Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: criminalització i repressió : amèrica llatina
Represión en la región de Oaxaca en México, a indígenas que construyen la autonomía.
22 set 2004
Una treintena de heridos y 14 detenidos el saldo de un violento desalojo.
En la región de Oaxaca, estado aledaño a Chiapas, en el sureste mexicano, también se construye la resistencia y la autonomía indígena. Desde 1997, ha surgido una organización creciente de comunidades de los pueblos chatinos, mixtecos, chinantecos, cuicatecos, zapotecos, mixes, triquis, negros y mestizos que se agrupa en el Consejo indígena Popular de Oaxaca-Ricardo Flores Magón. El CIPO-RFM es una organización autónoma del estado y de los partidos políticos, que reúne ya a 28 comunidades indígenas y cuya misión central es la reconstitución de los pueblos indios, ejerciendo la autonomía y la acción directa.

Dicen ellos que escogieron el nombre de Ricardo Flores Magón ( el anarquista revolucionario mexicano, de principios del siglo XX) porque âel fue indígena, libertario y aunque nació en Oaxaca, su corazón, pensamiento y trabajo fueron para la liberación de todos los pueblos del mundo (â¦) Tomar sus principios representa luchar sin buscar riqueza material o beneficio personal alguno, pelear por desterrar el egoísmo, caudillismo, la mentira y vivir sin aspirar a tomar el poder ni a imponernos a nadie, tomando como base el apoyo mutuo, la solidaridad (tequio, gueza/ gozona, que son formas de trabajo colectivo voluntario sin sueldos o remuneraciones), la acción directa no-violenta, la autonomía y la autogestión como el camino para la liberaciónâ?

Y es precisamente a partir de el trabajo autogestivo que el CIPO ha generado un enorme proceso organizativo y productivo de los pueblos indígenas en Oaxaca. Han generado muchas y eficientes cooperativas de transporte, de producción de café, de miel y textiles. Las asambleas y consejos son la forma de gobernarse colectivamente, además de haber impulsado proyectos de organización de mujeres y jóvenes.

Pero las formas colectivas autogestivas que socializan los beneficios de los proyectos y no los acaparan no son del gusto de todos. Los proyectos productivos del CIPO en varias regiones oaxaqueñas que van desde la Costa hasta la sierra, han empezado a tocar los intereses de caciques, comerciantes y usureros de la región, todos ellos ligados al Partido Revolucionario Institucional, el partido que gobernó el país durante 70 años y que es aún muy fuerte en el estado de Oaxaca. Todos ellos miran con recelo cómo las redes de control político y económico se desarman con la organización de los pueblos. Es por ello que se ha desatado una verdadera batalla entre los poderes locales, ligados al estado, y lo pueblos indios aglutinados en el CIPO. La batalla ha incluído la formación de grupos paramilitares que hostigan, reprimen y hasta asesinan a los miembros del CIPO, todo ello con el silencio y la anuencia del gobernador priísta José Murat.
La constante violencia de los grupos paramilitares hacia los pueblos del CIPO, los llevaron a organizar un plantón, desde el pasado mes de abril a las afueras del Palacio de Gobierno de Oaxaca, en demanda de castigo a los paramilitares y justicia antes una ola permanente de agresiones, hostigamiento y asesinatos.

Más de 5 meses en plantón, no fueron suficientes para abrir el diálogo con el gobernador, sino que además el pasado 14 de septiembre, se inició una serie de acciones represivas en contra de los pueblos del CIPO.

El día 14 de septiembre a las 6:13 horas de la mañana policías de las fuerzas especiales del gobierno, UPOE (Unidad policíaca de Operaciones Especiales), policía preventiva, policía turística, judicial del estado, Agencia federal de Investigaciones uniformados y vestidos de civil, en cantidad superior a 200, usando gases lacrimógenos, bombas aturdidoras y pipas de agua, sin aviso de por medio, los desalojaron de los dos plantones que un centenar de indígenas mantenían en los frentes del Palacio de Gobierno y del templo de Santo Domingo de Guzmán en la ciudad de Oaxaca.

Resultado de esta salvaje acción policíaca fue la aprehensión de 14 indígenas 6 mujeres de ellas 2 menores de edad, (15 años); 8 hombres y también un menor de edad. Ya detenidos fueron golpeados, amenazados de muerte y torturados; una de las compañeras al ser golpeada en el vientre presentó hemorragias intrauterinas.

De inmediato los integrantes del CIPO reconstruyeron el campamento y mantienen la resistencia pacífica frente a la policía, que volvió a atacarlos el 16 de septiembre. El Consejo Indígena Popular de Oaxaca declara: âEl día 16 por la mañana lanzan gases lacrimógenos contra una niña de 5 años y su mamá, somos cercados por policías y porros visiblemente alcoholizados, visten casi todos camisas negras, botas militares y todos rapados, por la noche del 16 y del 17 policías vestidos de civil salen de la puerta lateral derecha del palacio de gobierno entre la 2 y 4 de la madruga armados con navajas, varillas y palos golpean, insultan y despojan de sus pertenencias a mujeres, ancianos y niños, luego corren y se meten a palacio de gobierno por la puerta lateral izquierdaâ?

Los indígenas del CIPO, mantienen el plantón a las afueras del Palacio. Pero sus compañeros detenidos necesitan de todo el apoyo nacional e internacional posible. Muchas de las fianzas que han impuesto los jueces oaxaqueños, son prácticamente inalcanzables para la organización indígena y para los familiares de los presos. La demanda de liberación inmediata es el eje de acción momentánea del CIPO, que sin embargo, no desea dejar la organización autogestiva, la demanda de castigo a los paramilitares y la construcción de la autonomía en sus pueblos. Ellos seguirán resistiendo y construyendo otras formas de comercio y de poder comunitario. Por ahora, la construcción de la autonomía es amenazada por la represión y necesita de toda la solidaridad y el apoyo de quienes también deseamos construir un mundo otro, uno donde quepan muchos mundos.


Puedes consultar la página del CIPO para mayor información en www.nodo50.org/cipo . Envía cartas de apoyo y de condena a los actos represivos, dona en la cuenta del CIPO.

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa