Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: educació i societat : mitjans i manipulació
Primeras Jornadas de análisis y reflexión del colectivo de contrainformación kaosenlared
30 jun 2004
Primeras Jornadas de análisis y reflexión del colectivo de contrainformación kaosenlared



http://www.esfazil.com/kaos/





Terrassa, 3-4 Julio â04



PROGRAMA JORNADAS



Sábado, 3 de julio



10:00 h.

Recepción de los participantes entrega de materiales de discusión



10:30-13:30 h.



El papel de la contrainformación en la batalla ideológica anticapitalista



Intervendrán:

· Presentación del debate por el Kolectivo Editorial de Kaos en la Red (10')

· Rueda de intervenciones de las páginas de contrainformación del estado español y los movimientos sociales, políticos y sindicales locales (5-10')

· Coloquio entre todos los asistentes.



16:00-18:00 h.



La línea editorial de las páginas de contrainformación



Intervendrán:

· Presentación del debate por el Kolectivo Editorial de Kaos en la Red (10')

· Rueda de intervenciones de las páginas de contrainformación del estado español y los movimientos sociales, políticos y sindicales locales (5-10')

· Coloquio entre todos los asistentes.



18:30-20:30 h.



Gestión técnica de la web kaosenlared.net



Intervendrán:

· El Kolectivo Editorial de Kaos en la Red y futuros colaboradores



Domingo día 4 de julio



11:30-13:00 h.



Creación de la Asociación: Col·lectiu de contrainformaciò Kaos en la red



Intervendrán:



· El Kolectivo Editorial de Kaos en la Red y futuros colaboradores

















































































Manifiesto de la contrainformación de Catalunya (2004)

Por: La Haine-Nodo50-Liberinfo-Kaos en la red-Que se vayan todos



Los colectivos alternativos y de contrainformación no queremos estar fuera de los movimientos sociales que se producen diariamente en los pueblos, ciudades y barrios de este estado. Por eso primero queremos dar un solidario saludo tanto a los colectivos de inmigrantes que aquí se encuentran como a los colectivos sociales que participan con su presencia y con sus voces en esta asamblea.



Cualquiera de los actos de resistencia contra el capital, especulación

o represión, sea contra inmigrantes u otros compañeros que no lo sean, necesitan extenderse más allá del círculo afectado para fortalecer la respuesta solidaria y la reacción popular.



Un tanto por ciento muy elevado de las personas que trabajamos con la información formamos parte de ella ya que participamos en algún que otro movimiento social. Es por eso que entendemos fácilmente cuales son los problemas cotidianos que ocurren en esta ciudad:



Cada semana nos llegan al menos dos o tres noticias de casas y centros sociales desalojados. Hace unos días todas nos despertamos con la noticia de que el ayuntamiento desalojaba los cuarteles de sant andreu, hogar de varios centenares de inmigrantes. En el presente año, hemos tenido que publicar noticias poco gratas para quienes las redactan: Desalojo de Las naus, La bodegueta, El Obus, El ateneu de Korneya, las viviendas del turó de la peira, El economato, Els maquis, la makabra, los cuarteles...



La represión en Barcelona se ha acentuado en los últimos años, y esta represión tiene nombres propios. Primero en la persona de García Valdecasas, declarada persona non-grata por infinidad de movimientos sociales, familiar de franquistas declarados y hacedora de acciones contra la libertad de expresión y contra derechos humanos. Julia García Valdecasas se encuentra en la actualidad ocupando un cargo de ministra en el gobierno central como recompensa a su buen hacer durante todos estos años en tierras catalanas. Y ahora nos llega Susana Bois, igual o peor que la primera.



Mención especial nos merece el papel que ocupan las mujeres en todo esto, reprimidas en los centros de trabajo, utilizadas en los partidos políticos, manipuladas en los mass media...



Somos conscientes de que si hay un colectivo en el que todos estos problemas se agudizan de manera alarmante, ese colectivo es el de los âsin papelesâ?, puesto que no se les tiene en cuenta como personas que son, sólo por el hecho de no tener un papel firmado con el cual andar libremente por la calle o buscar un trabajo que le dé para comer y vivir como todos los demás individuos de esta sociedad.



Así mismo somos conscientes de que el racismo en este estado viene dado la mayoría de las veces por el poder adquisitivo de la persona, como ejemplo valgan los futbolistas y deportistas extranjeros ubicados en esta ciudad: No tardan mucho tiempo en conseguir la doble nacionalidad para así favorecer los intereses de la entidad para la que trabajan.



Creemos en la libre circulación de personas tengan el color de piel que tenga, no creemos en las fronteras ni en los papeles con un número con el cual identificarte. Todas somos inmigrantes y por tanto los problemas de los âsin papelesâ? son los problemas de todas.



Como propuesta para esta asamblea...Esperamos que las palabras no queden en papel mojado y que de aquí salga una red de colectivos con los cuales ir trabajando para parar la represión que sufre la ciudadanía de Barcelona.



Creemos que sería bueno hacer una lista escrita de los colectivos que aquí se encuentran para pasarnos información de los actos, acciones y represiones que sufre cada uno, para poder contestar con prontitud.



De igual manera creemos que esa contestación sería mas efectiva si nos unimos todas frente a un enemigo común.

En este caso los medios de contrainformación jugamos un importante papel:



-Difundir las noticias con la mayor brevedad posible, poniendo todos nuestros medios a la disposición de los colectivos sociales.



-Trabajar en el fortalecimiento de los medios de contrainformación como forma de romper el aislamiento de las luchas anticapitalistas.



-Uso de la contrainformación como medio estratégico de extensión de las luchas.



No queremos dejar pasar esta ocasión para denunciar lo que para nosotros son dos actos de manipulación mediática, hipocresía y prepotencia:



El primero es el supuesto gobierno de izquierdas y social del tripartito del ayuntamiento de Barcelona.



El segundo es el ya archiconocido Forum de las Culturas de Barcelona.





Saludos anticapitalistas y a seguir luchando











Pequeña historia de kaosenlared.net

Por: Manel Márquez



Radio kaos (nuestro origen) entre los años 1997-2000 tubo que afrontar una nueva batalla por su permanencia en los locales del Centro Cívico de Ca N'Anglada, después de una dura negociación con el ayuntamiento (incluyo la ocupación del centro cívico) se llego al acuerdo de abandonarlo a cambio de la cesión de un local (por cierto magnifico local de dos plantas y unos 250 m2) en el que se pudieron desarrollar con mayor libertad horaria (horas nocturnas y libre acceso) las actividades de la radio y otras entidades juveniles.



También en este contexto la gente de la koordinadora (parte del grupo fundacional de kaosenlared.net) organizó diferentes conferencias en la sala de actos del Centre Cívic Montserat Roig: Sobre la finalización de la II Guerra Mundial (organizada con el programa, La calle (el de los historiadores, como le llamaban) y que contó con la presencia de personas de l'Amical de Matahusen y la plataforma antifascista de Terrassa; otrossobre inmigración; sobre las posiciones de los partidos políticos en torno a las radios libres; sobre la misma historia de las radios libres; precariedad laboral, represión de los movimientos sociales, el movimiento okupa, etc.



La faceta cultural desde el nacimiento de la radio siempre ha sido un objetivo central de nuestra actividad, el único libro de historia del barrio de Ca n'Anglada, ha sido realizado por tres historiadores miembros de la emisora, las conferencias realizadas siempre contaron con la presencia de las personas más preparadas y con mayor conocimiento de los temas. Nuestros amigos de la cultura y del mundo del trabajo nunca nos han dejado solos... y nosotros a ellos tampoco. Como solemos decimos... nosotros, ellos son el agua y nosotros el pez.



Tras estos años de dura actividad, a principios del 2001,el sector "pensionista", las personas que llevamos el peso de la radio en los años â80 y '90, decidimos continuar nuestro trabajo contrainformativo en un nuevo medio, la red. Así después de aprender âlo que hemos hecho siempre para garantizar nuestra autonomíaâ, las nuevas tecnologías necesarias para poner el medio en marcha, iniciamos el mes de julio de 2001 nuestra andadura por el nuevo medio. Nacimos al calor de las jornadas contra la presencia del Banco Mundial en Barcelona (jornadas en las que participamos activamente), en el contexto de la lucha contra la globalización capitalista, iniciábamos una nueva batalla, y parece que fue ayer cuando Ràdio Kaos (1987), surgía, curiosamente al calor de la lucha contra la OTAN (1985).



El nacimiento fue lento y complicado, éramos pocos y con conocimientos limitados en el nuevo medio, pero como siempre nuestro tesón y nuestra una voluntad de acero, forjada en los años de lucha política, sindical y cultural en defensa de la gente común, los trabajadores, la radio libre y con una perspectiva ideológica formada en la izquierda plural.



Hicimos intentos de agruparnos en torno a una sola página, pero las dificultades fueron importantes, no por contraposición ideológica con los compañeros y compañeras de la página contrainformativa decana de la ciudad anta.info, sino por la complejidad de la lucha político social en la que cada uno estábamos inmersos. La prueba del buen funcionamiento de la contrainfroamción local fue la organización, en noviembre de 2002, de lasJornades sobre mitjans de comunicació i contrainformació a Terrassa con: Anta.info, Kaosenlared.net, Ràdio Kaos, Radio Tsé-tsé i Love Pili (la distribuidora de todos).



Las jornadas nos permitieron conocer a las personas de la contrainformación de Catalunya y reunir a todas estas personas en nuestra localidad, lo que sirvió para estrechar lazos y para dar un salto cualitativo del que hoy será nuestro próximo devenir.



La página que nació con la pretensión, ya experimentada en Ràdio kaos, de dar voz a los sin voz, además de ser un punto de referencia en la lucha contra el capitalismo mundializado, desde una izquierda plural, avanza hoy en su internacionalización e intenta convertirse en un referente, junto con otras (Rebelión, La Haine, Indymedia, Nodo50, sindominio.net, contrastant.net, etc.), en este complejo mundo del combate anticapitalista mundial. Para aportar los valores de la unidad de los que luchan y para intentar romper las barreras que separan a las diferentes familias que componen el anticapitalismo de izquierdas a nivel local, estatal y planetario.



Lo que quiere aportar kaosenlared.net es la información local, el análisis y la pluralidad, no es que no lo realice en otras páginas, no es que este grupo intenta conjugar lo que de bueno tienen cada una de ellas, la inmediatez, el análisis, la lucha decidida y radical (ir ala raiz, no quedarnos en las ramas), pero de un punto de vista de compartir sin acritud lo que nos une y obviar lo que nos separa.



Todos somos necesarios y la circulación de la información entre todas las páginas será uno de los objetivos que continuaremos trabajando, pero desde una perspectiva local-global, dando preferencia a los movimientos sociales (tendrán su columna propia) y al colectivo editorial.



Colectivo que jugara un papel de seleccionador de las noticias o análisis que crea más interesantes bajo su óptica anticapitalista, de izquierda plural y unitaria. Dejando un espacio de libre publicación para que nadie pueda quedar fuera del circuito de la contrainformación y sin preocuparse excesivamente por el âruidoâ? (noticias en apariencia inútiles, sin sentido o individualistas) que este pueda generar, ya que creemos que cuando hay ruido es porque el río algo lleva.



Las secciones que hoy presentaremos son solamente el resultado de las personas que tienen algo que decir en estos ámbitos, pero no son estáticas, la idea es ampliarlas y modificarlas a lo largo del tiempo para que el proyecto sea una cosa viva dinámica, como lo es la realidad en la que vivimos y queremos cambiar.



Al igual que otras páginas, entendemos los medios de comunicación como instrumentos de lucha de clases, por lo que este proyecto servirá para combatir por una sociedad igualitaria y libre. Además de debatir de forma civilizada y racional âlo que no es este sistema en el que vivimos, pues para nosotros es justamente la máxima expresión del desorden y la irracionalidad (nosotros decimos si esto es el orden preferimos el kaos)â los nuevos valores unitarios de la izquierda plural y construir espacios de confluencia que nos permitan crear un nuevo paradigma no rígido y abierto a debate que no ayude a construir una nueva sociedad que para nosotros seria el comunismo libre.



Queremos fomentar la disidencia a las imposiciones del capitalismo local-mundial e incentivar el debate sobre la nueva democracia, la de verdad, la que tampoco será eterna pero nos servirá, por un tiempo (nada es eterno) para avanzar en nuestros objetivos individuales y colectivos. El combate será duro, ya lo ha sido en estos 17 años de radio libre y de lucha por una sociedad civilizada, pero nosotros no seremos los primeros en dar un paso atrás, tenemos claro, que la única lucha que se pierde es la que se abandona. Para nosotros continuar este combate es un imperativo moral por respeto y adhesión a los vencidos y por amor a los que vencerán.



Cubrir acontecimiento de forma coordinada con otras páginas será también uno de nuestros objetivos, así como fomentar el intercambio de información y experiencias para poder coordinarnos en esta labor de contrainformació, creemos que podemos llegar a nuevas generaciones y que nuevas generaciones tendrán este medio como forma de relación, así lo pensábamos hace tres años y la verdad cada día esta más clara la fuerza del medio no como entretenimiento tecnológico, no, sino como herramienta de combate en el mundo real y no virtual. Las movilizaciones convocadas des de los medios y desde la organizaciones y movimientos sociales son una prueba evidente. La guerra imperialista contra el Irak lo demostró, las personas se lanzaron a la red a buscar las opiniones antagónicas anticapitalistas, sabían que los mass media mentían y querían saber la verdad, lo que la gente común sentía, pensaba y decía. Esto no es suficiente, pero es un primer paso hacia la concienciación de muchas personas en todo el planeta. Nosotros en el momento álgido de la lucha contra la guerra tuvimos algunos días, más de 4.000 vistas y una media el mes de marzo de casi 2.000 personas por día, esta fuerza no la podemos perder, no la podemos dejar morir.



Ya lo dijimos: los movimientos sociales deben utilizar u aprovechar todas las potencialidades que ofrece InternetâHay una tecnología que hemos de utilizarâ?. Y los problemas técnico son mínimos y los pueden resolver los técnicos (y quien quiera como es nuestro caso aprender a usarlos, como hicimos con la radio en los años ochenta, la voluntad mueve el mundo). Una vez que contamos con ellos lo demás son ganas y creatividad. Y de momento eso no nos falta.



Las nuevas �reas y Secciones, cada una con su editor o más de uno según los caso son:



América latina, Análisis de la Comunicación, Autocrítica, Catalunya, Chiapas, Consumo, Cultura, Ecología, Estado Español, Estudiantes (enseñanza), Foro por la memoria, Inmigración, Internacional, Izquierda a debate, Laboral, Nuevas tecnologías, Opinión, Radios libres, Terrassa y Comarca.

































































La contrainformación al servicio de la transformación social

Por: Kolectivo Editorial de Kaos en la Red (KEKR



La contrainformación o información antagónica debe basarse en unos principios comunes mínimos, que todos debemos debatir y acordar de manera democrática en un sentido nuevo, es decir obviando lo que nos separa y profundizando lo que nos une.



Creemos que lo que nos une a todos y todas es la voluntad de informar a la gente común (lo que nosotros somos) desde la óptica de la izquierda anticapitalista plural, de la izquierda que ha aprendido de las fuentes del marxismo, del pensamiento libertario y de las nuevas concepciones político-filosóficas del siglo XX-XXI.



Esta forma de accionar debe, a nuestro entender, fortalecer el otro aspecto común y homogeneizador que es el de la profunda voluntad democrática, asamblearia y autogestionaria de los grupos que formamos a la contrainformación. Esta voluntad es la que nos permitirá desarrollar nuestras capacidades individuales dentro de un proyecto colectivo y no caer en el aislamiento autocomplaciente, ni en el dogmatismo limitativo. Aportar cada uno según sus capacidades, voluntad y visión del mundo se convertirá en la única manera de construir algo nuevo interesante para la mayoría: la gente común.



El problema fundamental que nos encontramos todos los grupos implicados en ejercer la libertad y la lucha anticapitalista en la red y fuera de ella es llegar a la gente común, a la gente que cada día âal igual que nosotrosâ debe luchar por sobrevivir en unas condiciones cada vez más adversas tanto en el centro del mundo capitalista avanzado como en los países de la periferia.



La forma de gobierno que hoy rige en el mundo contemporáneo no es democracia, pues no garantiza el predominio del pueblo en el gobierno político en ninguno de los estados existentes. Su forma transmuta la participación de los ciudadanos libres a un mero ejercicio simbólico-temporal que sólo garantiza la conversión de los partidos políticos en meras agencias electorales y a las elecciones en un mercadillo del voto.



El ciudadano se ve sometido, sin capacidad de respuesta, a las formas económico sociales y culturales de dominación que la clase hegemónica determina. La fuerza mediática (medios de comunicación y de creación de conciencia ideologizada controlados por los poderes económicos) o la fuerza coercitiva (en los casos extremos de insubordinación al poder establecido), lo convierten en un ser aislado, limitadamente solidario e individualista que abandona la actividad social para recluirse en el ámbito de lo privado. Cuando lo privado es inexistente, pues el ser humano es un ser social que toma conciencia de ello durante su propia gestación como ser en el seno de una sociedad. Siendo su gestación como ser, no más que la aprehensión de su realidad a través de la vida social, vida que otros gobiernan, controlan y organizan en interés propio y no de toda la sociedad.



En este contexto el abandono del espacio publico (social) el grupo dominante (paladines de la libertad, pero de empresa, no de otro tipo) ocupan este espacio, no para defender el interés común de toda la sociedad, sino para la defensa de sus intereses. En este contexto de libertad restringida son los partidos políticos (clase gobernante) los que intentan representar a los ciudadanos como forma de garantizar la estabilidad social y reducir el conflicto de intereses al mínimo, pero sin entrar en el meollo de la cuestión que es la imposición de una minoría, que todo lo tiene, sobre una mayoría, que de todo carece. Mientras no tengamos garantizados el derecho al trabajo no jerarquizado, a la vivienda no segregada, a la educación libre, a la sanidad de calidad e igualitaria, a la libertad de expresión y al control democrático de los medios de comunicación públicos y privados, ¿dónde está la libertad?, ¿dónde está la democracia de iguales?.



Como dice la canción de Los Rabanes: âyo sabía que esto iba aparar muy malâ?, la participación en este circo disminuye, pero eso no importa, el sistema se siente fuerte, es capaz de cualquier cosa, miles de ciudadanos movilizados contra la última guerra no fuimos capaces de cambiar nada, la frustración sigue haciendo mella, su camino es inexorable. Los grandes poderes gobiernan a su antojo con unos u otros políticos en el poder, nada cambia, la especulación, la guerra, la eventualidad de los derechos sociales adquiridos, la violencia irracional sigue aumentando. El capitalismo se ha convertido definitivamente en la máxima expresión del desorden.



¿Qué hacer?



La respuesta no la tenemos nosotros, no somos dirigentes mesiánicos, lo único que sabemos es que hay que luchar por construir entre todos un nuevo orden, el de la justicia y el de la libertad, nuevo orden que surgirá de este kaos que es el capitalismo en todas sus formas (laica o religiosa, democrática formal o dictadura, república o monarquía).



La construcción de este nuevo orden debe venir de la gente común, sino no vendrá, esa es nuestra fuerza, saber que el futuro lo podemos construir todos y cada uno de nosotros, rompiendo el aislamiento, el consumismo desaforado y organizándonos, sin organización no hay futuro, sin unidad no hay futuro, sin la gente común organizada nada es posible.



Nosotros trabajamos en el terreno de la contrainformación pero toda nuestra acción debe estar orientada a ser útiles a las personas (no a las estructuras) que trabajan o trabajamos en otros ámbitos de la lucha de clases anticapitalista: los movimientos sociales, las organizaciones sindicales, los partidos políticos, las asociaciones culturales, etc.



Si ofrecemos información de experiencias a unos sobre otros, si trabajamos en el seno de estos movimientos, si colaboramos en la construcción de otros nuevos, más claramente anticapitalistas y profundamente democráticos las posibilidades se multiplican y nuestra labor de animar y empujar la lucha de clases será fructífera, no hoy, ni mañana, pero si a medio o largo plazo. Esto debe ir acompañado de la creación de espacios propios de socialización, de autoorganización y de intercambio donde se forme la nueva clase hegemónica, no sabemos cuando, ni como pero si sabemos que solo lo podremos formar todos si permanecemos unidos y con clara voluntad de triunfo.



Creemos que debemos decirlo con rotundidad, como de hecho lo esta diciendo mucha gente ya en este planeta, es necesario profundizar en el verdadero sentido de la lucha que no sólo se refiere a las condiciones políticas y económicas, sino también sociales y personales. Creemos que es imprescindible la creación a medio largo plazo de un Movimiento que aborde lo político, lo social, lo económico, lo cultural y lo psicológico. El movimiento de movimientos debe, a nuestro entender, afirmar el respeto y la valoración de la diversidad personal, cultural e ideológica y rechazar los sistemas uniformizantes y homogenizadores, así como también toda forma de discriminación. Consecuentemente, deberíamos trabajar para crear, nosotros la gente común, un sistema de valores antagónicos a los del gran capital.



Lógicamente se nos abrirá entonces un nuevo debate, que ya se está dando en otros lugares, el del poder. Podemos conformar el movimiento en una organización destinada a la toma del poder o en una organización detentadora de poder en si misma pero que no aspira a una sociedad basada en el poder. Las respuestas debemos construirla entre todos. Ahora, lo que si es evidente es que sin organización no hay posibilidad de cambio en ningún sentido, la atomización solo beneficia al capital esa es su vieja táctica divide y vencerás!!



Nosotros la contrainformación debemos participar de este proceso animando, introduciendo los elementos de reflexión de los diversos colectivos y personas, y a la vez entrar con toda rotundidad en la batalla ideológica la que estamos librando ahora mismo, con este simple debate entre todos nosotros. La única forma de trasladar las opiniones de todos y de hacerlas circular, de debatirlas es participando en el seno de los movimientos sociales y en las diferentes organizaciones existentes o participando en las nuevas que aparezcan, haciendo ver a las misma âtare ardua, pero necesariaâ la importancia de la comunicación y la contrainformación para poder defendernos de las manipulaciones de los medios de comunicación del sistema y de sus fuerzas ideológicas y correctivas.







Contrainformación y medios de comunicación

Por: Manel Márquez



Al abrir el buzón de casa y recoger lo que nos llega, la pregunta que nos hacemos (o nos hacen) y la respuesta que damos (o nos dan) casi siempre es la misma: â ¿Hay correspondencia? â No, sólo propaganda. Pocos dicen publicidad, pese a que para mucha gente son expresiones sinónimas, quizás somos conscientes, de que todo el que nos llega a casa es esto, propaganda. Desde la ofrecida por el gran almacén, el programa de un partido político, hasta la revista de lâAyuntamiento o el diario al que estamos subscritos, todo lo consideramos propaganda, ya que tenemos claro que nadie nos dará información de forma gratuita.



Pese a distinguir entre información y propaganda resulta un trabajo complicado y pesado, no tanto por el esfuerzo de análisis y reflexión intelectual, que también, sino porque requiere tiempo y, precisamente de lo que uno tiene la sensación es de que lo que no posee es justamente de tiempo, la sociedad histérica en la que vivimos nos impone a todos, queramos o no un ritmo frenético que acabamos interiorizando y asumiendo como la única forma de vivir. Las personas, pero de forma muchas veces intuitiva, pese a tener a su ante una realidad omnipresente, opresiva y compleja, entendemos perfectamente lo que se ajusta a la realidad de nuestra vida cotidiana y lo que es un mensaje elaborado, ajeno a la misma y difundido con un claro objetivo coercitivo o propagandístico. No hemos de ser pesimista todavía no hemos llegado al Mundo feliz de Huxley.



Las personas de la contrainformación (âvamos su vecinoâ?) decimos: informarse cuesta y no sólo dinero, que también, sino fundamentalmente un esfuerzo intelectual. Buscar fuentes de información fiables, contrastar estas con las demás âpara ver que intereses tienen cada uno de los emisores de información o los implicados en los conflictosâ y todos esto encajarlo dentro de un sistema global de comprensión general del mundo necesita tiempo y un esfuerzo teórico importante, que evidentemente mi vecina, por el momento, no hará.



Recuperando el libro de Michel Collon, Ojo cono los media (1996) podemos recordar que la información no escapa a las relaciones de fuerza (de clase diríamos nosotros) que pretende describir, porque aquel que lanza una información quiere conseguir un efecto (propaganda). Y nuestra prensa, lejos de ser independiente como afirma ser, está situada económicamente y políticamente al terreno de los ricos y los poderosos de este mundo. Así pues, cuando difunde una información, es lógico preguntarse: quién habla, a qué intereses sirve?



Los historiadores hemos elaborado métodos de "crítica histórica" que nos permiten evaluar la fiabilidad de los documentos y los testigos del pasado. Lo ideal seria leer un diario o escuchar las noticias con la misma mirada, la misma visión crítica de los historiadores. Por esto nosotros ante cualquier información, particularmente si proviene de un medio que se pretende neutro, creemos como Collon que hace falta plantearse cinco cuestiones fundamentales:



1. ¿Quiénes origina la información?

2. ¿Qué interés tiene en este asunto?

3. ¿Qué ideología influyo en quien habla?

4. ¿Nos comunica correctamente el punto de vista contrario, y si no lo hace, dónde podemos encontrarlo?

5. Nos indica qué son las causas profundas del problema?



En este tema, como en los demás, las prisas de la vida cotidiana, nos impide un análisis correcto, por eso para defendernos de las manipulaciones hace falta tiempos. Por esto no nos podemos tragar las informaciones sin analizarla. Los métodos de manipulación y desinformación son casi siempre los mismos: la mentira, lâomisión, la sobreinformació y la descontextualització, lâanalogía y la metáfora, el tono, el rumor, la palabra, los binomios antitéticos, los eufemismos, la generalización falsa...



Las preguntas que nos podemos hacer son: ¿Es realmente neutro y apolítico un medio que dice serlo? ¿Los testigos son directos? ¿Son independientes o se citan la una a la otra (en "cascada")?.



¿Las fuentes están identificadas las con precisión? ¿Son desinteresadas? ¿Y fiables? ¿Recurren a fuentes-camelo, como por ejemplo "los observadores" o "de fuente autorizada", que a menudo sólo sirven por ocultar la opinión particular del periodista o la de su fuente política? ¿Qué hay de los lugares, fechas y personas implicadas? ¿Se hace una esmerada distinción entre hechos reales y hechos sólo probables o posibles? ¿Se cede la palabra a los argumentos encontrados? ¿De qué manera? ¿Cuándo aparece una duda, refleja realmente una opinión diferente o sólo insiste en el argumento general del autor en cuestión? Si se presenta como un diálogo neutral entre dos tesis diferentes, ¿Es esta neutralidad real o aparente? ¿La prensa ataca una persona, un movimiento, un país? ¿Han dicho o hecho realmente lo que se les ha imputado? ¿Los expertos provienen todos del mismo bando? ¿Se indican sus vínculos o intereses? ¿Son consecuentes las deducciones, o están inspiradas en "a priori"? ¿Hay insinuaciones no probadas? ¿Se utilizan silogismos engañosos?



¿Las palabras son precisas o huelgas? ¿Se emplean palabras "recargadas" con objeto de neutralizar la reflexión? Palabras con una carga positiva como "defensa", "moderado", "pragmático", "mundo libre", "cooperación"... O palabras con una carga negativa: "régimen", "terrorista", "extremista"... ¿Se utilizan términos complacientes por minimizar una acción escandalosa o una responsabilidad? ¿Cómo "daños colaterales" en vez de víctimas, "informadores generales" en vez de policía o otros medios oficiales, "reajustes" en cuentas de despidos... se usan el condicional o las comillas por poner en entredicho una afirmación? Se reservan o no a sólo una de las partes? se acentúa el aspecto sentimental por disminuir la facultad de razonamiento?



¿Las cifras son precisas? ¿Verificadas? ¿Se ilustran los aspectos esenciales? ¿Comparan las estadísticas realidades comparables? ¿Cambia de sentido un determinado gráfico si se modifica su presentación, por ejemplo espaciando de alguna forma las marcas o alargando el dibujo en un sentido u otro?



¿La historia del hecho se remonta a hasta los orígenes del fenómeno? ¿Se limita la cronología? ¿Qué aspectos se excluyen de la comprensión? ¿Se indican las causas sociales profundas de los acontecimiento, los intereses de las diferentes clases y estratos sociales?



En definitiva, verificar toda la información sobrepasa, evidentemente, las fuerzas de un individuo e incluso de un grupo. Un buen principio para un método de lectura crítica consiste a ser conscientes de que es mucho difícil saber qué ocurre si nos basamos en la información dada por los mass media dominantes.



Por último, hace falta decir que la función general de la prensa y también del estado es garantizar el funcionamiento general del sistema y para esto siempre se alían con el grupo social dominante (en nuestro caso con el capital, centro de poder real de nuestra formación económico y social capitalista).



De todas maneras no tenemos que caer en un pesimismo exagerado, pues en estos medios hay personas que se oponen a la jerarquía, a las corrupciones, a las presiones de los poderes, y que realmente quieren hacer su trabajo con honestidad. Reforzar a este periodistas y denunciar a los periodistas estrella, que no hacen el trabajo según su propio código deontológico, es decir no se trata de decir a nadie el que tiene que decir pero si que haga información y no propaganda. Las cartas al director del medio criticado o a los de la competencia, la intervención a las emisoras de radio y otros sistemas denuncia que les hagan perder credibilidad, y a la vez lectores y publicidad, puede ser un buen medio.



Además de tener presente que el acceso a los medios locales es más fácil por la proximidad humana y las posibilidades de hacerles llegar informaciones que quizás ellos mismos por su trabajo bajo presión ni se han planteado utilizar o simplemente no las conocen.



En resumen, esta es el trabajo que desde la contrainformación hacemos y el que queremos aportar a nuestra sociedad para poder construir una verdadera democracia económica y social, que nos aleje de una democracia formalmente representativa, sin control popular y desinformada (sólo sometida a la propaganda). No hacerlo es colaborar en que esta democracia, limitada (o nueva dictadura) que tenemos, se convierta, todavía más, en una democracia oligárquica que excluya a la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de la toma de decisiones.



La salida del circulo puede y debe ser la creación de medios propios (radios libres, periódicos, página webs) pero mucho más importante que esto es crear organizaciones sociales antagónicas comprometidas con el cambio de rumbo de esta sociedad de explotación y miseria, pues no debemos olvidar que de lo que informamos es de la lucha de la gente común (nosotros mismo) y no de banalidades, ni de entelequias.



Las gentes de la contrainformación no debemos permanecer ajenas al compromiso social, el nuestro es la contrainformación, pero también lo es la participación directa en los movimientos sociales como uno más. Nuestra labor es animar (y animarnos) las luchas, agitar las conciencias y dejar claro que ellos (o nosotros y nosotras)debemos ser los creadores de la información, para que de esta manera se retroalimenten esta lucha por el conocimiento, la verdad (parcial pero verdadera, relativa pero útil en cada momento histórico) y el cambio social.



Convivir en la diferencia es la apuesta de kaosenlared.net, sin esa unidad no hay nada que hacer. Desde los inicios de Radio Kaos (1987) así trabajamos, fortaleciendo lo que nos une, obviando lo que nos separa. Y gracias a ello hemos ido aguantando estos diecisiete años de radio libre y estos dos de internet.



Creo que cada día somos más los y las que pensamos que esta forma de trabajar es la única que nos puede permitir ciertos avances, pero sin dejar jamás de entender que la actividad contrainformativa no es más que un elemento de la lucha de clases, y de la lucha anticapitalista.



Un abrazo a los que luchan!!!























Breve ensayo sobre el espíritu de kaos

Por: Jaime Richart





En kaos no se vende libertad. Para eso están todas las instituciones, los gobiernos de cualquier signo, los medios oficiales y el sistema eufemísticamente llamado democrático al completo. Ofrecemos libertad, sí, pero como nos pre­ocupa mucho más la igualdad en unas sociedades tan abrumadoramente desiguales en sí y entre sí, nuestro sen­tido de la libertad está supeditado a ella, viene tras ella, la entendemos a partir de ella. Libertad, después de igual­dad. Carece del sentido revolucionario que transformó al mundo en 1789 en Francia mutilar el ideario: "libertad, igual­dad, fra­ternidad", si sólo se prima la libertad en sacrifi­cio de las otras dos. No es cierto que hayamos conquistado la li­bertad, pues la libertad es posterior. Pero si diéramos por bueno al logro y aceptásemos haberla conquistado, ha lle­gado en todo caso el mo­mento de conquistar inexcusable­mente la igualdad. Será después de alcanzadas ambas cuando la fra­ternidad vendrá por sí sola a culminar el ideario completo de un sueño social y humanamente sublime...



Así es que, dejando a un lado los demás países de habla no hispana, mientras, sea en España, en México, en Chile, Argentina, Brasil, Bolivia o Venezuela... la igualdad como idea angular, generatriz, no progrese, nos prohibimos cele­brar la Li­bertad y fundarnos en la libertad como recurso que sirva de argamasa a un sistema que en el fondo odiamos. Los think-tank, los laboratorios norteamericanos de ideas, saben bien con qué trabajan, para quién trabajan y qué quieren. Por eso nosotros nos constituimos en sus enemi­gos.



De modo que quien venga a estas páginas sepa que, aun­que kaos pueda eventualmente no recurrir a filtros, ni permitimos ala­banzas a la libertad política ni toleramos de buen grado a quienes en nombre de ella -seguramente porque participan de manera más o menos ocasional de las migajas del pas­tel-, nos la invocan como a un dios. Sencillamente, la nega­mos como premisa mayor y fundamento de la organización de una sociedad cualquiera tal como entendemos aquí el máximo ideal constitutivo, por­que la hemos reemplazado en rango por la idea de igualdad. Lo que nos preocupa es la igualdad. Entendemos que si hay igualdad habrá li­bertad, y las restricciones que ésta deba sufrir para facilitar aquélla serán siem­pre bien venidas y no sentidas como pena sino como contri­bución al equilibrio general.



La libertad no sirve más que para que unos cuantos -aun­que esos cuantos representen la mitad de la población de un país, que tienen las armas, que tienen el poder político y el económico, es decir que ya lo tenían todo- se afiancen más y más en el Poder traspasándolo de padres a hijos y sometiendo de diversas maneras a la otra mitad, y encima, solemnemente, en nombre de una idea en sí misma huera. Nos sobra libertad si no podemos ejercerla, mientras que las desigualdades nos oprimen. Y nos oprimen tanto si no poseemos como si poseemos...



Cuando una persona o un grupo de ellas, políticos profe­sionales o no, se deciden a remediar, a paliar o a acortar las condiciones de desigualdad en un país, no tienen posibili­dad ninguna de conseguirlo a corto plazo por vía tributaria, el único camino convencionalmente eficaz previsto para el deseable acercamiento. La reforma fiscal es la referencia permanente -eso se dice- menos traumática en todos los países del orbe occidental, pero actúa como freno y trampa pues siempre termina siendo la mejor fórmula para que nada cambie y todo siga igual. Y esto es lo que sucede ahora en Venezuela y en Brasil, dos países donde dos per­sonas vuelven a intentar la hazaña aunque al final la em­presa acabe, como siempre, fracasando.



La libertad que nos venden y llevan de uno al otro lado del planeta los prepotentes y los necios dominantes no sirve más que para eso, para agravar la desigualdad de manera exponencial, concentrándose cada vez en menos manos no sólo el dinero, sino lo que es peor, las riquezas naturales que aún nos quedan. Si parti­mos de la ficción de que vd y yo, ambos, tenemos li­bertad, pero vd. la tiene a pecho des­cubierto y yo esgrimo una pis­tola, será cien veces más fácil que yo le inmovilice a vd. que vd. me paralice a mí. Mil ve­ces más fácil que vd. transgreda las leyes y delinca, que tenga yo que robar o matar para vi­vir. Anatole France decía que era triste e indig­nante el hecho de que es el mismo de­lito, robar un paneci­llo, para el rico que para el pobre... Este es el telón de fondo que hay en todos los paí­ses donde se levantó un día un al­tar a la diosa libertad... en espera, inútil, de otro a la igual­dad, cuando en realidad todo debió empe­zar por ésta.



La libertad política y las libertades formales empiezan pues por la libertad material. Si no disponemos de ella, ni ese ciudadano ni ese país tendrán el menor atisbo de liber­tad verdadera; ni siquiera la política. Depen­der absoluta­mente de terceros con leyes que protegen a terceros, es la peor manera de vivir. Y peor que carecer de libertad es tanto sentirla constante y gravemente amena­zada como pender de un hilo el condumio y el sosiego más indispensa­ble. Y así vive la inmensa mayoría en Occidente...



El reto pues para este siglo, es la igualdad. No vale lle­narse la boca con las palabras democracia y libertad como sinónimas. Si la aspiración de libertad no se acompaña de una decidida voluntad política a favor de la igualdad... la li­bertad, ya de por sí bien ilusoria en todo aspecto, acaba re­sultando un señuelo y se convierte en un ultraje. Aquí está el germen de todas las revoluciones después de la fran­cesa: en situar a la igualdad en el primer plano del ideario que en realidad le co­rres­ponde. Y asumimos en kaos esta idea, como idea cardinal... y casi teologal.



Así pues, acabemos de una vez. Entren en razón la Iglesia de Roma, la Curia, los Concilios, las demás Iglesias cristianas, las naciones, los títeres de las naciones, las almas sometidas, los espíritus fuertes, los ignorantes de buena fe, los crédulos, los inteligentes despreocupados y los inteligentes cobardes, los poderosos, los prepotentes, los que se engañan a sí mismos, los que por comodidad o por astucia se dejan engañar; los que creen en fin que pueden alcanzar la verdadera paz mientras a su alrededor malviven o agonizan las tres cuartas partes del género humano para que ellos naden en la abundancia...



Presten un poco de atención a su delirio los que se imaginan libres y ponen a Dios como excusa o como causa de la existencia crepuscular desde que nace, de tanto ser humano. Reflexionen mientras concilian el sueño los convencidos, sobre si merecen lo que tienen frente a los que nada tienen, y sobre si tienen derecho a erigirse en dueños de la vida y aun de la conciencia de los demás. Deténganse el suspiro que emplea la abeja en libar la flor... Pues llegará un momento, ese supremo momento, las vísperas de la muerte, y será cuando comprueben por sí mismos que Dios "era" otra cosa, y que su vida, que les fue dada para disfrutar de la belleza, la consumieron llena de vacíos y en tantos casos para encenagarse en el abuso y el horror.



Que no queden vestigios de infrahumanidad, de abuso, de diferencias abismales, de barbarie... Hagámonos dignos de la preeminencia del ser humano, que él mismo se atribuye, en la naturaleza. Luego, cuando lo hayamos conseguido, apresurémonos a rodearnos de libertades políticas, de libertades formales y de otras ilusiones. Y, por fin, cultive­mos nuestro jardín, y, quiencrea en El, adore a Dios y déle gracias cada día, a cada instante, pero sólo luego... por habernos permitido entre todos conseguirlo.



Estar siempre con el débil, incluso apostar a perdedor, es el es­píritu que anida en kaosenlared. Espíritu que se contra­pone al de otros medios alternativos que se ofre­cen como punto de en­cuen­tro de ideas in­compati­bles entre sí cuando no son más que mercados de griterío, parla­mentos para sordos, mani­comios para más paranoia nacio­nal, me­ros brazos de otros me­dios y prolonga­ción de platós tele­visivos donde se­guir la bronca por la bronca. En definitiva, es­pacios donde se practica un juego que interesa, y mucho, al propio sistema para perpetuarse. Pues bien, que sepan los aún no avisados que es voluntad y principio de kaos no facilitar al sistema el truco.



















Sobre unidad y cohesión en el seno de la contrainformación

Por: Manel Márquez



La propuesta de la contrainformació avanza en todas partes de forma descentralizada, y creemos que es así como tiene que hacerlo, pero a la vez, tenemos que trabajar los elementos comunes que tenemos ya que cuántos más seamos y más unidos trabajamos, mejor nos irá a todos y todas, es lo que modestamente pensamos.



Nosotros, sin tener ninguna relación directa (ahora si, cada vez más de afecto cultural) con Roberto Delgado estamos diciendo cosas parecidas a las que dice él (o al revés), y si es así, porque no podemos dar a estos planteamientos/ideas comunes un impulso des de ópticas ideológicas supuestamente diferentes. Estamos hartos de muchas cosas, para nosotros no hay diferencia entre un luchador/a por una sociedad sin clases, sin explotación de los seres humanos o del medio ambiente o de unos pueblos sobre otros sea este libertario, marxista...o lo que sea.



Nosotros creemos que en el núcleo duro del pensamiento de todos nosotros no hay ninguna diferencia, sólo en las formas y esto lo aceptamos, es más lo respetamos, es más lo deseamos, porque esta diversidad, este debate libre entre iguales es el que nos hará reflexionar sobre cosas que para unos y otros parecen muy consistentes y puede ser no que no lo sean tanto.



Nosotros decimos que hay que dar unidad y cohesión en el sentido ideológico profundo, en el sentido de reforzar estos planteamientos comunes que nos unen, creando una nueva forma de lucha que sea capaz de integrar a los diferentes en objetivos comunes claros para todos y todas, sin forzar a ningún grupo o persona a sumarse a los planteamientos en los que no cree, pero si en los que todos tenemos en común.



Si la mayoría de compañeros y compañeras, amigos o amigas de la contrainformación creemos que no tenemos ningún punto en común, no pasa nada cada uno a su capillita y dentro de unos años todos santos!!!



Ahora si podemos dar voz (con estas nuevas herramientas tecnológicas) a los que no la tienen y participar, como otro cualquiera, que es lo que somos la mayoría (gente común), en la lucha contra esta sociedad de explotación y miseria, creemos que tenemos que hacerlo. Y la verdad con esto ya habremos adelantado mucho.



Delante del poder hay dos posibilidades, tomarlo para destruirlo y crear un nuevo contraorden que garantice la libertad de los seres humanos, lucha imprescindible, pero difícil, ya que no hay manera de encontrar planteamientos comunes. Al menos hasta ahora todos los intentos han fracasado. Pero hay una solución o paso intermedio, que es evitar que los que mandan lo puedan hacer con tranquilidad (*mansedumbre, diríamos) y con consenso. En definitiva otra forma de ejercer el poder es no dejar que otros lo ejerzan.



Es lo que históricamente han hecho siempre las fuerzas pequeñas de resistentes, fuerzas guerrilleras, pueblos en armas, etc. Claro está esto no garantiza el cambio social, ahora lo que si permite es que el sistema de explotación y de dominación no pueda ejercerse cómodamente y en algunos casos, como mínimo, paralizarlo, permitiendo a la vez la acumulación de fuerza y la explotación de las contradicciones de estas situaciones históricas concretas. El caso paradigmático es Irak, hoy por hoy si el objetivo era poder dominar el país, establecer un gobierno títere y, robar el petróleo, esto no está siendo posible, la resistencia lo impide, igual pasa por ejemplo en Colombia, el sistema no puede desarrollar sus potencialidades en estos contextos políticos-militares. Claro está que no hay posibilita hoy por hoy de sustituir el poder existente por un de verdaderamente popular, pero lo que tampoco puede hacer el enemigo, el capital en ambos casos, es ejercerlo con libertad y de forma absoluta (y a la vez necesaria para poder autoreproducirse).



Durante la ocupación de los Balcanes por las fuerzas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial estas nunca mandaron en nada que no fueran las ciudades (y limitadamente: voladura de infraestructuras, ejecución de los jefes de las fuerzas de ocupación), ni las carreteras controlaron, mandaba realmente el ejército del Tercer Reich en esta zona de Europa?, No pues no podía explotarla, pues no podía someterla, esta es una filosofía que en algunos contextos dejó en tablas la lucha por el poder. La salida, sino hay triunfo de las fuerzas populares, es decir en situaciones de tablas siempre es la misma: la negociación y es seguro que para las fuerzas populares no es ni mucho menos el peor escenario o salida.



En el mundo occidental los gobiernos, nos guste o no, gozan de un cierto consenso social y la oposición a sus políticas sociales, económicas o culturales es muy reducida e integrada. Por lo cual su dominio sobre la población es casi, absoluto, la contrainformación puede y debe jugar en estas sociedades occidentales el papel similar a la resistencia, es decir, tenemos que dificultad al máximo el ejercicio del poder en el terreno ideológico, no negaré que también en el material, pero en nuestras sociedades la dominación, la explotación (evidente para muchos) se apoya en la aceptación ideológica de esta (este es el mejor sistema de vida, sino ya se encargan los grandes medianos de deformación de presentarnos cómo están de mal el mundo antes de ir a cenar) y hasta no romper esta aceptación las demás vías son actividades hoy por hoy inalcanzables.



Unidad y cohesión en la diferencia se convierten en este contexto en una forma imprescindible de la resistencia ideológica a la explotación y la miseria material y cultural, otros planteamiento pensamos con toda humildad nos llevará a las catacumbas y de aquí al cielo!!!



Explicar nuestras luchas a otras personas, desenmascarar a los poderes fácticos y resistir lo que nos venga encima no será poca cosa, y compañeros sin unidad es mucho más difícil golpear o limitar el poder de este enemigo que tenemos delante, que es un poco más peligroso que un tigre de papel, no porque no lo sea (militarmente es frágil), sino porque ideológicamente es fuerte. Hay un número muy elevado de ciudadanos/as que por acción u omisión lo aceptan y lo defienden de forma encarnizada, mucho más que los mismos poderosos.



En definitiva, nos hace falta ajustar al máximo nuestras sintonías, si lo que queremos es algo más que crear un nueve media de recreo cultural integrado y aceptado por el sistema, el otro camino, el de la confrontación ideológica profunda, algunos ya lo conocemos, es duro pero es el que hemos escogido, esta será nuestra trinchera!!! Cada cual que escoja la suya!!





http://www.esfazil.com/kaos/
Mira també:
http://www.esfazil.com/kaos/

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa