Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral : amèrica llatina
un sindicalista colombiano asesinado cada 3 dias
09 ago 2004
Capitanejo es un pequeño municipio del departamento de Santander en el nororiente colombiano, enclavado en las profundidades del Cañón del Chicamocha, de ardiente clima, de cabras en las laderas casi desérticas de la cordillera y de tabaco en el valle. Desde tiempos inmemoriales este es el cultivo de la región. Las empresas COLTABACO y PROTABACO se encargan del proceso fomento y mercadeo del tabaco.

Después de varios intentos y con el tiempo, los trabajadores lograron crear la seccional de SINTRAINTABACO, convirtiéndose en el único sindicato del pueblo y el centro de debate de la problemática local y nacional. Tras largos años de duras luchas, los trabajadores tabacaleros lograron arrancar algunas conquistas, por llamar de alguna forma a derechos elementales de los trabajadores.

Ciro Arias fue el presidente del sindicato en los últimos tiempos, un joven de la región que quería salir adelante y, que, comprendió que esto sólo era posible, organizado en el sindicato con sus compañeros y junto con los pobladores de la región. Le resto tiempo a su familia, se alejó del billar y los amigos para así, dedicarle el tiempo requerido a la formación y organización del sindicato.

Ciro hablaba con entusiasmo, de cómo se venían organizando los pequeños productores de tabaco para arrancar mejores precios y condiciones de créditos a las tabacaleras. Entusiasmo que no era compartido por las empresas tabacaleras ni por los ricos y los caciques políticos del pueblo, quiénes lo calificaban de agitador peligroso y así lo hicieron conocer de la Brigada XX del ejército, la que prometió solución al problema. El 24 de abril Ciro salía de su casa para dirigirse al trabajo cuando fue asesinado por un grupo "paramilitar".

Queda una familia desamparada, un sindicato atemorizado, unos cultivadores que se debaten entre el terror y sus justos reclamos a las tabacaleras, un pueblo que duda entre la lucha por sus derechos y el terror. Esto es TERRORISMO DE ESTADO.

El 26 de abril en la ciudad petrolera de Barrancabermeja cayó abatido por las balas de los "paramilitares" el sindicalista de la rama de la educación Robinson Badillo, dos días después cerca del lugar pero en el departamento de Antioquia fue asesinado el sindicalista de la industria de la construcción Jaime Alonso Duque y el mismo día pero en el sureño departamento del Cauca el sindicalista Francisco Cifuentes, un mes atrás en el Caribe cayo ejecutado Ricardo Orozco sindicalista de los hospitales.

En marzo fue asesinado el presidente del sindicato de las bananeras y el presidente y vicepresidente del sindicato de la multinacional Drummotd , y, ... !!! son 36 sindicalistas asesinados en cuatro meses, uno cada tres días, 115 el año 2000, 4500 en los últimos 15 años !!!. Y... no pasa nada, absolutamente nada. ¿Que pasaría sí los muertos fueran gerentes o patronos, uno cada tres días, 115 en el año?

¿ Sería el mismo silencio cómplice o aprobatorio de la gran presa nacional e internacional, de los organismos internacionales como la OEA, la ONU, organismos colombianos y mundiales de derechos humanos y ONGs?

Mientras la base sindical es exterminada, en la cúpula, el ex -secretario de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT Angelino Garzón pasa a Ministro de Trabajo y a precandidato presidencial, al igual que el actual secretario de la Central, quién también esta en campaña presidencial. La gran prensa los llama la izquierda viable, la izquierda democrática, la izquierda no violenta. ¿No será la izquierda armada por el establecimiento para adornar un Estado Terrorista?

El 22 de abril el semanario del Partido Comunista Colombiano VOZ denunció la vinculación del ejército en varios crímenes ejecutados supuestamente por paramilitares en el departamento de Nariño, el articulo estaba firmado por el periodista Flavio Bedoya, ocho día después fue asesinado.

¿Que relación hay entre una empresa tabacalera, otra de la construcción, las multinacionales, los ministerios de Salud y de Educación, los paramilitares que asesinan a los sindicalistas de esas empresas, el ejército que ampara los crímenes, cuando no es que los comete directamente, la gran prensa que calla y cuando dice algo es para decir que el ejército no tiene nada que ver con los paramilitares, el gobierno que grite a todo pulmón que los militares son inocentes de los crímenes?

Unidad de cuerpo es esto, no son algunos militares aislados los que son paramilitares, como lo dice alegremente el presidente Pastrana. Cuando Ardila Lulle, dueño del principal Grupo Económico, pone RCN televisión al servicio del paramilitarismo, las multinacionales, los ministerios, los obispos, el ejército, la policía silencian el asesinato de un sindicalista cada tres días, esto se llama Terrorismo de Estado. ¿ Y... usted que dice?

This work is in the public domain

Comentaris

Re: un sindicalista colombiano asesinado cada 3 dias
10 ago 2004
Esos asesinos del pueblo pagarán caros sus crímenes. ¡Adelante el sindicalismo revolucionario!
Sindicat