Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Venezuela ¿y si se atreven qué? Revolución!!
14 ago 2004
Ante el referendum del próximo 15, se abren una serie de alternativas por parte de las organizaciones sociales.
milicias.jpg
votos y balas.jpg
colon.jpg
VENEZUELA: ¿Y si se atreven, qué?... Revolución
por Roland Denis: PNA-M13 Friday August 13, 2004 at 02:41 PM

El referéndum como lo habíamos advertido se iba a constituir en un fabuloso escenario para el despliegue de un potencial extraordinario de movilización, organización, debate, de liberación hasta cierto punto de muchos puntos de organización popular que por tiempo fueron atrapados por la dinámica burocrática que han introducido los partidos afectos al gobierno; la ordenada o desordenada espontaneidad con que se han venido construyendo las patullas, los comandos locales y la preparación para la defensa, en medio del caos propio de nuestro mundo, la participación y el protagonismo de la gente en su dirección, es el mejor testimonio de ello. El referéndum se ha hecho parte de una lucha que se inscribe en medio de un momento histórico donde se intenta construir un único orden mundial comandado por las fuerzas bélicas, tecnológicas, comunicacionales y por supuesto económicas que liderizan los EEUU y el llamado G8. Venezuela y el gobierno bolivariano se han convertido desde la irreverencia a este intento criminal y satánico en una clara anomalía inaceptable para esta lógica supranacional de dominio, sin importar las concesiones, los perdones, las ambigüedades y los límites sobre los cuales se soporta el proceso revolucionario. De allí que el referéndum lejos de ser un simple acto electoral es un momento más de una lucha que no tendrá fin hasta tanto no se defina quien es el que logra imponerse: o este imperio macabro o las fuerzas de liberación que se potencian en la revolución bolivariana tanto en nuestra tierra como el resto de nuestra américa.


El referéndum como lo habíamos advertido se iba a constituir en un fabuloso escenario para el despliegue de un potencial extraordinario de movilización, organización, debate, de liberación hasta cierto punto de muchos puntos de organización popular que por tiempo fueron atrapados por la dinámica burocrática que han introducido los partidos afectos al gobierno; la ordenada o desordenada espontaneidad con que se han venido construyendo las patullas, los comandos locales y la preparación para la defensa, en medio del caos propio de nuestro mundo, la participación y el protagonismo de la gente en su dirección, es el mejor testimonio de ello.

Por ese lado, sin duda que el referéndum ha sido una de las experiencias que ha permitido provocar los mismos saltos cualitativos dentro del espacio popular que se produjeron el 13 de Abril y lo que fue la retoma de PDVSA o resistencia masiva al saboteo oligárquico e imperial de aquella fecha. Esto como era de esperarse iba a estar cruzado por un conjunto de tensiones a nivel nacional e internacional en la medida en que el despliegue de multitudes se hiciera más intenso: hoy el fondo rojo y el negro duro del NO llena las paredes del país y ya es irreversible la victoria voto a voto del presidente Chávez. El referéndum se ha hecho parte de una lucha que se inscribe en medio de un momento histórico donde se intenta construir un único orden mundial comandado por las fuerzas bélicas, tecnológicas, comunicacionales y por supuesto económicas que liderizan los EEUU y el llamado G8. Venezuela y el gobierno bolivariano se han convertido desde la irreverencia a este intento criminal y satánico en una clara anomalía inaceptable para esta lógica supranacional de dominio, sin importar las concesiones, los perdones, las ambigüedades y los límites sobre los cuales se soporta el proceso revolucionario. De allí que el referéndum lejos de ser un simple acto electoral es un momento más de una lucha que no tendrá fin hasta tanto no se defina quien es el que logra imponerse: o este imperio macabro o las fuerzas de liberación que se potencian en la revolución bolivariana tanto en nuestra tierra como el resto de nuestra américa.

Sobre esta hermosa experiencia colectiva y este cuadro de lucha por la vida avanzamos hacia el 15 de Agosto. Ahora bien, hay tres cosas que ya a estas alturas resaltan como puntos de expresión nítida de este enfrentamiento y para ello tenemos que tener respuestas claras y planificadas.

El primero es el cuadro de violencia y enfrentamiento que intenta y se intentará seguir promoviendo hasta el momento de la votación. Serenidad y alegría hermanos que allí no hay nada que buscar, déjenlos que se vuelvan locos provocando choques o incluso accionando planes terroristas con la intención de generar miedo y desencanto masivo para buscar efectos colaterales en el momento del voto o la excusa para deslegitimar el referéndum mismo. Allá ellos con su impotencia para el goce vital y sus frustraciones sexo-políticas, mientras nosotros seguimos pariendo mundos y bellezas que a los pueblos de la tierra dedicamos.

El segundo es mucho más preocupante y complejo en sus efectos: se ha desatado un proceso popular y constituyente sobrado en hermosura y libertad; sin embargo, el pedazo de estado que en momentos hasta tenemos que defender sigue siendo un camastrón colonizado e infectado de todas las trabas burocráticas y burguesas de nuestras repúblicas inútiles como resultado de la infiltración enemiga, pero también por las ambiciones de poder y la corrupción de seudorevolucionarios. Se trata de un estado que ha permitido, por un lado, que el fascismo y el imperio sigan siendo los dueños del CNE y en particular de sus nudos informáticos internos. El REP nunca se depuró y lo peor es que toda la maquinaria, sistemas, Smartmatic, CANTV, en fin toda la tecnología a través de la cual se manejará el proceso electoral está en sus manos, por lo cual a estas alturas podemos decir que pueden hacer lo que les da la gana con los resultados del voto, poniéndolos en el porcentaje que les guste, no habiendo hasta los momentos ningún mecanismo de auditoria física del voto ni de los sistemas tecnológicos por nuestro lado que corrobore la veracidad o no de los resultados que ellos pondrán en las manos pasivas del CNE. Conclusión: si les da la gana pueden jugar al empate técnico, provocar de allí un caos generalizado y una negociación de última hora, o simplemente forzar una victoria del SI sin que exista modo de refutarlo legalmente al menos en las horas y días inmediatamente posteriores al referéndum. El fraude se convierte entonces en un escenario de altísima probabilidad ante el cual tenemos que estar preparados, siendo la victoria del NO y la votación masiva que nosotros mismos impulsamos una realidad indiscutible. ¿Qué hacemos entonces? Si el fraude se nos impone como una provocación final de una oligarquía rastrera y vencida. La movilización masiva, la huelga general, es ya un acto que el instinto y la voluntad colectiva ha decidido, pero esto tiene que tener forma y dirección política para que cobre sentido el accionar de todo ese potencia llevándolo esta vez hasta sus últimas consecuencias, porque de nada nos sirve el simple hecho de llenar las calles de gentes o rodear Miraflores sólo para expresar nuestra indignación.

El tercer problema por tanto: es tener una agenda política y operativa coherente que nos permita mirar con claridad el salto revolucionario que estaremos obligados a dar más allá de todo legalismo y presión del estado inútil y negociante. Y aquí nos referimos a todas las fuerzas que desde el piso de esta revolución la han defendido, incluidos sus soldados, sus organizaciones populares, de trabajadores, culturales, sindicales, de profesionales, y por supuesto el presidente de la república en la difícil decisión que sabemos tendrá que tomar. Entre el día 15 y 16, si esta podredumbre humana que tiene en sus manos los mecanismos de distorsionarlo todo se atreve a hacer lo que ya puede, pues tendremos en primer lugar que asegurar el control territorial de todos los espacios donde se apuestan nuestras fuerzas, y el propio despliegue popular, tomando los centros estratégicos tanto geográficos como vitales: supermercados, farmacias, fábricas, gasolineras, centros de policía, juntas municipales o parroquiales de gobierno, centros de salud, hospitales, y no faltaba más: los malditos medios de comunicaciones que son la voz del infierno. Sobre este control popular tendrán que irse designando los órganos de gobierno directo de estas instancias en asambleas plenas, donde todos nos involucremos en este acto decisivo de la revolución. Una milicia popular junto a los militares a quienes desde ya hacemos el llamado a acompañar este acto de soberanía definitivo, tendremos que resguardar la seguridad y el orden; no podemos aceptar saqueos, es el control popular sobre los medios de vida y defensa lo que ahora se impone como objetivo de lucha. Y al presidente y todos los representantes bolivarianos de gobierno, les pedimos acompañen esta gesta que el mundo entero estará con nosotros, las consecuencias van a ser muy duras lo sabemos, pero se trata de una decisión natural de un pueblo harto de tanta impunidad, una decisión de liberación, de felicidad de todos. Exigiremos entonces el inmediato control y nacionalización de las telecomunic s en manos de oligarquías y transnacionales, y la inmediata nacionalización de la banca, un gobierno revolucionario hecho con las caras más heroicas y legítimas de nuestra revolución, empezando por el mismo presidente, a quien llamamos a que mantenga las riendas del país y acompañe el verdadero ejercicio de poder de las bases insurrectas y organizadas de un pueblo que definitivamente ha decidido no rendirse y convertirse en una de las bellísimas luces que los seres humanos hoy hacemos brillar con nuestra lucha, nuestros sueños y nuestra creación.

Hasta la victoria siempre Todo el poder para el pueblo

Proyecto Nuestramérica- Movimiento 13 de Abril

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Venezuela ¿y si se atreven qué? Revolución!!
15 ago 2004
Me parece de puta madre que el pueblo se organice por lo que pueda pasar. si pierde el referendum, el Pentagono y sus perros de presa no se van a ir de rositas, los muy hijos de puta. como tampoco en su dia se fueron de rositas los fascistas españoles, el vaticano, hitler y mussolini, cuando en españa triunfó el Frente Popular.
No obstante, hay algo que me duele: los españoles no somos racistas, como dice la pintada de la tercera imagen. a ver, me explico, habra racistas, si, pero de la misma forma que hay racistas en francia, en EEUU, en Venezuela, o en cualquier parte del mundo.en todos los sitios hay racistas. pero ese "españoles racistas" se manifiesta como si no metierana todos en el mismo saco. yo, mismamente, soy español, y no soy racista. y conozco a MUCHISIMOS españoles que tampoco son racistas. generalizar es peligroso
Re: Venezuela ¿y si se atreven qué? Revolución!!
15 ago 2004
es apenas una pintada Féliz. Ocurre que muchos españoles en Venezuela son de las clases medias y altas, y están contra Chávez. El anterior presidente de la Patronal, que sucedió al golpista Pedro Carmona, es un español, por ejemplo. Aznar era tan conocido en Venezuela como en España, porque tuvo una participación en el golpe de Estado, cuando reconoció como presidente al Carmona. Si a esto sumamos el papel voraz y explotador de las multinacionales españolas (REPSOL, BBVA, TELEFONICA, ENDESA, SANTANDER, etc), tal vez pueda "comprenderse" la pintada.

Pero por la misma vía, hay muchos españoles, catalanes, valencianos, gallegos, canarios, etc., que viven en Venezuela y APOYAN el proceso. Es más, de todo el Estado Español han salido para venezuela brigadas de solidaridad , y éso allá se conoce, sobretodo en los barrios más pobres.

En cualquier caso, coincidimos. Generalizar es una estupidez...
Sindicat