Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
Iñaki Uria: «Lo de Egunkaria se puede repetir»
03 ago 2004
Iñaki Uria salió a última hora de la tarde de ayer de la cárcel de Aranjuez después de que su familia depositara avales por valor de 450.000 euros. Según señaló a GARA minutos después, «al igual que muchos ciudadanos vascos no me siento libre, ya que lo de Œgunkaria’ podría repetirse mañana».
uria.jpg
RUÃEA

Iñaki Uria, consejero delegado de Egunkaria S.A., abandonó ayer a las 19.50 la cárcel de Aranjuez (Madrid) después de que sus familiares depositaran, mediante avales, la fianza de 450.000 euros que le impuso el juez de la Audiencia Nacional española, Juan del Olmo, que inicialmente había llegado a reclamar 600.000 euros. Entre las medidas cautelares impuestas por Del Olmo se incluye, además, la obligación de presentarse todos los días en la comisaría más cercana a su domicilio y la retirada del pasaporte para evitar que salga del territorio del Estado español.

Tras salir de prisión, declaró a GARA que no se sentía libre. «Este es mi sentimiento principal en estos momentos. Al igual que muchos ciudadanos vascos, no soy libre. No tenemos capacidad de decidir y, junto a ello, hay que tener claro que la injusticia cometida con ÅEgunkariaâ aún no ha sido reparada», explicó.

En este sentido, alertó de que el cierre del diario euskaldun, el 20 de febrero de 2003, podría volver a repetirse mañana mismo. «Toda la legalidad que permitió que sucediera lo que sucedió con ÅEgunkariaâ sigue en vigor. No han desaparecido ni el aparato judicial ni un tribunal especial como la Audiencia Nacional, y el pacto que el PP y el PSOE firmaron contra los vascos sigue vigente. Mientras las cosas sigan así, no se podrá conseguir la protección que pedimos tras el cierre de ÅEgunkariaâ para que no vuelvan a repetirse casos como este», se- ñaló el consejero delegado.

Cuantiosa fianza

Preguntado sobre los motivos que ha podido tener el juez Del Olmo para exigirle una fianza tan cuantiosa, Uria manifestó que «el juez desde el principio ha creído que en este caso había una trama gigantesca, y aunque todos sabemos que eso no es cierto, él actúa en base a esa creencia. Pero ésta es una cuestión que habría que plan-tear al propio juez».

A la hora de valorar el apoyo recibido tanto por las instituciones vascas como por la sociedad, Iñaki Uria destacó que «tanto en Euskal Herria como en Catalunya mucha gente ha visto claro que la operación contra ÅEgunkariaâ buscaba también atemorizar a la sociedad vasca. Aznar ya declaró aquellos de Åpensaban que no nos íbamos a atreverâ cuando cerraron ÅEginâ o cuando detuvieron a la Mesa Nacional de HB. También en nuestro caso, demostraron que sí se atrevían a hacer lo que hicieron. Ahora, con la llegada del PSOE, parece que la cosa se ha calmado un poco, pero si hubieraganado el PPhubieran dado más pasos en contra nuestra».

Tortura y prisión

Junto a ello, Uria recordó lo ocurrido durante la operación que supuso el cierre de âEgunkariaâ?. «La mayoría de los ciudadanos vascos sabemos que la tortura es una realidad que existe. A nosotros nos tocó conocer por dentro las tripas del Estado y las conocimos. Lo que importa no es que las hayamos conocido. Yo no saqué fotografías como las de Irak, pero esta es una realidad que tenemos enfrente», explicó.

Traspermanecer más de un año y medio en prisión, Uria destaca asimismo que «la cárcel es un sistema que se utiliza para que se hundan más lo que se estaban hundiendo en la sociedad. Aquí no se hace ningún intento para resocializar a la gente. En el caso de los vascos, además, dentro de la cárcel vivimos otra cárcel y un apartheid. Los funcionarios y el sistema carcelario en general son especialmente autoritarios contra los vascos. Pero, junto a ello, tengo que decir que entre los presos vascos he podido conocer a mucha buena gente. Creo que ésa es la mejor cosa que he conocido dentro de la cárcel, he podido hacer muchos buenos amigos».

La pasada semana, el director de Informativos de CNN+, José MaríaCalleja, lanzó al director de âBerriaâ?, Martxelo Otamendi, la acusación de ser miembro de ETA en el transcurso de un debate en el Fòrum de Barcelona. Preguntado al respecto, Uria destacaba anoche que «han pasado muchos meses, pero siguen en lo mismo y seguirán. A ellos les ha salido muy bien. Yése es el problema. ¿Por qué no van a seguir si les ha salido bien?».

Al margen de ello, consideró que la prensa euskaldun ha avanzado en estos dieciocho meses con la creación de âBerriaâ? y las ediciones de âHitzaâ?. «Como siempre, vamos despacio y nos gustaría avanzar más rápido si las instituciones nos ayudaran más. Pero comparando con la situa- ción en la que nos encontrábamos cuando nos metieron a la cárcel, hemos dado pasos que son muy importantes. Pero no son suficientes y es preciso que sigamos trabajando, entre otras cosas, para poder euskaldunizar a la sociedad vasca», reclamó.

Autobús desde Zarautz

El consejero delegado de Egunkaria fue recibido a la salida de la prisión por amigos y familiares que se desplazaron hasta Aranjuez desde Zarautz, su localidad natal.

Uria ha estado encarcelado desde el 20 de febrero de 2003. En estos momentos, de las nueve personas que fueron detenidas el día del cierre del diario euskaldun, únicamente Xabier Alegria sigue en la actualidad en prisión, al estar también procesado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en otros sumarios.



«Ha conocido el chantaje»
BATASUNA
Tras mostrarsu alegría por la liberación de Uria, Batasuna denunció que «ha sido objeto de chantaje desde que fue detenido hasta que ha sido liberado. Uria ha conocido el mismo chantaje que el Estado español aplica a los presos políticos vascos». Junto a ello, Batasuna añadió que el cierre de âEgunkariaâ? y las consiguientes detenciones «han demostrado que no existe Estado de Derecho en España, sino una estrategia política contra nuestro pueblo».



«El aval no es de recibo»
JOSU JON IMAZ - Presidente del PNV
Josu Jon Imaz consideró «una buena noticia» la liberación de Uria, aunque consideró que «no son de recibo» ni la fianza ni el aval impuesto por la Audiencia Nacional española. «Para una parte de la sociedad vasca sigue siendo inexplicable que hayan pasado 18 meses desde que se cerró un periódico, con todo el daño que eso ha producido desde el punto de vista del derecho a la información. En los países democráticos no se cierran periódicos», añadió.



«Prisión injusta por motivos políticos»
UNAI ZIARRETA - Secretario General de EA
Unai Ziarreta mostró su satisfacción por la libertad de Uria y destacó que «estaba encarcelado de una manera injusta y por motivos puramente políticos».Junto a ello, señaló que «lo grave de esta situación es que 18 meses después del cierre de ÅEgunkariaâ no se ha haya dado una solución a un atropello a uno de los pilares de la democracia como es la libertad de información» y criticó la actuación de los jueces por ser «correo de transmisión del Gobierno».



«La fianza es exagerada»
PATXI ZABALETA - Coordinador de Aralar
Patxi Zabaleta valoró como positiva la noticia de la liberación de Uria, aunque criticó la fianza impuesta por la Audiencia Nacional española, «ya que es completamente exagerada e injustificada ni siquiera en términos jurídicos». Además, consideró que todo el expediente de âEgunkaria» es «antidemocrático, propio de una jurisdicción de excepción como es la Audiencia Nacional y paralelo a otros expedientes escandalosos como el de ÅEginâ».



«Ha pagado la estrategia judicial»
MARTXELO OTAMENDI - Director de BERRIA
Tras expresar su satisfacción por la puesta en libertad de Iñaki Uria, Martxelo Otamendi, destacó, en declaraciones a Radio Euskadi, que «se encontraba injustamente encarcelado. El problema que le ha tocado es que la estrategia de los jueces es que cuando se cierra un periódico alguien tiene que estar en la cárcel después de las acusaciones gravísimas que se lanzaron contra el diario. Eso es lo que le ha tocado pagar a Iñaki Uria», concluyó Otamendi.
Mira també:
http://www.gara.net

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa