Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: altres temes
ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
Frente a las posiciones "buenistas" que a nada conducen, capitaneadas por los caritativos cristianos, en Alemania del Este, ATTAC está concitando la renovación de las fuerzas de izquierda.
La fuerza de las "protestas de los lunes" en Alemania contra el capitalismo salvaje ha hecho que se infiltren en ellas los consabidos elementos caritativos cristiano-protestantes y fascistas, lo cual significa dificultades pero también una gran posibilidad de corregir errores del pasado cuando en una Alemania deprimida, la Cía y el Vaticano lograron encumbrar a los nazis para impedir una revolución comunista que hubiera acabado con Stalin.

Ahora, ATTAC está en el centro de las protestas y tiene una oportunidad de ayudar a reconstruir un nuevo comunismo, que supere los errores y sobre todo, las culpabilidades por el pasado.

Extraído de "Rojo y Negro"

La rabia contra la "ley Hartz"

El regreso y las manifestaciones del lunes en alemania.


2004-09-22 14:36:14

âNosotros somos el puebloâ?, el lema del movimiento del 89 contra la dictadura burocrática y por los derechos sociales y políticos, es el motor que hace correr y sobre todo da un poco de miedo a los sindicatos cogestionarios.


En todos los sectores sociales, la patronal y el gobierno socialdemócrata y verde trataban de atacar los derechos sociales y políticos.

Desde hace dos años, desde la preparación y la adopción de las leyes de Hartz, hay un ataque sin precedente contra los parados y contra todos aquellos que están amenazados con quedarse sin trabajo.

Es preciso aceptar cualquier trabajo, al tiempo que una disminución de las prestaciones de paro y muchos pierden completamente toda prestación. La duración del pago de las prestaciones ha sido reducida a un año para la mayoría de los parados.

Al mismo, tiempo la patronal trata de prolongar el tiempo de trabajo a 40 horas y más y la edad de la jubilación a los 67 años.

El absurdo de esta lógica provoca cada vez más la cólera entre los trabajadores y en la población.

La población del este, en la antigua rda, tiene el sentimiento de vivir en zonas sin ninguna perspectiva de porvenir. Esto se parece un poquito al ambiente del final de la rda.

El movimiento social comenzó durante el verano de 2002, un poco por toda Alemania, allí donde grupos/asociaciones o individuos de la izquierda social están implantados, y se produjo el nacimiento de los comités anti-hartz que luchan contra esas leyes nuevas que limitan los derechos de los parados.

Hartz es el nombre de un director de Volkswagen, un puesto que ocupa en el marco de la cogestión como sindicalista elegido por la dirección del sindicato. Hartz es, pues, el tipo de sindicalista cogestor llegado al poder a través de la línea política socialdemócrata. Por ejemplo en Berlín: hay un llamamiento de cinco personas que han enviado por mail un mensaje para encontrarse y constituir un comité anti-hartz.

En el verano de 2003 hay una coordinación para preparar una jornada nacional el 1 de noviembre de 2003. Esta jornada fue organizada por Attac, la izquierda sindical. Es decir todos los que están contra la política seguidista de la dirección sindical y por los intelectuales que critican esta reforma. Todo el mundo se ha sorprendido. 100 000, sobre todo mucha de la gente que vive en Berlín y su región, han venido a participar espontáneamente en esta manifestación que estaba prevista para 5000 participantes. Ha sido un cambio de movimiento y al mismo tiempo un signo de gran descontento entre la gente de la calle.

Otro signo: desilusión hacia todos los partidos establecidos- « el partido único del neoliberalismo »- la abstención en aumento en las elecciones. Desilusión también sobre las direcciones de todos los sindicatos que son incapaces de organizar la rabia. Este clima, pues, este ambiente, crea las espontaneidades. Pero no se puede generalizar. En la ciudad que ha puesto en movimiento esas manifestaciones del lunes, Magdebourg, ha vivido esa espontaneidad al ser un huelguista de larga duración el que ha tomado la iniciativa a través de una octavilla escrita por él mismo para llamar a la gente en la calle. En otras ciudades, han sido grupos como el foro social, o de individuos pertenecientes a los sindicatos o a asociaciones de parados o a la iglesia.

