Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
La lengua de Señas llega al pueblo Saharaui
23 set 2004
La lengua de Señas llega al pueblo Saharaui


Reportaje: Dos intérpretes hicieron posible que los niños
Sordos se comunicasen entre ellos por primera vez



http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=1726

http://www.sordos.com.uy/noticias/la_lengua_saharaui.htm

Durante dieciséis días dos intérpretes de lengua de Señas se instalaron en un campo de refugiados para saharauis ubicado en Aaiún, para poder enseñar a los niños Sordos que tenían una lengua con la que poder comunicarse. La iniciativa, impulsada por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaiu de Albacete y financiada por la universidad de Castilla-La Mancha y la Junta de Comunidades, pretende tener continuidad y no ser un hecho puntual.

Nacer con alguna discapacidad en el Sahara aún es considerado un castigo de Alá por algunas familias que se avergüenzan del estigma y optan por esconderlo. Estos niños no estaban escolarizados ni siquiera censados en ningún sitio, con lo que la situación cuantitativa y cualitativa de las personas de las personas con discapacidad saharauis es formalmente inexistente. Si la discapacidad es sobrevenida, la situación no cambia lo más mínimo. Se sabe que hay un gran número de niños Sordos profundos o hipoacúsicos como resultado del viento, la arena, los frecuentes ataques de otitis no tratada y las enfermedades de la infancia, como la meningitis. Pero la grave situación de la zona, en la que 150.000 saharauis viven en campos de refugiados ubicados en Argelia, hace que la discapacidad no sea ni remotamente una prioridad, ya que la falta de alimentos y de agua potable ocupa su máxima preocupación.

Conscientes de esta trágica situación, agravada en los niños Sordos por ser una discapacidad "invisible", la Asociación de Amigos dle Pueblo Saharaui de Albacete emprendió un proyecto educativo cuyo propósito era enseñar a estos niños las pautas básicas de la lengua de Señas, con el fin de que pudiesen entablar algún tipo de comunicación no sólo con los demás sino entre ellos mismos. Su presidenta, Pilar Martínez, nos cuenta cómo surgió la idea de emprender este proyecto : "Al principio, nos planteamos atender a personas con discapacidad en general pero, después, decidimos centrarnos en las personas Sordas porque teníamos constancia de que nunca se había trabajado con ellas".

Dos fueron las intérpretes que no dudaron en dedicar sus vacaciones de Navidad a tan noble proyecto: Bene Cortón y Paula de Andrés. Del 21 de diciembre al 5 de enero del presente año, cambiaron sus trabajos en la Confederación Nacional de Sordos de España y en un Instituto de Salamanca por una labor solidaria en los campamentos saharauis.

UN AISLAMIENTO BRUTAL

En el aula, Bene y Paula se encontraron doce muchachos: cuatro Sordos, cuatro mudos sin diagnosticar, dos con problemas de movilidad que les afectaba el habla y dos gemelos autistas. Todos eran varones, lo que demuestra la relegación a la que se ve sometida aún la mujer en determinadas zonas. La edad se comprendía entre los ocho y los dieciséis años. Los cuatro niños Sordos estaban marginados por completo en el aula. Por completo incomunicados. Su única tarea era colorear unos dibujos siguiendo las instrucciones del maestro. Y su única lengua la componían tres o cuatro signos básicos establecidos entre el profesor y el alumno, y entre el alumno y su familia. "Cuando llegamos al campamento, observamos que los niños Sordos no tenían ni siquiera un nombre asignado, lo que nos desoló", asegura Bene. "Pensábamos -explica- que manejarían conceptos básicos de la lengua de Señas, lo que nos facilitaría el trabajo, pero no se relacionaban con nadie, apenas se movían. Lo único que hacían era colorear dibujos siguiendo las indicaciones de los profesores".

Los niños discapacitados
no sabían siquiera
que tenían un nombre.
Fueron las intérpretes
quienes se lo enseñaron.


"Al principio, fue realmente duro. Aquellos niños no contaban con un centro propio, sino con algunas aulas prestadas por un centro de trabajo para mujeres. Hay muchísimos escondidos en sus casas", afirma Paula.

Lo primero que hicieron ambas intérpretes fue asignar un nombre a cada muchacho. "Ellos no sabían que tenían nombre", dice Bene. La primera mañana la emplearon en enseñarles sus nombre y a que los asociaran con los muchachos a los que designaban. El resto de los días les enseñaron vocabulario, conceptos muy básicos para que ellos mismos pudieran comenzar a expresarse. "Lo que no queríamos, bajo ningún concepto, era imponer una lengua con todo lo que una lengua implica: cultura, creencias, etc. Queríamos ofrecerles las herramientas necesarias para que ellos contruyan su propia lengua de Señas", declara Bene.

"El que les ofrecíamos era un código sencillito. Nadie puede enseñar una lengua en quince días ni siquiera en varios años. Pero creo que les aportamos las claves para que ellos mismos pudieran ir, poco a poco, enriqueciendo su lengua de Señas", asegura Paula revalidando el testimonio de Bene.

LA IMPORTANCIA DE LA CONTINUIDAD

Las intérpretes también trabajaron con los profesores. Ellos aprendieron el mismo vocabulario y las mismas estructuras, además de una cultura Sorda que pudieran aplicar, por ejemplo cómo llamar la atención de los niños sin necesidad de zarandearlos, utilizando luz, un pequeño toque en el hombro, la vibración que produce un golpe en la mesa, etc. Asimismo, trabajaron en la recopilación de signos utilizado en el pueblo saharaui, muy gestuales, y elaboraron un dactilológico saharaui partiendo de su alfabeto.

A pesar del trabajo desempeñado por la Asociación y las intérpretes, todos saben que si no hay una continuidad del mismo no servirá de mucho. La Asociación ya está buscando nuevos patrocinadores para volver en abril y poder evaluar la situación, si los niños han ido desarrollando su lengua y si los profesores se han implicado en la iniciativa. "Hemos plantado una simiente muy importante, y no podemos dejar que crezca el abandono, así que volveremos cuanto antes para seguir trabajando. Además, la respuesta que han tenido todos allí ha sido espléndida, sobre todo el delegado saharaui de Castilla-La Mancha, que ha puesto todos los medios de que dispone a nuestra disposición", dice Pilar Martínez.

Como complemento a este programa educativo, la Asociación está tomando las medidas oportunas para poder traer a dos niños Sordos durante este verano, que vivirán con familias españolas con algún miembro Sordo. La Asociación está convencida de que el intercambio cultural resultará muy beneficioso.

"SI TU VECINO TIENE, TU TAMBIEN"

Las dos intérpretes integradas en el proyecto subrayan la experiencia del mismo. "Algo así te enseña a ver las cosas de otra forma. No tienen luz ni agua corriente, no tienen apenas nada. Profesionalmente ha sido una experiencia única, enriquecedora, pero desde el punto de vista personal casi no puedo explicarlo, he aprendido tanto... sobre todo porque ellos intentan, como nosotros, ser felices, pero tienen tan pocos medios que es admirable que lo consigan", dice Bene.

Por su parte, Paula hace hincapié en la generosidad del pueblo saharaui: "Tienes la creencia de que los niños son egoístas por naturaleza, pero allí adviertes que comparten tanto o más que los adultos"; si tienen un caramelo lo parten en cuatro trozos. Sin tener mucho, lo comparten todo. Sabes que si tu vecino tiene, tú también".

Tanto Bene como Paula están dispuestas a repetir. Ellas, y la Asociación de Amigos del Pueblo Saharau, nos han demostrado que, una vez más, los lazos de solidaridad también se expresan en lengua de Señas.

Esther Peñas

Fuente: Faro del Silencio
enero/febrero 2003

Nota: Lengua de Señas equivale a Lengua de Signos.



APOYA LA AUTODETERMINACIÃN DEL PUEBLO SAHARAUI




S�HARA: ¡ES HORA DE ACTUAR!


Ahora, más que nunca, es necesario unir nuestras
fuerzas a favor del Pueblo Saharaui.

