Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
Una red criminal gobierna la economía mundial
02 ago 2004
Si no nos organizamos, rápida e inteligentemente, entre activistas y personas concientes y valientes de todas las regiones del mundo, entraremos en un totalitarismo de las élites del complejo mafioso militaro-industrial ... sin vuelta posible.
Lean esto, por favor:

"Denuncia por genocidio y otros crímenes contra la humanidad perpetrados en relación con el «negocio con las enfermedades» de la industria farmacéutica y la reciente guerra de Irak"

"Esta denuncia presenta ante la Corte Penal Internacional (CPI) los crímenes más graves cometidos a lo largo de la historia de la humanidad. Los acusados son responsables de haber causado un daño grave o la muerte a millones de personas a través del «negocio con las enfermedades», crímenes de guerra y otros crímenes contra la humanidad. Dichos delitos son competencia de la Corte Penal Internacional."

Los acusados son conscientes de que serán considerados responsables de estos crímenes y, por tanto, se han embarcado en una campaña mundial para menoscabar la autoridad de la CPI, con el fin de situarse por encima del derecho internacional y continuar con sus crímenes en detrimento de toda la humanidad.

Por consiguiente, la presente denuncia debe ser considerada por la CPI con la máxima celeridad. Asimismo, por la presente, se llama a todas las personas físicas y a todos los gobiernos a unirse a esta denuncia con el objetivo de acabar con estos crímenes de una vez por todas.

http://www4.dr-rath-foundation.org/The_Hague/complaint/spanish/

http://www4.dr-rath-foundation.org/The_Hague/complaint/spanish/complaint


El fin programado de la democracia
http://perso.wanadoo.fr/metasystems/ES/Topics.html

La Declaración de París de 19 de junio de 2003

Suscrito por relevantes magistrados europeos contra la delincuencia financiera, el 19 de Junio de 2003 se hacía público en la Universidad de la Soborna de Paris una Declaración contra la gran corrupción de las corporaciones transnacionales.

Reiterando y ampliando el Llamamiento de Ginebra de Octubre de 1996 – disponible en web de Attac-Madrid - suscrito por relevantes magistrados europeos contra la delincuencia financiera, el 19 de Junio de 2003 se hacía público en la Universidad de la Soborna de Paris una Declaración contra la gran corrupción de las corporaciones transnacionales y las maquinaciones políticas, cuyo botín se refugia en los paraísos fiscales.
Declaración impulsada por la juez francesa-noruega Eva Joly, famosa por la instrucción durante ocho años del caso de la petrolera francesa Elf que al final ha producido en Noviembre pasado una dura sentencia del tribunal de Paris condenatoria para los directivos de esta empresa privatizada, implicados en sobornos, fraudes fiscales, malversación de caudales del Estado francés y demás delitos de corbata, cometidos con la ayuda de las cuentas bancarias en paraísos fiscales.
En los meses transcurridos, ni esta Declaración ni esa sentencia han merecido mucha atención de la prensa española. A pesar de que la Declaración contó con el apoyo de magistrados destacados como el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, el ex Fiscal de Ginebra Bernard Bertossa, Antonio di Pietro y de numerosas personalidades de relevancia internacional como Adolfo Perez Esquivel o Mary Robinson, ex presidenta de Irlanda.


DECLARACIÓN DE PARIS de 19 de Junio de 2003
UNA LLAMADA A LA ACCIÓN CONTRA LA CORRUPCIÓN A GRAN ESCALA.


Nosotros firmantes de esta declaración, ciudadanos del mundo, venidos de los cuatro rincones de la tierra, de países ricos y pobres, denunciamos los efectos devastadores de la gran corrupción, con el corolario de la impunidad de sus beneficiarios.

La actual explosión de apertura de los mercados ha favorecido prácticas irregulares, de decisiones dudosas, de comisiones y retrocomisiones, que se han multiplicado y desarrollado de forma inquietante, hasta el punto que parecen estar afincadas en sectores enteros de la vida económica. Las actividades más sensibles son: la energía, las obras públicas, el armamento, la aeronáutica y la explotación de recursos mineros.

Sobre estos mercados de interés nacional, algunas grandes sociedades han integrado la corrupción como un medio de acción privilegiada. Así, son miles las personas, responsables de importantes decisiones, en todo el mundo que se escapan a todo control.

La gran corrupción se beneficia de la complicidad de los bancos occidentales, utilizando el circuito de entidades y compañías radicadas en paraísos fiscales, aprovechándose de unos sesenta territorios de Estados que les sirven de refugio seguro. La gran corrupción es una injusticia, que provoca una pérdida de riqueza en los países del Sur y del Este, favorece la constitución de bolsas de dinero negro y de remuneraciones paralelas para los responsables de las grandes empresas, destruyendo con ello la confianza necesaria para la vida económica, puesto que llega a alcanzar, muchas veces, el corazón del poder. Con ello, la gran corrupción por un lado mina los principios democráticos occidentales y por otro impide el desarrollo de los países pobres y de su libertad política. Ante el hecho de que la globalización ha permitido la libre circulación de capitales, las administraciones de justicia relacionadas con asuntos financieros, quedan limitadas a las fronteras de los Estados que en cambio no existen para los delincuentes. Las soberanía de ciertos estados bancarios protege, de manera deliberada la opacidad de los flujos delictivos. Lógicamente, los beneficiarios de la gran corrupción no hacen nada para mejorar la situación.

Conviene sacar las consecuencias de esta desigualdad frente a la ley, de la que se aprovecha la gran corrupción. Es indispensable restablecer los grandes equilibrios de nuestras democracias, mas que esperar una vana reforma de estos estados. Es posible construir nuevas reglas para que las apliquemos nosotros mismos. Para un cambio del mundo debe corresponder un cambio de reglas. Por todo ello pedimos:

1.- Para facilitar las investigaciones:

 La suspensión de las inmunidades diplomáticas, parlamentarias y judiciales durante el tiempo de una investigación financiera (con reenvío ante un tribunal especial, quedando sometido a decisión, en cada caso la suspensión de la inmunidad).

 La supresión de las posibilidad de recursos dilatorios contra las obtención y transmisión de pruebas por parte de jurisdicciones extranjeras.

 Prohibición a los bancos de abrir filiales o aceptar fondos provenientes de compañías instaladas en países o territorios que rechazan o aplican de manera solo virtual, la cooperación jurídica internacional.

 La obligación de todos los sistemas de transferencias de fondos o valores financieros, así como de las cámaras de compensación internacional de organizar un seguimiento total de los flujos financieros, lo que supone la identificación precisa de los beneficiarios y de los responsables de las órdenes correspondientes, de tal forma que en caso de investigación penal, las autoridades judiciales puedan reconstruir el conjunto de operaciones sospechosas.

2.- Para juzgar de forma efectiva a los delincuentes:
 La obligación legal dirigida a los dirigentes políticamente expuestos para que justifiquen los orígenes lícitos de su fortuna. Si ello no pudiera ser aprobado podrían ser objeto de una 'confiscación civil'. Entendemos por dirigentes políticamente expuestos, a los hombres y mujeres que ocupan puestos estratégicos en el gobierno, en la alta administración y en la dirección ejecutivas de las empresas privadas que intervienen en los sectores con "mayor riesgo".

 La creación de un delito de "gran corrupción", que sea posible objeto, de una pena similar a aquellas previstas contra los atentados a los intereses fundamentales de la nación.

3.- Para prevenir la gran corrupción:
 La obligación a las corporaciones involucradas de declarar en sus balances consolidados, país por país, las cantidades netas (impuestos, royalties, dividendos, bonos etc.) que hubieran pagado a los gobiernos y a las sociedades publicas de los países en los cuales operan.

 Dar competencia a la justicia de los países donde están establecidas las sedes sociales de las sociedades multinacionales, cuando una de sus filiales en el extranjero sea sospechosa de un delito de corrupción y que el país donde se ha cometido la acción, no pueda o no quiera, perseguir el posible delito.

 La puesta a punto de una vigilancia bancaria centrada en aquellos dirigentes políticamente expuestos y de sus entornos respectivos.

 La cartera de títulos y de cuentas bancarias de los dirigentes políticamente expuestos así como aquellas de sus familiares más próximos, abiertas en su país o en el extranjero, será sometido a un procedimiento de vigilancia de todo movimiento importante, con la instauración de una obligación penal de informar sobre ello, por parte de los cuadros bancarios y de los gestores de las participaciones accionariales con los que trabajan.

Combatir la gran corrupción es un prerrequisito para cualquier acción política autentica. Se debe restaurar la confianza en las elites políticas y económicas. A la hora de la globalización, la responsabilidad de los que nos dirigen es inmensa y por ello, debe estar a salvo de cualquier sospecha, para permitir la esperanza de todos.

........................................................................................................................................

A esta Declaración puede adherirse cualquier ciudadano en www.parisdeclaration.org
.........................................................................................................................................
Observatorio sobre Paraísos Fiscales. Enero 2004

http://www.attacmadrid.org/d/5/040202205436.php

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Una red criminal gobierna la economía mundial
03 ago 2004
Lectura recomendad :George Orwell "1984"
Re: Una red criminal gobierna la economía mundial
03 ago 2004
este documento es la ostia
casi parece altos estudios de marketin
la realidad supera la ficcion
Re: Una red criminal gobierna la economía mundial
03 ago 2004
Sí, esta red mundial de tiranos y delincuentes tiene uno de sus centros principales en pleno centro de Roma, en el Estado-Ciudad del Vaticano, y dispone de filiales en todo el mundo que se esconden en nombres engañosos como "justicia y paz". ENtre sus organizaciones de lobie está el Consejo Mundial de las Iglesias y entre sus agrupaciones "hermanas" están las llamadas "confesiones" islámica y judía, además de otras dogmáticas como el taoísmo y demás ideologías de la esclavitud.
Colera camping CNT