Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: especulació i okupació
Dos bons articles sobre el Gaztetxe
25 ago 2004
Re: Reflexiones después de la siesta de un español perplejo
por Anonymous el 23 Ago 2004 - 04:05 PM
En recuerdo del Euskal Jai y de la Hamsa

Cristina Leralta Piñán; Alcaldesa de Olba, Teruel.
[Publicado en el Diario de Noticias]

Una tarde sofocante de este verano en Iruña, me encontré con un oasis: la plaza del Euskal Jai. Gente cantando en la calle invitaba a los paseantes a visitar un rincón de ese Otro Mundo Posible. Eran las mismas personas que durante los últimos 10 años han dado vida a un antiguo frontón abandonado.

A pesar de todos los impedimentos que les ha puesto el ayuntamiento en este tiempo, con tres intentos de desalojo violento y destructivo, habían conseguido acondicionar el frontón de manera que pudiera volver a utilizarse, poner en marcha un comedor vegetariano, proyectar cine cada semana, montar un laboratorio de fotografía, abrir una taberna, evitar que se cayera un edificio emblemático reparando todo el tejado...

Lo último había sido la creación de una plaza pública, con columpios, fuentes, parterres con flores y una cancha de baloncesto. Todo ello a base de muchísimo trabajo voluntario y cooperativo y un gran apoyo de los vecinos que desde el principio lo habían sentido como algo suyo también. En fin, un hermoso ejemplo de la capacidad que tenemos las personas para hacer cosas interesantes si nos ponemos de acuerdo.

¿Por eso lo están destruyendo con tanta saña? Hoy he visto las imágenes por televisión y me ha invadido una pena profunda. Me imagino la rabia que sentirá toda la gente implicada en el proyecto, a la que con tanta ignorancia un rancio tertuliano de bar ha llamado "la canalla" al verles protestar en la calle.

Estos okupas son "peligrosos" porque cuestionan la especulación y la avaricia, la propiedad privada que no se hace responsable de sus propiedades, y el papel de unos gobernantes que están destruyendo el patrimonio, la historia de la ciudad y las relaciones sociales, que crean edificios ultramodernos y carísimos con un contenido meramente simbólico, reflejo de su prepotencia y de sus amistades peligrosas con la mafia de la construcción.

Porque no ha sido ésta la única demolición social de estos días en Iruña: en otro de sus barrios, los vecinos acababan de inaugurar un parque que ellos mismos habían creado en un solar abandonado, hartos de ver cómo se llenaba de basuras y de ratas. Necesitados de espacios públicos de recreo, se pusieron manos a la obra y abrieron también un huerto que estaba a punto de dar los primeros tomates, cuando llegaron las excavadoras de una empresa propiedad de las famosas Koplovich, que en un momento destruyeron todo ese trabajo, toda esa ilusión.

Agosto es mes de desalojos y este año le ha tocado también el turno a la Hamsa, local rehabilitado desde hace años en el barrio de Sants en Barcelona. Desconozco su historia, aunque una vez estuve allí en una fiesta de la que me ha quedado un buen recuerdo y una buena amiga, pero parece ir de la mano de la industrialización y desindustrialización que ha sufrido y está sufriendo Catalunya. Cuánto patrimonio abandonado, cuántos inmuebles vacíos a favor de los especuladores y a merced de las basuras. Cuánto trabajo echado a perder.

Qué valor el de esta gente que no se deja llevar por la resignación y el autoritarismo, que construye espacios de relación, de trabajo, de creatividad. Que no deja toda su vida en manos de otros, de los que deciden cómo hemos de vivir, de vestir, de alimentarnos. Ojalá en mi pueblo, los jóvenes de todas las edades se diviertan también de esta manera, en vez de tirar piedras a los tejados, de romper y quemar cosas en plena euforia alcohólica, de consumir insaciables lo que marque la moda. Ojalá cunda la dignidad y la solidaridad en todo el mundo.

-------------------------------------------------

Al ¿ciudadano? ripa

El ciudadano Javier Indurain, residente en Iruñea, se dirige al delegado del Gobierno de España en Navarra (por respeto y prudencia no me dirijo a usted con el término tan republicano de ciudadano, que pudiera ser considerado no apropiado para un representante de la Monarquía) para exponerle lo que, a mi entender, fue una agresión de la Policía Nacional sobre mi persona.