Y el símbolo de las manifestaciones del lunes del 89 ha resurgido en la consciencia de las gentes- era la dignidad social que reencontraba su renacimiento- por ejemplo una de las figuras/símbolo de la lucha de 89 ha declarado abiertamente en público: el 89 fue una revolución política, pero falta hacer una segunda revolución, una revolución social. Es la comuna de Leipzig la que, al instante, encarna un poco esta actitud. La revuelta es, pues, más profunda, no se limita a ir contra la ley-hartz, pero al mismo tiempo la ley hartz se vive como un ataque frontal contra los derechos sociales y para la sumisión total al capitalismo y a la burocracia del estado.

Es cierto que hay espontaneidades, pero también hay grupos políticos y sindicales de base, es sobre todo una mezcla- pero lo que es visible- en el este- es que hay una verdadera dinámica de participación espontánea de individuos en las manifestaciones, también en berlín, y es eso lo novedoso.

âNosotros somos el puebloâ?, el lema del movimiento del 89 contra la dictadura burocrática y por los derechos sociales y políticos, es el motor que hace correr y sobre todo da un poco de miedo a los sindicatos cogestionarios. Pues son estos los sindicatos que a menudo presiden en las instancias del anpe y en la assedic. Son estos también los responsables de la puesta en práctica de esas leyes a partir de enero de 2005. Esto explica su actitud vis-a-vis del movimiento. Toman la presencia de la extrema derecha como pretexto para difamar el movimiento.

La reunión nacional, el dos de octubre en Berlín, es el próximo momento importante para la continuidad del movimiento.

Septiembre de 2004.
W.H.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
Eso es lo que da miedo. Que ya tengamos un nuevo nombre para nuestros próximos organizadores de un nuevo comunismo. Retablos de sacerdotes trasnochados. Y puesto que el análisis pertenece al pasado, los resultados defraudarán aquellos que todavía confíen en viejas y caducas fórmulas de transformación social.
No sé a dónde quieren llegar con su nuevo comunismo. Me siento, personalmente, heredero del marxismo, pero de allí a habalr de un nuevo comunismo...Miedo me dan, entonces, los nuevos burócratas y sus nuevas razones de partido.

Pero vayamos a los hechos y las causas de mi arrojo. En una jornada antirepresiva en Barcelona, Attac presentó una carta en la que se disponía a media con J. G. Valdecasas los términos de la manifestación. No entraremos en detalles pero la carta era espeluznante. Una chica preguntó al portavoz de attac que si esta iniciativa pactista, asumía dejar de lado a los compañeros detenidos en caso de enfretamientos durante la manifestación.
"eso es su problema, no tenemos nada que hacer nunto a ellos" fue la respuesta.
Afortunadamente la carta no pasó la oposición de la asamblea general. Puedo asegurar que no fue a iniciativa de Attac.
Yo soy un pobre ignorante en estos temas, me doy cuenta. No me muevo bien en estos ambientes de passillos entre asambleas, contactos y sonrisas ladinas. Pero si, frente a la palabra sacrosanta de nuestros nuevos proselititstas, la opinión de un puto precario todavía tiene valor e importa, entonces sabed que de attac un servidor no vió más que personajillos sin calle que dudan entre hacerse predicadores o borúcratas. cada uno tiene sus dilemas en esta puta vida.

A la mierda con vuestra vanguardia revolucionaria.
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
Distribuyendo como algunos jerarcas en ATTAC pudieran pretender, desde un despacho, los fondos recaudados con la Tasa Tobin, sino de promover un cambio de paradigma porque el actual capitalista es insostenible y reformarlo sólo aumenta los daños.

El siguiente artículo aparecido en la prensa mexicana demuestra justamente el enfoque que interesa a los imperialistas, y del que algunos caritativos en ATTAC parecen "comulgar"; nunca mejor dicho.


Gobernar la mundialización
( Hernán Gómez Bruera )
( 2004-09-22 )


Por primera vez en la historia reciente, varios gobiernos se sientan a discutir una propuesta que intenta incidir en el movimiento internacional de capitales. La Cumbre del Hambre que se lleva a cabo durante esta semana en Nueva York discutirá un documento elaborado por Brasil, Chile, España y Francia âcon el aval del secretario general de Naciones Unidas que ha logrado el respaldado de casi 50 gobiernos.
Con ello, se introduce en la agenda internacional una discusión que hasta ahora había estado reservada al ámbito académico y de organizaciones de la sociedad civil como ATTAC, que desde finales de la década pasada hacen campaña en favor del establecimiento de la llamada tasa Tobin a las transacciones especulativas.
La idea comenzó a cocinarse este año en Ginebra, cuando el presidente Lula sumó el apoyo de Lagos y Chirac, para que avalaran la creación de un grupo técnico que dotara de contenidos a esta propuesta, que hoy se ha dado a conocer como âMecanismos innovadores para financiar la lucha contra la pobreza y el hambreâ?.
Se trata de un documento accesible que se adentra en los complejos mecanismos a través de los cuales opera la actual arquitectura financiera internacional y explora las posibilidades de incidir en ella. Antes que una propuesta acabada, se trata de un conjunto de temáticas que tendrán que ser materia de discusiones más detalladas en el futuro.
Distinto a lo que originalmente planteó Lula, no se trata de crear un fondo más ni una burocracia que se sume a la ya onerosa estructura orgánica de Naciones Unidas. Tampoco de promover medidas que terminen por endeudar más a los países pobres. En cambio, se plantean un conjunto de propuestas que buscan compensar la insuficiencia de la Ayuda Oficial al Desarrollo y reviertan de algún modo el fracaso de Monterrey.
El primer y más importante planteamiento tiene que ver con la tasación de las transacciones financieras que consistiría en un impuesto reducido (alrededor del 0,01%) que podría establecerse sobre el propio cierre de las operaciones o sobre los pagos de divisas. Una medida así no interferiría en el funcionamiento normal de los mercados y permitiría obtener cuantiosos recursos para la lucha contra la pobreza y el hambre, al tiempo que atenuaría la especulación y contribuiría a estabilizar los tipos de cambio.
Menos plausible parece en el actual contexto internacional, la propuesta de gravar el comercio de armas. Sin embargo, no está ausente de racionalidad. En los dos últimos años, el gasto militar en todo el mundo se incrementó en un 18%, lo que equivale a un aumento real de mil millones de dólares anuales. Los autores de este documento consideran que un impuesto al comercio de armamentos podría conducir a una disminución de las adquisiciones, aunque hay que decir que la argumentación se queda corta y peca de cierta ingenuidad.
Otra interesante propuesta tiene que ver con la emisión de los llamados derechos especiales de giro (DEG) para financiar el desarrollo. No se trata de un planteamiento nuevo, pues ya en los años setenta se habló bastante del tema. La salvedad es que se plantea ahora que este instrumento, a través del cual el FMI complementa las reservas internacionales de los países, podría emitirse con carácter temporal durante episodios críticos para intentar reactivar la economía interna y corregir la volatilidad financiera. La iniciativa permitiría contar con un eficaz instrumento de prevención de crisis en los países en desarrollo, según se plantea.
Recientemente, se incorporó también una interesante cuestión que incluyó el gobierno español que tiene que ver con los costos de las remesas provenientes de la migración. El monto de éstas no es nada despreciable. En todo el mundo supera a los flujos de ayuda oficial al desarrollo y hoy ofrece inmensos e injustificados beneficios a un reducido número de financieros. La propuesta, aunque no es muy clara, plantea la necesidad de reducir los elevados costos de transacción y regular estas operaciones.
La propuesta para crear mecanismos innovadores para financiar la lucha contra la pobreza y el hambre es débil en muchos aspectos y no termina por definir completamente los instrumentos y modalidades con que operaría. Sin embargo, no deja de ser trascendental que dos gobiernos latinoamericanos hayan logrado el apoyo de dos europeos (uno de ellos proveniente de la derecha como es el caso de Jacques Chirac) y más recientemente de 50 Estados más, en una iniciativa que trae nuevos aires y revitaliza el papel de Naciones Unidas.
No deja de ser notable, además, el rol que ha jugado Brasil en esta iniciativa que coloca a Lula como un auténtico líder del mundo en desarrollo. Resulta loable, además, que una parte de la izquierda latinoamericana, que ayer sólo era capaz de mirar la globalización desde las generalizaciones ideológicas, hoy se adentre en los mecanismos concretos con que ésta opera y haga esfuerzos por incidir políticamente en ellos.
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
Tu invocación del miedo más allá de que se señale como principio político la autogestión y el recurso a excusas jesuíticas bastante retorcidas demuestra que seguramente seas ateo por convicción, pero que pragmáticamente te muevas en el entorno del dogmatismo encargado de dinamitar cualquier iniciativa libertaria.
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
El miedo es sano, a veces, porque avisa de un peligro. Y el peligro de reburocratización del movimiento ¿acaso no es real? No soy ateo por convicción, y mucho menos dogmático, o al menos eso pretendo (y espero). Mi temor, compañero, surge de un hecho concreto que he descrito, no de fantasías elaboradas en mi pequeño bunker de cristal teórico. Porque a la gente de attac, nunca les van a buscar el cuello, nunca se han jugado la piel a nuestro lado. A nosotros, los paria de la calle y la razón política, nosotros, los peones que están en cada concetración y que a ti te parecen de súnito tan irritarte, las ostias de la policía nos siguen inquietando. No creo en ninguna revolución posible (lamentándolo quizás), pero eso pertenece al ámbito de mi intimidad, dirás y con razón: no obstante, sí creo que la solidaridad con los que luchan es esencial para no traicionar cualquier iniciativa libertaria.
Attac, pues, tendrán el honor de pasar a la historia, según tu propia terminología, en ser los primeros libertarios dispuestos a pactar con una delegación del gobierno postfranquista (Valdecasas, carajo!) los términos de una manifestación, con el agravante de proponerse como mediadores.
Y todavía hay más...
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
El miedo es sano, a veces, porque avisa de un peligro. Y el peligro de reburocratización del movimiento ¿acaso no es real? No soy ateo por convicción, y mucho menos dogmático, o al menos eso pretendo (y espero). Mi temor, compañero, surge de un hecho concreto que he descrito, no de fantasías elaboradas en mi pequeño bunker de cristal teórico. Porque a la gente de attac, nunca les van a buscar el cuello, nunca se han jugado la piel a nuestro lado. A nosotros, los paria de la calle y la razón política, nosotros, los peones que están en cada concetración y que a ti te parecen de súnito tan irritarte, las ostias de la policía nos siguen inquietando. No creo en ninguna revolución posible (lamentándolo quizás), pero eso pertenece al ámbito de mi intimidad, dirás y con razón: no obstante, sí creo que la solidaridad con los que luchan es esencial para no traicionar cualquier iniciativa libertaria.
Attac, pues, tendrán el honor de pasar a la historia, según tu propia terminología, en ser los primeros libertarios dispuestos a pactar con una delegación del gobierno postfranquista (Valdecasas, carajo!) los términos de una manifestación, con el agravante de proponerse como mediadores.
Y todavía hay más...
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
Coincido en ello, pero si sano es sentirlo privadamente ante un peligro cierto, opino lo contrario cuando se invoca a otros: y la escritura amigo mío va destinada a los otros. Porque esto no es un diario personal, sino un foco de debate político libre. (Por eso los reaccionarios se encargan de llenarlo de ruido).

