Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
La increible vida de un ser vulgar no esta vivo ni esta muerto simplemente condenado -fallece en comisaria
29 jun 2004
Fallece en comisaria en Santander un joven de 21 años tras ser detenido y pasar la noche en los calabozos.
txino.jpg
Fallece en la Comisaría un joven detenido tras una pelea
Por la noche se le administró metadona para calmar su «fuerte agresividad» y por la mañana apareció sin vida
REDACCIÓN/SANTANDER
JEFATURA. Lugar en el que falleció el joven. / DM
(F.Diario montañes.)
ImprimirEnviar
El joven Miguel San José Fernández, de 21 años de edad, falleció en la madrugada de ayer, viernes en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía -donde permanecía detenido desde la noche del jueves por haberse visto implicado en una pelea- sin que hayan trascendido oficialmente las causas de su muerte.

Según informó ayer la propia Jefatura Superior de Policía, los hechos se remontan a las ocho y cinco de la tarde del jueves, hora a la que unidades de la Policía de Proximidad y efectivos de la Policía Local de Santander se desplazaron a la calle Isla de Cuba para atajar una pelea protagonizada por varios jóvenes. Una vez en el lugar, varios testigos informaron a los agentes que el supuesto causante del incidente no estaba allí, pero que se encontraba en las inmediaciones.

Localizado cuando desarmaba un palet de madera, el informe policial refiere que el joven «no quiere identificarse, muestra una actitud extremadamente violenta, insulta y arremete contra los policías, que tienen que reducirle por la fuerza».

A continuación fue introducido en un coche patrulla. Y durante el traslado a la Comisaría «desencaja la puerta del vehículo a patadas, al igual que más tarde hace con la puerta de la oficina de denuncias», reza el informe.

En los calabozos

Ya en los calabozos, «toda su actitud denota una fuerte agresividad, por lo que se requiere la presencia de equipos sanitarias de la Cruz Roja, que le administran metadona». Más tarde, a las once de la noche -por las mismas razones- «se requieren los servicios del 061», que envió un médico que atendió al chico.

Nada anormal de lo que se percataran sus custodios sucedió de madrugada. Pero el caso es que a las nueve y media de la mañana de ayer, «cuando los funcionarios de la Policía Científica se presentan en el calabozo para tomarle las huellas y abren la puerta, le encuentran cadáver».

Los agentes solicitaron una UVI al servicio de emergencias 061 y a la vez dieron cuenta del suceso al juez de guardia y al forense, que tras concluir su trabajo ordenaron el levantamiento del cadáver, según el comunicado policial, que incluye el historial delictivo del chico, de 21 años de edad.

Había sido detenido en 12 ocasiones por amenazas, robos, allanamiento de morada, malos tratos familiares, resistencia y reclamaciones y le constaban sendas órdenes de busca dictadas por el juzgado de Laredo y el de Vigilancia Penitenciaria de Santoña.

This work is in the public domain
Sindicat