Estando el pasado día 18, a las 20:20 horas, en una acera de la plaza Navarrería, con un silbato en la boca, participando en la cacerolada popular contra el desalojo del Gaztetxe (u ocupación policial del gaztetxe, según los puntos de vista), sin que mediara provocación alguna (más allá de algunos cánticos alusivos a la ocasión, baile de sevillanas incluido) los policías nacionales que llevaban 20 minutos en la acera de enfrente observando dicho ambiente festivo, sin previo aviso o comunicación, se abalanzaron sobre la gente que estábamos en las aceras y en la puerta de los bares apaleándonos con sus porras y sus pelotas de gomas lanzadas a distancia inferior a 6,50 metros (me he tomado la molestia de realizar posterior medición métrica entre la posición de los agentes y los congregados).

Soy uno de los sujetos afectados en mi cuerpo por la porra portada por uno de los agentes que está bajo su «responsabilidad» (no adjunto parte médico, que existe, porque está en estos momentos en el Juzgado). Estimo que ello me da derecho a exigirle una explicación, incluso mi deber ciudadano así me lo reclama.

Señor delegado, si los hechos por mí relatados son ciertos (existen testigos que lo podrían corroborar, alguno de ellos evacuado en ambulancia, otros a la «pata coja»): ¿Cree que dichos hechos son compatibles con el régimen de derechos y libertades que usted tiene la «responsabilidad» de defender? ¿Cree correcto el apaleamiento de personas que están participando en una protesta tan ruidosa como pacífica? Y digo apaleamiento, que no disolución, ya que la proximidad de sus agentes y la carga sin previo aviso no permitió siquiera una autodisolución bajo la conocida consigna de «chss, chss, que vienen, que vienen...» (no vinieron, estaban allí).

Insisto, si los hechos por mí relatados son ciertos, ¿cree que usted debería asumir responsabilidades? ¿Cree que usted debería depurar responsabilidades en el cuerpo policial bajo su mando que los provocó?

Finalmente, quisiera decirle que sé (como también usted debiera saber) que los hechos por mí relatados no han sido los más graves protagonizados por la Policía Nacional estos días en el Casco Viejo; me consta que tampoco se ha tratado de un hecho aislado, sino más bien sistemático en los últimos días. Constancia que he adquirido a través de los relatos de personas de mi entera credibilidad, y que usted también podría adquirir, simplemente escuchando los relatos del personal no uniformado residente o usuario de Alde Zaharra de Iruñea.

Javier Indurain

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Dos bons articles sobre el Gaztetxe
26 ago 2004
Jarrai

Organización juvenil vasca encuadrada en su origen en KAS. Su nacimiento se produjo con motivo de los debates producidos en 1978 en el seno de KAS sobre la necesidad de una organización juvenil de nuevo cuño, que marcase la diferencia con las dos existentes entonces dentro de la izquierda abertzale: EGAM y GAI. El proyecto tomó cuerpo con el nombre de Juventudes KAS que definitivamente se convirtieron en Jarrai en abril de 1979 tras celebrar su asamblea fundacional en Leioa. En su presentación anunciaron el surgimiento de Jarrai como organización juvenil, abertzale y socialista.
Los propios debates en el seno de KAS sobre la configuración política de la Coordinadora se trasladaron también a Jarrai ya a los meses de su nacimiento provocando una mayor definición en el organismo juvenil que apostaría por KAS como bloque dirigente y con la configuración que estuvo vigente durante toda la década de los ochenta. De esta forma, Jarrai se convertía en el organismo juvenil de KAS, mientras otros grupos de la propia Coordinadora abarcaban otros espacios.

A comienzos de 1980, Jarrai celebró en Euba su primer Congreso, con tres temas centrales para la discusión: servicio militar, trabajo y droga. Durante dos años, Jarrai defenderá el no a la mili, hasta que en 1982 se definirá nítidamente por un servicio militar en Hegoalde y la creación de una Capitanía General que agrupara a los cuatro herrialdes vascos. Esta postura, que más años será desbordada por el rechazo general al servicio militar, le llevará a perder el tren en el nacimiento de la objeción de conciencia y la insumisión, hasta que sea transformada en la misma idea de 1980, es decir en el no frontal a la mili. Entonces, y en este aspecto, Jarrai recuperará buena parte del espacio perdido.

