Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
16 ago 2004
mándaselo a tus panas 
Caracas, 15 Ago. El astro del fútbol mundial, Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, a propósito del momento de gran importancia para el país, como los es la realización del referendo, este domingo.

"Vengo a manifestarle mi más profundo respeto y mi más sincero apoyo, frente a este momento histórico que vive el pueblo de Venezuela, que sin duda apoyará la bravura y valentía patriótica con que usted dirige los destinos de su tierra", dice la misiva.

Maradona, en la carta, coincide en expresar que no cabe duda, "como bien usted manifestó en su conferencia de prensa en esta semana: 'El verdadero enemigo de Venezuela es el presidente (de Estados Unidos George) Bush, que es la peor amenaza del mundo, y él será derrotado el domingo", frase que en opinión del destacado deportista es una "frase digna de un contemporáneo Simón Bolívar como el que usted representa".

En una carta elocuente, Diego Armando Maradona expresa que la fuerza e impulso que imprime el jefe del Estado venezolano en la lucha contra la amenaza imperialista en defensa de los verdaderos intereses de libertad y la dignidad del pueblo venezolano, sólo le hacen sentir "un profundo orgullo de saberlo hermano latinoamericano".

El documento concluye con una expresión de estima, solidaridad, y señalando: "Dios, que guía nuestros caminos, y la Patria venezolana son y serán testigos de su brava lucha".

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
16 ago 2004
a ponerse ciego , hasta el culo , a rebentar de perico , si es que la mierda siempre aflora... luego dirá que se fue a "desintoxicar" y simplemente irá a vivir del cuento y la "rallita"
Re: Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
16 ago 2004
Todos somos Diego
Por zorn
ás sobre otras formas de ver el fútbol

Todos somos Diego

de Wu Ming [Wu Ming 1 y Wu Ming 3]

La autobiografía del Pibe se titula âYo soy Diegoâ?. Maradona se la ha dictado a dos periodistas compatriotas suyos, Daniel Arcucci y Ernesto Cherquis Bialo. Ha aparecido en América Latina y en España en septiembre de 2000. En Argentina ha batido todos los records de ventas y en España ya van por la quinta reimpresión. Veintiocho países han adquirido los derechos de traducción. Un año después todavía no hay una edición italiana.

El libro está dedicado a un pequeño grupo de personas, entre las que destaca Fidel Castro (ây, por él, a todo el pueblo cubanoâ?). Los recuerdos de una infancia subproletaria y de una carrera controvertida en sus inicios dejan lugar a una verdadera memoria defensiva, en realidad un acto de acusación contra el sistema del fútbol, sistema que todavía hoy se niega a aceptar que este âenanoâ?, este âpaletoâ?, este âdrogadictoâ? ha sido el mejor jugador de todos los tiempos y el autor del más bello gol de todos los tiempos (contra Inglaterra, México 86, siete adversarios driblados incluido el portero).

A ratos autocrítico hasta despellejarse, a ratos autoindulgente, Diego desgrana escándalos (cocaína, detenciones, procesos, el retiro a Cuba para desintoxicarse, etc.), fanfarronadas (¿quién más definiría una falta de mano como âel gol de la mano de Diosâ??), accidentes (el vasco Goicoechea le destrozó una pierna), excesos (en una ocasión recibió a los paparazzi a escopetazos) y batallas (la constitución de un sindicato internacional de jugadores de fútbol en el 95). El libro termina con un duro juicio sobre el presente: âTodo ha cambiado desde que los viejos nos hemos retirado. No es que fuésemos más inteligentes, pero entendíamos una cosa: éramos representantes de la gente, representantes del pueblo. Cuando salíamos al campo pensábamos en nuestros viejos, en los trabajadores, en todos...â? Y es que el precepto era: âDar alegría a la gente sin que nos importara el dinero del maletínâ?.

¿Puede un ser humano transformarse en un productor automático de felicidad?

Esta ha sido la pregunta, a menudo obsesiva, que ha acompañado buena parte de la saga futbolística del Pelusa de Villa Fiorito. Hoy, a los 41 años, Maradona ha encontrado la respuesta. Tal vez hoy, más que su increíble pie izquierdo, considera âmágicoâ?, âmilagrosoâ? el estar vivo, âal frente de la luchaâ?, como dicen en Cuba que lo acoge y lo cura con amor y respeto.

Con Diego no hay término medio, no se puede hacer sobre él un juicio âequilibradoâ?, lo ha subrayado él mismo declarando en una entrevista a Gianni Minà: âYo no seré nunca un hombre comúnâ?. Es amado por las multitudes de dos continentes, que lo han convertido en una especie de santo laico, de héroe popular, protagonista de canciones (âSanta Maradonaâ? de Mano Negra), tebeos (âEl Diéâ?) y páginas memorables de escritores como Osvaldo Soriano y Eduardo Galeano. Por otro lado, es odiado hasta el paroxismo por muchos âentendidosâ? y por el establishment del fútbol mundial, que lo consideran persona non grata, o incluso un enemigo público.

Personajes como Havelange, Grondona, Passarella, listillos expertos en mil intrigas y componendas, se erigen en acusadores y jueces en una campaña moralista e hipócrita que ha conseguido situar en el âcamello Maradonaâ? el origen, la síntesis y el culpable de la degradación del fútbol.

Bien visto, ¿cuáles son las culpas de Maradona?

Ante todo, hay quien considera algo malo que un pobre se enriquezca sin ârefinarseâ?, manteniendo los comportamientos y las diversiones propias de la clase trabajadora. Las raíces de Diego están en el barrio y aprovecha cualquier ocasión para confirmarlo. Su boda no fue mucho más hortera que las de muchas exangües âaltezas realesâ?, pero él procede de los bajos fondos y por eso se le puede humillar.

En segundo lugar, haber triunfado en Nápoles, con el Nápoles, lo convirtió en algo excesivo, al margen y por encima del papel asignado tradicionalmente a un campeón. Nápoles lo convirtió en un âcabecilla del puebloâ?, al frente de una incontrolable horda plebeya. En torno a él y a una pregunta retórica, â¿Sabes por qué me late el corazón?â? se creó una vasta comunidad, una red social que todavía existe, si es que es cierto -y lo es- que decenas de abogados y fiscales napolitanos trabajan gratis para exculparlo de las acusaciones de evasión fiscal.

Por último, Diego es políticamente incómodo, sabe ganarse nuevos enemigos âexplayándoseâ? sobre el indulto a los generales argentinos, sobre Cuba y el âCheâ?, que en su país natal sigue siendo considerado un terrorista: âCuando llegué a Italia, país ejemplar por sus huelgas y luchas obreras, y vi que en cada manifestación había banderas con su cara, negra sobre fondo rojo, comencé a leer, leer, leer...â?

Con todo, a pesar del sexo, drogas y rockânâroll, hasta el mundial del 94 la caída en desgracia de Maradona fue gradual y se limitaba a consideraciones hipócritas (âNo es un buen ejemplo para nuestros jóvenesâ?). Fue el júbilo luciferino por el gol contra Grecia lo que le convirtió en una especie de Bin Laden del fútbol: esa expresión de desafío y rivalidad era intolerable y fue el verdadero motivo de su exclusión. ¿La efedrina? Una tontería, poco más que un integrador alimenticio. Ya desde mucho antes, y también después, se ha visto muchas veces en el mundo del deporte. Años después sabemos que las pruebas que hicieron que Diego diera âpositivoâ? y fuera víctima de largas descalificaciones fueron manipuladas, dirigidas y gestadas políticamente. Algo que sabemos todos es que la cocaína no lo hacía jugar mejor, al contrario, y que nunca se dedicó a importarla a Italia ni a ninguna otro lugar. Y que su âpequeño vicioâ? lo tienen muchos dentro y fuera de la slut machine del fútbol. De acuerdo, Maradona no ha sido un ejemplo. Pero es que no tenía que serlo. Ha sido un futbolista, el mejor.

La publicación de âYo soy Diegoâ? podría ser un buen pretexto para reabrir el expediente Maradona, pero todavía más parece serlo el agujero negro creado por su ausencia en nuestras librerías.

¿Existe en Italia un tabú Maradona?

No à Traducción.- Hugo Romero
Re: Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
16 ago 2004
Stand Strong Diego!
Re: Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
16 ago 2004
Maradona es un yonki.
Chavez es un COMUNISTA, amigo vuestro, y es peor que Franco y vosotros le defendeis.
Cada día me pareceis mas subnormales :D
Un saludo guarros y ¡¡¡Arriba España!!!
Re: Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
16 ago 2004
ke takuestes soplagaitas...
Re: Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
16 ago 2004
Vinga rateta torna a la claveguera que ja estan a punt de donar el casimiro, i si t'en vas molt tard a dormir després et pixes al llit.
Re: Diego Armando Maradona, envió un mensaje de respeto y sincero apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
28 gen 2005
Para el hijo de perra que escribio viva Galicia, tu dices que chavez es peor que el fasista de franco, bueno me parace que la amnesia y la ignorancia te han comido las pocas neuronas que debes tener, un mundo sin gente como tu seria definitivamente un mundo mejor. Viva Chavez viva una gran America latina unida y abojo el fasismo. Todos juntos a derrotar a la elite fasista y terrorrista
Sindicat