Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Accions per a Avui
17:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Anàlisi :: altres temes
No nos salva ni Dios
06 set 2004
No nos salva ni Dios si no cambiamos

¿Pero qué hay que cambiar...? ¿Para qué cambiar nada si vivimos tan bien, en las maquilas nos trabajan barato y nosotros vamos en coches cada vez más caros? «-¿Te gusta conducir?»

Pepcastelló

A este mundo en que estamos no lo salva ni Dios, porque difícilmente hallaríamos en él diez hombres justos que se lo mereciesen. Justos o bien dispuestos a que las cosas fuesen realmente de otro modo. Porque ¿hay alguien que de verdad quiera que las cosas sean de otro modo? ¿O es simplemente que los que estamos abajo queremos subir a lo más alto?

Remover un poco el entorno para seguir andando por el mismo camino pero esta vez siendo nosotros quienes vayamos sentados en una silla gestatoria a espaldas de los de abajo, estilo Papa. ¿Es eso pues lo que queremos? Pues si es sólo eso, no merece la pena lucha alguna porque seremos otros perros «en los mismos collares» defendiendo la casa del mismo amo. Irak, Afganistán, �frica, América del Sur seguirán donde están. Y seguirá la injusticia, seguirá la miseria y seguirá también la irreflexión que las sustenta, y el mundo no cambiará ni tan sólo de lado... Y seguirán sufriendo quienes ahora sufren y padecen. Lo único que pasará es que nosotros nos habremos montado un poco más en el carro.

¿Va bien así? ¿No? ¿No es eso de verdad lo que queremos? ¿Qué es pues lo que queremos? ¿Alguien quiere saberlo? ¿O a lo más que se aspira es a seguir viviendo?

Por todo lo que veo, está muy claro que a lo más que aspiramos es «a que no haya olas, pero no a esforzarnos para dejar de estar hundidos en la mierda hasta el cuello». Lejos queda ya el tiempo en que pensar era lo primero. Ahora lo primero es gozar, pasarlo bien, sin nadie que zarandee la poltrona o la balsa de mierda donde estamos instalados. A todo aquel que diga o haga algo que perturbe la paz hay que defenestrarlo, porque crucificar ya no se estila. Y da igual la razón, cuando lo que nos mola es el inmovilismo y la falsa pelea que lo disimula.

De modo que aquí estamos, refocilándonos con la miseria hasta concederle carta de naturaleza a todo lo que oprime y esclaviza, y así perpetuarlo. Y ahí tenemos, para empezar, un sistema educativo profesionalizado y más o menos competente en la transmisión de las habilidades y saberes que designa el sistema, pero cada día más acrítico y más adaptado al pensamiento utilitarista imperante, menos comprometido con la Humanidad y más dispuesto a aceptar que estamos viviendo en el mejor mundo de todos los posibles. Y para continuar, unos sindicatos bien organizados para encauzar la lucha obrera por los senderos que marcan los de arriba, los que mandan a quienes nos gobiernan; unos sindicatos que nadie sabe bien qué objetivos persiguen ya que se limitan a discutir cuatro pesetas a cambio de someterse al poder y olvidar cada vez más a los pobres y oprimidos. Y para distraernos de todo eso ahí está el buen vivir, y ese Forum de les Cultures para la convivencia, y el Parlament de les Religions para la paz, y cada vez más variedad de circos y distracciones que sustituyan al antiguo rezo del Rosario para irnos calmando y anularnos la conciencia. Y en paralelo los cacharros, los refulgentes coches, el fútbol y esos shows televisivos sobre el tema del día, ya sea la política, las olimpiadas, una boda real o cualquier exitoso Gran Hermano.

Si cerramos los ojos posiblemente diremos: -Vivimos bien, no sé qué más queremos...? Claro que siempre se puede estar mejor pero... Mira, las maquilas aun nos quedan muy lejos y aquí tenemos unos precios más o menos baratos. «¿Te gusta conducir...?» Bueno, si acaso que nos cambien al Bush ese que ha sido un zafio y nos ha removido la conciencia... Pero que no nos toquen nada más, no sea que la gasolina se nos ponga más cara. Y además que cambiar algo de verdad es un esfuerzo, y ya tenemos bastante con esforzarnos para salir adelante con el pago de todo lo que compramos. Sólo nos faltaría ahora tener que esforzarnos en pensar...!

Y tal vez sea ése el sentir común. Pero yo me pregunto: ¿Es que de verdad alguien cree que la injusticia andará siempre lejos? ¿Que tenemos alguna posibilidad de evitarla mientras sigamos felices y contentos aceptando la forma de vivir que nos impone el sistema capitalista? ¿Se puede acaso pensar en mejorar el mundo si no empezamos antes por mejorar nuestra propia persona tomando conciencia de cuán injusta es nuestra forma de vivir? ¿Y es posible esa toma de conciencia, en nosotros y en nuestros hijos, sin una reflexión sistemática y continuada y sobretodo sin una educación pensada para ese fin? Si no nos esforzamos en construir conjuntamente mediante el diálogo, la reflexión y el esfuerzo un pensamiento y una moral que nos sostenga; si no somos capaces de construir siquiera en nuestra mente un mundo más humano, menos injusto y desigual, donde el vecino no sea un enemigo ni un objeto extraño sino un hermano, ¿podremos construirlo realmente en nuestro entorno?

Si todo queda ahí, en simple procurarnos mayores bienes, no es difícil para los dueños del sistema tener en el poder a sus lacayos, ya sea ése algún facha bigotudo y malcarado o bien un sonriente civilizado. En realidad es lo que exige nuestra forma de vivir en despilfarro: oprimir, depredar y ponernos siempre al lado del poderoso, de la forma que sea y sea éste quien sea.

Pero para evitar tanta injusticia es preciso cambiar, lo cual quiere decir poner en primer plano la conciencia. Y eso es muy difícil cuando se piensa sólo en comer, beber, gozar y perseguir fama y dinero, los grandes valores del mundo capitalista en que vivimos y que aun sin darnos cuenta todos y todas defendemos y fomentamos. Nuestra forma de vida es un puro adorar al Becerro de Oro, un impregnarnos la mente con su salvaje ideología encubierta de racional pragmatismo para un mayor bienestar... propio, evidentemente, al otro que lo zurzan. Y sobretodo un educar a quienes nos sucedan para seguir adelante con el sistema...

Lo dicho, que no nos salva ni Dios... si no cambiamos.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: No nos salva ni Dios
06 set 2004
Que palo compañero

No comparto tu pesimismo, esto me suena a cristianismo apocalíptico. Es cierto que estamos llenos de mierda, pero también que de esta mierda salen las resistencia. La gente en una lucha se vuelve solidaria y rompe con el egoísmo. Como dice el Subcomandante Marcos, " Los europeos tenéis mucha prisa, nosotros llevamos luchando desde hace 500 años". Debemos tener paciencia, el cambio no lo veremos, pero el día de mañana se verá.

Espero que te entusiasmes más y seas fuerte. A mi también me revuelven las tripas cada vez que me entero de las injusticias que pasan en el mundo. Hay días que estoy ralladísimo y pienso que me he equivocado de planeta. Pero, no hay que desistir y seguir adelante
Re: No nos salva ni Dios
06 set 2004
...seguir adelante sin coche, supongo.
Re: No nos salva ni Dios
06 set 2004
Yo, "Socialista REvolucionario", no lo veo asi, quiero decir, que no veo que el texto sea "cristiano apocalíptico"Es verdad que realmente la radiografia, o para ser más exactos la Resonancia de la sociedad mundial, es esa, por parte de las élites, por parte de "la masa acomodada (os suena eso en el cine de; sientense por aqui...dice el acomodador)...acaso no puedo yo buscar mi sitio?por oscura que sea la vida?me ha de buscar la vida algun que otro "iluminado" profesional, con su linterna con las pilas a media bateria?Noooooooooooooo.
Y la clase baja, pues eso..a recibir el peso de la piramide y sus opulencias...a la vez que pilar fundamental que la sostiene.El Becerro de oro, lo formamos (dimosforma) nosotros, piezita a piecita...y a demás aquí...el tiempo es oro.
Además acierta en hacer reflexionar a la gente...un pequeño cambio de xip...cambiemos nosotros y después lo demás (acaso sto es cristiano apocaliptico?)
Salut Revolució i Endavant!!!
Re: No nos salva ni Dios
07 set 2004
El que passa és que quan algú s'atreveix, ni que sigui mínimament, a plantejar la millora de la societat des d'un punt de vista espiritual i no utilitari tots se li tiren a sobre, perqué de seguida ens sona a "milenarisme", "religió", etcètera, i ui no, aixó no... no sigui que ens adonem que aquest prejudici no és sinò un condicionament més, un altre verí que confronta persones i impossibilita el creixement de l'èsser humà.