En diciembre de 1983, Jarrai celebró su segundo Congreso, después de un año dedicado, casi por entero, a contrarrestar la puesta en marcha del llamado Plan Zen, que convertía a todos los jóvenes del país en sospechosos. Pasarían tres años, hasta que en 1986 comenzaron a oírse algunas críticas internas en el sentido de que se habían convertido en una organización dedicada casi exclusivamente al activismo, habiendo abandonado otros campos de intervención obligada. Tras esa constatación, la organización juvenil se lanzó en una presentación masiva en centros de estudio, barrios y pueblos y en una campaña específica contra el paro juvenil.

En los años siguientes, el crecimiento de Jarrai fue en aumento, consiguiendo una presencia organizativa en la mayoría de los barrios y pueblos de Hegoalde. Su actividad y la movilización de sus militantes le llevaron a ser, constantemente, uno de los objetivos represivos por excelencia. Ninguna organización vasca moderna, con la excepción de ETA, ha conocido tan de cerca la represión como Jarrai. Uno de los máximos puntos de inflexión de este situación tuvo lugar en 1992 el barrio bilbaíno de Txurdinaga, cuando la policía española reventó su V Congreso, deteniendo a más de 300 jóvenes que quedaron en libertad tras haber sido fichados en los ordenadores de Interior. En 1995 Jarrai organizó una masiva marcha montañera por las cimas de los montes fronterizos entre Iparralde y Hegoalde que concluyó en el Aberri Eguna de Maule.
Re: Denuncialos!
26 ago 2004
Si quieres denunciar los malos tratos sufridos durante las movilizaciones de estos días o algún desperfecto en coches, ventanas, balcones... hay un modelo de denuncia que puedes recoger en: Auzoenea (c/ Aldapa, Portal nº 5), a partir de mañana por las tardes de 17:00h. a 20:00h.

MUY IMPORTANTE:

- Las personas que quieran denunciar lesiones físicas, muy importante obtener un parte médico como prueba para añadir a la denuncia.

- Si en alguna foto o video de esta web ves pruebas para tu denuncia no dudes en comunicarlo en Auzoenea. Se pueden utilizar todas las imágenes y videos para reforzar tu denuncia.

Jueves, 19: hay más de 100 denuncias presentadas...
CONOCE TUS DERECHOS
29 ago 2004
<a href="http://www.nodo50.org/garibaldi/contenido/represion/manual.htm>;<marquee behavior=scroll direction=up scrollamount=1 height=60>LA OKUPACIÃN

SI LA POLICÃ?A TE PARA

DETENCIÃN Y RETENCIÃN

DETENCIÃN ILEGAL

OTROS REGISTROS Y CONTROLES

ESTANCIA EN COMISARÃ?A

EL REGISTRO DOMICILIARIO

MALOS TRATOS Y TORTURAS

HABEAS CORPUS

DERECHO DE DEFENSA Y JUSTICIA GRATUITA

COMO REALIZAR UNA DENUNCIA

FIANZAS Y LIBERTAD PROVISIONAL

PARA PERSONAS EXTRANJERAS

CAUSAS DE EXPULSIÃN Y QUE HACER

</marquee></a>
Re: Dos bons articles sobre el Gaztetxe
29 ago 2004
La okupación es un recurso legítimo en una sociedad que permite todo tipo de atropellos urbanísticos, ambientales, artísticos

El cinismo de algunos medios de comunicación en torno a un problema como la especulación urbanística es algo que no me resulta extraño...

Antonio Marín Segovia (Rebelión)

Pienso realmente que es mucho peor no mostrar alarma e indignación ante las acciones expoliadoras y los saqueos que comete la administración pública al degradar nuestro patrimonio histórico-artístico, saqueando las arcas públicas para la realización y respaldo de iniciativas privadas que laceran el litoral y permiten la destrucción de nuestros bosques.

El cinismo de algunos medios de comunicación en torno a un problema como la especulación urbanística es algo que no me resulta extraño, dado que los periodistas de ahora son simples chicos de los recados del Poder y del empresariado, careciendo de valores éticos y de independencia para saber y querer decir la verdad. No entiendo el malestar que manifiestan ciertos periodistas ante las protestas de los okupas...

