Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral
CGT pide a Chaves la dimisión de Concepción Gutierrez e invita a acompañar a un conductor de Damas
11 set 2004
La inseguridad en el transporte provoca ante el presidente de la Junta, la petición de dimisión de Concepción Gutierrez como Consejera de Obras Públicas y Transportes, por no atender las diferentes demandas de los trabajadores desde el pasado año, así como conocer las graves irregularidades del sector.
Chaves tiene conocimiento de la dejación de funciones que la Consejera de Obras Públicas y Transportes, Concepción Gutierrez, realiza en el Transporte por Carretera de viajeros en Andalucía. CGT ha entregado a esa Consejería multitud de tacógrafos donde se descubren graves irregularidades en el sector, asimismo conoce las diferentes actas de infracción en materia de seguridad de algunas compañías de este sector.

En la carta a Chaves, se le recuerda que la Consejera ignora que el sector del transporte por carretera es un servicio público que debe estar al servicio de la comunicación de los ciudadanos en Andalucía, por ello debe velar por la seguridad y el cumplimiento de la calidad y seguridad en el transporte al servicio de la ciudadanía.

Por otra parte, CGT invita a Chaves, a que acompañe a un conductor de Damas en su jornada laboral, para percibir la inseguridad del transporte de viajeros por carretera.

Carta a Sr. Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía

Estimado Sr.:

La gran zanja que existe entre las preocupaciones y problemas cotidianos de los ciudadanos y las ciudadanas por un lado y de las instituciones públicas por el otro, hace que a uno le pese la pluma al intentar sensibilizar a los poderes públicos, en este caso, al Presidente de la Junta de Andalucía, de la preocupante situación de un sector tan importante como el del transporte de viajeros por carretera.

Le pesa el escepticismo y la desconfianza. Pero nuestra responsabilidad, especialmente hacia los trabajadores del sector, pero también hacia los usuarios, asimismo trabajadores, hace que nos dirijamos a Vd. para que conozca dicha situación y tome medidas al respecto.

En primer lugar, queremos manifestarle la insensibilidad, la prepotencia y la incapacidad que la actual Consejera de Obras Públicas y Transportes, doña Concepción Gutiérrez, está demostrando sobre este tema, motivos que nos hacen pedirle su dimisión.

La Sra. Consejera parece ignorar que el sector del transporte por carretera es un servicio público que debe estar al servicio de la comunicación de los ciudadanos y las ciudadanas de Andalucía, especialmente necesario cuando importantes núcleos urbanos de Andalucía, sobre todo en la costa, solamente están comunicados por carretera (Cádiz-Algeciras-Málaga-Almería). Parece ignorar también que es responsabilidad de los poderes públicos el velar por el cumplimientos de la calidad y seguridad en el transporte al servicio de los usuarios.

La Sra. Consejera prefiere reunirse y compadrear con la patronal del transporte (Fandabús) en lugar de atender las miles de firmas de usuarios (presentadas al Director General de Transportes), denunciando las condiciones laborales de los trabajadores y su repercusión en la calidad del servicio y en la seguridad vial. La Sra. Consejera prefiere compartir mesa y mantel con los empresarios en lugar de escuchar las cientos de denuncias presentadas por irregularidades cometidas por las empresas del sector, en lugar de dialogar con los representantes de los trabajadores que están exigiendo y luchando por sus derechos. Parece estar más interesada en las tasas de beneficios de las empresas, en su reducción de costes sobre las espaldas de los trabajadores, en la precarización del trabajo y la inseguridad de los viajeros.

Desde el año 2003 venimos intentando plantear a la Consejería de Obra Públicas y Transportes la problemática situación del sector del transporte por carretera y el descontento existente entre los trabajadores. Este descontento viene provocado por la precariedad que se vive en el sector que obliga a que se realicen jornadas de trabajo de hasta 15 horas diarias (según se desprende de copias de discos de tacógrafo que obran en nuestro poder), no se descanse ningún día a la semana, no se respete el descanso entre jornada, no haya regulación de lo que debe considerarse «trabajo efectivo», ni horas razonables para comer e incluso se esté produciendo cesión ilegal de trabajadores de empresas pequeñas a otras para las que éstas funcionan como subcontratas, sin que se respeten los derechos laborales básicos de los trabajadores afectados y estableciéndose dobles escalas tanto laborales como económicas.

Si a estas actuaciones empresariales añadimos los insuficientes medios de las Inspecciones de Trabajo, de los servicios de Inspección de la COPTA y el estado de muchos autocares (antigüedad, tardanza en la reparación…), podemos concluir que la situación es, al menos, para pensarlo. Pero la Sra. Consejera prefiere el paisaje de los consejos de administración donde se vive el mundo feliz de la riqueza y el consumo.

Sr. Chaves, quisiéramos que, por un momento, recordara la existencia del adjetivo «obrero» de su partido, se imaginara que está fuera de su despacho, viajando en autobús (¿cuándo ha sido su último viaje en autobús?) y charlando con el conductor antes de la salida. Conocería lo que es salir de casa a las 5 ó las 6 de la mañana para volver por la noche tras horas de conducción o de cortes entre servicio y servicio, lo que es no saber qué servicio tienes al día siguiente, que tu comida sea un bocadillo entre servicio y servicio, la enorme responsabilidad de que ese cansancio y ese malestar repercuta en alguna infracción de normas de circulación cada vez más estrictas que te hagan perder tu herramienta de trabajo (el carnet de conducir) y, lo que es más grave, repercuta en la vida de decenas de personas que te acompañan, escolares, trabajadores, simples viajeros. Si en todos los sectores, la siniestralidad laboral es uno de los problemas más importantes que afectan al mundo laboral, aquí es el fundamental, porque la seguridad del trabajador es la seguridad de los pasajeros.

Lo que quisiéramos que Vd. comprendiera, lo que no ha hecho la Consejera, es que los problemas laborales que están planteando los trabajadores del transporte por carretera no son un problema estrictamente laboral, a resolver en el ámbito de trabajadores y empresarios. La problemática que le estamos planteando afecta a la seguridad del transporte, es un problema en el que Vd. tiene una responsabilidad directa.

CGT no tiene otro interés que la defensa de los intereses de los trabajadores, entre ellos, su seguridad y su salud, intereses que coinciden con los de los usuarios. Desearíamos, al menos, coincidir con Vd. en este punto. No le estamos planteando nada que no sea el cumplimiento estricto de la legalidad vigente en materias de tanta importancia como jornadas, descansos, tiempos de conducción y prevención de riesgos. La solución de esta problemática sería la creación de muchos puestos de trabajo, que, es cierto, disminuirían los beneficios empresariales, pero que aumentarían la calidad y la seguridad de un servicio público. ¿Cuál es su opción? En la mesa o en la papelera de la Sra. Consejera de Obras Públicas y Transportes está la información desde hace varios meses. Sin respuesta. Por eso, insistimos en su dimisión.

Finalmente, queremos decirle que más vale prevenir que curar. Un accidente en el transporte de autobuses en Andalucía no sería sólo un traumático accidente laboral más. Habría responsables directos a señalar con el dedo.

Le saluda atentamente,
Fdo. Agustín Gómez Acosta
Secretario General de CGT-Andalucía

#file_1#
Mira també:
http://damas.cgt-andalucia.org
http://www.cgtbus.com

This work is in the public domain
Sindicat