Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal
El genocidio de Darfur. ..Pieza importante de la geoestratégia de las empresas petrolíferas..
15 set 2004
Habia gente que cree o creia que las atrocidades que se están cometiendo actualmente en Darfur y desde hace un año eran solo cosa de "negros" y "árabes" o un ejemplo de que la violencia extrema y las mayores atrocidades humanas tambien se daba en aquellas zonas del planeta donde NO estan presentes los EEUU ni el resto del mundo.

..Traspaso la siguiente notícia para que se entienda la matriz de esta barbarie y los buitres de la misma.
afrol News, 10 de Septiembre

- Mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU está discutiendo un proyecto de resolución de EEUU sobre la crisis en Sudán, basado en si se está produciendo o no un genocidio en Darfur, la cuestión del petróleo en Sudán está teniendo más importancia.
Si se aprueba un embargo a la exportación de petróleo, China e India perderían su influencia sobre las grandes reservas petrolíferas de Sudán y un cambio de régimen en Jartum abriría estos recursos para occidente. EEUU está a favor de las sanciones y China en contra.

La población de Darfur está actualmente, tal y como admite la ONU, sufriendo la peor crisis humanitaria del mundo. Se ha documentado bien que el gobierno de Jartum tiene mucha de la responsabilidad de este sufrimiento, que la ONU calificó en su día de "limpieza étnica" y EEUU, ayer, de "genocidio". Sin embargo, también se ha documentado que EEUU, a través de sus aliados africanos más cercanos, ha ayudado a los rebeldes darfuri de SLA y de JEM, que iniciaron la violenta reacción de Jartum.

Mientras que los gobiernos de EEUU y Reino Unido están impulsando al Consejo de Seguridad de la ONU para imponer sanciones contra Sudán debido a los "actos de genocidio de Jartum" y detener la crisis humanitaria, muchos países asiáticos y africanos se mantienen escépticos ante las repentinas acusaciones de condena a Jartum. Sospechan que los verdaderos intereses que se encuentran tras las sanciones y propuesta del uso de la fuerza militar contra Sudán están motivados por algo más que por motivos humanitarios en Darfur, una crisis que el propio Occidente ayudó realmente a crear.

Después de todo, se considera que Sudán alberga los recursos petrolíferos inexplotados más grandes de �frica, incluso mayores que los del golfo de Guinea. Las compañías petroleras de EEUU no pueden operar en Sudán y otras compañías occidentales han sido eliminadas del país por la administración de Washington. La petrolera canadiense Talisman Energy se enfrenta a los cargos de "complicidad en crímenes de genocidio y guerra" ante un tribunal de EEUU debido a sus últimos contratos en Sudán. Actualmente, son las petroleras asiáticas las que más dominan en Sudán.

Para China, Sudán se ha convertido en un importante abastecedor de petróleo y un país interesante para construir sus propias petroleras. El gigante asiático, que experimenta el crecimiento económico más rápido del mundo, necesita asegurar sus propios abastecedores de petróleo -tan sólo durante los primeros siete meses de este año, las importaciones chinas de petróleo se habían incrementado en un 40 por ciento, en comparación con el año anterior. Se estima que un seis por ciento de las importaciones chinas de petróleo son de Sudán, una cifra que los funcionarios de Beijing deseen aumentar. Ya se hacen por ello grandes inversiones y planes.

La compañía petrolera estatal de este país, China National Petroleum Corporation (CNPC) posee un 40 por ciento de la sudanesa Greater Nile Petroleum Operating Company (GNPOC), que controla dos de los yacimientos de petróleo más importantes de la provincia del alto Nilo occidental. Con el plan de comenzar a mediados de 2005, CNPC prevé extraer petróleo de la cuenca de Melut del río Nilo. Otras compañías chinas están implicadas en la construcción de un oleoducto de 1.392 kilómetros de longitud desde la cuenca de Melut hasta Port Sudan en el Mar Rojo y construir en esta ciudad sudanesa un puerto para de exportación de petróleo. El proyecto tendrá unos costes de 215 millones de dólares.

Otros actores importantes en la creciente âlentamente- industria petrolera en Sudán son, sobre todo, India y Malasia, otros dos países asiáticos con urgentes necesidades estratégicas para asegurarse sus partes de la producción petrolífera mundial en una competición más feroz que nunca con los intereses de EEUU. ONGC Videsh (India) y Petronas (Malasia), han adquirido partes importantes de yacimientos de petróleo sudaneses mientras que han ejercido una fuerte presión sobre las compañías occidentales para que dejasen de invertir en el país durante los últimos años.

Para China, India y Malasia, por lo tanto, el proyecto de resolución de EEUU a favor de las sanciones contra Sudán presentado al Consejo de Seguridad de la ONU plantea una amenaza económica. Sólo unas horas después de que el Secretario de Estado de EEUU, Colin Powell, dijese que las matanzas tenidas lugar en Darfur durante el último año constituyen un "genocidio", el representante de EEUU ante el Consejo de Seguridad, John Danforth, presentaba una propuesta que incluye un embargo a las exportaciones sudanesas de petróleo. China, como única potencia asiática con derecho a veto en el Consejo, ha anunciado no obstante su voluntad de bloquear estas sanciones.

La presión a China y otros miembros del Consejo de Seguridad está siendo inmensa. Grupos internacionales de derechos humanos, la mayor parte de la prensa internacional y agrupaciones políticas de gran alcance mantienen la visión de que el mundo está obligado a detener el "genocidio en Darfur". No detenerlo significaría ser participar en la responsabilidad, al igual que cuando la comunidad internacional no pudo detener el genocidio de 1994 en Ruanda. El tiempo ya ha pasado para Jartum, que debería haber actuado antes para detener el "genocidio de Darfur". China se enfrentaría a fuertes críticas si bloquea la resolución. La Sociedad para los Pueblos en Amenaza, basada en Alemania, lanzaba ya ayer una declaración titulada: "La sed de petróleo de China prolonga el genocidio en Darfur".

Los críticos, sin embargo, sostienen que era la sed occidental del petróleo sudanés la que provocó el inicio de las luchas en Darfur, entrenando a los rebeldes de SLA y de JEM. El caos en Sudán, según explica el analista alemán Uwe Friesecke a afrol News, da a las potencias occidentales una oportunidad de intervenir y de provocar un cambio del impopular régimen islámico en Jartum. Con los nuevos poderes dados al Banco Mundial y al FMI para crear una apertura en la economía de Sudán, las extensas reservas de petróleo del país serían accesibles a las compañías petroleras occidentales.

Según Friesecke, no es ninguna causalidad que las potencias que "están dictando la paz" entre Jartum y el sur de Sudán -EEUU, Reino Unido, Noruega e Italia- son todos países con grandes intereses en el petróleo. EEUU tiene el declarado objetivo de convertir a �frica en uno de sus principales abastecedores de petróleo. Noruega basa su economía en el petróleo y sus compañías petroleras estatales -siempre con ansias de expansión- y el país van a organizar y ser la sede de la próxima conferencia de donantes para Sudán. Reino Unido e Italia también cuentan con importantes compañías petroleras. "Se han hecho planes detallados en Occidente para la era posterior a la paz en Sudán", mantiene Friesecke, refiriéndose a fuentes del gobierno de EEUU.

Mientras que el debate sobre la próxima resolución del Consejo de Seguridad de la ONU se está convirtiendo en una lucha de potencias sobre la futura producción petrolífera de Sudán, más de 1,2 millones de civiles darfuris continúan desplazados y sin la suficiente ayuda internacional. Las organizaciones humanitarias denuncian la carencia de fondos para alimentación, agua segura y alojamiento para muchos de los desplazados. La mayoría de las potencias occidentales que denunciaban "la limpieza étnica y la crisis humanitaria en Darfur" han contribuido con muy poca financiación, excepto EEUU, que es con distancia el principal donante.
Mira també:
http://www.afrol.com/es/articulos/13925

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more