Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: mitjans i manipulació : guerra
Palestina y el silencio internacional
24 ago 2004
Palestina y el silencio internacional. 22 Agosto 2004
Hace dos días que estoy de vuelta en casa. Vuelvo de Palestina después de recorrer durante 20 días esta tierra a lo largo del muro de la vergüenza. Mis compañeros me mandan noticias desde el campo de refugiados de Balata, a las afueras de Nablus, donde desde hace días el ejercito de ocupación israelí ha entrado invadiendo las calles y las casas con la violencia que les caracteriza. El indignante nombre de tal invasión es "Operación recogida de basura" y consiste en buscar puerta por puerta militantes armados. Me siento impotente y triste, más ahora que me encuentro lejos de este país. Acabo de mirar el Haarezt, donde no aparece ni una sola alusión a estas acciones contra los derechos humanos de miles de personas. La excepción es una noticia que enuncia âIDF soldier lightly wounded in blast in Balata refugee campâ? ( Soldado de las fuerzas israelíes de defensa levemente herido en explosión en el campo de refugiados de Balataâ?).



Sorprendida por la agresividad con la que las fuerzas de ocupación invaden Balata no puedo sino preguntarme porqué llaman operar a la invasión y porque no hablan de lo que en realidad esta ocurriendo con las familias que se ven sometidas a ello, cuando no, a ver sus casas ocupadas y saqueadas por los soldados mientras los encierran en una habitación de su casa por días. El Haarezt es un periódico considerado progresistas en Israel. Sin embargo en este país la ideología de izquierdas tampoco admite cuestionarse sobre los atentados contra los derechos humanos de los palestinos.



Consultando otros diarios españoles me sorprendo nuevamente cuando veo que no hay ni una sola referencia a estos últimos y próximos días en Balata. Es decir, los abusos a los que se están sometiendo a los palestinos nos son noticia. No se consideran tan relevantes como la bomba que estalló en Qalandia el pasado día 11 o el ataque a un autobús de colonos en Ariel días anteriores.



Después de todo lo que he podido ver y todas las historias en primera persona relatadas me pregunto a qué viene tanta complicidad con lo que puede denominmarse como genocidio de casi un siglo.



Los palestinos se ven sometidos a contemplar la construcción de un muro que en algunas ocasiones obliga a demoler las casas que se encuentran a menos de 100 metros de este y en otras ocasiones a usar una de sus paredes para continuar su recorrido. Ambos casos pueden observarse en un mismo pueblecito de Tulkarem.



También tienen que verse privados sus recursos acuíferos por el trazado de un muro que no respeta la Línea Verde del 67, sino que se rige por las fuentes de agua que quedaran al otro lado del muro para usufructo de los asentamientos judíos y que representan entre el 80 y el 90% del agua en Palestina.



Los olivos pertenecientes a familias palestinas cuando no son quemados o arrancados para evitar que se lleve a cabo la recogida, quedan al otro lado del muro robando la base de la economía Palestina que también quedará en manos de los colonos. Sin olvidar que en muchas ocasiones estos mismos colonos atacan armados a los palestinos que valientemente y defendiendo el derecho a habitar su tierra acuden a los cultivos.



En otras ocasiones, familias que debido a la división en Zonas A, B, C, han quedado encerrados en la zona C, bajo el control israelí y se ven obligados a pedir licencias que nunca serán concedidas por los tribunales israelíes, para construir servicios básicos como escuelas, alcantarillados o viviendas para una población con alta natalidad. Sus hijos se ven obligados a vagar todos los días por las callejitas del pueblo, sin ningún futuro, sin recursos y con el miedo de verse sorprendidos una u otra noche a las incursiones militares que con un poco de suerte les aterrorizarán durante unas horas. Desgraciadamente la mayoría de las veces invaden y derriban casas alegando de nuevo a la falta de licencia para construir sus casas sobre una tierra que les pertenece.



Los check-points seguirán controlando el paso de estas personas, que esperan horas y horas sin saber si hoy el soldado de turno tuvo anoche un buen día y permitirá el paso o si los humillará e impedirá el paso a sus trabajos, escuelas, o casas de familiares. Muchos tendrán que cerrar sus negocios, sostenidos anteriormente por clientes israelíes que ahora gozan de carreteras en condiciones optimas y que dejaran de comprar productos palestinos. Otros verán como sus cosechas de toda una estación o kilos de carne se echan a perder en unas horas porque hoy el soldado de turno no tuvo un buen día o quizás nunca haya tenido ninguno.



Muchos hombres y mujeres que regresan a sus hogares cada día seguirán sometidos al azar en el único checkpoint que les permite entrar a su ciudad rodeada por un muro de 8 metros de alto, como en Qalquilia. O tendrán que caminar durante 4 horas por las montañas controladas por soldados porque no pueden entrar en Nablus, sometida a uno de las diarias y hostiles invasiones del ejército de ocupación israelí.



Y los refugiados del 48, desarraigados, sometidos al dolor desgarrador de haber perdido algún ser querido, un hermano, un padre, un compañero, se hacinan en los campos de refugiados. Solo el nombre ya significa lo terrible de su destino: ser refugiados en su propia tierra. Los políticamente activos serán juzgados sumariamente y encarcelados durante mas de 30 años por oponerse a la ocupación de un ejercito anárquico en sus formas e inhumano en sus acciones. Otros resistirán hasta la muerte y morirán acribillados en algún rincón de este campo de refugiados que ahora arde en sus esquinas y se revela en sus casas. Son personas como nosotros que no ven un futuro desde años. Los abuelos vivieron la Intifada, los padres volvieron a despertarse súbitamente en la segunda. Y los hijos y las hijas ven como pierden a los padres, a los abuelos y a los hermanos. Ven como lo pierden todo. Y como en todas las revoluciones, los descamisados son los que se levantan valientemente porque no tienen nada que perder. Estos días ocurre en Nablus, el mes pasado ocurrió en Tulkarem. Si se conoce la Historia se conocen las consecuencias de la opresión, la humillación de los castigos colectivos y la pobreza. Aunque se niegue la historia las consecuencias reales siguen ahí.



Y mientras los medios se empeñan en describir a estos seres humanos destrozados por una historia que le llevan imponiendo desde años señores coloniales que no han pisado sus calles ni lo harán jamás, apoyados por potencias económicas que ven con buenos ojos y justifican este genocidio. Es un genocidio étnico que hace crecer seres políticos sin posibilidad de expresarse pacíficamente. Y nos acusaran a nosotros, a los que no nos vemos capaces de juzgar la forma de este pueblo defenderse de la eterna ocupación, de comprender a los verdugos que hacen explotar bombas y los niños que hacen llover piedras.



¿Hasta cuándo, en nombre de ningún dios, se seguirá sin decir que son los que se en este caso se hacen llamar victimas en los grandes medios de comunicación, con su muro de la vergüenza, sus invasiones cotidianas, sus controles, sus humillaciones, los responsables directos de tanta desesperación en una tierra que no les pertenece y que en caso de pertenecerles históricamente nunca preguntaron, nunca se sentaron a hablar ni pidieron perdón cuando pudieron hace dos décadas atrás, cuando ya algunos pensaban construir un muro de segregación para controlar a los militantes armados tres décadas antes con el fin de separar Israel de Palestina?



¿Hasta cuándo aquellos que se hacen llamar víctimas seguirán viendo a los palestinos como alemanes del Reich? ¿Hasta cuándo cada vida truncada, cada niño asesinado a sangre fría, cada madre huérfana de hijo seguirá en el anonimato mientras en mi país, en la televisión pública, se ocupan de hablar durante más de una hora de un torero y su vida amorosa? ¿Por qué es trivial este tipo de abusos a la población palestina y no lo es un ataque a un checkpoint que atenta contra la vidas y realidades de estas personas?



Después de haber visto lo visto estos días y desde este país no puedo mas que repetirme, hasta cuándo, porqué, quién, hasta cuándo, hasta cuándo... ¿por qué no entendemos que todos podríamos ser palestinos?.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Palestina y el silencio internacional
25 ago 2004
Vuelven ya los "veranantes del terror" , ahora podrán contar sus batallitas... FELIZ VUELTA VERANEANTE , gracias a ti los palestinos creen que lo que hacen está bien y que hacer matar a sus hijos convirtiéndolos en mártires es justo y no es malo , simplemente es "fruto de su desesperación" ... de vivir en un país "ocupado" donde los ocupantes permiten que "tarugos vacacionales" se desplacen y puedan decir todas las sandeces que quieran. FELIZ VUELTA VERANEANTE... palestina sigue con una valla para que esos niños nunca puedan llegar a israel para explotarse; tú simplemente la quitarías... eres peor que ellos
Marxa contra el Mur de Palestina.
25 ago 2004
Pacifistes de tot el món participen a Palestina en la Marxa per la Llibertat contra el mur. Després de recórrer durant tres setmanes 200 quilòmetres del 'Mur de l'Apartheid' per denunciar la seva construcció, activistes palestins, israelians i internacionals posaran fi aquest dijous a Jerusalem a aquesta acció de protesta. Cridar l'atenció sobre els problemes que la construcció del 'Mur de l'Apartheid' està creant entre la població palestina i ser testimonis de la vulneració constant dels seus drets per part d'Israel.

Amb aquest objectiu, centenars de pacifistes palestins, israelians i de diversos països occidentals van començar el 30 de juliol passat la Marxa per la Llibertat de Palestina, una iniciativa impulsada pel Moviment de Solidaritat Internacional (ISM-MSI) que fins aquest dijous 19 d'agost recorre els 200 quilòmetres de mur construïts entre Jenin i Jerusalem.

Entre els participants figuren una trentena de persones procedents de l'Estat espanyol pertanyents a organitzacions com Sodepau, Paz Ahora, la Xarxa d’Enllaç amb Palestina i el Moviment d'Objecció de Consciència COA-MOC.

Cada dia, els activistes marxen una mitjana d'entre 10 i 12 quilòmetres i s'allotgen en comunitats palestines afectades per la construcció del mur per conèixer de prop l'impacte que aquest té entre la població, portar a terme accions noviolentes de protesta i unir-se a grups de manifestants palestins de les localitats que recorren.

Fins ara el camí no ha estat fàcil. La marxa dels activistes es veu obstruïda per la construcció d'aquest mur i pels checkpoint o controls militars i és controlada en tot moment per guàrdies de seguretat armats amb metralletes i per jeeps de l'Exèrcit israelià, segons han explicat diversos participants a través de les cròniques enviades. En algunes ocasions, la marxa ha estat gasejada mentre soldats israelians disparaven a l'aire i colpejaven els concentrats davant les portes del mur. El 9 d'agost passat, a Saniriya, un dels joves que participava en una protesta pacífica va ser detingut i alliberat després de ser colpejat i amenaçat amb ser deportat.

De fet, l'ONG Paz Ara ha denunciat també que al llarg d'aquest estiu, diversos activistes de diferents nacionalitats han estat deportats pel fet d'incorporar-se a la Marxa de la Llibertat després de ser declarades persones non gratesper a l'Estat d'Israel.

Un mur il·legal, segons l'ONU i la Cort de Justícia de L'Haia

Fa unes setmanes, la Cort de Justícia Internacional de l'Haia va dictaminar la il·legalitat d'aquest mur i va recomanar al Govern israelià la seva demolició per violar els drets de la població palestina i no justificar-se per raons de seguretat. Dies després, l'Assemblea General de l'ONU va adoptar una resolució en la qual s'exigia el desmantellament d'aquesta barrera i el pagament d'indemnitzacions a la població palestina afectada. Malgrat això, el govern d'Ariel Sharon ha fet oïdes sordes i ha afirmat que no acatarà el dictamen de la Cort de Justícia Internacional.

Fins a la data, aproximadament 100.000 arbres han estat arrencats i destruïts per construir el mur i el març del 2004 més de 8.000 acres de terra havien estat confiscats. S'estima que quan acabi la construcció , aproximadament el 43% del territori de Cisjordània haurà estat de facto annexionat a Israel.

International Solidarity Movement
Re: Palestina y el silencio internacional
25 ago 2004
Realment estas tarat Jaim.
A la teva aneuronal connexio:
hi ha terroristes palestins=tots els nens palestins son terroristes=fa falta un mur
podriem afegir:
colo sionista mata palesti=tots els jueus son assassins=fa falta tirar-los al mar
De subnormals, no? Almenys a mi m'ho sembla...
Pero tu segueix aixi que l'unic que aconsegueixes es demagogia barata, plas, plas, plas
Re: Palestina y el silencio internacional
25 ago 2004
Busca en google. EStos tambien son terrorist-supporters?? seguro que para ti si... Pues lo empezais a tener en casa...jajaja
Jewish and Israeli organizations against the Occupation
. Not In My Name!
. Jewish Friends of Palestine
. Jewish Unity for a Just Peace:
. Jewish Voices Against the Occupation:
. Jews Not Zionists:
. Just Peace UK
.The Israeli Committee Against House Demolitions

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat