de la pareja.


El magistrado consideró que era necesario legalizar la situación y que ésta era la mejor solución para las menores. La decisión judicial se produjo en dos partes y costó cuatro años de proceso.


Ningún tribunal apeló la decisión, que es definitiva desde el pasado julio, pero no implica que los veredictos futuros de casos semejantes sean similares. No obstante, el caso despertó una gran esperanza en miles de parejas homosexuales, que se convierten en padres y madres de forma clandestina.



Ambas mujeres se conocieron cuando iban a la escuela y viven juntas desde hace 25 años, acompañadas de tres niñas de 5, 7 y 10 años, que a partir de ahora serán hijas de las dos.
"En la práctica no cambia nada porque la relación con nuestras hijas era muy natural pero la ausencia de un soporte jurídico nos resultaba a veces difícil de soportar", explicó una de ellas.


La ley francesa no reconoce las familias formadas por parejas del mismo sexo. Para tener un hijo los gays y lesbianas tienen cuatro soluciones posibles: la adopción, abierta a cualquier soltero mayor de 28 años, aunque el Estado se resiste a entregar niños a personas que no esconden su homosexualidad, y la inseminación artificial, que está prohibida en Francia a las mujeres solteras.


En tercer lugar se puede recurrir a una madre de alquiler, una práctica posible en algunos estados norteamericanos pero que resulta cara y rara en Francia y por último, la organización práctica entre dos parejas, una gay y otra lesbiana, que se unen para tener hijos que luego comparten.


"Vivimos en una gran hipocresía. No se trata de un debate virtual ni de saber si los homosexuales tienen derecho a tener hijos o no. Nuestras familias ya están aquí y son cada vez más numerosas. No olvidemos esa realidad", declaró Eric Garnier, de la Asociación de Padres Gays y Lesbianas.

This work is in the public domain
Sindicat