Tant el capitalisme i socialisme materialistes com la teocràcia del passat han contribuït, com cares d'una mateixa moneda, a generar una societat alienada i confosa, que creu massa en les bondats de canviar la societat i gens en les bondats de canviar-se un mateix com a individu que conforma després la societat, perqué aquesta és la clau. El resultat és que anem fent l'imbècil contínuament, aferrant-nos irracionalment a la raó, és a dir, condicionats malaltissament per l'entorn físic, bé com a borreguets que es deixen portar per un sistema o bé com a salvadors il-luminats que ho canviaran tot... per tenir nous borregos que també dependran exclusivament d'aquest nou sistema.

És el que va passar amb el comunisme i és el que passará (i ha passat) amb qualsevol utopia que pretengui uniformar les persones.

Com diu el company que va dir el Subcomandante Marcos: "ustedes tienen mucha prisa, aquí llevamos 500 años luchando". I jo encara afegiria més: tenir pressa també va ser el que ens va fer creure que havíem de produïr sense mesura, que la contaminació no importava... i que la resta del món s'havia d'adaptar submissament a aquesta nova civil-lització perqué després gent com el subcomandante Marcos l'hagués de reparar amb la seva resistència.

És a dir, a la fi trobem sempre l'origen. És un cercle viciós.

I és que l'ànsia no és bona ni ho serà mai. Enrabiar-se, culpar sempre als altres de tot el que ens passa, atacar només els responsables més evidents, no raonar en profunditat l'origen dels mals, avançar-se als ritmes de la natura i del temps, voler excedir el ritme de progrés tecnològic, produïr i consumir més del que el món pot suportar... en definitiva, robar el foc als Déus com va fer Prometeu, és el focus mateix de la perversió. Per aixó el mal fa cercles i es regenera constantment.

S'ha de trencar la roda del samsara, la roda de les il-lusions, com diuen els budistes.

Nosaltres mateixos.
Re: No nos salva ni Dios
07 set 2004
menys xerrameca i més passar del cotxe i la moto!
Re: No nos salva ni Dios
07 set 2004
Els articles del company Pepcastelló els podeu trobar si us interessa a

www.kaosenlared.net (secció opinió i cultura)

d'on es col.laborador.
Re: No nos salva ni Dios
07 set 2004
M'agrada la teva reflexió Sergi.Salut!
Salut Revolució i llum interior!!!
Re: No nos salva ni Dios
07 set 2004
A ver, que no me metía en este sentido, quería decir que no hay que ser pesimista. Lo que pasa que yo le tengo una manía terrible al cristianismo, y sé que nos ha contaminado nuestras mentes, y que en ocasiones reproducimos su sistema por muy materialistas que nos definamos. Yo no estoy en contra de un punto de vista "espiritual" e "no utilitario", coño yo he estudiado Bellas Artes aunque curre en una fábrica por ETT. Puedo entenderlo perfectamente, pero me repito. Me refería al pesimismo. Creo que el pesimismo es nuestro peor enemigo. Ya sé que las cosas están muy pero muy que jodidas.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more