Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: amèrica llatina
Ejemplo de Democracia Soberana
17 ago 2004
Las elecciones del 15 y 16 de agosto en Venezuela han consagrado a este país, y a su presidente, Hugo Chávez, como los más democráticos del mundo.
El triunfo del presidente Hugo Chávez en el referéndum revocatorio fue recocido por todos los observadores internacionales. Incluyendo al ex presidente de Estados Unidos James Carter y el Presidente de la OEA, César Gaviria. Este triunfo se verificó, según los últimos recuentos, por más del 60 % ciento de los votos. El pueblo se volcó masivamente a las urnas, registrándose una abstención de menos del 13 %, mientras que en los períodos anteriores a Chávez se alcanzaban normalmente índices de abstención que rondaban el 60 %.
Pese a estas claras definiciones, los sectores adinerados de Venezuela y los medios de comunicación controlados por ellos se negaron a aceptarlos, lanzando una violenta protesta que terminó con el fallecimiento de una persona. Pocas horas después el noticiero internacional de la cadena estadounidense CNN difundía la entrevista efectuada a un "analista internacional", que fundamentó su crítica al proceso venezolano en dos afirmaciones inquietantes:
1) Chávez es un dictador que "empieza a aplicar la Doctrina de Seguridad Nacional, por primera vez desde la izquierda".
2) En Venezuela se lleva adelante una revolución "comandada desde Cuba", con la agravante -según este comentarista- "de que esa revolución es subsidiada por los Estados Unidos a través de las inmensas compras de petróleo".
La primera afirmación resulta perversa en grado sumo. Como se recordará, la llamada "Doctrina de Seguridad Nacional" fue una estrategia de aniquilamiento diseñada por el Pentágono y en la cual se educó a los militares latinoamericanos desde los años 60. Ella surge como un plan imperial, ejecutada por los ejércitos vasallos, para arrancar de raíz la creciente protesta social que el saqueo sobre los recursos y la abolición de las soberanías nacionales latinoamericanas por parte del capitalismo mundial habían suscitado. Por medio de estas monstruosas enseñanzas, basadas en la experiencia en torturas y crímenes de los ejércitos francés en Argelia y estadounidense en Indochina, "capacitaron" durante una década a los militares latinoamericanos para ejecutar lo que todos conocemos:
a) El asesinato del Ché en Bolivia.
b) El genocidio de Chile, donde ante un estadio atestado de martirizados prisioneros, convirtieron en pulpa sanguinolenta con golpes de fusil las manos de uno de los más refinados poetas y cantantes democráticos de América Latina: Víctor Jara.
c) El genocidio argentino, durante cuyos horrendos nueve años de vigencia murieron asesinados más de 20.000 jóvenes y desaparecieron otros treinta mil.
Ahora, con desvergüenza lindante en el cretinismo, CNN pretende convencernos de que el presidente Hugo Chávez, seguramente el más democrático de los presidentes en todo el mundo, "inicia la aplicación de la Doctrina de Seguridad Nacional desde la izquierda". Lo que en realidad se inicia -o más bien continúa- es la porfiada voluntad imperialista de derrocar por cualquier medio a su alcance a un presidente que por primera vez en la historia de Venezuela gobierna para su pueblo, especialmente para los más humildes -como quería Jesucristo, de quien George W. Bush se proclama "seguidor".
La segunda afirmación tiene un carácter lisa y llanamente ofensivo. El estúpido racismo de los norteamericanos anglosajones los lleva a afirmar que su dependencia energética de otro país es un privilegio para quien los salva del abismo. Sin el petróleo de Venezuela, Estados Unidos entraría en una crisis social sin precedentes... ¡y aún pretenden convencernos de su derecho a dictaminar sobre los destinos de quien les permite sobrevivir"...
Por último, el Departamento de Estado fue el único órgano estatal de todo el mundo que puso en duda la victoria de Hugo Chávez en el referéndum del domingo 15 de agosto. Luego de ello, algunos órganos oficiales de países europeos, hicieron trascender su preocupación off the record. Varios medios en manos de poderosas multinacionales de la información comenzaron a difundir entonces la idea subliminal de que el gobierno de la Revolución Bolivariana de Venezuela es "antidemocrático". Pero veamos un poco con qué credenciales efectúan tales opiniones los medios estadounidenses y europeos.

Gobierno de las minorías

Las elecciones de donde consiguió su actual presidencia George W. Bush fueron convocadas en Noviembre del 2000. Mas se prolongaron hasta enero del año siguiente, debido a la confusión en los resultados y sospechas fundadas de fraude. La información oficial atribuyó las demoras a "un fallo de las máquinas de recuento de votos, un fallo en el diseño de las papeletas y los votos emitidos por correo".
El Gobierno ante esta incertidumbre propuso un recuento manual de los votos en el estado de
Florida, por el que Bush salió ganador por una suma de 537 votos más. Gore, suponiendo, que
había conseguido más votos en dicho Estado propuso un recuento a mano de todos los votos,
petición que fue denegada. Alegó también que el diseño de las papeletas de voto, habían sido erróneos, provocando una confusión entre cierto número de votantes. Por ejemplo, jubilados queriendo votar a Al Gore, votaron por error al ultraderechista Pat Buchanan.
Decenas de patotas de republicanos asaltaron las oficinas del Comité de recuentos en La Florida, y asediando a un observador de recuentos demócratas, al que acusaban de robar un voto. O todo o nada, insistían. En medio del caos, el Comité tuvo que volver a reunirse y aceptar las demandas republicanas. Bush, por su parte, acudió a los tribunales en Florida para que se obligue a 13 condados a incluir cientos de votos por correo descalificados previamente.
A pesar de la supuesta mayoría de votos del candidato Al Gore, el estado declaró como ganador de las reñidas elecciones a George W. Bush. Sospechosamente, el mismo Gore renunció a litigar por sus derechos, deslizando en declaraciones a la prensa que "en realidad no estaba preparado para gobernar".
Más un dato singular es que para estas elecciones presidenciales, se verificó entre los estadounidenses un ausentismo electoral del... ¡60 %! Encuestas privadas que se efectuaron sobre el sector abstencionista arrojaron las siguientes conclusiones:
El 32% expresa su «disgusto» con el sistema, y el 26 % admite que lo suyo es cuestión de dejadez: no tienen tiempo para registrarse, y mucho menos para votar. El 22% alega que no le gusta ninguno de los candidatos, y el 20% dice que el resultado «no tendrá mucho efecto» en su vida.
La situación en Europa no es demasiado diferente. A los datos nos remitimos:
"Las primeras elecciones al Parlamento Europeo en la Europa de los 25 se han caracterizado por el castigo a las fuerzas políticas en el poder en los distintos Estados -especialmente en grandes países como Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido- y por una baja participación, que en el conjunto de la UE ha sido de un 44,2% al cierre de los colegios electorales" según el diario derechista español El Mundo. A continuación ofrece un paneo, país por país, del cual sólo extraeremos algunas muestras:

Alemania

En Alemania se confirma el descalabro del Partido Socialdemócrata (SPD), socio mayoritario de la coalición de Gobierno, que sólo logró un 21,5% de los votos, el peor resultado de su historia en unos comicios nacionales. En las últimas elecciones europeas de 1999, el Partido Socialdemócrata obtuvo el 30,7 por ciento de los sufragios.
La participación electoral fue del 43%. (Abstención: 57 %)

Austria

La participación en este país ha sido del 41,8%. (Abstención: 59 %)


Dinamarca

El índice de participación ha sido del 47,9%, casi tres puntos menos que hace cinco años.

Estonia

El Partido socialdemócrata SDE ha ganado las elecciones en Estonia, con un 36,8% de los votos, lo que le da 3 escaños en el Parlamento Europeo. El resto de partidos han conseguido un escaño cada uno con el siguiente porcentaje de votos: K (centro liberal) 17,5%, ER (liberal) 12,1% y IL (patriótico) 10,4%.
La participación ha sido del 27%. (¡73 % de abstención!)

Holanda

El primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende (CDA) se mostró contento con la participación electoral (39,1%), lo que "significa que Europa dice más a los ciudadanos". (¡61 % de abstención!)

Estos son algunos de los que se permiten cuestionar el triunfo de Chávez y tildarlo de "antidemocrático". No diremos más. Las estadísticas -sus propias estadísticas- son más elocuentes que cualquier palabra.
Mira també:
http://carreras-h.galeon.com

This work is in the public domain
Sindicat