Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
porque la preocupacion?
09 ago 2004
En medio de la andanada de propaganda y despliegue de cubrimiento âinformativoâ? de los medios de comunicación, las permanentes afirmaciones y declaraciones de los miembros del alto gobierno fascista y las infaltables aseveraciones y gestos de asentimiento de los empleados de la oligarquía en los gremios; surgen serias dudas sobre la realidad que ellos viven.
Aseguran que el desempleo se redujo ¿dónde?. Que los programas sociales funcionan a las mil maravillas ¿adónde?. Que se siente la recuperación económica ¿do?. Que las Zonas de Rehabilitación ha generado seguridad y control ¿Cómo?. Que el gobierno y sus instituciones son respetuosas de los derechos humanos ¿Que qué?. Que disminuyen la corrupción y la impunidad, otro ¿dónde?. Que mantienen absoluta disposición de paz y entendimiento, otro ¿Que qué?. Que el corazón grande y la mano firme ¿cómo, dónde, cuándo, qué?

Agregamos otros espectaculares ¿cómo, cuándo, qué, porque, para qué?, llenos de duda y asombro, a las afirmaciones diarias con respecto a las declaraciones referentes al conflicto armado como: Que se entregaron 3, 5, 15 guerrilleros y se acogieron al programa de rehabilitación. Que detuvieron a 1,3, 5, 29 âbandidosâ? de la guerrilla. Que âdieron de bajaâ? en combates 1, 3, 6, 30 subversivos. Que las caravanas âvive Colombia...â? se desarrollan sin ningún contratiempo. Que los índices de inseguridad merman.

Y la perla más grande de este interminable rosario, a cargo del jefe criollo de la comparsa, el dictador Uribe Vélez; que en Colombia no hay una guerra sino lucha contra el terrorismo, esta si agota la capacidad de asombro y sólo queda abrir los ojos y subir las cejas.

Según esa realidad que nos describen, se podría afirmar que las FARC-EP están a punto de desaparecer, pues diariamente sufre decenas de bajas entre desertores, presos y muertos. Y cualquiera se preguntaría: Por qué se preocupan tanto por una organización que no tiene respaldo social? Que se esta desmoronando, pues sus integrantes se están entregando? Qué temor hay, si las Fuerzas Militares Oficiales controlan todo el territorio nacional? Por qué alarmarse ante una âcaterva de bandidosâ? sin norte político?.

Para completar, en el colmo de los colmos, manejan diferentes discursos, de acuerdo al momento y al auditorio, pero siempre lejano de la realidad, en otras palabras pura carreta para engañar a la opinión pública nacional e internacional, en la cual ocurre un fenómeno interesante, los poderosos y sus acólitos que quieren creer esas mentiras y los pueblos, incluido el nuestro, que sabe de los malabares y manipulaciones en el tema de la âinformaciónâ?.

El pueblo en armas, que son las FARC-Ejército del Pueblo, sigue su camino en la construcción de la Nueva Colombia, mantiene sus propuestas y banderas en alto y como fiel interprete de los intereses populares, cuenta con amplio respaldo social, lo que explica no sólo su permanencia y presencia en la vida nacional, sino su crecimiento en cantidad y calidad. De no ser así, se preocuparían tanto por nuestra existencia y nos dedicarían tan alto porcentaje de su desinformación?

Basta una mirada a la situación nacional para entender que están hablando de otro país el de ellos y sus amos imperiales, ese que nada tiene que ver con el de las mayorías nacionales, ese que sueñan construir sobre la base del saqueo y la explotación para su beneficio. Ahí están pintados, creen que el pueblo es bobo, que no oye, ni ve, ni entiende, que no piensa, tampoco recuerda y menos analiza. Como si los colombianos viviéramos en Babia.

Quienes enfrentamos la realidad diariamente, nos preguntamos ¿en que país viven, esos señores y señoras?. Porque es evidente la crisis generalizada en la que han sumido a Colombia; el desmoronamiento económico, la ruptura social, la corrupción y la impunidad campeando por todos los círculos oficiales, la agudización de la confrontación social y armada ante el desarrollo de políticas que sólo pretenden atizar la hoguera de la guerra en el propósito de lograr, a sangre y fuego, la paz de los sepulcros.

Cada día millones de colombianos y colombianas construimos, hombro a hombro, las soluciones a nuestros problemas, nos alistamos para sacar del poder a esa clase corrupta y ladrona, responsable de la crisis que vivimos, seguramente se irán a llorar sus desgracias en las faldas de su amo, tal vez a Miami, linda tierra convertida en nido de víboras, vampiros y gusanos.

Crece, firmemente la organización política popular, pilar de la democracia futura, ahí están el Partido clandestino, el Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, las milicias y el Ejército del Pueblo, las FARC. Sobre esta realidad, la de las mayorías nacionales, nada dicen los pulpos de la desinformación, no les conviene y creen que cerrando los ojos ante ella, ésta desaparece.

Este 27 de Mayo cumplimos como organización político-militar, 39 años de existencia, dirán que mucho tiempo y nada de los objetivos, sin embargo es largo el camino recorrido y seguros estamos que el avance en el logro del bienestar del pueblo es más y mayor que en los 181 años que tienen en el poder los que sólo se han preocupado por sus bolsillos e intereses, los que traicionaron los ideales de la gesta heroica conducida por El Libertador Simón Bolívar, cuya espada no descansa, hasta lograr la definitiva independencia.

This work is in the public domain
Sindicat