Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
Palacetes y alquerías medievales, sumidos en la ruina pese a las críticas vecinales
26 ago 2004
Palacetes y alquerías medievales, sumidos en la ruina pese a las críticas vecinales












VALENCIA

Valencia

Palacetes y alquerías medievales, sumidos en la ruina pese a las críticas vecinales

Un grupo de indigentes se adueña de una vivienda del siglo XIV en Benicalap.

Arcos góticos, bóvedas románicas y patios que servían para tomar el fresco junto a una higuera se echan a perder por falta de inversiones públicas. Vecinos del barrio de Benicalap pusieron ayer como ejemplo de esta situación la alquería del Moro, del siglo XIV y origen de la antigua pedanía, abandonada y ocupada ilegalmente.

PACO MORENO/ VALENCIA


Alquería del Moro, junto al parque de Benicalap.







El pequeño conjunto rural está situado a espaldas del parque de Benicalap, en el límite con la huerta. Un camino divide en dos la también llamada Casa del Señor, donde reinan los matorrales y las ventanas rotas, por donde se cuelan indigentes a dormir muchas noches.

La alquería del Moro fue noticia hace tres años, cuando robaron un parteluz gótico de una de las ventanas, en la fachada principal. El pilar labrado en piedra desapareció un buen día y despertó las alarmas en el Ayuntamiento, para intentar conservar y darle un uso público a este inmueble rural.

El concejal de Empleo, José Luis Juan, anunció poco antes del verano la formación de una escuela taller para rehabilitar la vivienda. El proyecto estará vigilado por técnicos de Patrimonio Histórico y arqueólogos, antes de que entren los alumnos.

Gracias a esta iniciativa, se retiraron varias toneladas de escombros, basuras y matorrales del interior de la alquería. Aún así, ayer el patio trasero estaba oculto en su totalidad por las enredaderas de un jardín que se ha adueñado de la parcela.

â¿Qué pasa con la alquería del Moro?â?, pregunta con sorna Antonio Marín, portavoz de la asociación Cercle Obert. El retraso en la restauración se hace más evidente porque sí que hay un cartel anunciando el arranque del proyecto. â¿Es real la escuela taller?â?, interroga de nuevo la entidad vecinal. El concejal Juan afirmó sobre esto que el diseño de la intervención está a punto y que se contará con expertos en arquitectura rural, para que todo siga los criterios marcados por la Conselleria de Educación y Cultura.

Muy cerca de esta alquería, apenas protegida por unas vallas de obras, se levantan los restos de la Casa del Americano, donde una familia utiliza la terraza de la primera planta para tender humildes prendas de ropa.


Incendios en los edificios
Tanto en la alquería del Moro como en este palacete se han producido incendios, que han puesto en grave riesgo la supervivencia de una arquitectura en peligro de extinción en Benicalap. La mansión, que fue un club de copas en otro tiempo, pierde poco a poco el color en su fachada, y un enorme agujero en la valla lateral permite la entrada hasta de vehículos, como lo demuestra el rastro de huellas. El inmueble sigue siendo de propiedad privada y el Consistorio se limitó a limpiar un enorme vertedero que crecía sin tregua en un solar colindante.





El campo de Burjassot y el campo de Borbotó,
el secano de Paterna y el secano de Godella,
y los cementerios blancos y los alfares bermejos,
y el tren que va a Paterna y el que viene de Paterna,
y después el de Llíria y más tarde el de Bétera,
y aquellos tranvías amarillos y casa la Conilla,
y Beniferri con álamos y cañaverales y sendas,
y los grandes pinos del castillo inclinados sobre la acequia
y el tren de Burjassot, y el tren que sube a Llíria,
y el que baja de Llíria, y el que acaba en Montcada,
y la cal de las cuevas que hay por Benimàmet,
y el que acaba en Paterna, y orinar en el corral,
y el aroma de los huertos, la cal de las paredes
casi azul con la luna, y el silencio, y el tren,
el tren nocturno que cruza solitario la noche,
y el campo de Burjassot, y el campo de Borbotó,
y el secano de Paterna, y el secano de Godella,
y el Pla del Pou, y las masías, las barracas de Lluna,
la Alquería del Pi, y el Pissador, y la masía
del Rosari, y la casa del Saboner, y el pino,
y el molino de la sal y el libro que he de escribir,
y el tren que viene de Llíria y el que sube a Paterna.
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·

De CORAL ROTO
Vicent Andrés Estellés
Antologia, Ed. Visor, Madrid, 1983




¿Qué pasa con la Alquería del Moro?



Hace ya un año que el responsable de Empleo y Mercados anunciaba a bombo y platillo la creación de una Escuela Taller para así posibilitar la total rehabilitación y recuperación del elemento gótico conocido como Casa del Señor. Transcurrido un año se puede comprobar, después de girar visita al conjunto denominado Alquería del Moro, que el abandono, la degradación, las basuras y la suciedad se han incrementado de forma alarmante.

Hay un cartel indicando la existencia de un proyecto (¿real?) destinado a la total recuperación del elemento más significativo del conjunto rural, pero no existe ninguna actividad que mueva a pensar que existe una Escuela Taller.

Quiero formular una pregunta al Ayuntamiento de Valencia y a la Generalitat Valenciana: ¿Va a respetar sus compromisos y a cumplir lo establecido en el Plan General de Ordenación Urbana o simplemente va a seguir diciendo que hace cosas que nunca hace para así evitar las criticas y las denuncias formales ante los organismos internacionales?


Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro

This work is in the public domain
Sindicat