Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Accions per a Avui
Tot el dia

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder
El Papa de la Revolución
20 ago 2004
El Papa de la Revolución
jr

http://www.paginadigital.com.ar/articulos/2004/2004terc/cartas8/cartas18


El Papa afirma en Lourdes que la Iglesia católica aspira a construir un mundo basado en âlos grandes ideales de libertad, igualdad y fraternidadâ?

Lástima que no se hubiera dado cuenta antes. Ahora, cuando está cercana su muerte, este Papa se da cuenta de que el ideal de organización política de la sociedad humana estaba en el ideario de la Revolución Francesa. Ahora, después de que su Iglesia ha pasado más de dos siglos viendo al mismísimo demonio en ella; lo mismo que un siglo después empezó a verlo también en la rusa...

Si este Papa viviese otros diez, ¡qué digo! dos, años más, terminaría descubriendo el comunismo como ideal universal que es. Ahora, cuando con la ayuda moral de su Iglesia, Occidente abatió ya el comunismo en Europa hace quince años y sigue acosándolo en Cuba y Corea aunque nada pueda contra el pujante chino...

No nos extraña que el Papa salga ahora con éstas... Cualquier cosa antes que ese instrumento de depredación colectiva que es el neoliberalismo anglosajón, capitalismo atroz, el verdadero y definitivo mal de la humanidad, y no el comunismo ni los colectivismos basados más o menos en el ideario francés.

Cuando son infinitos los males padecidos por luchar contra la causa de la Revolución Francesa en todo lo que apunta a la igualdad y también contra el comunismo, y cuando ya esos males no tienen remedio, es triste comprobar cuánto ha de avanzar en la vida y en la edad un político y un Papa para comprender los grandes errores cometidos tanto por sus predecesores como por él mismo. Triste y sorprendente, pues la experiencia práctica y la almacenada en la Biblioteca Vaticana sobre la condición humana y la naturaleza de las sociedades debiera haber sido capaz de dirigir por otros caminos la aventura política y eclesial de estos últimos cincuenta años. Y especialmente triste, porque ni siquiera tenemos la esperanza de que esos y otros errores concomitantes vayan a evitarse en adelante. Entre otros motivos, fragmentos de la razón principal, porque tanto los papas como los políticos voluntariosos, acaban siendo siempre concluyentemente débiles frente a la ambición sin límites de unos pocos, es decir, frente a la âvoluntad de poderâ? de los caudillos.

El vaticanismo aplaudió siempre con desmedido entusiasmo eso de la libertad aun sabiendo que era predio exclusivo de unos cuantos, para, pensando sólo en quienes la manejan y disfrutan, airearla como ejemplo y valor que justifica las mayores barbaridades. También debiera recordar que Voltaire afirmaba que la sangre de un solo ser humano no podía justificar la libertad de todo un pueblo. Condescendía el Vaticano con la libertad quizá porque, como señuelo, las libertades políticas y formales funcionan bien en las primeras fases de las democracias falseadas. Por eso los prestidigitadores de turno ahora siguen vendiendo también en Irak el buñuelo de viento de la libertad política, la mentira permanente...

Pero lo de la igualdad le ha parecido también siempre al Vaticano un sacrilegio, al menos hasta ayer en Lourdes. Aquí está la clave de lo que el Papa, con un Parkinson galopante y a escasas fechas de su muerte, ha visto con la lucidez que debe acompañar a la proximidad de la vida ultraterrena: que, para cumplir sus designios divinos como institución humana, a la Iglesia Católica más le hubiera valido luchar por la igualdad social, incluso la igualdad radical comunista, aun a costa de recortar las libertades formales reducidas al voto instantáneo y a la teoría de las leyes inoperantes. Más le hubiera valido, en lugar de haber venido arropando a los grandes canallas de la historia que se oponían a la igualdad, revolucionaria o no, en provecho de unos pocos. Canallas como los que ahora nos acosan en el presente arrastrándonos al precipicio de la Historia...

El Papa ha tenido que ir una vez más a Francia para despertar y acordarse del ideario de su Revolución. Pero es lastimosa esta lucidez tardía de Juan Pablo II, porque sobre todo ya es inútil. El Papa ha perdido gran parte de su crédito y de su influencia. Credibilidad e influencia, en realidad casi totalmente minadas por ingentes dosis de estrabismo, de elitismo y de insensatez históricos de su católica Iglesia. Y todo por empeñarse secularmente ésta en exaltar al individuo a costa y por encima del rebaño, cuando hasta el más humilde pastor sabe que el individuo es nada en el rebaño fuera del aprisco y expuesto permanentemente a la depredación de los lobos...

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Papa de la Revolución
20 ago 2004
Completamente de acuerdo con tu reflexión.
Que el Papa, un viejo casi muerto, se de cuenta ahora de que el ideal a seguir es la hermandad, la solidaridad, la igualdad... es para pegarle una ostia en los dientes, pues durante siglos y siglos la Iglesia Católica ha dicho eso siempre, ¿acaso no escuchaban lo que decían?.

El neoliberalismo anglosajón es una amenaza real en el mundo pues está sembrando la guerra, la miseria, la especulación del mundo, y el Papa (como he dicho anteriormente, un viejo casi muerto) se da cuenta ahora... ¡¡qué asco de Cristianos, joder!!
No precisamente.
20 ago 2004
Woytila ha recibido la medalla del Congreso de los USA de manos de Bush precisamente por haber dejado libre el camino al capitalismo salvaje, contribuyendo como nadie desde dentro a la liquidación del comunismo...el término "neoliberalismo" lo han acuñado los cristianos para disimular su participación directa en las tareas del Imperio, montando algunas protestas "antiglobalización" aquí y allá que tienen como característica su absoluta irrelevancia política. Mientras, el imperio sigue adelante con su "guerra al terrorismo" que no es sino la excusa para un retroceso social, cultural y político que genera más desigualdad para beneficiar a los más ricos y a las iglesias.
EL mundo debe terminar con la Iglesia
20 ago 2004
Para superar la etapa del imperio depredador y medieval... la iglesia lleva casi 1.300 años "construyendo" el mundo y sólo se ha podido progresar en los breves espacios históricos en los que el espíritu humanista ha triunfado por encima de los primitivos dogmas de la religión....

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more