Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
noticias de colombia y la lucha de su pueblo
09 ago 2004
Da vergüenza y produce lástima e ira ver a Luis Guillermo Velez, Director Nacional del Partido Liberal, dando declaraciones a la salida de la reunión con Thomas Pickering cuando éste les expuso a él y a Horacio Serpa Uribe, ex candidato presidencial liberal, las bondades del plan Colombia.

No queda otra alternativa que rememorar al Coronel Aureliano Buendía en Cien años de Soledad, en el instante que llegó a descubrir que la tierra era redonda. El mismo alborozo debió sentir Luis Guillermo cuando se enteró que los gringos conocían toda nuestra economía, nuestros recursos naturales, nuestra topografía, su biodiversidad y hasta el comportamiento de cada colombiano pero, al parecer, poco de la historia de este bravo pueblo.

Eso para él son cosas muy grandes ¡Maravillosas!. Luis Guillermo no encuentra palabras para expresar su asombroso descubrimiento de tanta grandeza. Está ensimismado. Le parece una revelación divina. No sabe como agradecer tanta alabanza. ¡OH SORPRESA! Thomas Pickering sabía algo más de Colombia que el lucrativo negocio del narcotráfico que tantas satisfacciones había dado a EE UU por la enorme cantidad de dólares lavados allí.

Y es que, Luis Guillermo es uno de esos típicos representantes de los politiqueros colombianos que se vuelven sordos, ciegos y mudos frente a la intervención gringa en nuestro país; que embelesados en mirar su sombra "no se dieron cuenta" que los Estados Unidos levantaba minuciosamente un mapa sobre toda las riquezas que poseemos. El petróleo, el oro, las esmeraldas, el platino, el carbón, el uranio, los dos océanos, todos los pisos ecológicos y la amazonía con sus incalculables reservas de biodiversidad y agua, levantaron su codicia.

Apropiarse de tanta riqueza resultaba indispensable y fácil con tantos Luis Guillermos gobernando Colombia. Claro que hay un escollo, una fuerza alzada en armas desde hace 36 años, que lleva en su morral la historia de rebeldía y dignidad de un pueblo que se resiste a ser vasallo, que sigue el camino de la Gaitana, Galán y Bolívar, nombres que seguramente Luis Guillermo tampoco ha oído, y de los que Thomas tampoco les contó, pero que están muy metidos en la conciencia y el corazón de los colombianos.

De esa forma entre pentágonos, CIAS y narcos se encuentra la forma de salvar el escollo en el pequeño gran país y se diseña y aprueba el Plan Colombia pues, como dijo Tom Baschle (Senador demócrata) "si no se aprobaba, perdíamos Colombia, se acababa todo. Teníamos que actuar, comprometer recursos y mostrar liderazgo". Y Luis Guillermo y Horacio, el ex-escudero del ex presidente Ernesto Samper, los felicitan y agradecen porque dentro de este noble plan se asignarán recursos para el Desarrollo alternativo. Claro que nuestros dos héroes, o Herodes, no hicieron números, y no advirtieron que para el tan mentado desarrollo alternativo solo se designaba el 6.1% del total de los recursos, lo que en buen romance significa que cada colombiano tendremos cada año 1,72 dólares es decir, mas o menos cuatro mil pesos para alternativamente desarrollarnos.

Luis Guillermo y Horacio, tampoco calcularon, o de pronto si, que el 93.9% del dinero del Plan Colombia servía para incrementar el capital del complejo militar industrial de los Estados Unidos, el negocio es redondo; engrosar los bolsillos de los generales, que sin guerra se verían reducidos a subsistir de su sueldo; de los guerreristas con o sin uniforme, los famosos asesores que lucran con el negocio de la guerra y, obviamente una migajita, para financiar los viajes de Luis Guillermos y Horacios para que traidoramente bendigan la intervención sobre nuestra tierra.

Cuan bienvenido sería este dinero, y mucho más, si este interés se tradujera en millones y millones de dólares para aliviar la pobreza de América Latina, para condonar la deuda externa que nos agobia a los países de la región, en lugar de sacrificarnos en un conflicto militar de incalculables consecuencias.

Porque, en Colombia hay colombianos que están de pie. No mercenarios. Y en América Latina hay latinoamericanos que están de pie. No mercenarios. Porque, parafraseando a Simón Bolívar, el Libertador, Luis Guillermos y Horacios, ustedes ven tan GRANDE al Plan Colombia y a sus autores, porque siempre han vivido y siempre vivirán de rodillas.

*Lentejos: se utiliza en Colombia, en el sentido bíblico, para designar a la persona o personas que cambian su herencia por un plato de lentejas.

This work is in the public domain
Sindicat