El acceso a la vivienda constituye uno de los problemas evidentes y básicos que cualquier ciudadano debemos afrontar a lo largo de nuestra vida. El aumento disparatado e incesante de los precios en todos los bienes (vivienda, alimentación, transporte...), las políticas de especulación, la implantación de la precariedad en todos los ámbitos de nuestra existencia (laboral, asistencial, sanitario...), la falta real de apoyo institucional para promover viviendas sociales y de protección oficial, la ausencia de propuestas alternativas por parte de la izquierda tradicional... todo ello ha servido para generar y alimentar numerosas innovadoras protestas sociales.

Es evidente que el movimiento okupa es el que ha sabido (con indudables aciertos y algunas sombras) llamar la atención sobre las graves situaciones que padecemos la mayor parte de los ciudadanos y habitantes de España, pues la situación de especulación urbanística es motivo para la constante alarma social, dado que nos afecta a todos, incluso aquellos que permanecemos al margen del compromiso okupa. Independientemente del tratamiento manipulador y de los "olvidos" intencionados de ciertos medios de comunicación, es preciso destacar que el emergente y activo movimiento okupa, ha posibilitado que todos, absolutamente todos, volvamos a ver un problema grave, gravísimo, que estaba siendo silenciado y ocultado por políticos, empresarios, medios de comunicación...

El elevado precio de las viviendas, la falta de estructuras sociales y asistenciales que permitan y ayude al acceso a viviendas dignas para los colectivos en situación de emergencia, la disparatada y alucinada especulación urbanística y ambiental deben ser motivos para que, independientemente de ciertas carencias, tengamos a bien respaldar las iniciativas y propuestas del movimiento okupa.

La falta de transparencia del empresariado, la ausencia de interés de los partidos políticos y sindicatos... son los principales responsables de que algunos ciudadanos tengamos el deber moral de respaldar las acciones que emprenden los okupas, pues nos parece realmente obsceno que nuestros representantes olviden sus compromisos por lograr el bienestar general y posibilitar la existencia de cauces participativos plurales, dinámicos y horizontales.

Eso sí, conviene que el emergente movimiento okupa procure mantener un diálogo directo, abierto y sereno con el resto de colectivos y ciudadanos, pues todos tenemos problemas y queremos vivir con unos mínimos de dignidad. Realmente hace falta potenciar el diálogo y la unidad de acción ante problemas comunes que nos afectan a todos, incluso a los que pensamos que vivemos "seguros".

* Antonio Marín Segovia. Cercle Obert de Benicalap Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro.
Re: Dos bons articles sobre el Gaztetxe
29 ago 2004
Prohibido cantar y tocar instrumentos musicales en la calle


Se persiguen con saña y brutalidad a los músicos callejeros, sin embargo no se mueve un dedo para perseguir a los responsables del caos urbanístico de Valencia, causantes de la profunda degradación ambiental que padece la ciudad y el resto del territorio...


Me preocupa saber que a los músicos callejeros se les puede perseguir con saña y ferocidad y a los responsables del deterioro urbanístico, patrimonial, cultural, educativo no se les puede ni siquiera recordar que deben cumplir con la normativa legal, con lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico...

¿Qué pasa en Valencia? ¿Es que hay varias varas de medir? Si eres pobre y careces de recursos para defenderte, todo el peso de unas ordenanzas y normativas municipales cae sobre ti... pero si eres un potentado o un empresariado dedicado a la especulación y a sembrar de caos nuestro territorio, todo, absolutamente todo se te permite.

No hay sanciones para aquellos que degradan el litoral. No hay sanciones para los que permiten la actual obscena y miserable especulación urbanística. No hay sanciones ni económicas ni morales para los responsables de la actual precariedad laboral que incrementa los accidentes laborales de carácter mortal...

Sin embargo si existen numerosas cruzadas y linchamientos contra músicos ambulantes, gorrillas, indigentes...

Y nadie exige la creación de verdaderos programas que permitan la recuperación y rehabilitación de las enormes legiones de personas que padecen pobreza, marginación, precariedad...

Las patologías sociales, económicas, laborales no interesan para nada a nuestros representantes públicos... Eso sí, lanzar declaraciones grandilocuentes y propuestas benevolentes que carecen de partidas presupuestarias para llevarlas a cabo sí se puede hacer cada cierto tiempo... Engañar, mentir, manipular, intoxicar y crear falsas esperanzas y expectativas es un recurso legítimo y necesario que toda la clase política puede desarrollar con total impunidad.

Tenemos mala memoria, pero algunos tenemos la obligación de recordar a la oposición y al gobierno que tienen asumidos unos compromisos con los ciudadanos en aras a que podamos convivir todos, incluso los que no tienen nada...

Antonio Marín Segovia

Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro

Valencia, a 27 de agosto de 2004



Los "olvidos" de Rita y la complacencia de la "oposición".



Quiero formular una pregunta a los grupos municipales que dicen ser la oposición: ¿a qué esperan para hacer propuestas y seguimientos detallados en aras a denunciar con firmeza y rotundidad los reiterados y numerosos incumplimientos y "olvidos" del gobierno "Popular" de la muy oronda y risueña Rita, a la sazón alcaldesa de Valencia, capital del Turia.

Hay tantos "olvidos" y tantos motivos para recordar a nuestra alcaldesa, que resulta indignante que seamos los ciudadanos anónimos, los simples ciudadanos de a pie los que tengamos que recordar, con insistencia y argumentos sólidos, la necesidad de que se cumplan las promesas y los programas electorales.

La oposición debe aprender de una vez a denunciar sin miedo los evidentes "olvidos" del actual gobierno municipal popular, evitando apoyar y respaldar aquellas iniciativas y propuestas que nos hipotecan y evitan un desarrollo sostenible y armónico para todos, incluso para los que no somos dueños de grandes fortunas y empresas de renombre.

Resulta absurdo y miserable el apoyo concedido por el PSOE e Izquierda Unida a ese evento de lujo, conocido como la Copa de América, un evento que es todo menos deportivo y que, sin duda, va a producir una destrucción de la fachada litoral del Mediterráneo valenciano totalmente desproporcionada, por no hablar de las consecuencias negativas a nivel urbano, ambiental, laboral, social...

Resulta indignante la falta de respeto que manifiestan todos: oposición y gobierno hacia nuestros jóvenes y deportistas, dado que se respalda la destrucción de varios espacios públicos, destinados al uso y disfrute ciudadano, en aras a beneficiar a diversos grupos empresariales dedicados a la construcción desaforada. Tanto la Copa de América y la futura construcción de un estadio de fútbol en Benicalap, son dos elementos destinados al enriquecimiento de unos pocos en detrimento de las inmensas mayorías silenciosas... ¿Por qué tanto silencio y tanta palmadita y abrazo entre unos y otros? Espero que algún día los pusilanimes dirigentes de la oposición puedan responder ante las dudas que muchos ciudadanos mantenemos hacia sus nada transparentes y éticas gestiones políticas.

Insisto en que evitar que Benicalap disponga de un espacio digno, destinado al uso deportivo público, me parece un nuevo disparate, pero mucho peor me parece la obscena complicidad, el silencio ignominioso e inexplicable, la brutal complacencia de la oposición municipal, incapaz de tener una filosofía coherente, combativa y adecuada a las necesidades y carencias ciudadanas... Realmente la oposición no tiene ni quiere formular propuestas diferentes, iniciativas que defiendan al ciudadano de a pie, al ciudadano que no tiene la suerte de pertenecer o dirigir un grupo empresarial.

En Valencia estamos faltos de una verdadera e inteligente oposición, una oposición que aprenda a escuchar y atienda las históricas peticiones que muchos colectivos y ciudadanos llevamos años formulando. Sabemos que predicamos en el desierto, pero ya no nos importa; al menos intentamos ser coherentes y evitar caer en la indolencia propia de la que hacen gala los siervos, los indiferentes y los hastiados...

Y un último apunte y advertencia para los que dicen ser nuestros representantes en la oposición municipal: no se trata de pedir en el aciago periodo estival la construcción de nuevos tramos de carril bici; sin embargo, sí urge mantener y cuidar el actual trazado de carril bici, así como crear un verdadero programa combinado que favorezca el uso de los transportes públicos y alternativos. Pero el verdadero objetivo que debe asumir e interiorizar la clase política valenciana es que deben lograr que los ciudadanos aprendamos a cambiar nuestos hábitos, impregnados de tópicos individualistas y consumistas, cambiándolos por otros mucho más solidarios. Necesitamos vivir desarrollando hábitos participativos y reflexivos, algo que parece complicado, casi imposible en los tiempos actuales de frivolidad, individualismo exacerbado y apariencias...

