Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: laboral
AILIERTA DIMISION
23 jun 2004
El sindicato co.bas denuncia al presidente de la multinacional nº1 en precariedad de este pais.
Alierta (59 años en Mayo):
"Soy relativamente joven para jubilarme"

Lo sabemos, es de mal gusto hablar de dinero y hablar de la edad. Pero es que se nos han juntado varias cosas en unas pocas semanas y, la verdad, estamos hartos de aguantar el mal gusto que emplean con la plantilla y, por tanto, nosotros tampoco nos resistimos, Sr. Presidente, a permitirnos un desahogo de mal gusto:
1º) Es usted un trigésimo, Sr. Presidente: en concreto, el trigésimo noveno ejecutivo, de una empresa no yanqui, mejor pagado del mundo. Es decir: que de todos los ejecutivos del mundo mundial, excluidos los yankis, en el ranking del 2002, publicado este último verano por la revista Forbes, sólo hay 38 ejecutivos que ganen más que usted (de España sólo le gana Alfredo Sáenz, del SCH, 12º).
Dice la susodicha revista que usted recibió en el 2002 un salario de 0,97 millones de dólares. No sabemos cómo ha hecho sus cálculos dicha revista pues, como publicó la prensa de aquí, usted recibió 1,2 millones de euros en "salario fijo", 1,8 millones de lo mismo por "salario variable" y 150.000 euros en concepto de dietas: en total, unos 525 milloncejos de las antiguas pesetas.
Aunque, es posible que la revista Forbes sólo tenga en cuenta los conceptos fijos, pues es bastante pacata. No es casual que entre su lista de fortunas mundiales haya eliminado a los gobernantes y jefes de estado: no era edificante que entre los fortunones aparecieran año tras año, machaconamente, Isabel de Inglaterra o Juliana de Holanda, mientras en sus países se iba desmantelando el llamado "Estado del bienestar" (por poner dos ejemplos de países civilizados).
Según el Periódico de Cataluña (06/03/04), entre las diversas partidas que presenta como retribución de los consejeros de Telefónica, correspondientes al 2003, se indican unas rebajas que oscilan entre el 7 y el 8%, pero, ¡coño! (sí, se nos ha escapado una expresión de mal gusto), es que los gastos en dietas han subido casi un 70%...
Pues bien, sin necesidad de esperar a la revista Forbes de este año, ya podemos extraer varias conclusiones, que son de mal gusto revelar, claro:


Percibe usted 100 veces el salario medio de un telefónico.
O, si lo prefiere, 1000 veces el del sub-sub-subcontratado medio (con papeles o sin ellos, con contrato o sin él) que hace el trabajo que antes hacíamos los de plantilla.
Que mientras el salario del Presidente de Entrada con más de tres años se ha multiplicado por 25, en 15 años, el nuestro ha ido arañando décimas sobre el IPC (no fuera a ser que disparáramos la inflación) y la masa salarial de la plantilla es menor que entonces, pues, no en vano, somos hoy la mitad de la plantilla de 1990.
... etc, etc, etc... No, no hablemos más de dinero, que es de mal gusto, pero hagan el favor de no decirnos más que somos caros, que hay que reducir gastos de personal, que hay que incrementar la productividad... ¡Y no nos hagan soportar a más consultoras cuya única especialidad es la de reducir plantillas! (Nos han dicho, y no nos lo queremos creer, que en esta consultora, MacKinsey, que nos ha traído a Barcelona tiene intereses su antecesor Villalonga, ¿es ello cierto? Sería de un pésimo gusto...)

2º) Es usted casi un sexagenario, Sr. Presidente (dentro de dos meses cumple 59 años): Ya, ya le hemos reconocido que es de mal gusto hablar de la edad de nadie, pero que conste que nosotros decimos lo de sexagenario sin un ápice de asomo peyorativo. Porque, muy al contrario, estamos convencidos de que una persona con 60 años, es una persona rica en experiencia, en formación y puede estar, perfectamente, en plenitud creativa. Pero, ¡coño! (otra vez se escapó), entonces a qué viene el repetirnos, una y otra vez, que "ya tenemos más de cincuenta años"... "que ya somos mayorcitos"... "que nos tenemos que ir"... Y cómo han tenido el mal gusto de declarar "disponible" al personal de más de una gerencia, que ya ha cumplido 52 años y al que no le da la gana de irse. Si con 52 años ustedes dicen que uno está pasao, ¿cómo, en cambio, puede usted decir que "Soy relativamente joven para jubilarme" (El Periódico de Cataluña, 09/03/04)? ¿Qué... mmm se creen ustedes que son? ¿Dioses, acaso? ¿O, superhombres? ¿Cuál es la edad media del Consejo de Administración?... Mire, mire, mire: desde que Telefónica es Telefónica han podido pasar 3, 4 a lo sumo, generaciones de trabajadores, que han visto pasear, delante de sus narices, a decenas y centenares de directivos, de todas las edades, anodinos unos, "brillantes" otros, que vienen, miran, cobran, no hacen nada bien, vuelven a cobrar (generalmente, con generosidad) y se van. Usted mismo habrá podido observar en qué estado dejó la empresa su antecesor. Y si Telefónica ha seguido funcionando es por esas generaciones de trabajadores, no por ustedes. Así es que: ¡déjennos trabajar en paz, y déjense de rollos, por favor! Dejen de tener tan mal gusto como para estar recordándonos la edad a todas horas, y mírense las suyas.

¿Creen ustedes que es una actitud digna tener tanta consideración consigo mismo y tan poca con los trabajadores de Telefónica? Nosotros creemos que no.

Punto. Se acabó el desahogo.
Como queremos buscar siempre el lado positivo de las cosas y estamos, además, apenados por esta salida de mal gusto que hemos tenido, le proponemos una idea: Ya que las convocatorias en las que uno hacía pruebas objetivas, y por ellas era valorado, ya no se usan, pues van todas por perfiles, ¿por qué no hacemos que un toque de buen gusto sea imprescindible para ser ejecutivo de Telefónica? Por cierto, Sr. Presidente: no hemos visto su autoevaluación del 2003.

Compañera, compañero: esta gente no tiene la menor autoridad moral para decirnos que nos vayamos o que somos caros. ¡Que se apliquen su propia medicina!

Realiza un gesto de buen gusto: ¡Afíliate a co.bas!

This work is in the public domain
Sindicat