Las declaraciones y actuaciones del actual gobierno no
presagian nada bueno para el futuro del Sáhara
Occidental. Por este motivo, más de 200 escritores,
cineastas y artistas, han dirigido una carta al
Presidente del Gobierno, Sr. Rodríguez Zapatero,
recordando la necesidad de la respetar la legalidad
internacional y convocar un referéndum de
autodeterminación. (Leer carta)

¡Necesitamos tu palabra! Tenemos intención de enviar
miles de firmas como la tuya al Palacio de la Moncloa
y que nuestros gobernantes escuchen "la voz de la
calle".

Si estás de acuerdo con la carta remitida al
Presidente del Gobierno y deseas añadir tu firma, te
pedimos que cumplimentes los siguientes datos:


Nombre y apellidos: _______________________
Profesión: _______________________
Localidad: _______________________
País: _______________________




-------------------------


Gracias por tu firma.



http://www.umdraiga.com/acciones/cartazapatero.asp

http://www.nuncamas.net/

http://www.iberica2000.org/Es/Index.asp

http://www.umdraiga.com/



Gentileza de Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro
Mira també:
http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=1726
http://www.nuncamas.net/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La lengua de Señas llega al pueblo Saharaui
23 set 2004
Vacaciones en paz






Bajan del minibús con una expresión en sus rostros claramente reveladora de la triste realidad con la que se enfrentan cada día. Son niños, tienen entre siete y doce años, y han nacido en campamentos de refugiados saharauis, concretamente en el desierto de Tindouf.


La mayoría de ellos nunca han salido de allí. Y eso se percibe en sus caras y semblantes. Sus ojos no pueden ocultar una sobrecogedora turbación e incluso miedo. Muchos de ellos nunca antes habían visto una escalera, un teléfono, una cafetera, objetos tan cotidianos para nosotros pero, aunque pueda sorprender, totalmente desconocidos para ellos. "Lo que más les suele impresionar son los edificios y el mar", afirma una de las monitoras del programa "Vacaciones en paz", organizado por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui.


Gracias a esta iniciativa, cada verano desde 1999 llegan a Almería un número importante de niños saharauis a los que se les ofrece la enorme oportunidad de disfrutar de dos meses, julio y agosto, alejados del fantasma de la guerra y la pobreza.




Se oye un ruido de motor que se acerca por el rudimentario camino que lleva hasta la Casa de Acogida "La Jaima", dependiente de la Asociación de Amigos del Sáhara, de la consejería de Asuntos Sociales de la Junta y del Ayuntamiento de Almería. "Ya están aquí", gritan con tono nervioso e ilusionado los monitores y familias del programa de acogida.


Todos salen a recibirlos entre aplausos. Se abre la puerta del minibús y los niños comienzan a bajar. No cesan las exclamaciones de alegría. Bajan con la mirada fijada en el suelo, abrumados por el inesperado recibimiento, por más de 24 horas de viaje, por el mundo desconocido que se les presenta ante sus parvos ojos. Como único equipaje traen una pequeña mochila semivacía. "Llegan sin nada, pero tampoco piden nada, no están acostumbrados a poseer", afirma una de las madres de acogida.


Y es que para participar en este solidario programa como familia no es necesario reunir ningún requisito económico, "tan sólo pedimos que les ayuden a integrarse y, sobre todo, que les proporcionen mucho cariño", afirma Miguel Morales, miembro de la Asociación organizadora. Salta a la vista que las familias allí presentes reúnen con creces esa condición.




Cada adulto coge de la mano a uno o dos niños y les dedican afectuosas muestras de bienvenida. "Los dos o tres primeros días lo pasan mal, muchas veces lloran y quieren hablar con sus padres, pero en seguida se acomodan a la vida de aquí y aprenden el idioma con mucha facilidad", afirma uno de los familiares más âveteranoâ? del programa. Los niños van entrando en la casa de acogida y van ocupando el centro de la sala. Aún sus rostros reflejan un gran desconcierto.


Todos los familiares coinciden en señalar que estos pequeños son muy obedientes, buenos, cariñosos, solidarios y acostumbrados a profesar un gran respeto hacia sus mayores. Los que repiten experiencia -ya que los niños pueden pasar varios veranos seguidos en España-, se acercan a los recién llegados y hablan con ellos en su idioma; parecen por su sonido que se tratan de palabras dulces y tranquilizadoras.




Feila tiene 11 años y este es el tercer verano que viene de vacaciones a Almería. Dice que le gusta todo, pero especialmente la piscina y la playa.Entiende el español con gran facilidad, pero su timidez le hace refugiarse de nuevo entre sus compañeros.


Mohamed tiene 14 años y habla nuestro idioma como si fuera un niño español. Cuenta que quiere quedarse aquí a estudiar. Tiene una fractura en el brazo que se hizo jugando al fútbol y por eso podrá permanecer en España un tiempo más. Dice que le gusta estudiar y que de mayor quiere ser piloto para ganar dinero y comprar aviones para pilotarlos en la guerra de su país.




Los nuevos niños saharauis permanecen callados en la sala; sin embargo, hay un gran alboroto. A veces miran a su alrededor, como intentando comprender,


pero en seguida se acurrucan cabizbajos. No se interrumpen en ningún instante las muestras de cariño que familiares, monitores y otros niños, ya acostumbrados a esta situación por su experiencia de años anteriores, les dedican. Comienzan a pasar los primeros saharauis al cuarto baño para tomar una ducha; seguidamente los familiares irán llevándoselos a sus respectivos nuevos hogares. Cuenta el monitor que los asea que muchos nunca han visto un grifo antes.




Miguel Morales es uno de los miembros de la Asociación que ha recibido a los niños en el aeropuerto y que ha llegado con ellos en el minibús. Entre la ilusión y los nervios reinantes, coordina lo que está ocurriendo allí. Afirma que todavía quedan niños por llegar y que este verano serán unas 160 familias de toda la provincia almeriense las que acojan a un niño saharui "las familias han respondido de manera masiva. De hecho, este año ha habido más solicitudes de familias que niños", afirma. Al ser preguntado por las razones de este programa asegura que lo fundamental es proporcionar a estos niños, tan privados de todo, unas vacaciones, algo impensable para ellos.


También es un importante objetivo del programa "Vacaciones en paz" que los pequeños aprendan y practiquen el español -idioma que estudian en sus colegios- a la vez que se relacionen con niños de nuestro país. Por último, se intenta llamar la atención sobre el conflicto que sufre el pueblo saharaui y presionar a las administraciones españolas para que adopten posturas más solidarias.




Casi todos los niños están ya aseados. Algunos se han marchado ya con sus familiares de acogida, pero no perderán el contacto con su verdaderos padres. Los niños traen consigo unos números de teléfonos a los que pueden llamar para hablar con ellos. Se trata de un locutorio hasta donde los familiares saharauis acuden para hablar con sus pequeños.


Algunos de los padres de acogida cuentan que luego existe la posibilidad de visitar a los niños en el campamento de refugiados donde habitan. Uno de ellos relata que estuvo allí durante la pasada Semana Santa. "Aquello hay que vivirlo, se puede intentar explicar con palabras, pero nunca van a expresar con fiel exactitud las sensaciones que se experimentan estando allí,


conviviendo con esa gente tan pobre, pero tan hospitalaria, tan solidaria, que dan lo poco que tienen.Tendríamos que aprender mucho de ellos, muchos problemas que parecen importantes se convierten en banales cuando estás allí y cuando vuelves te das cuenta de la ridiculez del ser humano. Recomiendo efusivamente vivir la experiencia".
Vacaciones en paz para el pueblo saharaui


Miro con cuidada minuciosidad los rostros de esos niños, tan sorprendentemente cándidos.


Intento imaginármelos dentro de unos años, cuando el paso del tiempo los haya transformado. Sin duda ya no serán los mismos. Pero, sin duda, no podrán olvidar nunca este día, cuando vieron por primera vez el mar.
Re: La lengua de Señas llega al pueblo Saharaui
09 nov 2005
hola quiero desir q es un trabajo para tecnologia no pueden poner una pajina q muestre dibujos de las señas por fabor no encuentro pueros comentarios de blabla........... solo quiero las señas grax

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more