Pero lo que sí es evidente es que para empezar a proponer cambios, la oposición, la izquierda tradicional debe aprender a predicar con el ejemplo, algo que no quiere ni sabe hacer. A las pruebas me remito.


Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap
Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro
Re: Dos bons articles sobre el Gaztetxe
29 ago 2004
me empiezo a preguntar si realmente estamos en http://barcelona.indymedia.org o no mas bien en http://cercleobertdebenicalap.net o http://antoniomarinsegovia.net ... repite los mismos textos, una vez como noticia, otras como comentario. tampoco entiendo que tiene que ver la Rita de Valencia con el Euskal Jai ...
Re: Dos bons articles sobre el Gaztetxe
29 ago 2004
Tiene que ver mucho, pues el problema de la vivienda es un problema que afecta a todas las comunidades, a todas las ciudades... y es una aportación más...

No hay problemas separados ni ajenos...

Te recuerdo que no es la repetición de un mismo texto, pues también el artículo de Cristina es otra repetición; pero ya se sabe que algunos tienen mucho interés en iniciar polémicas internas y olvidar la necesidad de promover diálogos, debates e iniciativas comunes para problemas generales que nos afectan a todos.

Te ruego que intentes leer los diversos textos evitando caer en ciertas obsesiones personales...

También te recuerdo que los artículos que inician el presente es un artículo repetido, por si no lo sabes...

Si algo te molesta, debes saber que siempre tienes una excelente solución: no leerlo. Creo indicarte que el tema de la ocupación no es un fenómeno exclusivo de Euskadi. También existe y con gran pujanza en otras zonas, como Valencia. Concretamente en el propio Benicalap, pues las alquerías fueron okupadas y se inicio un debate que tuvo a bien llegar hasta la UNESCO.

Puede que a ti no te interese profundizar en el tema, conectando las diversas manifestaciones y propuestas existentes en toda la península. A algunos sí nos interesa tener una visión amplia y detallada, pues vivimos al lado de esas situaciones y conocemos a muchas personas que viven esa realidad...

Gracias y procura leer el artículo que ha provocado el de Cristina... Lamento que te moleste, pero el autor es también Antonio Marín Segovia. Lo siento.

Reflexiones después de la siesta de un español perplejo
Antonio Marín Segovia

24 de Agosto de 2004



España ha experimentado en los últimos años uno de sus mayores crecimientos urbanísticos, crecimiento motivado e impulsado por las enormes ayudas monetarias recibidas gracias a su plena incorporación a la Unión Europea. Ese crecimiento económico se ha traducido en un disparatado crecimiento urbanístico, crecimiento que no viene acompañado de una estabilidad futura que permita augurar nuevos desarrollos en otras interesantes e innovadoras áreas del sistema productivo.

Sin duda alguna España ha cambiado en todos los sentidos, aunque sobre todo ha cambiado en su aspecto exterior, dado que se ha incorporado a la dinámica internacional europea de forma entusiasta, incluso de forma precipitada y caótica. Todo ese entusiasmo ha generado la creación y modificación de grandes núcleos urbanísticos, así como el resurgir del sector turístico en el lítoral del Mediterráneo. Recordemos la creación de ciertos Parques Temáticos y de núcleos urbanos turísticos.

Se ha centrado el desarrollo económico en la gestación de toda una red de elementos esenciales (AVE, autovías, aeropuertos, hoteles, museos, parques temáticos...), pero su número y su cantidad es desproporcionada para el nivel demográfico y las reducidas perspectivas futuras que nuestro turismo de sol y playa tiene.

No debemos tampco, olvidar la despoblación y abandono que padecen grandes zonas del interior de España, donde únicamente viven y residen ciertos propietarios de grandes latifundios, que han obtenido grandes beneficios gracias a las ayudas comunitarias. El resto, la población que vende su mano de obra, no ha tenido más remedio que emigrar a las grandes ciudades del litoral en busca de un trabajo en el sector servicios o en la construcción.

Sin duda alguna hay crecimiento urbanístico, pero ya nadie puede ignorar que mucho de ese crecimiento es innecesario y perjudicial, siendo un crecimiento de mala calidad y creado fuera de lugar, dado que daña y lesiona, de forma irreversible, el litoral y/o elementos histórico-artísticos y naturales de indudable valor.

Nadie puede ocultar ya que la destrucción de la huerta valenciana se ha realizado con la total complacencia y bendiciones de un empresariado local torpe y mezquino, ansioso por obtener beneficios a corto plazo aunque esa actitud le suponga hambre para el futuro, un futuro muy inminente y próximo que pronto nos va a visitar a todos los valencianos.

Todos sabemos bien que España carece de un sector industrial potente y competitivo, así como nuestro nivel tecnológico es claramente tercermundista, dado que los gobiernos nacionales y autonómicos que hemos tenido no han invertido ni respaldado políticas de investigación y desarrollo desde una óptica poliédrica. La fragilidad económica de España es una realidad, a pesar de que el sector financiero tenga una apariencia de poder inconmensurable y eterna, gracias a las campañas publicitarias que orquesta en los domesticados y anestésicos medios de comunicación tradicionales. Las grandes empresas, antaño propiedad del Estado, son ahora propiedad de grupos transnacionales que no tienen reparos a la hora de explotar y degradar áreas naturales enormes en países de América Latina, �frica, Asia..., dada la proliferación de gobiernos títeres en todo el continente de América Latina, que han realizado, con total tranquilidad, diversas "limpiezas y exterminios écológicos, étnicos, políticos, sociales"...

Por ello, ahora todo el sector productivo español se centra en la especulación urbanística y en estimular el consumo interno, un consumo desaforado y excesivo de todo tipo de bienes y servicios que suponen unas altas dosis de endeudamiento muy difíciles de asumir con serenidad...

Forums, Olimpiadas, Expos, Bienales, Parques Temáticos, Museos, Ciudades de las Artes y las Ciencias, Copas de Américas... se presentan como soluciones magistrales que van a resolver de un plumazo todos los problemas estructurales que se arrastran desde décadas en España... Nadie se pregunta sobre la necesidad, oportunidad y capacidad para mantener esos elementos y actividades; todos (incluso organizaciones supuestamente de izquierdas) aplauden la grandilocuencia y el exceso desmesurado e irracional que suponen esas obras y eventos, olvidando que la carencia de estructuras productivas, educativas, sanitarias y asistenciales... sigue siendo una realidad, aunque algunos se empeñen en ocultarlas.

También sabemos bien que el sector agrario ha experimentado un retroceso alarmante, así como también el propio sector servicios sufre una grave recesión, dado el incremento de los precios que ha supuesto el euro.

Reconocer también que la imagen exterior que venden nuestros gobiernos es un reclamo para millones de personas desamparadas del Tercer Mundo y que puede provocar una mayor "invasión" de nuestro territorio por parte de todo tipo de personas...

Si ya hay graves problemas sociales, asistenciales, educativos (en Valencia no hay suficientes plazas escolares para toda la nueva población emigrante que se ha incorporado a nuestra dinámica social), se añade uno nuevo: la recesión económica es una realidad, pues el suelo existente para especular es casi inexistente y los años de bonanza se acaban. Los obreros de la construcción y los empleados que trabajan en el sector servicios (hostelería, restauración, publicidad, ventas...) van a ser los primeros en morder el polvo, en sufrir las consecuencias de la locura neoliberal, locura que siempre ataca a los mismos...

Todo el ciclo productivo, todo el ritmo de crecimiento se puede detener dentro de muy poco, dejando en situación de desempleo a varios millones de emigrantes y nativos españoles. Es una realidad, una ley del neoliberalismo que se repite de forma rítmica y cíclica. Es un mecanismo de catarsis y limpieza interna de un sistema económico que precisa ciertas paradas para así renovar y mejorar sus mecanismos de explotación. No nos alarmemos por ese tipo de comportamiento, pues lleva muchos años funcionando así y ha demostrado tener una salud excelente, a pesar de ciertas revueltas y agitaciones circunstanciales.