Justamente creo que en ATTAC no existe todavía de forma consciente el espíritu libertario que se necesita para la revolución posible en la que no crees, y no te lo reprocho. Yo tampoco creo, pero estoy dispuesto a trabajar por construirla. Pienso que creer y esperar es cosa de curas y otros servidores de la esclavitud.

Sin embargo, no siendo evidente, ese espíritu existe: sólo hay que ir darse cuenta para convertirlo en una potente fuerza transfomadora.

Tampoco es evidente que ATTAC sea una organización de inspiración marxista, pero creo que la denuncia del valor que es robado por los mercados financieros es compatible con el marxismo.

Frente a la natural acumulación del poder, el socialismo libertario debe suscitar una gran convergencia de fuerzas sociales para construir una revolución permanente que nos aleje de la barbarie capitalista. Creo que ATTAC, sin existir todavía conciencia de ello en la propia organización, está capacitada para participar de este proceso. Siempre y cuando rechaze la trampa que le tienen sus propios fundadores liquidacionistas cristianos, el buenismo inútil y adormecedor de los burgueses más recalcitrantes.
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
AUnque, en efecto, el peligro de "burocratización" existe: no hay más que ver cómo las élites de ATTAC se han sumado a la CUmbre de Nueva York: y es que algunos ya suspiran con un despachito en la ONU para ir administrando fondos y repartiendo "tareas humanitarias"... y no es esto, no es esto.

Sobre que nada puede construirse desde un planteamiento teórico, tal vez en esto hay algo de mítico: cuentan también las experiencias de "laboratorio" y cada uno puede tener el suyo...
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
Me gustaría entrar en el debate paralelo que parece levantarse respecto a la relación entre lo público y lo privado de la escritura, que me concederás que no se resuelve en cuatro líneas.

Aquello a lo que señalas respecto al potencial de attac, yo lo llamaría una actitud optimista. Para decirlo de un modo banal, creo que ello es posible, epro no probable. Sospecho, sin embargo, que attac (y no sólo attac), saca réditos políticos del esfuerzo de muchos compañeros y compañeras revolucionarias (aunque escéptico respecto a la revolución y el nuevo comunismo). Pero eso no deslegitima todavía de modo alarmante. Es mucha la gente que está haciendo "carrerra" y "butaca" a costa de la lucha sincera de muchas otras personas. Lo realmente grave en el caso de attac son dos cosas que desearía enumerar para fijar el debate.
1.- Que en BArcelona alimentaron de fomra incomprensible la viciada dicotomía militante bueno/militante malo. El respeto de la multiplicidad a la hora de elaborar las tácticas había sido la clave del movimiento de resistencia global hasta la fecha. ¿Cómo explicar que una iniciativa, supuestamente libertaria, actúa de este modo?
2.- No he conocido en mis cortos aoñs de militancia ni un sólo miembre de attac en la calle, y muchos en los pasillos. ¿Podemos desconfiar con legitimidad de este tipo de personajillos y este tipo de actuación? ¿Es normal que unos se jueguen el pellejo y los otros se atribuyan el éxito de tal convocatoria o tal acontecimiento?
3.- Quizás sí, pero muy grave es que además los segundos traicionen los primeros. LA vieja cantinela, no es cierto?

Creo que un lugar público es idóneo para informar de ello, y no estaría de más que algún "miembro" de attac saliera al paso, ya puestos.
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
Creo que siempre podríamos encontrar otras personas que se juegan el pellejo como dices, más que uno mismo. Si el comunismo libertario implica un pensamiento colectivo, la realidad no es sólo la que vive uno sino la que vivimos todos. Luego, por esta vía no podemos llegar a ningún lado. Es más provechoso, en vez de intentar deslegitimar ATTAC u otras organizaciones sociales, desmontar la montaña de mentiras de la prensa burguesa, por ejemplo, o la sarta de patrañas de la llamada "cultura grecorromana", renovada en las "raíces cristianas" que nos enseñan A TODOS, en las escuelas, donde más daño pueden hacer.

En realidad, tú has señalado uno de los fundamentos del capitalismo, el que unos pocos se apropian del valor de muchos. Este es el análisis marxista que algunos quieren enterrar. Principio que se sustenta en el dogma de la existencia de seres superiores y que viene difundido por todos los imperios desde el primera dinastía egipcia.

OCurre que no hemos cambiado mucho, a pesar de que gracias al avance científico, usamos teléfono y automóviles como si tal cosa.

Es a través del marxismo que se alcanzará a superar el muro del principio de autoridad grecoromano, explotación de las mujeres incluída, en un proceso que sólo se ha detenido momentáneamente...

ATTAC y otras organizaciones sociales, pueden en este momento construir una alternativa, optando entre el buenismo de los que claman de forma vacua y melindrosa por "otro mundo posible" o entre la revolución socialista, atea, libertaria, no violenta y autogestionada. Si empezamos a trabajar ahora, tal vez lo hayamos conseguido a lo largo de los próximos 20 años. Si caemos en la trampa de los caritativos y los reformistas, no habrá revolución sino más fascismo y por consiguiente, toda la barbarie.

El paso, desde mi punto de vista, es tan importante como el que dieron nuestros antepasados cuando se pusieron de pie: era imposible de imaginar a qué conduciría situar al cerebro en disposición de pensar en vez de olisquear. Lo mismo sucede ahora, no podemos imaginarnos a qué nos conducirá sustituir el priincipio de autoridad por el de autogestión: sólo podemos conocer a qué nos lleva seguir caminando a cuatro patas: a la violencia, la depredación y la barbarie.
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
La nueva revolución socialista debe ponerse en marcha, porque de otro modo, será inevitable un desenlace fatal de la lucha entre el imperio occidental formado por las zonas cristiana, judía y musulmana, y el naciente imperio oriental chino.

Por eso cuando Zapatero llama a una alianza entre Occidente y el Islam cae en una redundancia de la parte "buenista" del imperio: el islam forma parte consustancial, feudal y petrolera, del imperio capitalista occidental.
Re: ATTAC sí puede concitar un nuevo comunismo
22 set 2004
NO COMENT
Sindicat