Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
Detenido en uno de sus palacios/ Como trascurre la vida del preso Saddam Hussein
05 jul 2004
Un día en la vida de Saddam Hussein
Este artículo fue publicado en IAR-Noticias http://www.iarnoticias.com/
Está detenido en uno de sus antiguos palacios
COMO TRANSCURRE SU VIDA EL PRESO SADDAM HUSSEIN

Recibe trato de condenado a muerte. Sus guardias se dirigen a él llamándolo "Presidente Saddam". Está confinado en la bodega de uno de sus antiguos palacios. Cámaras especiales graban todos sus movimientos. Su cama de hierro está atornillada al suelo. Usa papel higiénico barato. Se despierta a las 4.30 de la madrugada. Desayuna yogures. Sólo le permiten beber agua llegada de EEUU. 600 letrados se ofrecieron a defenderlo. Los psiquiatras descartaron que tenga tendencias suicidas. Está convencido de que puede causarles un daño inmenso a Bush y a Blair.

Sadam Husein se despertó hoy, como siempre, a las 4.30 de la madrugada. Es una hora cargada de muchos significados en su biografía. La hora que él mismo denominó «el verdadero amanecer» y que mantuvo en el terror a millones de iraquíes durante años.
Escuchaba a lo lejos la llamada al rezo de los almuédanos. Pero la fe de Sadam es sólo de boquilla, por lo que es improbable que se postre hacia la Meca ni aunque una flecha en la pared de su cuarto le indicara la dirección sagrada. La habitación de al lado es la sala común de la cárcel. El suelo está tapizado con una alfombra de su palacio, único recuerdo visible del pasado que vivió.

A la luz de unos focos recubiertos de alambre, pestañea un momento con apariencia solemne. Sobre la puerta, y fuera de su alcance, la cámara de seguridad ofrece un amplio ángulo de visión de esta sala de unos cinco metros cuadrados. Sobre la silla descansa la bata árabe que se pondrá más tarde.

En la sala de control contigua, construida especialmente para esa tarea, una hilera de monitores y ordenadores graban todos y cada uno de sus movimientos, murmullos ocasionales y adustas miradas a la cámara. A veces grita que apaguen las luces. Pero se mantienen continuamente encendidas.

A Sadam se le trata con la misma atenazadora actitud que a los internos condenados a muerte en Estados Unidos. Oficialmente bajo la autoridad legal del nuevo gobierno provisional iraquí, la realidad es que continúa siendo un prisionero de América.Aunque ya ha ganado la batalla del afeitado, porque sus captores no le han cortado la barba, tal como deseaban.

«Sadam les ha convencido de que la barba es un signo de duelo por sus dos hijos. La tradición exige que no se la afeite durante un año. Yasir Arafat, viejo amigo de Sadam, mantiene la suya en señal de luto por el pueblo palestino», explica Alice Baya, experta sobre la vida de Sadam.

Pero cuando sale de su habitación se controla hasta el menor movimiento durante el tiempo que dura la reunión con su equipo de defensa para su próxima aparición ante los tribunales. Y éste es el tipo de vigilancia intensiva que recibirá hasta el momento de su sentencia.

Si es condenado a muerte, algo de lo que todavía no se está muy seguro, lo más probable es que Sadam sea ahorcado en una cárcel iraquí, escoltado hasta el mismo patíbulo por sus celadores estadounidenses.

Pero para ello es posible que falten un par de años, tal vez más. Según afirma un miembro del equipo que le vigila, Sadam cuenta con la derrota de George W. Bush en las elecciones presidenciales del próximo noviembre, lo que daría lugar a un giro en la opinión pública global. Lamentable esperanza, la suya.

Una defensa y y 20 abogados

También planea retrasar el proceso llamando al estrado a testigos poco accesibles, presidentes y primeros ministros. Los nombres de George Bush, Tony Blair y Vladimir Putin son algunos de los que aparecen en la lista que ha proporcionado a sus abogados iraquíes. Ya son 600 los letrados que se han ofrecido a llevar a cabo su defensa. Para ellos es la oportunidad de oro para demostrar su talento.

La familia de Sadam ha seleccionado a 20, aunque a ninguno de éstos se le ha permitido visitarle en cautividad, por no mencionar la entrada a sus dependencias monásticas.

Su cama de hierro está atornillada al suelo, una característica estándar en todas las cárceles militares estadounidenses. Muy lejos quedan los años en que Sadam dormía entre sábanas de seda adquiridas en los londinenses almacenes Harrods, y reposaba la cabeza en almohadones rellenos con las más exquisitas plumas de pájaros exóticos cazados por sus guardias de seguridad en los pantanos del sur de Irak.

Irónicamente, Sadam se encuentra preso a la espera de su juicio, en los terrenos pertenecientes a uno de sus numerosos palacios, en concreto un palacio cercano al aeropuerto de Bagdad, que una vez llevara su nombre.

Ahora este palacio es conocido como Camp Victory, una zona de alta seguridad controlada por estadounidenses. Los aposentos de Sadam se encuentran en una bodega, antes utilizada por su comitiva de séquitos para guardar los tanques de aceites perfumados que usaba el dictador en el baño. Otros de estos tanques estaban reservados para sus masajes corporales.

Sus únicos artículos de higiene personal consisten ahora en una pastilla de jabón semanal de un supermercado cualquiera, una esponja y un tubo de pasta de dientes. Pero con respecto a su higiene bucal, Sadam ha regresado a su temprana infancia. Se cepilla los dientes a la manera árabe con un palito de madera llamado miswak.

En un rincón de su cuarto de baño hay una ducha colgada del techo y una taza de retrete del tipo europeo atornillada al agujero original sobre el que una vez se acuclillaran sus sirvientes.Un lavabo de metal y dos toallas completan la decoración. Al igual que en un hostal barato, las toallas se cambian una vez a la semana, y el papel higiénico es del barato que uno puede comprar en el mercado de Bagdad.

No obstante, y a pesar de su rudimentario regreso a la realidad, Sadam ha conseguido recuperar toda su arrogancia. Cuando fue capturado en un sucio zulo, su humillación resultó sencilla y evidente para el mundo entero. Pero en las pasadas semanas han vuelto a despertar en él todo su desprecio y jactancia hacia los captores.

En parte, esto ya se produjo durante su breve aparición en los tribunales bagdadíes, pero las Fuerzas Especiales han aprendido a tolerar su arrogancia. Cuando llega el desayuno (un yogur, una tostada y una taza de té poco cargado, todo ello servido en la misma porcelana china barata en la que comen sus vigilantes), los guardias le tratan con respeto, dirigiéndose a él como «Presidente Sadam», el único apelativo al que responde.

Mientras utiliza los cubiertos de plástico (del tipo de los que suelen verse en los aviones), los vigilantes montan guardia en la puerta. Están desarmados, una precaución tomada para prevenir el más que remoto caso de que a Sadam le diera por intentar hacerse con una pistola.

Un agente de alto rango del servicio de inteligencia británico, con información de primera mano sobre las condiciones de Sadam, explicó: «Los psiquiatras han descartado que Sadam tenga tendencias suicidas. Pero puede llegar a resultar insultante y temperamental, además de muy contencioso cuando no se llevan a cabo sus exigencias».

Entre tales exigencias se incluyen libros sobre derecho internacional.Existen muestras crecientes de que Sadam Hussein, al igual que Slobodan Milosevich, está planeando protagonizar su propia defensa.

«Está obsesionado con la idea de que puede causar un daño inmenso al presidente Bush y al primer ministro Tony Blair. Cada vez que habla de ellos se le empaña la mirada con un odio tan colérico como impresionante», comentó el agente británico.

Sadam sigue un mismo patrón día tras día. Toma un almuerzo a mediodía, que consiste en comida árabe cocinada por un iraquí especialmente contratado por la Coalición. Un degustador prueba todos y cada uno de los platos antes de que se los lleven a Sadam. El agua se le entrega en botellas selladas, que provienen de los envíos introducidos en el país por EEUU para sus tropas.

Bermudas de Nueva York

Dos veces al día, tras la comida y la cena, se le conduce hasta un pequeño patio para que pueda hacer un poco de ejercicio. Suele vestir una camiseta del ejército estadounidense y unos pantalones cortos militares, nada que ver con la antigua ropa interior cosida a medida con excelente algodón egipcio. Los pantalones cortos provienen de un cargamento de un almacén neoyorquino.

El patio se encuentra en constante vigilancia por un helicóptero Black Hawk que se mantiene estático en el aire. Cuando Sadam pasea de un lado al otro del recinto a cielo abierto, no puede haber nadie más en la zona.

En una esquina del patio hay un grifo de agua potable. Lo primero que hace Sadam es abrirlo, porque el sonido del agua que fluye le recuerda que existe una tierra reseca y consumida en la que él siempre pudo ordenar que le llevasen agua. Sus palacios contaban con magníficas cascadas de agua cuyo sonido se deslizaba hasta el interior de su oficina.

Pero hoy en día, mientras recorre el patio, el agua no es más que un truco. Cuando se le acaba el tiempo para el ejercicio, el grifo se cierra y se acabó.

Mientras el cielo se cubre con su manto de limpio ébano, Sadam se prepara para la noche. La cena constará de fruta (los dátiles y las olivas son los ingredientes básicos en su dieta), sopa y tal vez pollo con arroz. Esta dieta es la que ha hecho encoger la venturosa panza de Sadam. Una vez a la semana le recortan la canosa barba, lo que enfatiza su mirada penetrante y aguda.

Tras la cena toma de nuevo sus libros de Derecho para intentar dar forma a la defensa de lo que el mundo considera inexcusable.En algún momento del próximo año, Sadam tendrá la oportunidad de exponer su caso. Mucho más de lo que jamás permitió a todos aquellos a quienes asesinó.
Otras notas en el sitio: http://www.iarnoticias.com/
-Según una web inglesa/Powell y Tenet integraron un "complot para asesinar a Bush"
-Lobby y tráfico de influencias en el gobierno de Bush
-Investigan torturas, robos y asesinatos cometidos por los soldados de EEUU Irak
-La economía iraquí sigue controlada por EEUU y sus corporaciones
http://www.iarnoticias.com/

This work is in the public domain
Sindicat