Hoy en día, a pesar de las llamativas protestas de ciertos fragmentados grupos alternativos, el sistema neoliberal goza de una salud magnífica, dado que ha sabido eliminar y devorar a las organizaciones y estructuras políticas transgresoras. Ãnicamente quedan vestigios anecdóticos y espacios simbólicos que apenas tienen presencia y eco social...

Ni siquiera el movimiento migratorio tiene entidad propia para crear un verdadero malestar en el sistema dominante, dado que el darwinismo social y el "sálvese quien pueda" funciona a la perfección. El ser humano es un ser insolidario en momentos de crisis personal; únicamente ciertos elementos intelectuales y determinados grupos marginales pueden permitirse el lujo de reclamar solidaridad en determinadas situaciones, pero hoy no existen verdaderas redes organizadas de solidaridad y agitación política que puedan perturbar y deteriorar el sistema neoliberal. No nos engañemos ni perdamos la perspectiva: las manifestaciones alternativas simplemente constituyen un aspecto decorativo y perfectamente asumido por el sistema, no siendo realmente elementos que puedan deteriorar o modificar el comportamiento económico, político, social del neoliberalismo... Y las personas todas queremos estabilidad o superar nuestras situaciones de conflicto o desamparo. La falta de credibilidad de las organizaciones sindicales, políticas y alternativas es un hecho indudable e incuestionable; por eso no debemos extrañarnos que vivamos cada día más aislados y llenos de total desconfianza hacia todo tipo de organizaciones y colectivos...

Pero volvamos a nuestro país, a España. Hay ciertas preguntas que debemos hacernos pronto en aras a planificar ciertas actuaciones urgentes que deben acometerse...

¿Existe una sociedad del bienestar, unos resortes públicos para atender a los millones de nuevos desempleados que el sistema neoliberal produce en una de sus habituales, calculadas y sistemáticas crisis?

La respuesta es que al sistema no le interesa crear mecanismos paliativos que eviten los conflictos sociales y las crisis humanitarias internas a gran escala. No. No es misión del neoliberalismo velar por la justicia social y evitar que afloren problemas al final de cada ciclo de crecimiento. Ese es un problema colateral que no merece atención alguna.

Nos guste o no, en España existen varios millones de nuevos ciudadanos y una fragilidad enorme en el sistema productivo y asistencial. Los recortes en servicios sociales, educación, sanidad, cultura, investigación... son una realidad. Y las nuevas y futuras oleadas de población emigrante van a incrementar una tensión y una violencia en todos los ámbitos, dado que se han creado expectativas sin disponer de recursos ni de bases duraderas y estables para ofrecer ayudas...

Para terminar quiero plantear una cuestión fundamental y que afecta a Valencia ciudad de manera determinante: ¿Realmente hace falta modificar el puerto y las playas de Valencia para así facilitar una competición deportiva de lujo? ¿Realmente hace falta crear en cada ciudad enormes complejos museísticos cuando los barrios y pueblos de nuestra Valencia, de nuestra España adolecen de bibliotecas, centros juveniles, espacios deportivos, escuelas, centros de formación profesional y de ocio, residencias para nuestros mayores...? ¿Quién va a mantener esas enormes estructuras museísticas y deportivas de lujo si tenemos en Valencia la mayor deuda pública de toda España? ¿No resulta absurdo y ridículo plantearse la implantación y aplicación universal de la Renta Básica cuando se reducen las ayudas y prestaciones a desempleados, ancianos, famlias desestructuradas, mujeres maltratadas...?

Atreverse a plantear ciertas cuestiones esenciales y cruciales es un deber ciudadano, si realmente queremos evitar repetir ciertos errores, en aras a planificar un desarrollo humano y económico sostenible y armónico en nuestro entorno, entorno que es algo mucho mayor que una simple vivienda, un simple barrio, una ciudad, un estado... Pero lamentablemente tengo motivos para ser pesimista; no tengo confianza en mis conciudadanos, dado que el individualismo, el egocentrismo es la dinámica general. Vivimos aislados unos de otros, pendientes de nuestros asuntos personales.

Empezar a reconocer que no hay organizaciones ni alternativas a un sistema neoliberal implacable y voraz es el primer paso para romper el aislamiento en el que todos, absolutamente todos vivimos...

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat