Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : guerra
Es preparen massives protestes anti-Bush durant la Convenció Republicana. [CAT/CAS]
25 ago 2004
Els funcionaris de la Casa Blanca intenten dissuadir als organitzadors de les marxes amb advertiments sobre un possible atac d'Al Qaeda a Nova York durant el desenvolupament de la Convenció. La zona de l'esdeveniment estarà custodiada per un impressionant operatiu de seguretat, i serà envoltada amb una gegantesca barrera metàl·lica per a protegir als delegats de "atemptats terroristes" i aïllar-los de les nombroses concentracions que s'estan preparant per a aquests dies.
[CAT]

Tensió a Washington i a Nova York

Es preparen massives protestes anti-Bush durant la Convenció Republicana
(IAR-Notícias) 23Ag04.



Els últims anuncis d'alts funcionaris nord-americans sobre possibles atemptats a Nova York no van dissuadir als activistes que organitzen massives protestes contra la Convenció Nacional del Partit Republicà, que es realitzarà en aquesta ciutat.

En les últimes setmanes alts càrrecs de seguretat i d'intel·ligència de l'administració Bush -inclosos el cap de la CIA i el Fiscal General d'Estats Units- han advertit que s'esperen atacs terroristes d'Al Qaeda d'aquí a novembre, un dels possibles blancs del qual seria la Convenció republicana.

Durant l'esdeveniment que es realitzarà des del 30 d'aquest mes al 2 de setembre, es proclamarà oficialment la candidatura a la reelecció del president George W. Bush, que competirà contra el candidat del Partit Demòcrata, John F. Kerry, en les eleccions a realitzar-se al novembre.

Amb el llançament recent de les "alertes antiterroristes" les autoritats han decidit reforçar al màxim els dispositius de seguretat de la Convenció, a la qual acudiran 5 mil delegats i els principals capdavanters polítics d'Estats Units.

Mitjans locals assenyalen que la policia novaiorquesa prepara un impressionant operatiu de seguretat, similar al realitzat al març, quan es va realitzar en la ciutat una marxa pel primer aniversari de la guerra a L'Iraq.

En aquesta oportunitat, uns 37.000 policies van instal·lar barricades de ferro per a contenir als manifestants, creant una llarga fila que les autoritats van denominar â?zona de lliure discursâ?.

Els més afectats per aquestes mesures seran els veïns de la zona que envolta el Madison Square Garden, als quals ja s'ha recomanat que facin apilament especial d'aigua i menjar durant aquests dies, davant les tremendes restriccions al moviment que es van a imposar.

La policia ha advertit que el barri es convertirà entre el 30 d'agost i el 2 de setembre en una zona "congelada", amb centenars de patrulles en els carrers i amb el tràfic tallat a automòbils i autobusos entre la sisena i la novena avinguda, i entre els carrers 31 i 33.

En vista dels possibles problemes que s'aveïnen, els propietaris d'un gran complex d'edificis van enviar fa uns dies una carta als seus inquilins, en la qual es recomanava "si és possible, no sortir de casa durant la Convenció".

"Assegurin-se d'aprovisionar-se de menjar i aigua extra, així com de medicines, abans que la Convenció comenci", deia la carta, que va ser enviada a un total de 2,820 apartaments, segons va informar The New York Times.


La capital mundial de la protesta

Es preveu que entre el 29 d'agost -vespra de la Convenció- i el 2 de setembre, la ciutat es converteixi en la capital mundial de la protesta.

Desenes d'organitzacions han volgut aprofitar aquesta circumstància per a donar a conèixer les seves protestes contra la política de Bush o per a fer valer les seves reivindicacions.

Les autoritats municipals i federals han decidit aplicar majors restriccions del normal a les sol·licituds de concentracions i manifestacions justificades per les estrictes mesures de seguretat que imperaran en la ciutat durant aquests dies.

Però les restriccions no només afecten a les protestes relacionades amb el Partit Republicà, ja que també s'han posat limitacions als agents de policia que es concentraven davant els actes públics de l'alcalde per a reclamar millorar laborals.

Les limitacions oficials per a celebrar protestes durant la Convenció no han desanimat als activistes, que ja han començat a organitzar-se per a rebre a milers de persones procedents de tot el país.

A través de fòrums d'Internet i de les pròpies organitzacions, entitats religioses, socials, i fins i tot particulars han començat a oferir allotjament gratuït als activistes que es traslladin a Nova York.

Entre els llocs que s'ofereixen figuren apartaments particulars, esglésies, locals comercials, i fins i tot edificis abandonats, que seran condicionats perquè puguin ser ocupats durant aquests dies com improvisats allotjaments.

Diverses organitzacions preparen marxes, conferències, bloquejos â?no violentsâ? dels carrers, concerts i fins i tot una â?convenció nacional de bicicletesâ? a Nova York per a aquesta setmana.

"Anem a anar allí per a parlar de les nostres preocupacions. No anem a canviar cap plaâ?, va subratllar Llisa Bhugalia, coordinadora de Seguim de peu, una coalició de 40 organitzacions de defensa dels drets dels pobres.

Aquesta organització prepara una marxa d'unes 25.000 persones en el centre de la illa novaiorquesa de Manhattan per al 30 d'aquest mes.

Per al 29 d'aquest mes es preveu un gran míting organitzat per Units per Paz i Justícia (UFJP), una coalició de més de 800 grups que va liderar les marxes contra la guerra a L'Iraq realitzades en tot el món al febrer de 2003.

Hi ha contradiccions sobre el lloc on es realitzaria aquesta nova concentració. Les autoritats de la ciutat van rebutjar la sol·licitud original dels activistes de reunir-se en el Central Park, i els organitzadors van acceptar un lloc del carrer West Side, en Manhattan.

Però molts ciutadans comuns, inclòs periodistes del diari The New York Times, van qüestionar la decisió de les autoritats policials de negar l'ús del parc situat en el centre de la illa novaiorquesa.

La tensió a Nova York va augmentar fa tres setmanes quan funcionaris de l'administració Bush van alertar que havia possibilitats de nous atacs terroristes en la ciutat.

Immediatament es va ordenar un vast desplegament de forces de seguretat entorn de centres financers, el que va motivar variades acusacions vetllades de "manipulació electoral amb Al Qaeda" provinent de mitjans de comunicació i de sectors polítics demòcrates.



Negociacions i controvèrsies

L'alcalde de Nova York, va assenyalar que durant setmanes ha negociat amb organitzacions com United for Peace and Justice -que espera convocar a 250 mil persones- el lloc on es manifestaran, anunciava el dimarts en roda de premsa un programa per a donar la benvinguda als visitants.

Mike Bloomberg va dir que els activistes pacifistes, igual que delegats i periodistes, tindran dret a obtenir descomptes en restaurants, hotels i espectacles, i amb bon humor els recomanava que s'aprofitessin d'això.

âNo és divertit manifestar-se amb l´estomac buitâ?, va dir l'alcalde novaiorquès davant els riures dels periodistes. âPoden anar de compres i potser reemplaçar aquestes sabatilles d'esport gastades despres de tot un dia de marxa, poden anar a un bon hotel i dormir bé, la qual cosa sempre és millor que dormir en el parcâ?.

Els agents del FBI que, per la seva banda, utilitzant la "lluita contra el terrorisme" com excusa, estan interrogant en tot Estats Units a persones que tenen previst participar en les manifestacions de Nova York durant la Convenció Republicana.

Aquesta inusitada tàctica ha provocat ja les protestes de diferents grups que lluiten en favor dels drets civils i fins i tot del diari The New York Times, la setmana passada, la qualificava d´intimidatoria i acusava a l'Oficina Federal d'Investigacions d'estar molt prop d'intentar coartar la llibertat d'expressió.

Les autoritats han desviat la principal manifestació convocada per a aquests dies a una autopista de circumval·lació, allunyada per punt de l'àrea del Madison Square Garden, on se celebrarà la Convenció a la fi de mes.

La coalició que l'organitzava, Units per la Pau i la Justícia, volia concloure la manifestació en una de les grans esplanades de Central Park, i no apartats del recinte de la Convenció, ja que la Convenció republicana acapararà un gran protagonisme mediàtic durant els seus quatre dies de durada.

En tant, un acord frustrat amenaça l'activitat informativa que anaven a realitzar cents de periodistes independents i comunitaris que tenien previst viatjar a Nova York per a cobrir la Convenció Republicana.

Aquests periodistes anaven a ser situats en un centre de redacció proveït per la Coalició de Mitjans de Base, però abans de signar-se el contracte per a aquest lloc situat prop del Madison Square Garden, els propietaris van resoldre fer marxa enrere.

â?Algú els va advertir que no fessin gens durant agost, durant la Convenció Republicana. Els van acoquinar, i dos minuts abans de signar el contracte, es van retractarâ?, va assenyalar Ana Nogueira, de la xarxa Indymedia, una de les tres organitzacions que integren la coalició.

Un nou edifici va ser aconseguit en forma gratuïta pels organitzadors perquè serveixi de sala de premsa, i ara s'està treballant activament per a aconseguir connexió a Internet per a tots els periodistes que cobreixin l'esdeveniment.

--------------------------------------------------------------------------------------------------
[CAS]

Tensión en Washington y en Nueva York

Se preparan masivas protestas anti-Bush durante la Convención Republicana

Los funcionarios de la Casa Blanca intentan disuadir a los organizadores de las marchas con advertencias sobre un posible ataque de Al Qaeda en Nueva York durante el desarrollo de la Convención. La zona del evento estará custodiada por un impresionante operativo de seguridad, y será rodeada con una gigantesca barrera metálica para proteger a los delegados de "atentados terroristas" y aislarlos de las numerosas concentraciones que se están preparando para esos días.


(IAR-Noticias) 23Ag04

Los últimos anuncios de altos funcionarios estadounidenses sobre posibles atentados en Nueva York no disuadieron a los activistas que organizan masivas protestas contra la Convención Nacional del Partido Republicano, que se realizará en esa ciudad.

En las últimas semanas altos cargos de seguridad y de inteligencia de la administración Bush -incluidos el jefe de la CIA y el Fiscal General de Estados Unidos- han advertido que se esperan ataques terroristas de Al Qaeda de aquí a noviembre, uno de cuyos posibles blancos sería la Convención republicana.

Durante el evento que se realizará desde el 30 de este mes al 2 de septiembre, se proclamará oficialmente la candidatura a la reelección del presidente George W. Bush, que competirá contra el candidato del Partido Demócrata, John F. Kerry, en las elecciones a realizarse en noviembre.

Con el lanzamiento reciente de las "alertas antiterroristas" las autoridades han decidido reforzar al máximo los dispositivos de seguridad de la Convención, a la que acudirán 5 mil delegados y los principales líderes políticos de Estados Unidos.

Medios locales señalan que la policía neoyorquina prepara un impresionante operativo de seguridad, similar al realizado en marzo, cuando se realizó en la ciudad una marcha por el primer aniversario de la guerra en Irak.

En esa oportunidad, unos 37.000 policías instalaron barricadas de hierro para contener a los manifestantes, creando una larga fila que las autoridades denominaron â?zona de libre discursoâ?.

Los más afectados por estas medidas serán los vecinos de la zona que rodea el Madison Square Garden, a los que ya se ha recomendado que hagan acopio especial de agua y comida durante esos días, ante las tremendas restricciones al movimiento que se van a imponer.

La policía ha advertido de que el barrio se convertirá entre el 30 de agosto y el 2 de septiembre en una zona "congelada", con centenares de patrullas en las calles y con el tráfico cortado a automóviles y autobuses entre la sexta y la novena avenida, y entre las calles 31 y 33.

En vista de los posibles problemas que se avecinan, los propietarios de un gran complejo de edificios enviaron hace unos días una carta a sus inquilinos, en la que se recomendaba "si es posible, no salir de casa durante la Convención".

"Asegúrense de aprovisionarse de comida y agua extra, así como de medicinas, antes de que la Convención comience", decía la carta, que fue enviada a un total de 2,820 apartamentos, según informó The New York Times.

La capital mundial de la protesta

Se prevé que entre el 29 de agosto -víspera de la Convención- y el 2 de septiembre, la ciudad se convierta en la capital mundial de la protesta.

Decenas de organizaciones han querido aprovechar esta circunstancia para dar a conocer sus protestas contra la política de Bush o para hacer valer sus reivindicaciones.



Las autoridades municipales y federales han decidido aplicar mayores restricciones de lo normal a las solicitudes de concentraciones y manifestaciones justificadas por las estrictas medidas de seguridad que imperarán en la ciudad durante esos días.

Pero las restricciones no sólo afectan a las protestas relacionadas con el Partido Republicano, ya que también se han puesto limitaciones a los agentes de policía que se concentraban ante los actos públicos del alcalde para reclamar mejorar laborales.

Las limitaciones oficiales para celebrar protestas durante la Convención no han desanimado a los activistas, que ya han comenzado a organizarse para recibir a miles de personas procedentes de todo el país.

A través de foros de Internet y de las propias organizaciones, entidades religiosas, sociales, e incluso particulares han comenzado a ofrecer alojamiento gratuito a los activistas que se trasladen a Nueva York.

Entre los lugares que se ofrecen figuran apartamentos particulares, iglesias, locales comerciales, e incluso edificios abandonados, que serán acondicionados para que puedan ser ocupados durante esos días como improvisados alojamientos.



Varias organizaciones preparan marchas, conferencias, bloqueos â?no violentosâ? de las calles, conciertos e incluso una â?convención nacional de bicicletasâ? en Nueva York para esta semana.

"Vamos a ir allí para hablar de nuestras preocupaciones. No vamos a cambiar ningún planâ?, subrayó Lisa Bhugalia, coordinadora de Seguimos en Pie, una coalición de 40 organizaciones de defensa de los derechos de los pobres.

Esta organización prepara una marcha de unas 25.000 personas en el centro de la isla neoyorquina de Manhattan para el 30 de este mes.

Para el 29 de este mes se prevé un gran mitin organizado por Unidos por Paz y Justicia (UFJP), una coalición de más de 800 grupos que lideró las marchas contra la guerra en Irak realizadas en todo el mundo en febrero de 2003.

Hay contradicciones sobre el lugar donde se realizaría esta nueva concentración. Las autoridades de la ciudad rechazaron la solicitud original de los activistas de reunirse en el Central Park, y los organizadores aceptaron un lugar de la calle West Side, en Manhattan.

Pero muchos ciudadanos comunes, incluido periodistas del diario The New York Times, cuestionaron la decisión de las autoridades policiales de negar el uso del parque ubicado en el centro de la isla neoyorquina.

La tensión en Nueva York aumentó hace tres semanas cuando funcionarios de la administración Bush alertaron que había posibilidades de nuevos ataques terroristas en la ciudad.

De inmediato se ordenó un vasto despliegue de fuerzas de seguridad en torno a centros financieros, lo que motivó variadas acusaciones veladas de "manipulación electoral con Al Qaeda" proveniente de medios de comunicación y de sectores políticos demócratas.

Negociaciones y controversias

El alcalde de Nueva York, señaló que durante semanas ha negociado con organizaciones como United for Peace and Justice -que espera convocar a 250 mil personas- el lugar donde se manifestarán, anunciaba el martes en rueda de prensa un programa para dar la bienvenida a los visitantes.

Mike Bloomberg dijo que los activistas pacifistas, al igual que delegados y periodistas, tendrán derecho a obtener descuentos en restaurantes, hoteles y espectáculos, y con buen humor les recomendaba que se aprovechasen de ello.

âNo es divertido manifestarse con el estomago vacíoâ?, dijo el alcalde neoyorquino ante las risas de los periodistas. âPueden ir de compras y quizás reemplazar esas zapatillas de deporte gastadas despues de todo un día de marcha, pueden ir a un buen hotel y dormir bien, lo cual siempre es mejor que dormir en el parqueâ?.



Los agentes del FBI que, por su parte, utilizando la "lucha contra el terrorismo" como excusa, están interrogando en todo Estados Unidos a personas que tienen previsto participar en las manifestaciones de Nueva York durante la Convención Republicana.

Esta inusitada táctica ha provocado ya las protestas de diferentes grupos que luchan en favor de los derechos civiles e incluso del diario The New York Times, la semana pasada, la calificaba de intimidatoria y acusaba a la Oficina Federal de Investigaciones de estar muy cerca de intentar coartar la libertad de expresión.

Las autoridades han desviado la principal manifestación convocada para esos días a una autopista de circunvalación, alejada por tanto del área del Madison Square Garden, donde se celebrará la Convención a finales de mes.

La coalición que la organizaba, Unidos por la Paz y la Justicia, quería concluir la manifestación en una de las grandes explanadas de Central Park, y no apartados del recinto de la Convención, ya que la Convención republicana acaparará un gran protagonismo mediático durante sus cuatros días de duración.

En tanto, un acuerdo frustrado amenaza la actividad informativa que iban a realizar cientos de periodistas independientes y comunitarios que tenían previsto viajar a Nueva York para cubrir la Convención Republicana.

Estos periodistas iban a ser ubicados en un centro de redacción provisto por la Coalición de Medios de Base, pero antes de firmarse el contrato para ese lugar situado cerca del Madison Square Garden, los propietarios resolvieron dar marcha atrás.

â?Alguien les advirtió que no hicieran nada durante agosto, durante la Convención Republicana. Los amedrentaron, y dos minutos antes de firmar el contrato, se retractaronâ?, señaló Ana Nogueira, de la red Indymedia, una de las tres organizaciones que integran la coalición.

Un nuevo edificio fue conseguido en forma gratuita por los organizadores para que sirva de sala de prensa, y ahora se está trabajando activamente para conseguir conexión a Internet para todos los periodistas que cubran el evento.
Mira també:
http://iarnoticias.com/noticias/0066_convencion_republicana-23ag04.html

This work is in the public domain

Comentaris

Aperegut a Rebelion. [CAT/CAS]
26 ago 2004
S'espera una de les majors mobilitzacions de protesta en la història estadunidense amb motiu de la Convenció Republicana a Nova York
David Brooks i Jim Cason

La Jornada

Campanes d'alerta, calçons de dones amb consignes, versos, cabaret polític, música, titelles i desenes -tal vegada cents- de milers de manifestants antiguerra, pro drets civils, ambientalistes, defensors dels drets de migrants, dones, la comunitat gai, preparen el que podria ser una de les majors mobilitzacions de protesta en la història d'aquest país per a donar la "benvinguda" al president George W. Bush i la Convenció Nacional Republicana.

Aquesta setmana, "genets" en "bici-cavalls" baixaran per l'avinguda Lexington en una reactuació de l'alerta per l'arribada de les forces angleses per a reprimir el moviment d'independència d'Estats Units, però aquesta vegada el cor serà: "aquí vénen els republicans, aquí vénen els republicans".

Les activitats de protesta han iniciat ja, amb fòrums de "historiadors contra la guerra" i reunions per a activistes, tallers de capacitació en tàctiques de desobediència civil no violenta, cursos sobre drets legals, exhibicions artístiques contra la guerra, i conferències de premsa d'agrupacions ambientalistes, defensors d'immigrants, organitzacions de solidaritat internacional, sindicats i estudiants informant sobre les desenes d'activitats, manifestacions i marxes que començaran des d'avui a Nova York i culminaran la setmana de la convenció Republicana entre el 30 d'agost i el 3 de setembre.

El dia abans de l'inici de la convenció, el 29 d'agost, s'ha citat a una megamarxa de protesta on s'esperen almenys 250 mil participants convocats per la coalició anti guerra United for Peace & Justice. A pesar que el govern municipal encapçalat per l'alcalde republicà Michael Bloomberg, amfitrió de la convenció del seu partit, ha refusat aprovar un permís per al míting programat en el Parc Central al concloure la marxa (que sí conta amb permís de les autoritats), de moment una gran part dels participants acudirà amb o sense autorització al parc.

Haurà altres grans manifestacions i marxes en els dies següents: organitzacions d'immigrants, els sense sostre, els activistes contra la sida, els promotors de reformes penals i de drets dels joves celebraran dues marxes i mítings el dilluns. Haurà esdeveniments com un "cercle d'esperança" on s'espera que amb veles, milers il·luminin un cercle al voltant de la ciutat.

En un cementiri es llegiran un per un els noms dels morts en la guerra a L'Iraq, tant els iraquians com els estadunidenses i altres.

També s'ha programat un dia de "desobediència civil massiva no violenta" denominada A31(per al 31 d'agost) en la qual joves de totes parts, emprant tàctiques i formes d'organització fetes famoses en Seattle, realitzessin accions de protesta per tota la ciutat, incloent una "mort massiva", per la qual cents o més es llençaran al sòl per a simbolitzar els morts per la guerra. "Rebutgem el temor com una forma de control social i abracem la veritat en el seu lloc. Prendrem un espai on crear la nostra visió de seguretat real i la democràcia veritable, en contrast directe amb la promoció de guerra i construcció d'imperis de la convenció Nacional Republicana. Ocuparem aquest espai de manera no violenta amb els nostres cossos, la nostra valentia, la nostra coratjosa creativitat, el nostre esperit indomable i la solidaritat", declaren en un comunicat els organitzadors de31, assenyalant que serà una presa -o moltes- d'espais públics. "Actuarem -afegeixen- en la rica tradició dels anteriors moviments socials que van emprar la resistència no violenta per a desafiar a la injustícia".

L'organització de famílies de víctimes del 11 de setembre per la pau (September 11thFamilies per Peaceful Tomorrows) conclourà la seva Caminata de Pedra des de Boston (seu de la convenció Demòcrata) a Nova York per a lliurar la seva pedra de mil 400 lliures que commemora als civils desconeguts morts en la guerra a Strawberry Fields, el monument a John Lennon en el Parc Central.

Haurà accions de grups de dones, ambientalistes, defensors del dret a l'avortament, i de llibertats civils per tota la ciutat. Al igual, el Bowery Poetry Club obrirà les seves portes les 24 hores durant la convenció per a oferir refugi amb versos i cant davant les forces repressores, i altres clubs i cafès progressistes també han programat accions culturals.

Haurà "intervencions artístiques", on es canvia el sentit de lemes publicitaris o senyals de trànsit per a oferir missatges polítics, i també haurà murals i posters, i tot tipus de propaganda "creativa" per a donar la benvinguda als republicans.

Un grup d'uns 30 poetes llegirà poemes durant la setmana de la convenció, com forma de protesta contra quatre anys més d'un govern de Bush. Els versos són contra la guerra, contra les polítiques de Bush, i -diuen- contra la por.

Entre els participants està la feminista progressista Katha Pollit, el poeta d'origen indi però resident en Brooklyn Vijay Seshadri i Marie Ponsot de 83 anys. La lectura serà en l'Església de San Marcos en el Village, on també viuen els fantasmes de poetes com William Carlos Williams, W.G. Auden i Allen Ginsburg.

Segurament la policia no haurà de ser desplegada contra els poetes, encara que durant mesos s'ha preparat per a controlar la "benvinguda" programada per l'arc de Sant Martí de manifestants.

La setmana passada les autoritats van oferir alguna cosa així com una desfilada de moda per a mostrar els nous equips adquirits pels guardians de la seguretat pública, incloent versions d'uniformes dissenyats per a controlar motins estrenats en llocs com Seattle i a Washington.

Es parla de preparatius per a l'arrest d'uns mil activistes cada dia durant la convenció, i advertiments contra qualsevol que contempli accions "violentes" i "il·legals", alhora que s'assegura a activistes "pacífics" respecte als seus drets d'associació i lliure expressió. Fins i tot, l'alcalde Bloomberg va oferir una targeta de descomptes en restaurants per a tota persona que arriba a protestar "pacíficament" a Nova York com acte de generositat i bon amfitrió. "És difícil protestar amb un estomac buit", va dir en conferència de premsa i va convidar als manifestants bé portats a gaudir de la ciutat i els seus drets.

Però ningú pot pronosticar què succeirà, i fins els propis "esquerrans" estan preocupats per les accions potencialment extremistes d'alguns manifestants. Durant les últimes setmanes s'han intensificat els debats entre diversos sectors activistes progressistes sobre les tàctiques de protesta, i alguns han assenyalat que si es provoca la repressió policíaca això podria intimidar a molts a participar en les accions, o que podria opacar el "missatge" de crítica i protesta transmès pels mitjans si la foto és només de gas lacrimògen i "anarquistes" vestits de negre.

De fet, Todd Gitlin, un participant en les protestes dels anys 60 i autor d'un llibre sobre aquest període, i John Passacantando, director de Greenpeace d'Estats Units, van advertir en un article en The Nation sobre els perills dels activistes que només busquen provocar enfrontaments amb les autoritats.

Imatges de "caos" en els carrers i d'actes dramàtics de "fúria", indiquen, podria beneficiar a Bush i els republicans si aquesta és la imatge principal de les protestes transmeses pels mitjans a la resta del país. "La gent imparcial pot entendre l'oposició dignificada àdhuc si està en desacord amb ella. La ràbia en els carrers és altra cosa", una mica que només beneficiarà als republicans. "Violència i caos en els carrers funciona en avantatge a Bush", agreguen, i assenyalen que no es pot descartar que les autoritats i/o polítics republicans utilitzin provocadors per a promoure aquesta imatge.

Després de sostenir que els quals desitgen generar enfrontaments són més aviat "opositors" a la causa, insisteixen que "si, mentre tot el món observa, els amotinadors segresten la protesta, les bones intencions de milions seran cancel·lades per les accions d'uns quants".

Però anarquistes i uns altres assenyalen que la destrucció i repressió, per guerres, redades, anul·lació de drets i desastre ecològic a nivell mundial, són precisament al que s'oposen i que no és hora de "portar-se bé" davant les forces reunides en la Convenció Republicana. Insisteixen que la ràbia i la fúria davant aquestes polítiques és precisament el que es deu expressar, i que la violència mai s'origina des dels activistes, sinó per les autoritats.

--------------------------------------------------------------------------------------------------
[CAS]

Se espera una de las mayores movilizaciones de protesta en la historia estadunidense con motivo de la Convención Republicana en Nueva York


David Brooks y Jim Cason
La Jornada
Campanas de alerta, calzones de mujeres con consignas, versos, cabaret político, música, títeres y decenas -tal vez cientos- de miles de manifestantes antiguerra, pro derechos civiles, ambientalistas, defensores de los derechos de migrantes, mujeres, la comunidad gay, preparan lo que podría ser una de las mayores movilizaciones de protesta en la historia de este país para dar la "bienvenida" al presidente George W. Bush y la Convención Nacional Republicana.

Esta semana, "jinetes" en "bici-caballos" bajarán por la avenida Lexington en una reactuación de la alerta por la llegada de las fuerzas inglesas para reprimir el movimiento de independencia de Estados Unidos, pero esta vez el coro será: "ahí vienen los republicanos, ahí vienen los republicanos".

Las actividades de protesta han iniciado ya, con foros de "historiadores contra la guerra" y reuniones para activistas, talleres de capacitación en tácticas de desobediencia civil no violenta, cursos sobre derechos legales, exhibiciones artísticas contra la guerra, y conferencias de prensa de agrupaciones ambientalistas, defensores de inmigrantes, organizaciones de solidaridad internacional, sindicatos y estudiantes informando sobre las decenas de actividades, manifestaciones y marchas que comenzarán desde hoy en Nueva York y culminarán la semana de la convención Republicana entre el 30 de agosto y el 3 de septiembre.

El día antes del inicio de la convención, el 29 de agosto, se ha citado a una megamarcha de protesta en donde se esperan por lo menos 250 mil participantes convocados por la coalición anti guerra United for Peace & Justice. A pesar de que el gobierno municipal encabezado por el alcalde republicano Michael Bloomberg, anfitrión de la convención de su partido, ha rehusado aprobar un permiso para el mitin programado en el Parque Central al concluir la marcha (que sí cuenta con permiso de las autoridades), por el momento una gran parte de los participantes acudirá con o sin autorización al parque.

Habrá otras grandes manifestaciones y marchas en los días siguientes: organizaciones de inmigrantes, los sin techo, los activistas contra el sida, los promotores de reformas penales y de derechos de los jóvenes celebrarán dos marchas y mítines el lunes. Habrá eventos como un "círculo de esperanza" donde se espera que con veladoras, miles iluminen un círculo alrededor de la ciudad.

En un cementerio se leerán uno por uno los nombres de los muertos en la guerra en Irak, tanto los iraquíes como los estadunidenses y otros.

También se ha programado un día de "desobediencia civil masiva no violenta" denominada A31(para el 31 de agosto) en la cual jóvenes de todas partes, empleando tácticas y formas de organización hechas famosas en Seattle, realizaran acciones de protesta por toda la ciudad, incluyendo una "muerte masiva", por la que cientos o más se tirarán al suelo para simbolizar los muertos por la guerra. "Rechazamos el temor como una forma de control social y abrazamos la verdad en su lugar. Tomaremos un espacio en donde crear nuestra visión de seguridad real y la democracia verdadera, en contraste directo con la promoción de guerra y construcción de imperios de la convención Nacional Republicana. Ocuparemos este espacio de manera no violenta con nuestros cuerpos, nuestra valentía, nuestra briosa creatividad, nuestro espíritu indomable y la solidaridad", declaran en un comunicado los organizadores de A31, señalando que será una toma -o muchas- de espacios públicos. "Actuaremos -añaden- en la rica tradición de los anteriores movimientos sociales que emplearon la resistencia no violenta para desafiar a la injusticia".

La organización de familias de víctimas del 11 de septiembre por la paz (September 11th Families por Peaceful Tomorrows) concluirá su Caminata de Piedra desde Boston (sede de la convención Demócrata) a Nueva York para entregar su piedra de mil 400 libras que conmemora a los civiles desconocidos muertos en la guerra a Strawberry Fields, el monumento a John Lennon en el Parque Central.

Habrá acciones de grupos de mujeres, ambientalistas, defensores del derecho al aborto, y de libertades civiles por toda la ciudad. Al igual, el Bowery Poetry Club abrirá sus puertas las 24 horas durante la convención para ofrecer refugio con versos y canto ante las fuerzas represoras, y otros clubes y cafés progresistas también han programado acciones culturales.

Habrá "intervenciones artísticas", donde se cambia el sentido de lemas publicitarios o señales de tránsito para ofrecer mensajes políticos, y también habrá murales y posters, y todo tipo de propaganda "creativa" para dar la bienvenida a los republicanos.

Un grupo de unos 30 poetas leerá poemas durante la semana de la convención, como forma de protesta contra cuatro años más de un gobierno de Bush. Los versos son contra la guerra, contra las políticas de Bush, y -dicen- contra el miedo.

Entre los participantes está la feminista progresista Katha Pollit, el poeta de origen indio pero residente en Brooklyn Vijay Seshadri y Marie Ponsot de 83 años. La lectura será en la Iglesia de San Marcos en el Village, donde también viven los fantasmas de poetas como William Carlos Williams, W.G. Auden y Allen Ginsburg.

Seguramente la policía no tendrá que ser desplegada contra los poetas, aunque durante meses se ha preparado para controlar la "bienvenida" programada por el arco iris de manifestantes.

La semana pasada las autoridades ofrecieron algo así como un desfile de moda para mostrar los nuevos equipos adquiridos por los guardianes de la seguridad pública, incluyendo versiones de uniformes diseñados para controlar motines estrenados en lugares como Seattle y en Washington.

Se habla de preparativos para el arresto de unos mil activistas cada día durante la convención, y advertencias contra cualquiera que contemple acciones "violentas" e "ilegales", a la vez que se asegura a activistas "pacíficos" respeto a sus derechos de asociación y libre expresión. Incluso, el alcalde Bloomberg ofreció una tarjeta de descuentos en restaurantes para toda persona que llega a protestar "pacíficamente" a Nueva York como acto de generosidad y buen anfitrión. "Es difícil protestar con un estomago vació", dijo en conferencia de prensa e invitó a los manifestantes bien portados a gozar de la ciudad y sus derechos.

Pero nadie puede pronosticar qué sucederá, y hasta los propios "izquierdistas" están preocupados por las acciones potencialmente extremistas de algunos manifestantes. Durante las últimas semanas se han intensificado los debates entre diversos sectores activistas progresistas sobre las tácticas de protesta, y algunos han señalado que si se provoca la represión policiaca esto podría intimidar a muchos a participar en las acciones, o que podría opacar el "mensaje" de crítica y protesta transmitido por los medios si la foto es sólo de gas lacrimógeno y "anarquistas" vestidos de negro.

De hecho, Todd Gitlin, un participante en las protestas de los años 60 y autor de un libro sobre ese periodo, y John Passacantando, director de Greenpeace de Estados Unidos, advirtieron en un artículo en The Nation sobre los peligros de los activistas que sólo buscan provocar enfrentamientos con las autoridades.

Imágenes de "caos" en las calles y de actos dramáticos de "furia", indican, podría beneficiar a Bush y los republicanos si esa es la imagen principal de las protestas trasmitidas por los medios al resto del país. "La gente imparcial puede entender la oposición dignificada aun si está en desacuerdo con ella. La rabia en las calles es otra cosa", algo que sólo beneficiará a los republicanos. "Violencia y caos en las calles funciona en ventaja a Bush", agregan, y señalan que no se puede descartar que las autoridades y/o políticos republicanos utilicen provocadores para promover esa imagen.

Tras sostener que los que desean generar enfrentamientos son más bien "opositores" a la causa, insisten en que "si, mientras todo el mundo observa, los amotinadores secuestran la protesta, las buenas intenciones de millones serán canceladas por las acciones de unos cuantos".

Pero anarquistas y otros señalan que la destrucción y represión, por guerras, redadas, anulación de derechos y desastre ecológico a nivel mundial, son precisamente a lo que se oponen y que no es hora de "portarse bien" ante las fuerzas reunidas en la Convención Republicana. Insisten en que la rabia y la furia ante estas políticas es precisamente lo que se debe expresar, y que la violencia nunca se origina desde los activistas, sino por las autoridades.
Re: Es preparen massives protestes anti-Bush durant la Convenció Republicana. [CAT/CAS]
26 ago 2004
EU: Democracia en las calles
angel jaramillo/ apro


Nueva York, (apro).- Las cuatro mujeres del grupo Code Pink que el 17 de agosto fueron arrestadas por protestar frente a la casa de alcalde Bloomberg, no sabían que algunos de sus compañeros activistas tenían boletos gratuitos, cortesía de la ciudad de Nueva York, para ingresar al Museo del Sexo.

Utilizando una vieja estratagema de seducción, los políticos neoyorquinos negociaron con restaurantes, teatros, cafés y museos de la ciudad para que éstos ofrecieran descuentos a los manifestantes que adquirieran botones con la leyenda Peaceful Political Activists. ¡Si tan sólo los Romanov hubieran pensado en esto! Aunque cuesta trabajo imaginarse a los campesinos que integraban los soviets renunciando a la revolución con tal de tener boletos de primera fila en un teatro moscovita, los intentos del alcalde por adormecer los espíritus pretenden tener eco entre los miles de opositores a la administración Bush que se congregarán en las plazas y calles de Manhattan durante la Convención Republicana, que se celebrará del 30 de agosto al 2 de septiembre en el Madison Square Garden.

De acuerdo con Michael Walzer, quienes se oponían a la guerra de Vietnam en los sesenta sólo visitaban la aburrida Washington DC cuando Joan Báez cantaba o Martin Luther King pronunciaba palabras iluminadas. Para la generación de activistas que crecieron en la era de Internet, la hora de la protesta política llega en una ciudad donde el oropel y el espectáculo es cosa de todos los días. Al ver la serie de manifestaciones y actividades político-culturales que se han montado, es difícil no arquear la cejas ante la decisión que tomó el Partido Republicano de organizar, por primera vez en la historia, su convención en Nueva York.

Aunque el 11 de septiembre sigue siendo una fecha emblemática de la historia reciente, el exalcalde Giuliani difícilmente podrá evocar la mezcla de indignación y dolor que los ataques produjeron entre los neoyorquinos. La razón es clara: entre el otoño del descontento en el 2001 y el verano peligroso del 2004 muchos estadunidenses han aprendido a detestar a George W. Bush.

Decenas de miles de ellos ejercerán su derecho a injuriarlo en las diversas maneras que conoce el arte. Al menos eso es lo que pretenden los organizadores del festival Imagine Festival of Arts, Issues and Ideas. Gracias a esta iniciativa, decenas de teatros, museos y cafés de Manhattan estarán repletos de imitadoras de Susan Sarandon y de falsos Tim Robbins. Ninguna pareja de actores encarna el ethos donde la contracultura y la protesta política se unen al glamour y las lentejuelas: pero ¿no es cierto que la Revolución Francesa fue ante todo una obra de teatro?

El arte en tiempos de guerra: si Pablo Picasso nos ofreció en el Guernica el rostro resquebrajado de la muerte, la serie de películas War Protest in America 1966-2004 que se exhibirán en el Whitney Museum of American Art entre el 26 de agosto y el 24 de octubre, nos muestra los rostros de la indignación: toda guerra produce sus muertos y el coraje tras las barricadas.

En Nueva York el teatro político y la cultura nunca han sido extraños. Bajo la canícula de agosto del 2004, Manhattan es a la vez una polis griega y un carnaval plástico. Para el artista promedio que monta sus obras en Nueva York, la historia de la cultura occidental sirve para ilustrar porque Dick Cheney encarna el mal y porque la guerra contra Irak fue un episodio de la anti-Ilustración.

Susan Stroman ha puesto en escena âLas Ranasâ? de Aristófanes en el Lincoln Center. La idea detrás de la adaptación es sugerir que así como la guerra del Peloponeso causó la desgracia de Atenas, la guerra contra Irak afectará a las instituciones republicanas de Estados Unidos.

En la era de las celebridades comprometidas, los rostros famosos del celuloide hablan con palabras que parecen provenir del Jean Paul Sartré en el café Flore: âTodos los que conozco sienten la absoluta necesidad de comprometerse políticamente en estos momentosâ?, comenta la actriz Marisa Tomei al Village Voice mientras se prepara para la representación de Electra en la New York Public Library for the Performing Arts, que se llevará a cabo el mismo día de la inauguración de la Convención Republicana.

La mejor comedia siempre ha tenido dimensiones políticas. Mientras los sonrientes delegados aventarán confeti al aire cuando Bush acepte la nominación, Margaret Cho, una comentarista lúdica del poder, hará bromas a costa de Halliburton, y el grupo satírico Billonarios por Bush intentará provocar la lucha de clases antes de subirse a sus limusinas. La actriz Chalfant de la agrupación Theaters Against War participa en el documental británico âGuantánamoâ?, que nos informará de los espacios humanos donde reina la tortura. El paseante neoyorquino se preguntará cuándo será exhibido el documental equivalente que se llamará, quizás, Baghdad under Hussein.

Mientras tanto en Foley Square, a unos pasos de esa herida ritual que es la Zona Cero, un enorme megáfono rojo ha sido montado para que la creación de la Primera Enmienda no haya sido en vano. Entre el 17 de agosto y el 13 de noviembre habrá una placa entre las calles Pearl y Centre en la que se invita a todo mundo a âdetenerse y hablarâ?: la democracia está en las calles.

Para los aficionados al deporte la mención del Madison Square Garden evoca imágenes olímpicas: las canastas de Patrick Ewing, el revés a dos manos de Jimmy Connors, los jabs de Joe Frazier. Sin embargo, para los delegados del Partido Republicano la hora mágica llegará cuando Arnold Schwarzenegger haga una broma con acento alemán o John MCain hable, como un patriarca magnífico, de las virtudes republicanas de la patria de Jefferson y Madison. Afuera, más allá del repiqueteo de matracas y el ondear de banderas, se escuchará un lejano rumor de multitudes que se alejan. Son quienes se indignaron cuando George W. Bush juró respetar la Constitución como presidente de Estados Unidos, so help me God, a pesar de haber obtenido menos votos que Al Gore. Son los primeros que se ríen cuando el habitante de la Casa Blanca comete agravios contra la lengua inglesa. Son quienes sintieron una tensión en el bajo vientre cuando cayeron las primeras bombas sobre Bagdad. Son quienes aplaudieron, sonrieron y lloraron con el último film de Michael Moore.

Aproximadamente 250 mil opositores al gobierno de Bush mostrarán su descontento en las calles mientras el comisionado de la policía de Nueva York, Raymond W. Kelly, vivirá la jornada más larga de su vida. âCreo que los activistas tienen que reconocer que la vida de todos ha cambiado. El peligro es que un número significativo de personas reunidas puede ser un blanco para los terroristasâ?, comentó Kelly al New York Times el 26 de julio, tratando de explicar por qué el gobierno de la ciudad decidió no permitir que las protestas se realizaran en el Central Park. Ello no impedirá, sin embargo, que los activistas entonen canciones de protesta en otras áreas de la ciudad. â1-2-3-4 We don´t want another war, 5-6-7-8, stop the killing, stop the hateâ?, se escuchará como un mantra obligado en los alrededores del Madison Square Garden.

Sin embargo, los activistas no estarán solos. Un grupo de jóvenes republicanos se han organizado para contrarrestar las voces opositoras. Guerra de slogans: a una pancarta que originalmente tenía escrito âla guerra nunca ha solucionado nadaâ?, los republicanos le han agregado âexcepto por la liquidación del esclavismo, el fascismo, el nazismo y el comunismoâ?.

En realidad la Convención Republicana en Nueva York tendrá el efecto de enfrentar directamente a las dos Américas: la conservadora y la liberal. La mayor línea de demarcación es, desde luego, la guerra de Irak. Puertas adentro del Madison Square Garden se hablará de la âguerra buenaâ, la que permitió deshacerse de un tirano y liberar a un pueblo sometido. Para este grupo, estamos de nuevo en 1946 y valió la pena deshacerse de Hitler. Puertas afuera, sin embargo, Lewis Lapham y Alex Baldwin hablarán de la âguerra malaâ; la que no fue autorizada por el Consejo de Seguridad de la ONU, la de los intereses inconfesables, la que causó y sigue causando la muerte de incontables inocentes. Para ellos, estamos en 1972 y hay que salir de Vietnam.

Mientras tanto, un grupo nutrido de miembros del Falung Gong estirará el cuerpo frente a la Zona Cero. Uno de ellos, alejado visiblemente del resto, escribe un carácter chino sobre una pequeña bandera de Estados Unidos. Después sonríe señalando con su índice la bandera: âCompassion, compasiónâ?, dice mientras a lo lejos los rascacielos del distrito financiero se recortan en un cielo demasiado azul. Pronto las calles de Manhattan presenciarán el sonido y la furia.

http://proceso.com.mx/noticia.html?nid=26263&cat=3
Re: Es preparen massives protestes anti-Bush durant la Convenció Republicana. [CAT/CAS]
26 ago 2004
[Publicat a estrella digital]

Provocación, teatro y humor
en contra de la convención republicana


Artistas y activistas organizan más de 200 actos para abordar asuntos polémicos como la guerra en Iraq durante la reunión de los conservadores


Se teme una mayor protesta que en la Convención Demócrata de 1968, cuando las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam provocaron violentos choques


Los demócratas endurecen sus ataques contra Bush por la conexión entre los militares anti-Kerry y los republicanos
A. Villasmil/Efe

Nueva York



Artistas y activistas protestarán en Nueva York contra la próxima Convención Nacional Republicana con herramientas poco convencionales, como el teatro de calle y "performances" que apelan al humor, la sátira y la ironía. Actos como 'Imagine: Festival de las Artes, Asuntos e Ideas' y 'The Unconvention', un muestrario de seis provocadoras piezas de teatro político, están programados para coincidir con la convención, que se celebrará en esta ciudad del 30 de agosto al 2 de septiembre próximos.

El Partido Republicano quiere usar esas protestas en su provecho, y va a acusar a los activistas de ser aliados del Partido Demócrata que no tienen respeto por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, informaba ayer el diario 'The New York Times'.

Las muestras de protesta se perfilan de antemano como las mayores desde la Convención Demócrata de 1968, en Chicago, donde las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam dieron origen a violentos enfrentamientos con la policía.

Sólo el festival 'Imagine' ofrece más de 200 presentaciones de música, cine, danza, teatro de calle, comedia y poesía que abordan asuntos polémicos y de interés público, como la guerra en Iraq, el fraude electoral, la paz y la justicia.

"La decisión de los republicanos de venir a Nueva York nos brinda una oportunidad única. La ciudad responde mejor a los asuntos políticos cuando sus artistas asumen las riendas", asegura Chris Wangro, coproductor del festival.

Frente a la sede de la convención, el Madison Square Garden, se pasearán los 'Billionaires for Bush' (Multimillonarios por Bush), un excéntrico colectivo de artistas y activistas progresistas que hacen sátira de la política haciéndose pasar por acaudalados republicanos.

Elegantemente vestidos, luciendo joyas y sombreros de copa, los multimillonarios se bajan de su limusina -copa de champaña en la mano- frente a manifestaciones y convenciones para gritar, entre otras irónicas consignas, que "las grandes empresas también son gente".

Su meta es confundir y siempre lo logran, pero antes de marcharse dejan en claro que utilizan la sátira y el humor para expresar que "el gobierno del presidente George W. Bush favorece a la elite corporativa a expensas de todos los ciudadanos estadounidenses".

Otro grupo que apelará al teatro de calle es 'Greene Dragon', cuyos activistas abrazan el espíritu colonial y visten versiones modernas de uniformes de la época para criticar las políticas del Gobierno y declarar la independencia del 'Monarca Corporativo George II'.

Bush tendrá hasta su "doble" durante la convención, ya que el actor Brent Mendenhall, que ha aparecido en televisión y en más de 30 estados del país encarnando al presidente, estará en el New York Sports Club de la avenida Madison acompañado de un elefante.

Para llamar la atención sobre la prohibición del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, de celebrar protestas en el Central Park, la organización Yippie International convocó una "fiesta" con pasteles, té y música a las puertas de su mansión.

Jeff Poster está organizando para el día 28 una manifestación muy llamativa en el céntrico parque neoyorquino: al mejor estilo de los concursos de "camisetas mojadas", ha pedido a las chicas vestir unas con eslóganes anti-Bush, y a los chicos llevar pistolas de agua.

El teatro convencional también ofrece puestas en escena poco convencionales para protestar contra la convención y contra Bush.

Para poder ver la obra 'I'm Gonna Kill the President!: A Federal Offense', su creador, que se ha puesto el pseudónimo de Hieronymous Bang, pide al público reunirse en una esquina desde la cual será escoltado hasta la sala de teatro donde se representará.

La galería Luxe, en tanto, acogerá la instalación multimedia 'Experimental Party Disinformation Center', creada por el colectivo US Department of Art & Technology (USDAT) para "emular las técnicas mediáticas que ha utilizado el Gobierno de Bush en los tres últimos años para explotar la tragedia de los atentados terroristas" de 2001.

Para tal fin, "los artistas-reporteros utilizarán estrategias burocráticas convincentes mientras transmiten en directo sus informaciones sobre lo que acontece en la convención", explica el "secretario de la USDAT", Randall Packer.

"Estamos subvirtiendo el mensaje de los republicanos de la misma manera que ellos han utilizado a los medios de derecha, como el canal de noticias Fox News, para influir en la forma como se informan los hechos", señaló Packer.

Y a propósito de la libertad de expresión y la convención, la organización Creative Time está reinstalando al sur de Manhattan el 'Monumento Nacional a la Libertad de Expresión', la escultura de un gigantesco megáfono rojo que invita al público a "alzar la voz".

http://www.estrelladigital.es/articulo.asp?sec=mun&name=eeuu_republicano
Sindicat