Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
Laudelino Iglesias sale en libertad tras 23 años y medio de prision, quince de ellos en regimen FIES
10 ago 2004
Laudelino Iglesias sale en libertad tras 23 años y medio de prision, quince de ellos en regimen FIES.

(F- Contrainfos-Valencia )
Laudelino Iglesias, vecino de Barakaldo, salió ayer de la prisión de Picassent, tras estar encarcelado ininterrumpidamente desde octubre de 1980.

Iglesias llevaba quince años incluido en el fichero especial FIES, por haber participado en protestas para denunciar la situación en la que se encuentran los presos en las cárceles españolas. Su estancia en prisión ha estado marcada por la denuncia de la dispersión y la tortura y la consiguiente represión.

El preso de Barakaldo Laudelino Iglesias abandonó ayer la cárcel de Picassent después de permanecer casi 24 años en prisión, según informó la plataformaAmaitu de la localidad de Ezkerraldea.
En el exterior, a Iglesias le esperaban varios miembros del sindicato CGT y del Ateneo Libertario Al Margen, con quienes se fue a comer. Según Amaitu, Iglesias tiene previsto quedarse en Valencia, aunque piensa visitar Euskal Herria a mediados de setiembre.

Iglesias fue encarcelado en octubre de 1980 y en 1991 participó activamente en la creación de la Asociación de Presos en Régimen Especial-reconstituida (APRE-r-), así como en protestas y motines que se produjeron en esos años en las prisiones españolas por parte de centenares de presos , lo que le supuso ser incluido en el denominado Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES).

La estancia penitenciaria de Iglesias se ha caracterizado por su compromiso en las movilizaciones y protestas colectivas de los presos en lucha por el fin del FIES y la dispersión y la excarcelación de todos los presos enfermos.


Denuncias de palizas y torturas

Junto a ello, ha denunciado haber sido objeto de decenas de palizas y torturas en prisión, por las que los funcionarios le habían acusado de calumnias, lo que suponía el riesgo de añadir más años a su condena. De hecho, acumuló 24 años de cárcel por «sanciones derivadas de protestas para denunciar el régimen FIES».

A pesar de permanecer más de 23 años en prisión, Iglesias tenía sus dudas sobre si iba a ser liberado, según confesaba en una carta que escribió en octubre de 2003. «Veremos a ver si me liberan de una puta vez, porque yo no he estado ni intentado ningún golpe de Estado, ni he torturado a nadie hasta la muerte para luego enterrarlos en cal viva de forma clandestina, ni he robado miles de millones a los trabajadores aprovechando ser director de banco o el tráfico de influencias, ni me he llevado miles de millones traficando con armas o con drogas, ni por ningún caso de esos que entran por una puerta de la cárcel y al poco tiempo están en la calle».

«Estoy preso, como la inmensa mayoría de los presos, por el simple y maldito delito de ser pobre o haber nacido pobre (aparte de mis ideas libertarias), lo que nos empuja a buscarnos la vida al margen de la ley, porque por experiencia sabemos que la ley explota y oprime a los trabajadores, que está hecha por los ricos (nuestros explotadores) y a la medida de los ricos para proteger y defender sus malvados intereses perjudicando al prójimo», añadía.

Asimismo, en esa carta denunciaba que debido a su larga estancia en prisión había podido observar de cerca «los cambios que se han venido en las cárceles y las macrocárceles nuevas que se han venido construyendo a partir de 1985 aproximadamente y las que se quiere seguir construyendo (como las de Zuera, Dueñas o Villena, que son todas iguales). Mi conclusión es la siguiente: Todos los cambios que se han venido produciendo han ido siempre en beneficio de los carceleros y en perjuicio de los presos, sin lugar a dudas».

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Laudelino Iglesias sale en libertad tras 23 años y medio de prision, quince de ellos en regimen FIES
11 ago 2004
LLibertat pressos politics!!

L'Estat espanyol pressó de pobles!!!
Re: Laudelino Iglesias sale en libertad tras 23 años y medio de prision, quince de ellos en regimen FIES
11 ago 2004
Politicos-sociales...presos iguales,ademas...Que preso no es politico?

Salud.
Re: Laudelino Iglesias sale en libertad tras 23 años y medio de prision, quince de ellos en regimen FIES
11 ago 2004
Versión Original.


BILAKETAK


10/08/04 |

Euskal Herria >

Laudelino Iglesias sale a la calle tras 23 años y medio, quince de ellos como FIES
Laudelino Iglesias, vecino de Barakaldo, salió ayer de la prisión de Picassent, tras estar encarcelado ininterrumpidamente desde octubre de 1980. Iglesias llevaba quince años incluido en el fichero especial FIESpor haber participado en protestas para denunciar la situación en la que se encuentran los presos en las cárceles españolas. Su estancia en prisión ha estado marcada por la denuncia de la dispersión y la tortura y la consiguiente represión.


IRUÑEA


El preso de Barakaldo Laudelino Iglesias abandonó ayer la cárcel de Picassent después de permanecer casi 24 años en prisión, según informó la plataformaAmaitu de la localidad de Ezkerraldea.
En el exterior, según confirmó a GARA la emisora valenciana Ràdio Klara, a Iglesias le esperaban varios miembros del sindicato CGT y del Ateneo Libertario Al Margen, con quienes se fue a comer. Según Amaitu, Iglesias tiene previsto quedarse en Valencia, aunque piensa visitar Euskal Herria a mediados de setiembre.

Iglesiasfue encarcelado en octubre de 1980 y en 1991 participó activamente en la creación de la Asociación de Presos en Régimen Especial-reconstituida (APRE-r-), así comoen protestas y motines que se produjeronen esos años en las pri- siones españolas por parte de los presos sociales, lo que le supuso ser incluido en el denominado Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES).

La estancia penitenciaria de Iglesias se ha caracterizado por su compromiso en las movilizaciones y protestas colectivas de los presos en lucha por el fin del FIES y la dispersión y la excarcelación de todos los presos enfermos.


Denuncias de palizas y torturas

Junto a ello, ha denunciado haber sido objeto de decenas de palizas y torturas en prisión, por las que los funcionarios le habían acusado de calumnias, lo que suponía el riesgo de añadir más años a su condena.

De hecho, acumuló 24 años de cárcel por «sanciones derivadas de protestas para denunciar el régimen FIES».

A pesar de permanecer más de 23 años en prisión, Iglesias tenía sus dudas sobre si iba a ser liberado, según confesaba en una carta que escribió en octubre de 2003. «Veremos a ver si me liberan de una puta vez, porque yo no he estado ni intentado ningún golpe de Estado, ni he torturado a nadie hasta la muerte para luego enterrarlos en cal viva de forma clandestina, ni he robado miles de millones a los trabajadores aprovechando ser director de banco o el tráfico de influencias, ni me he llevado miles de millones traficando con armas o con drogas, ni por ningún caso de esos que entran por una puerta de la cárcel y al poco tiempo están en la calle».

«Estoy preso, como la inmensa mayoría de los presos, por el simple y maldito Œdelito’ de ser pobre o haber nacido pobre (aparte de mis ideas libertarias), lo que nos empuja a buscarnos la vida al margen de la ley, porque por experiencia sabemos que la ley explota y oprime a los trabajadores, que está hecha por los ricos (nuestros explotadores) y a la medida de los ricos para proteger y defender sus malvados intereses perjudicando al prójimo», añadía.

Asimismo, en esa carta denunciaba que debido a su larga estancia en prisión había podido observar de cerca «los cambios que se han venido en las cárceles y las macrocárceles nuevas que se han venido construyendo a partir de 1985 aproximadamente y las que se quiere seguir construyendo (como las de Zuera, Dueñas o Villena, que son todas iguales). Mi conclusión es la siguiente: Todos los cambios que se han venido produciendo han ido siempre en beneficio de los carceleros y en perjuicio de los presos, sin lugar a dudas».



Hepatitis, huelgas de hambre, agresiones y aislamiento
GARA

BILBO

En setiembre de 2001, la plataforma Amaitu explicó que Laudelino Iglesias inició una nueva huelga de hambre en denuncia de «la vulneración de derechos que padecen los presos FIES» y por el traslado que sufrió desde la cárcel de Valladolid a la de Picassent, lo que supuso un deterioro de sus condiciones de vida.

En aquel entonces, Amaitu denunció que Iglesias padecía «varios tipos de hepatitis y un deterioro físico enorme» como consecuencia de otras dos huelgas de hambre que había llevado a cabo por el mismo motivo.

La plataforma de Barakaldo añadió que uno de los motivos por los que Iglesias retomó la huelga de hambre era «la escasa asistencia médica que recibía, además siempre esposado y a través de las rejas».

Asimismo, Amaitu relató que, mientras se encontraba en huelga de hambre en 2001 y llevaba 16 días de ayuno, Iglesias padeció una agresión y, como consecuencia, tuvieron que aplicarle puntos de sutura. Le fracturaron el tabique nasal y le habían pateado la cara».


Sin poder ver a su madre

Asimismo, Iglesias ha permanecido más de doce años sin poder ver a su madre, «que sufre una grave enfermedad que le impide acudir a visitarle».

Junto a ello, la plataforma Amaitu de Barakaldo reveló que Iglesias «ha sufrido sanciones, aislamiento, dispersión, secuestro de correspondencia y prohibición de visitas».

La situación que atravesaba Laudelino Iglesias ha sido denunciada en numerosas ocasiones a través de movilizaciones que se han llevado a cabo en Barakaldo, ya que al igual que presos políticos de esta localidad de Ezkerraldea como JonAldana, Fernando Etxegarai o Txutxin Bollada han permanecido en prisión tras haber cumplido las tres cuartas parte de la condena impuesta por los tribunales.

Asimismo, formaciones como Batasuna, EA o IU-EB, sindicatos como ESK, ELA o LAB, además de Gestoras pro-Amnistía, Senideak-Gureak y Salhaketa habían mostrado su apoyo a la reivindicación para excarcelar a Iglesias.








Iritzia
Ikusmira

Etorkizunezko politikak behar ditu lehen sektoreak
Editoriala

El átomo no es la alternativa
Paperezko lupa
Maite Soroa
Savater y los «camisas azules»
Koma
Olaso
Reivindicación
Jo puntua
Jon Odriozola - Periodista
La pócima de hematocrito
Gaurkoa
Mikel Arizaleta - Traductor
¡Enikekamen!
Gutunak

Xirika eta Kepa Ordoki
Kolaborazioak
Enrique Miranda García - Arquitecto Urbanista
Sobre el apoyo del Colegio de Arquitectos al TAV
Txokotik
Iñaki Lekuona
Días de humo
De reojo
Raimundo Fitero
Jóvenes




Dossier
Documentos
Agenda
Telefonoak
Farmaziak
Eguraldia
Iruditan
Fotos de la semana
Agenda
Suscripciones
Harremanak
@Gara
Publicidad
Bilaketak
Loturak
Euskal Herria
Herriak
Gizartea
Kultura
Ekonomia
Mundua
Kirolak
Iritzia

Baigorri Argitaletxea S.A Gipuzkoa: Portuetxe, 23-2.a/20018 Donostia
Tel 943 316999/FAX 943 316998
Sindicat